Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio. Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a José M
José M
José M, Abogado ejerciente
Categoría: Derecho Civil
Clientes satisfechos: 6081
Experiencia:  ABOGADO ICA BURGOS
54639574
Escriba su pregunta sobre Derecho Civil aquí...
José M está en línea ahora

Tengo una furgoneta que compré cuando trabajaba de autónomo,

Pregunta del cliente:

Tengo una furgoneta que compré cuando trabajaba de autónomo, y me la embargaron hace casi 5 años. Pero nadie ha venido a recogerla y está en una propiedad de mis padres. Hay forma de vender el furgón?
Gracias.
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Derecho Civil
Experto:  DiegoAbogado escribió hace 5 año.

Buenas tardes,


Esa anotacion de embargo podría haber caducado por el transcurso del plazo de cuatro años establecido en el art. 86 de la Ley Hipotecaria. Sin embargo es posible que se hubiera solicitado la prorroga de dicha anotacion de embargo durante nuevo plazo de 4 años. Debe averiguar este hecho. Si ha caducado la anotacion de embargo, habría que solicitar su cancelacion y despues podría vender el vehículo.


Según el art. 86:

"Las anotaciones preventivas, cualquiera que sea su origen, caducarán a los cuatro años de la fecha de la anotación misma, salvo aquellas que tengan señalado en la Ley un plazo más breve. No obstante, a instancia de los interesados o por mandato de las autoridades que las decretaron, podrán prorrogarse por un plazo de cuatro años más, siempre que el mandamiento ordenando la prórroga sea presentado antes de que caduque el asiento. La anotación prorrogada caducará a los cuatro años de la fecha de la anotación misma de prórroga. Podrán practicarse sucesivas ulteriores prórrogas en los mismos términos".


Experto:  José M escribió hace 5 año.

Hola:

 

Las anotaciones de embargo en DGT, las llamadas limitaciones de disposición, no dependen de la Ley Hipotecaria, y JAMAS precriben.

 

DGT jamás hará una transferencia mientras haya anotada una limitación de disposición.

 

Ud no puede venderla porque no puede transferirla. Para rodarla no puede. Hay empresas en internet que le ofrecerán comprársela embargada porque la exportan a terceros países pero en truco está en NO darla de baja, y esto le supone un alto riesgo a Ud por responsabilidad sobre la misma.

 

Además, venderla por una cantidad alta no puede porque le pueden acusar de alzamiento de bienes.

 

Pero tiene una solución práctica interesante, puede entregarla a un desguace para destruirla y cobrar en dinero B

Solicite unos datos en DGT, si sólo aparece el embargo no puede transferirla pero si venderla para desguace

 

Si esta precintada no puede, tampoco al desguace. La normativa prohibe recoger al desguace un vehículo precintado.

 

El desguace puede darla de baja definitiva aunque este embargada, pero no precintada.

 

No asume mayor responsabilidad, Ud esta en su derecho a entregarla a gestor autorizado si considera que esta inútil para el servicio y es un residuo de conformidad al Real Decreto 1383/2002 sobre gestión de vehículo al final de su vida útil y la Orden Interna 624/2008 del Ministerio del Interior de 26 de febrero por la que se regula la baja electrónica de los vehículos descontaminados al final de su vida útil.

 

Cobre en dinero B y que le hagan un certificado de destrucción y la baja telemática.

 

No asume responsabilidad si le hacen un contrato de entrega del vehículo accidentado o averiado por un precio ridículo, por ejemplo 100 euros

Cobre el resto en B y solucionado, es su mejor opción antes de que se la quiten

 

En http://www.sigrauto.com/ tiene listados de los desguaces de cada provincia que le harán el trámite.

 

Pida ofertas y vendala en b al mejor postor

 

Llevo más de 20 años en el sector de la automoción, y esta salida que le comento es una vía habitual antes del concurso de acreedores o la ejecución, para lograr un dinero con el menor riesgo, presente y futuro

 

Si en el informed e matrícula que pida a DGT aparece orden de precinto NO PUEDE HACER NADA

 

Jamás precribe un embargo en DGT y mientras esté y figure le solicitarán su borrado, mediante el oportuno escrito de quien lo puso, antes de permitir el cambio de titularidad

José M, Abogado ejerciente
Categoría: Derecho Civil
Clientes satisfechos: 6081
Experiencia: ABOGADO ICA BURGOS
José M y otros otros especialistas en Derecho Civil están preparados para ayudarle
Experto:  DiegoAbogado escribió hace 5 año.

Le dejo Resolucion de la Direccion General de los Registros y del Notariado de 19 de Julio de 2004 que confirma la informacion que le he dado sobre la caducidad a los 4 años de la anotacion de embargo de su vehículo.


REGISTRO DE BIENES MUEBLES: ANOTACION DE EMBARGO: anotaciones de embargo procedentes del antiguo Registro Administrativo de Tráfico: caducidad: cómputo del plazo: transcurso de cuatro años desde la fecha de cada reseña de embargo o, si esta fecha no constare, desde que tuvo lugar la comunicación de datos desde dicho Registro Administrativo al actual Registro de Bienes Muebles; CANCELACION: procedencia: caducidad de la anotación: basta la mera solicitud de expedición de certificación de cargas presentada por el anotante, de no pedirse la correspondiente prórroga de embargo por un plazo de cuatro años más.

Jurisdicción: Vía administrativa

 

En el recurso gubernativo interpuesto por la Tesorería General de la Seguridad Social contra la nota de calificación emitida por el registrador de Bienes Muebles de Bilbao sobre la cancelación de la anotación de embargo registrada, la Dirección Generalacuerda desestimarel recurso interpuesto.

Resolución de 19 de julio de 2004, de la Dirección General de los Registros y del Notariado, en el recurso gubernativo interpuesto por la Tesorería General de la Seguridad Social, contra la nota de calificación emitida por el Registrador de Bienes Muebles de Bilbao, don Javier Rivero Aznar, sobre la cancelación de la anotación de embargo registrada.

En el recurso gubernativo interpuesto por el Letrado de la Administración de la Seguridad Social en nombre y representación de la Tesorería General de la Seguridad Social, contra la nota de calificación emitida por el Registrador de Bienes Muebles de Bilbao, D. Javier Rivero Aznar, que ante un mandamiento por el que se solicita la expedición de certificación de cargas en un procedimiento de ejecución ha procedido a la cancelación de la anotación de embargo registrada, por entender que la misma estaba caducada.

HECHOS

PRIMERO

Con fecha de 3 de junio de 2003 se dictó mandamiento de expedición de certificación de cargas en un procedimiento ejecutivo dirigido por la Tesorería General de la Seguridad Social de Vizcaya contra la sociedad Asmoa Publicidad, SL; por los débitos generados a la Seguridad Social. Este mandamiento fue presentado en el Registro de Bienes Muebles de Vizcaya el día 6 de junio de 2003, dando lugar a una nota de cancelación del embargo existente sobre el vehículo trabado, por entender el Registrador competente, don Javier Aznar Rivero, que la mera solicitud de la expedición de la certificación lleva consigo la solicitud de cancelación del embargo anotado, al encontrarse éste caducado por haber transcurrido el plazo previsto al respecto por la Ley ( RCL 1998, 1740) .

SEGUNDO

El repetido mandamiento pretendía la expedición de una certificación de cargas para la ejecución de un embargo debidamente anotado con anterioridad; lo que provocó la calificación negativa del Registrador, que fue debidamente notificada, prorrogando con ello el asiento de presentación, según se indicaba en la propia nota; en la que decía haberse cancelado el embargo en cuestión por estar caducado y entenderse solicitada la cancelación por el mero hecho de solicitar la expedición de la certificación de cargas.

TERCERO

Por medio de escrito fechado el día 7 de julio de 2003, que se presenta en el Registro de Vizcaya el mismo día, se interpone recurso gubernativo contra dicha calificación, recurso correctamente interpuesto dentro del plazo que se prevé al respecto por la Ley ( RCL 2001, 3248 y RCL 2002, 1348, 1680) . En dicho escrito el Letrado de la Administración de la Seguridad Social manifiesta lo siguiente: Que la Instrucción de la Dirección General de los Registros y del Notariado de 3 de diciembre de 2002 ( RCL 2002, 2955) tiene valor de orden superior jerárquico de los Registradores Mercantiles, sancionando en su punto 6.° que las reseñas de embargo procedentes del Registro administrativo de Tráfico serán dadas de baja por el Registrador competente a instancia de parte interesada una vez transcurridos 4 años desde la fecha de cada reseña o desde la entrega del archivo; sin que en este caso pueda entenderse que haya existido una actuación a instancia de parte interesada sino una actuación de oficio por parte del Registrador, ya que nadie solicitó la cancelación practicada. Que la normativa por la que se regía el Registro administrativo de Tráfico con anterioridad a ser asumido por los Registradores Mercantiles eran los Códigos de Circulación ( RCL 1934, 1688) vigentes en el momento de practicarse las anotaciones de embargo y el Reglamento General de Vehículos de 23 de diciembre de 1998 ( RCL 1999, 204, 427) ; textos legales en los que no existe norma alguna relativa a la caducidad o la prescripción de las anotaciones de embargo inscritas en dicho Registro de Tráfico. Consecuentemente con lo cual, para poder aplicar una norma que establece un plazo de caducidad de 4 años para dichas anotaciones será necesario establecer un régimen transitorio de aplicación de la norma, dado que de acuerdo con los artículos 2, párrafo 3.°, y 9, párrafo 3º, del Código Civil ( LEG 1889, 27) y de la Constitución Española ( RCL 1978, 2836) , respectivamente, no cabe la aplicación retroactiva de las normas salvo que en ellas se disponga así expresamente, sin que en ningún caso quepa la aplicación retroactiva de disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales.

CUARTO

Con fecha de 9 de julio de 2003, don Javier Rivero Aznar emite informe en defensa de su nota de calificación, en el que defiende: 1. Que la baja de la anotación de embargo no se ha practicado de oficio como manifiesta la parte recurrente, dado que el Registrador no desconoce que según la normativa vigente debe practicarse dicha cancelación a instancia de parte interesada; entendiéndose que esta cancelación responde a la solicitud del estado de cargas del mueble trabado con la anotación cuya cancelación se ha practicado. 2. Que la Instrucción de la Dirección General de los Registros y del Notariado de 3 de diciembre de 2002 ( RCL 2002, 2955) fija una norma de actuación concreta y específica para el Registrador, quien no puede entrar a valorar posibles conflictos con el Código Civil ( LEG 1889, 27) o con la Constitución ( RCL 1978, 2836) , dado que como el propio recurrente reconoce las Resoluciones de la Dirección General de los Registros y del Notariado tienen valor de orden superior jerárquico para los Registradores Mercantiles, debiendo éstos atenerse a ellas en su labor de calificación.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

 

Vistos la Ley de Venta a Plazos de Bienes Muebles de 13 de julio de 1998 ( RCL 1998, 1740) ; la Ordenanza para el Registro de Bienes Muebles de 19 de julio de 1999 ( RCL 1999, 1912) ; la Disposición Adicional Única del Real Decreto 1828/1999, de 3 de diciembre ( RCL 1999, 3135) , que crea el registro de Bienes Muebles; el apartado IV del Anexo XIV del Reglamento General de Vehículos de 23 de diciembre de 1998 ( RCL 1999, 204, 427) ; la Resolución de la DGRN de 16 de julio de 2001 ( RCL 2001, 2647) que aprueba el modelo de cancelación de cargas obrantes en el registro de Bienes Muebles procedentes de la Dirección General de Tráfico; la Instrucción de la DGRN de 3 de diciembre de 2002 ( RCL 2002, 2955) que aprueba la cláusula autorizatoria para la presentación telemática de contratos en el Registro de Bienes Muebles; los artículos 2.3.° del Código Civil ( LEG 1889, 27) , 9.3.° de la Constitución ( RCL 1978, 2836) , 1.3.° de la Ley Hipotecaria ( RCL 1946, 886) y 353.3.° del Reglamento Hipotecario ( RCL 1947, 476, 642) ; y la Disposición Final tercera del Real Decreto 1828/1999 de 3 de diciembre, que habilita al Ministerio de Justicia, a través de la Dirección General de los Registros y del Notariado, a resolver cuantas cuestiones se susciten en orden al funcionamiento del registro de Bienes Muebles:

PRIMERO

Se discute en el presente recurso la posibilidad de cancelar una anotación preventiva de embargo sobre vehículos, habiendo sido solicitada por el embargante la expedición de la certificación de cargas necesaria para la tramitación del procedimiento judicial de ejecución del vehículo trabado.

SEGUNDO

Los asientos del Registro están bajo la salvaguardia de los Tribunales (artículo 1.3.° Ley Hipotecaria [ RCL 1946, 886] ), por lo que este Centro Directivo no puede en ningún caso dejar sin efecto una cancelación ya practicada.

En cualquier caso, en el supuesto concreto en que nos encontramos, se entiende ajustada a Derecho la actuación del Registrador recurrido, y así se deduce de los particulares siguientes.

TERCERO

Para ello hay que partir de que la creación del Registro de Bienes Muebles por integración en él de diversos Registros ya existentes, con cometidos y competencias diferentes, a la par que sujetos a regímenes jurídicos también diferentes; llevó consigo una serie de problemas sólo susceptibles de solución desde una interpretación flexible de la normativa convergente sobre la materia, que ha llevado a entender, al menos desde un punto sustantivo, que en materia de hipoteca de vehículos automóviles habrá que atender a la Ley de 16 de diciembre de 1954 ( RCL 1954, 1851) , mientras sin embargo en sede de venta a plazos o arrendamiento financiero se aplica la Ley de 13 de julio de 1998 ( RCL 1998, 1740) , y en materia de embargo parece posible acudir tanto a la Ley de 16 de diciembre de 1954 como a la Ley de 13 de julio de 1998, dado que ambas se refieren a él, con regulaciones divergentes a la par que fragmentarias y parcas.

CUARTO

Según afirma el Registrador en defensa de su nota debe entenderse por parte interesada a quien solicita la expedición de la certificación de cargas, dado que en la legislación hipotecaria (que aunque no tiene carácter supletorio en materia de bienes muebles, sí debe tener carácter informador) se entiende por parte interesada a todo aquel que solicite cualquier inscripción o información respecto al asiento controvertido, así como también al propio titular del embargo, pues según resulta del artículo 353.3.° del Reglamento Hipotecario ( RCL 1947, 476, 642) , omitido por el recurrente en esta parte al acudir a él «se entenderá también solicitada la cancelación que proceda por el solo hecho de pedirse la certificación, y se practicará mediante la extensión de la correspondiente nota marginal antes de expedirse aquélla».

QUINTO

El Registrador recurrido se ha limitado por tanto a una aplicación del artículo 353.3.° del Reglamento Hipotecario ( RCL 1947, 476, 642) al supuesto concreto, ante la inexistencia de una norma expresa sobre la materia en materia de bienes muebles, amparándose igualmente en el punto 6.° de la Instrucción de la DGRN de 3 de diciembre de 2002 ( RCL 2002, 2955) , en el que se afirma que «las reseñas de embargos que consten en el Archivo Histórico comunicado el 1 de abril de 2001 por la Dirección General de Tráfico a los Registros de Bienes Muebles, serán dados de baja por el Registrador competente en cada caso, a instancia de parte interesada, siempre que hayan transcurrido 4 años a contar desde la fecha de cada reseña y si ésta no constare, desde la fecha de entrega de dicho Archivo».

SEXTO

Según la recién citada Instrucción ( RCL 2002, 2955) , cabe por tanto la cancelación de las anotaciones de embargo del antiguo Registro administrativo de Tráfico una vez transcurridos 4 años, bien desde la fecha de cada reseña de embargo, o en su defecto, si esta fecha no constare, llegado el plazo de 4 años desde que tuvo lugar la comunicación de datos desde dicho registro administrativo al actual Registro de Bienes Muebles en que el mismo queda integrado (es decir, llegado el día 1 de abril de 2005).

SÉPTIMO

No puede entenderse por otro lado que esta medida se trate de una norma restrictiva de derechos individuales, porque el Registrador se limita con su actuación a otorgar prioridad o no a unas cargas sobre otras, hipotéticas, que consten con posterioridad; de manera que la cancelación o no de las mismas prima o debilita el rango registral de las posteriores de tal manera que la restricción de los derechos del anotante implica una mejora inmediata de los derechos de los titulares de cargas posteriores; por lo que en ningún caso cabe hablar de restricción de derechos individuales, sino de mera preferencia de unos titulares de cargas sobre otros, todos dignos de protección en igualdad de derechos.

Por todo lo expuesto, parece posible entender que cabe cancelar las anotaciones de embargo existentes en el Registro de Bienes Muebles, procedentes del antiguo Registro administrativo de Tráfico, en caso de caducidad de las mismas, por la mera solicitud de expedición de certificación de cargas presentada por el anotante, dada la necesidad de un sistema ágil de cancelación de cargas en relación con los vehículos , donde las operaciones de tráfico se perfeccionan con gran rapidez.

Para evitar dicha cancelación, podrá solicitarse la correspondiente prórroga de embargo, que podrá practicarse por un plazo de 4 años más, si se atiende por analogía a las normas reguladoras de la materia en sede de bienes inmuebles, a falta de norma específica en el ámbito de los bienes muebles.

Esta Dirección General ha acordado desestimar el recurso y confirmar la calificación del Registrador.

Contra esta resolución los legalmente legitimados pueden recurrir mediante demanda ante el Juzgado de lo civil de la capital de la Provincia del lugar donde radica el Registro en el plazo de dos meses desde su notificación, siendo de aplicación las normas del juicio verbal, todo ello conforme a lo establecido en la Disposición Adicional vigésima cuarta de la Ley 24/2001, 27 de diciembre ( RCL 2001, 3248 y RCL 2002, 1348, 1680) , y los artículos 325 y 328 de la Ley Hipotecaria ( RCL 1946, 886) .

Madrid, 19 de julio de 2004.–La Directora General de los Registros y del Notariado, Pilar Blanco-Morales Limones.

Experto:  José M escribió hace 5 año.

El problema está en que DGT le va a exigir que la anotación no figure, y esto requiere una orden expresa que deberá Ud conseguir de la administración que hizo el embargo

Mientras figure la limitación de disposición DGT jamás transfiere el vehículo y le EXIJIRA que quien puso la anotación les mande requerimiento de borrado o anulación

Esa via la tiene cerrada antes de iniciarla

 

Nos encontramos a diario embargos pagados, financiaciaciones pagadas cuyas anotaciones no se han eliminado, incluso con 10 ó más años de antiguedad, y mientras no conseguimos del antiguo acreedor la carta de pago o la orden de borrado en DGT, la transferencia a nombre del adquiriente NO es posible