Cómo funciona JustAnswer:

  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tiene muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.

Formule su propia pregunta a DiegoAbogado

DiegoAbogado
DiegoAbogado, Licenciatura
Categoría: Derecho Laboral
Clientes satisfechos: 1491
Experiencia:  Abogado colegiado. Especializado en Derecho Laboral.
59228871
Escriba su pregunta sobre Derecho Laboral aquí...
DiegoAbogado está en línea ahora

Hola. El pasado Jueves 31 de Marzo, tuve que firmar una baja

Pregunta del cliente

Hola.
El pasado Jueves 31 de Marzo, tuve que firmar una baja voluntaria que no deseaba en mi puesto de trabajo, por presiones y amenazas.
Les esplico los hechos, salia yo de mi puesto de trabajo como nomalmente hago, y me disponia a hacer las compras, ese dia era el cumpleaños de mi mujer y queria sorprenderla con un regalo, yo trabajaba en el Hipercor de Guadalajara en los departamentos de Videojuegos, y Automovil pero tenia aceso a el almacen de electronica, habia pensado que el mejor regalo era un portatil asi que indague por su hubiese alguno que mereciese bien la pena, mi suerte es que si que lo encontre, normalmente salgo a las 18:00 pero ese dia me entretuve en el puesto de trabajo y sali mas tarde, el ordenador por un descuido lo deje en consigna por las prisas en vez de subirlo a la tienda para que me fuese cobrado. Hice mis compras como normalmente hago y al pagar vi el resguardo del ordenador, en la consigna de seguridad te dan un resguardo cuando dejas algo, no cai en ese momento que no habia abonado el ordenador, se me fue la cabeza, el estres las prisas, no cai.
Bueno como vi el resguardo fui a por el ordenador, y cuando salia por la puerta el de seguridad me pidio el ticket, ahi cai que no lo habia abonado, me acusaron de robo.
Me intentaron asustar y lo consiguieron diciendome que iria a prision, que saldria esposado y que me denunciarian, llevaba casi 4 años en esa empresa, dando ejemplo de profesionalidad y de implicacion, pero no sirvieron de nada, tenian que justificar a mi parecer los multiples robos que se producen en la tienda, fueron mas de 3 horas de presiones y entre los nervios, el estado de ansiedad y el no querer darle un disgusto a mi mujer en un dia tan especial, firme la baja voluntaria que ellos me habian propuesto para no denunciarme.
Por favor ayudenme soy inocente, y ahora me encuentro desamparado, me siento engañado y muy mal por que yo no hice nada, quizas cometi un error lo acepto por el descuido pero no era mi intencion de robar.
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Derecho Laboral
Experto:  DiegoAbogado escribió hace 5 año.
Buenos días!

Por lo que usted nos cuenta, firmó la baja voluntaria en la empresa obligado por las coacciones y presiones a las que lo sometieron.
No nos cuenta si se señaló un plazo para irse de la empresa o tenía efectos inmediatos.

Lo que debería hacer es revocar la baja voluntaria enviando a la empresa un burofax por el que revoca su decisión de abandonar voluntariamente la empresa.

Una sentencia reciente reconoce al trabajador el derecho a retractarse de la decisión de abandonar la empresa siempre que esta no haya contratado ya otro trabajador para sustituirte.

Esto es, si comenzó un proceso de selección, entrevistando a candidatos y demás para reemplazarte, no es suficiente para que a usted le denieguen volver a su puesto de trabajo.

Por lo tanto si la empresa aun no ha contratado a un nuevo trabajador para el puesto, usted tiene derecho a retractarse en su baja voluntaria y a que lo repongan en su puesto.

Si la empresa no lo hace usted puede acudir a la vía judicial.

Si lo hace y después lo despide puede acudir a la vía judicial para que el despido se declare improcedente o nulo.

Espero haberle ayudado. Si es así no olvide aceptar la respuesta, sin perjuicio de que antes quiera solicitar más información al respescto.

Un cordial saludo.
Cliente: escribió hace 5 año.

Tenia efectos inmediatos, y la firme por miedo, estaba asustado, que pasara si reboco la baja voluntaria, pueden encarcelarme, yo no quise llevarme el ordenador sin pagar, fue un descuido y ni tan siquiera sali del centro, si no que fui avisado antes por un empleado de seguridad y ahi es donde me di cuenta del error,

Experto:  DiegoAbogado escribió hace 5 año.
Usted debe revocar la baja voluntaria para intentar recuperar el puesto de trabajo.

A usted no pueden encarcelarle por el hurto de ese ordenador. En España cuando a una persona se le condena por un delito y se le imponé una pena de hasta 2 años de carcel no entra en prisión si no tiene antecedentes penales porque se le suspende la pena.

En su caso usted nunca iría a prisión. Además la empresa lo que haría es despedirle fundamentando el despido en que usted quiso llevarse ese ordenador. Pero tendrían que probarlo.

Y usted alegaría que todo fue una confusión, que nunca se ha llevado nada sin pagar de la empresa. Pero en ningún caso usted podría ir a prisión, eso solo se lo han dicho para conseguir que firmara la baja voluntaria y renunciase así al puesto de trabajo.

Espero haberlo ayudado. Si es así no olvide aceptar la respuesta.
Si desea más información no dude en solicitarla.

Un saludo.
Experto:  DiegoAbogado escribió hace 5 año.
Buenas tardes de nuevo!

Como usted mismo dijo en su pregunta: Me intentaron asustar y lo consiguieron diciendome que iria a prision.

La empresa utilizó su desconocimiento legal para hacerle creer que si lo acusaban de robar el ordenador lo podrían llevar a prisión.

Pero si usted asegura que todo fue una equivocación y un despiste por su parte no debe dejar escapar su puesto de trabajo.

Si comunica por escrito con un burofax a su empresa que quiere recuperar su puesto de trabajo, serán ellos los que tengan que admitirle y si no lo hacen ni le dan razones o motivos de por que no lo reingresan, usted puede atacar judidialmente esa negativa, sin que deba tener miedo al hecho de que lo hayan amenazado y presionado para intimidarlo con que podría ir a prisión, ya que ellos no tienen la razón.

Para recuperar su puesto de trabajo debe hacer eso, en caso contrario perderá su puesto de trabajo.

Además en el documento que usted firmó con seguridad no hace ninguna referencia a lo sucedido respecto al ordenador. Solo hace referencia a que usted se da de baja voluntaria en la empresa.

Pero usted tiene unos derechos laborales y para exijirlos debe pedir de un modo fehaciente (burofax) su reingreso a la empresa, retractándose de su decisión de abandonar la empresa y solicitando que le devuelvan su puesto de trabajo.

Si no lo hacen acuda al colegio de abogados mas cercano a su domicilio para solicitar un abogado de oficio que le defenderá sin que usted tenga que abonar ninguna cantidad. Usted puede solicitarlo si su sueldo no sobrepasa los 1.200 € al mes.
En caso de que no se lo concedan puede solicitar un abogado poniéndose en contacto con algún sindicato.

Pero no deje que por ese malentendido le dejen sin su puesto de trabajo.

Un saludo, espero haberle ayudado, si es así no se olvide de aceptar la respuesta.
Y no dude en solicitarme mas información al respecto.

Suerte y un saludo!


Cliente: escribió hace 5 año.
Volver a incluir en lista: Other.
Es que lo que no me queda claro, si fui sometido a presiones, puedo revocar la baja voluntaria, y en el supuesto que asi lo hiceran, pueden ellos denunciarme por robo, aunque fuese un despiste y un error, que se considera robo, puesto que yo queria abonar ese ordenador, tambien por que me ofrecen la baja voluntaria y no me denuncian por robo si es lo que ellos piensan, el ordenador vale 750€ y dicen que eso ya no es hurto, pero me reitero, e comprado mil cosas alli y no queria llevarme nada sin pagar.
Otra cosa, mis compaeros de trabajo me estan diciendo que estan vendiendo la version como que yo lo robe cuando no es cierto, ni tan siquiera sali del puesto de trabajo, se esta dañando mi imagen y lo estoy pasando muy mal. que puedo hacer
Experto:  DiegoAbogado escribió hace 5 año.
Buenas tardes de nuevo!

Ellos no pueden denunciarle por robo, pues el robo lo comete el que utilizando fuerza en las cosas para acceder al lugar en que se encuentran o violencia o intimidación contra las personas se apodera de alguna cosa.

Usted ha cogido el ordenador porque tiene acceso al almacén de electrónica, pero usted no utilizó la fuerza para entrar en ese almacén (no forzó una cerradura, ni rompio una puerta de entrada, ni uso una llave falsa) simplemente cogió el ordenador, POR LO QUE NO EXISTE NINGÚN ROBO.

Eso podría ser un delito de hurto. El hurto consiste en tomar una cosa ajena sin la voluntad de su dueño. Si la cosa hurtada vale menos de 400 € es una falta de hurto y como en este caso vale más de 400, en todo caso sería un DELITO DE HURTO.

Este delito se castiga con pena de 6 a 18 meses de prisión, pero si no lo han denunciado ya, es que no lo denunciarán, porque ellos saben que tienen que probar que usted tenía la intención de llevárselo sin pagar y eso no podrán probarlo, por eso han preferido a base de coacciones convencerle para que renuncie a su puesto de trabajo.

Para que exista el delito es necesario que se pruebe, no sirve que su empresa valore los hechos que usted ha relatado como un hurto. Tendrían que denunciarlo, que se celebrara un juicio y que las pruebas demostraran que usted quiso hurtar el objeto.

Todo ha sido un malentendido provocado por su despiste.

Usted puede revocar la baja voluntaria porque como legalmente usted causó baja en su puesto de trabajo voluntariamente puede pedir que lo reingresen a su puesto, antes de que la empresa contrate a otra persona.
No existe ningún documento que diga que usted firma la baja para que no lo denuncien.

Le empresa no lo denunciará porque no sabe si usted se iba a llevar el ordenador sin pagarlo y aunque lo denuncie nunca saldrá usted condenado, porque usted es inocente hasta que se demuestre lo contrario y no podrán demostrar en un juicio que usted quería hurtar el ordenador.

Pero sin embargo puede perder su puesto de trabajo si no intenta su readmisión.

Si usted pelea por volver a su puesto, quizá la empresa se niegue, y en ese caso debería demandarla ante el Juzgado de lo Social, por eso le comentaba que puede solicitar un abogado de oficio que lo defenderá sin que tenga que pagar cantidad alguna.

Si la empresa lo repone, no lo va a denunciar, eso casi seguro porque sabe que nunca ganará ese juicio.

Si lo repone en su puesto y después lo despide, ese despido sería improcedente por lo que usted tendría derecho a una indemnización de 45 días de salario por año trabajado.

Por lo tanto, está claro que la empresa prefirió lo más fácil: coaccionarle para que usted se fuera del trabajo y así no tener que denunciarle, pues sabían de antemano que usted saldrá absuelto, y que no ha existido ningún robo, en todo caso un hurto.

No debe preocuparse por que le denuncien porque no lo harán. Y aunque lo hagan usted saldría absuelto por falta de pruebas.

Espero haberle ayudado. Si es así no olvide aceptar la respuesta.
En todo caso le seguiré resolviendo las dudas al respecto.

Un saludo!
Experto:  R.Gomez escribió hace 5 año.

 

Siento ser portador de tan malas noticias, pero no puedo decirle lo contrario, consultada jurisprudencia al respecto los tribunales consideran que no existe coacción por parte del empleador en situaciones como la suya.

Al respecto le añado sentencias.

 

Tribunal Superior de Justicia de Aragón (Sala de lo Social).Sentencia núm. 440/2002 de 29 abril

AS\2002\2071

EXTINCION DEL CONTRATO DE TRABAJO POR DIMISION DEL TRABAJADOR: baja voluntaria: inexistencia de coacción o intimidación: opción entre baja voluntaria y denuncia penal.

 

Jurisdicción: Social

Recurso de Suplicación núm. 273/2002

Ponente: Ilmo. Sr. D. juan piqueras gayó

 

El TSJ desestima el recurso de suplicación interpuesto por la parte actora contra Sentencia del Juzgado de lo Social de Huesca, de fecha 05-02-2002, en autos promovidos sobre despido.

 

En Zaragoza, a veintinueve de abril de dos mil dos.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, compuesta por los Sres. indicados al margen y presidida por el primero de ellos, pronuncia en nombre del Rey esta

SENTENCIA

En el recurso de suplicación número 273/2002 (autos número 467/2001), interpuesto por doña Margarita M. P. contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de Huesca, de fecha 5 de febrero de 2002; siendo recurrida Dagesa. Es ponente D. Juan Piqueras Gayó.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Según consta en autos, se presentó demanda por la hoy recurrente contra Dagesa, sobre despido. Tramitado el proceso en la instancia, se dictó la sentencia referida, cuyo fallo es del tenor literal siguiente:

«Que desestimando la demanda interpuesta por doña Margarita M. P., frente a la empresa Dagesa, por despido, debo absolver y absuelvo a la demandada de los pedimentos contenidos en la demanda».

SEGUNDO

Dicha resolución declara probados los siguientes hechos:

«I.-Doña Margarita M. P. ha venido prestando servicios para la empresa Dagesa, en el centro de trabajo que en esta Ciudad tiene abierto en la calle Gibraltar en calidad de dependienta, desde el 16 de enero de 1985 y con un salario diario de 6.626 pesetas.

II.-Que en la mañana del día 17 de noviembre sobre las nueve a diez horas, fue sorprendida cuando salía del establecimiento por una puerta trasera del almacén con dos bolsas de productos destinados a la venta, sin haber pasado por la única caja abierta, a los efectos de abonar su importe, alegando que se los llevaba a una persona impedida que le había realizado el encargo.

III.-Que inmediatamente tiene lugar una reunión en la que participa el jefe de seguridad y otras dos personas de la empresa y como quiera que insiste que había pasado por caja sin explicar la ausencia del ticket, y no da explicación razonable de su conducta citando solamente un domicilio próximo, pero no a la persona que le había hecho el pedido, es invitada por el jefe de seguridad a optar a ser despedida y denunciada por hurto o a aceptar su baja voluntaria, la cual acepta y en el transcurso de dicha reunión, se le presenta un escrito ya confeccionado, el que, después de leerlo, lo suscribe, señalándose como causa de la baja, la renuncia voluntaria.

IV.-Que revisado el rollo de seguridad de la única caja abierta, comprensivo desde la apertura del establecimiento comercial a la 10.30 horas, no consta como venta los productos que contenían las bolsas.

V.-Que en escrito sin fecha, pero anterior al día 22 siguiente, la actora notifica a la empresa que considera nulo, a todos los efectos, el documentos de baja voluntaria, al ser obtenido ilícitamente, mediante engaño y la coacción directa ejercida sobre su persona.

VI.-Acto de conciliación sin avenencia, para el que formuló demanda el 4 de diciembre de 2001».

TERCERO

El referido recurso de suplicación ha sido impugnado por la parte recurrida.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

Deduce la representación de la trabajadora demandante el presente recurso de suplicación frente a la sentencia de instancia que ha desestimado la demanda inicial, en la que se postuló -y ahora se reitera- un pronunciamiento de despido improcedente, con sus consecuencias legales. Dedica el escrito de formalización su primera parte a pretensiones de revisión de los hechos que la sentencia declara probados. Sobre tal cuestión, y siguiendo el orden en que se exponen las pretensiones de este carácter instrumental, debe establecerse lo siguiente: 1º) En el correlativo del recurso se solicita la modificación del hecho uno del texto judicial, en lo referente a la antigüedad de la relación de trabajo (la demanda señalaba 25-9-1980; la sentencia 16-1-1985; ahora, el recurso, 15-4-1982). El pedimento se acoge, del documento que se invoca así se desprende (y, además, lo asume la parte recurrida). Por lo que la fecha de antigüedad queda fijada en el día 15-4-1982. 2º) A continuación se interesa que el hecho dos de la sentencia quede redactado en los términos que expresa el recurso; invoca que la redacción judicial es predeterminante de la decisión y, a su vez, con argumentos especulativos, pero sin invocación de prueba atinente, apta en suplicación (pericial o documental) trata de conseguir una redacción del hecho en los términos que expresa (en suma, para que no luzca conducta alguna de la demandante contraria a una rectitud de ejecutoria en el seno de la empresa); la modificación no prospera, ya que falta cualquier apoyo probatorio apto y en modo alguno supone la redacción de la sentencia incorporación de términos predeterminantes; en el punto en cuestión el juzgador se expresa en forma que ni induce a confusión, ni se aparta de una expresión objetiva, perfectamente inteligible para cualquier intérprete normal, sin carga jurídica alguna implícita o expresa. 3º) Se pretende después una redacción alternativa del hecho tercero de la sentencia; la propia parte recurrente admite que no puede aducir pruebas que en suplicación tengan relevancia para la rectificación fáctica, pero, no obstante, con conjeturas, especulaciones y afirmaciones de supuestos hechos conformes o reconocidos trata de rectificar la visión inmediata e imparcial del órgano «a quo», para que prevalezca su criterio, incluso acudiendo a evaluación propia de pruebas personales; todo ello conduce a rechazar la pretensión rectificatoria; dado que estamos ante recurso extraordinario en el que sólo son aceptables revisiones de hechos que se apoyen, de modo directo y sin contradicción, en pruebas documentales o periciales. 4º) A continuación, se solicita la adición de unos hechos nuevos; al efecto, lo objetivo (dentro de lo que se solicita) que debe ser incorporado por quedar acreditado sin contradicción es lo siguiente, y así se incorpora: que, en 10-12-2001, se le extendió a la actora parte de consulta, por síndrome ansioso-depresivo (sin que conste fecha de inicio) con tratamiento de lexatín y transilium. Que don Franco B. C., esposo de la actora, falleció en 13-4-1999; de cuyo matrimonio habían nacido, en 7-8-1994, dos hijos. Que en 14-7-1999 falleció don Luciano M. A., y que por tales fallecimientos se siguen actuaciones judiciales, en las que se personó la hoy recurrente. 5º) El punto correlativo del recurso postula la supresión que indica, del texto del hecho cuarto de la sentencia; con el fin de que tal hecho quede redactado en los términos que propone, pero sin que la invocación de la parte recurrente (en sentido de que no hay pruebas para sustentar lo que dice la sentencia), ni la cita del rollo de seguridad permitan la revisión que se pretende. 6º) Lo mismo debe afirmarse en cuanto a la modificación que se interesa del hecho 5º del texto judicial; la sentencia ya precisa que la actora remitió el escrito que se cita y, en el siguiente hecho, indica la fecha de interposición de la demanda, previo intento de conciliación sin avenencia. Lo cierto es que la carta no tenía fecha, tal como dice la sentencia; que se remitió antes del día 22-11-2001 (como dice la sentencia) y que los documentos de correos son de fecha 20-11-2001 (todo lo cual es conforme con lo que dicen los hechos). En suma, el relato, con las adiciones y rectificación que se han puntualizado, queda definitivamente establecido.

SEGUNDO

En el ámbito del derecho aplicado, debe analizarse, en primer lugar, el motivo II del escrito de formalización. Ya que el I, además de meramente accesorio, está subordinado al resultado de tal motivo II, que es el medular del recurso. En éste se denuncia que la sentencia vulnera los arts. 55 y 56 del TRLET ( RCL 1995, 997) , en relación con los 1262, 1265, 1266, 1267, 1268, 1269, 1270 y 1300 del Código Civil (a la vez que se apoya en la invocación de precedentes judiciales referidos a casos puntuales enjuiciados por otros diversos TSJ). Todo gira sobre la conformación de la voluntad de la trabajadora cuando suscribió el escrito en que expresó a la empresa su decisión de causar baja voluntaria. Obviamente, la construcción de la parte recurrente se efectúa sobre el presupuesto de la base fáctica que proponía, que -como se ha razonado- no ha prosperado en los aspectos más esenciales. De otra parte, el Magistrado de instancia, desde su insustituible posición inmediata, y tras las actuaciones para mejor proveer, ha llegado a la conclusión de que no se trató de una voluntad viciada, sino de un acto, consciente, ante la evidencia de la situación, tan gravemente comprometida, en que la conducta (de la trabajadora) le había colocado, por su acción laboralmente muy grave, que la empresa descubrió inmediatamente antes. Y como tal estimación soporta un juicio de razonabilidad, la conclusión debe ser confirmatoria de la sentencia suplicada, lo que lleva a la desestimación del motivo y del recurso, dado que no se ha producido infracción alguna de las que se denuncian (el motivo I, por lo dicho, queda sin contenido). Y es que no puede sustentarse que en este caso concreto el consentimiento y decisión de causar baja voluntaria estuviese viciado en modo alguno; pues se trata de trabajadora con larga experiencia profesional (veinte años en la relación de trabajo aquí considerada) que, aprovechándose de su situación, trata de salir del centro de trabajo con productos propiedad de su empresa, sin abonarlos; en cuyo momento es descubierta y, ante tal situación, conocedora de la posición de la empresa, que le expresa su voluntad de proceder jurídicamente frente a ella (algo absolutamente lícito y razonable), opta por la posibilidad -que la propia empresa le abre- de dimitir de su puesto de trabajo, lo que constituye una decisión libre, no viciada, contra la que ahora no puede volver, tratando de invocar falta de libertad en la formación de su consentimiento, defecto que no se produjo por el hecho de que la empresa le brindase la referida alternativa; pues -como indica la sentencia- la postura de tal empresa no constituye coacción o engaño alguno, ni la exteriorización de su disposición a emprender contra ella acciones legales (lícitas; claramente proporcionadas en este caso, ante la manifiesta ilicitud de la conducta de la trabajadora) suponía una conducta abusiva, sino la exteriorización de un designio que a la trabajadora (plenamente consciente de su actuar gravemente ilícito) le permitió formar su determinación y separarse voluntariamente de la empresa; acto propio, no viciado, del que no podía válidamente volver. Se llega así a la decisión indicada.

En atención a lo expuesto,

FALLAMOS

Desestimamos el recurso de suplicación núm. 273/2002 ya identificado antes y, en consecuencia, confirmamos la sentencia recurrida.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

El presente texto se corresponde exactamente con el distribuido de forma oficial por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de lo establecido en el artículo 3.6 b) del Reglamento 3/2010 (BOE de 22 de noviembre de 2010).

 

Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (Sala de lo Social, Sección 1ª).Sentencia núm. 6009/2004 de 2 septiembre

AS\2004\2798

DESPIDO INEXISTENTE: dimisión del trabajador: inexistencia de coacción: opción entre baja voluntaria y denuncia penal: firma de finiquito.

 

Jurisdicción: Social

Recurso de Suplicación núm. 518/2004

Ponente: Ilmo. Sr. D. angel de prada mendoza

 

El TSJ estima el recurso interpuesto por la empresa demandada contra la Sentencia del Juzgado de lo Social núm. 29 de Barcelona, de fecha 20-09-2002, dictada en autos promovidos en reclamación de despido, que es revocada en el sentido reseñado en la fundamentación jurídica.

 

En Barcelona a 2 de septiembre de 2004.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, compuesta por los/as Ilmos./as. Sres./as. citados al margen,

EN NOMBRE DEL REY

ha dictado la siguiente

SENTENCIA núm. 6009/2004

En el recurso de suplicación interpuesto por Supermercados Sabeco, SA frente a la Sentencia del Juzgado Social 29 Barcelona de fecha 20/09/2002 dictada en el procedimiento Demandas núm. 300/2002 y siendo recurrido/a Elvira y Fogasa. Ha actuado como Ponente el/la Ilmo. Sr. Ángel de Prada Mendoza.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Con fecha 11.04.02 tuvo entrada en el citado Juzgado de lo Social demanda sobre Despido en general, en la que el actor alegando los hechos y fundamentos de derecho que estimó procedentes, terminaba suplicando se dictara sentencia en los términos de la misma. Admitida la demanda a trámite y celebrado el juicio se dictó sentencia con fecha 20/09/2002 que contenía el siguiente Fallo:

Estimar la demanda presentada per Doña Elvira contra Supermercado Sabeco, SA, i el Fons de Garantia Salarial, declarar improcedent l'acomiadament que va efectuar l'empresa amb data d'efectes 19.3.2002 i, condemnar-la a que a la seva opció, la readmeti en les mateixes condicions laborals que tenia o la indemnitzi amb 6.333,33 euros. En qualsevol opció haurà de pagal-li els salaris de tramitació des de l'acomiadament fins a la notificació d'aquesta decisió judicial. Sense perjudici de la responsabilitat subsidiària del Fons de Garantia Salarial, en els supòsits i amb els límits de l'article 33 de l'Estatut dels treballadors ( RCL 1995, 997) .

SEGUNDO

En dicha sentencia, como hechos probados, se declaran los siguientes:

I.-La demandant Doña Elvira ha prestat els seus serveis a l'empresa demandada Supermercado Sabeco, SA, del ram de supermercats, des del dia 2.9.1996 amb la categoría professional d'oficial 1ª B i un salari brut mensual de 694,13 euros amb inclusió de prorrateig de pagues extraordinàries.

La demandant traballava en el centre de l'empresa a Vilafranca del Penedés el Supermercat de l'Avda. Tarragona s/núm. a la secció de carnisseria des de feia uns quatre o cinc anys. Portava un mes a la secció de xarcuteria en l' horari de tarda.

II.-El dia 18.3.2002, dilluns, prestava serveis en el tor de tarda. El DIRECCION000 del centre Sr. Cristobal li va indicar que l'endemà havia de subsitiur una traballadora de xarcuteria al torn del matí.

El dia 19.3.2002, dimarts, va acudir al treball en el torn horari indicat en el qual també hi era la persona quehavia de substituir. Va observar que companyes de la secció de carnisseria eren cridades pel DIRECCION000 i no tornaven al seu lloc de treball. A les 12.30 hores el DIRECCION000 del centre la va cridar per a mantindre una reunió. La va conduir a l'aula de formació on l'esperaven el Sr. Fermín, Cap de Relacions laborals de l'empresa a nivell estatal expressament desplaçat aquell dia, el Sr. Fermín, responsable de recursos humans de Catalunya i Aragó que depen del primer, i el Sr. Joaquín responsable de Gestió. El Sr. Fermín va tancar la porta i els quatre directius van seure en roda en les cadires amb braç escriptori al voltant de la demandant.

Don Fermín va prendre la paraula per a comunicar-li els fets que l'imputen de què la demandant juntament amb d'altres treballadores de la Secció de carnisseria es quedava carn per a ela i familiars sense pagar-la o fent-lo a preu baix, segons control efectuat els dies 13 i 15.3.2002. No se li van mostrar les proves de l'informe ni el video gravat a qué es referia. Li van manifestar que les altres companyes havien reconegut els fets i l'havien incriminat. Li van comminar a què acceptés la baixa voluntária a l'empresa de forma immediata, o en cas contrari s'atingués a les conseqüències d'un acomiadament i l'inici de les corresponents accions penals, amb la corresponent repercussió entre els veïns o en altres llocs de treball futurs. En intervindre els directius, les veus i les expressions van pujar de to. La demandant, a més de negar les imputacions, va plantejar que volia consultar la situació a un advocat, al Comité, al seu marit, i se la va advertir que únicament abandonaria la sala amb la carta d'acomiadament i les conseqüències corresponents davant la Guàrdia civil, en la població, per a un altre treball, etc. La demandant es va posar nerviosa per la pressió que sentia Don Fermín i dels altres directius, i a la fi va accedir a signar la baixa voluntària a l'empresa. tot seguit li van entregar paper i llapis i Don Fermín va dictar-li el text que ella va escriure a mà: Yo Elvira NUM000 presento mi baja voluntaria por motivos personales en Supermercados Sabeco, SA con fecha de hoy 19.3.02. Para que conste firmo esta carta en Vilafranca en 19.3.02.

Estava preparat un segon document que li van posar per a signar, consistent en un text mecanografiat en el qual es considera saldada i quiti amb l'empresa en rebre 475,87 euros que la demandada va decidir era el li corresponia un cop deduït es que va estimar era el valor de les sostraccions, import que no consta deglosat en el full salarial de liquidació. La demandant va signar el primer document, i en veure que en el segon estenia una signatura una mica alterada, els directius van fer entrar dos traballadors com a testimonis, davant els quals la demandant va haver de signar de nou.

III.-Al centre de treball hi ha representants unitaris i sindicals que no tenien coneixement previ del contigut de la reunió ni dels fets que li imputaven, perquè la demandada va considerar que no procedia la seva presència, ja que la reunió tenia com a finalitat que la demandant accedis a acceptar la baixa voluntària. Únicamente tenien prevista la seva presència en cas que no accedís a signar la rescissió voluntaria.

La demandant no té cap càrrec sindical ni de representació dels treballadors, ni l'ha tingut durant l'últim any.

IV.-El matí del dia següent 20 de març de 2002, la demandant va presentar denúncia per coaccions davant la Guàrdia Civil, per consentiment viciat en baixa voluntària signada i en els altres dos documents que en derivaven.

Les altres treballadors de l'empresa que van signar la baixa voluntària pel mateix sistema que la demandant també van presentar denúncia davant la Guàrdia civil el següent dia 21.3.2002.

L'empresa va presentar querella criminal per furt el dia 27.05.2002 contra la demandant i les altres treballadores.

V.-El mètode seguit per l'empresa és el que adopta habitualment, com en altres ocasions que s'ha reunit amb treballadores de caixa de centres de Madrid o Vitoria Gasteis, que finalment van signar la baixa voluntària y després van recorrer judicialment (JS. Núm. 5 de Madrid, procediment 116/032 i Jutjat Social de Vitoria procediment 523/93.

VII.-L'acte preceptiu de conciliació a L'SC es va dur a terme el dia 7.5.2002 amb el resultat de sense avinença.

TERCERO

Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte codemandada «Supermercados Sabeco S.A.», que formalizó dentro de plazo, y que la parte contraria, a la que se dio traslado lo impugnó, elevando los autos a este Tribunal dando lugar al presente rollo.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

La sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 29 de Barcelona, de fecha 20 de septiembre del 2002, estimó la demanda formulada por Dª Elvira, contra la empresa Supermercado Sabeco, SA y el Fondo de Garantía Salarial, y declaró improcedente el despido que efectuó la empresa con efectos 19.3.2002 y condenó a que a su opción, la readmita en las mismas condiciones laborales que tenía o a que la indemnice con 6.333,93 euros. En cualquier opción deberá abonar los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la notificación de la sentencia, sin perjuicio de la responsabilidad subsidiaria del FOGASA en los supuestos y con los límites del artículo 33 del ET ( RCL 1995, 997) .

Disconforme con la sentencia, la representación letrada de la empresa interpone recurso de suplicación, solicitando la revocación de la sentencia para que se dicte otra declarando inexistente el despido de la trabajadora y absolviendo a la empresa de sus pedimentos con la consiguiente devolución del depósito y del importe de la condena que se encuentran consignados a efectos del recurso.

SEGUNDO

Con amparo procesal en la letra b) del art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral ( RCL 1995, 1144, 1563) se postula la revisión por adición del apartado cuarto, para que se incluya a continuación del penúltimo párrafo el siguiente contenido: «Las demandas acumuladas de las cuatro compañeras que firmaron la baja voluntaria han sido desestimadas por sentencia dictada con fecha 3.6.2002, por el juzgado de lo Social núm. 31 de Barcelona, en autos 304/2002». Cita en apoyo de su pretensión novatoria la documental obrante a los folios 110 a 119, ambos inclusive (sentencia de fecha 3 de junio del 2002, del Juzgado de lo Social 31 de Barcelona providencia de citación y demandas acumuladas). El motivo es cierto y la sentencia que se cita ha sido recurrida Rollo 7512/02, habiéndose dictado por este Tribunal Superior de Justicia de Catalunya sentencia en fecha 16 de enero del 2003 ( AS 2003, 394) , desestimatoria del recurso y confirmatoria de la sentencia de instancia (documento de fecha posterior al acto de juicio de 16 de septiembre del 2002 unido a este Rollo), por lo que se acepta el motivo al contener extremos interesantes para la solución de la contienda.

TERCERO

En el campo de la censura jurídica se critica la sentencia de instancia a la que se atribuye infracción por inaplicación del art. 49.1.d) del ET ( RCL 1995, 997) , en relación con los artículos 1265 y 1267 del CC ( LEG 1889, 27) así como infracción por aplicación indebida de los artículos 55 y 56 del ET, al entender en síntesis que no ha existido despido, sino que la relación laboral se extinguió por «baja voluntaria», causa de extinción que se encuentra prevista en el artículo 49.1.d) del ET, cuya infracción se denuncia y ello por cuanto la firma del documento de solicitud de baja voluntaria se llevó a cabo sin coacciones, ni amenazas que viciaran dicho consentimiento.

El planteamiento anterior, exige la previa expresión de lo que ha venido siendo doctrina de los Tribunales Superiores en Sentencia cuando se han planteado cuestiones relacionadas con la validez del finiquito y la posible existencia de vicios de la voluntad.

En relación con el segundo aspecto que es donde se ha centrado el recurso, en sentencias del TSJ de Valencia de 15 de febrero de 2001 ( AS 2001, 2661) , de este TSJ de Catalunya de 19.10.94 ( AS 1994, 3864) , 29 de enero de 1999 ( AS 1999, 880) , 27 de mayo de 2000, 30 de enero de 2002 ( AS 2002, 1177) y 16 de enero de 2003 ( AS 2003, 394) entre otras muchas, al enjuiciar supuestos en que se han alegado coacciones o conductas de intimidación, se ha entendido que «la amenaza o advertencia del empresario de que denunciaría los hechos imputados al actor, y procedería a la adopción de medidas disciplinarias, no implica la existencia de una coacción suficiente para producir un vicio en el consentimiento prestado al suscribir el documento liberatorio, supuestos que concurren a menudo en casos en los que se alega por la empresa, hechos que pudieran motivar un despido disciplinario». En este caso se alega que la trabajadora se puso nerviosa por la presión que sentía Don Fermín y de otros directivos y al fin accedió a firmar la baja voluntaria en la empresa.

Es decir, en el caso presente se alegan vagamente causas o circunstancias abusivas creadoras de intimidación, por el hecho de que tal como se refleje en el relato histórico de la sentencia «el día 19.3.2002, martes sobre las 12.30 horas el DIRECCION000 del Centro le llamó para mantener una reunión y la condujo al aula de formación donde le esperaban Don Fermín, Cap de Relaciones laborales de la empresa a nivel estatal expresamente desplazado aquel día, Don Fermín responsable de recursos humanos de Catalunya y Aragón que depende del primero y Don Joaquín responsable de gestión. Don Fermín cerró la puerta y los cuatro directivos se sentaron en sillas con brazo escritorio, en rueda alrededor de la demandante.

Don Fermín tomó la palabra para comunicarle los hechos que se le imputaban a la demandante, hoy recurrida, juntamente con otros trabajadores de la Sección de carnicería de que se quedaban carne para ella y familiares sin pagarla o haciéndolo a precio bajo según control efectuado los días 13 y 15-3-2002. Se le comunica «que aceptara la baja voluntaria en la empresa de forma inmediata o en caso contrario se atuviese a las consecuencias de un despido e inicio de las correspondientes acciones penales con la correspondiente repercusión entre los vecinos o entre otros lugares de trabajos futuros»; y aunque conste que «la demandante se puso nerviosa por la presión que sentía», tales circunstancias no se pueden valorar como se hace por la Magistrada «a quo» dado que tales manifestaciones no pueden considerarse como amenazas o coacciones ni se puede considerar que constituyan circunstancias que permitan concluir que pudo abusarse de su ignorancia o inmadurez dados los términos claros y concretos del documento suscrito de puño y letra de la accionante. A mayor abundamiento, la actora firmó la baja y el de liquidación de haberes en presencia de dos testigos compañeros de trabajo. Una vez abandonada la empresa, la actora y los compañeros de trabajo que firmaron la baja voluntaria por el mismo sistema presentaron denuncia ante la Guardia Civil al siguiente día 21.3.2002. Ante cuya actitud el empresario ha interpuesto querella criminal contra la actora y sus compañeras por hurto. Debiendo hacerse constar que en virtud de sentencia del juzgado de 1ª Instancia e Instrucción núm. 1 de Vilafranca del Penedés de fecha 10 de octubre de 2002 fueron absueltos los denunciados Cristobal, Fermín y Joaquín de la falta de coacciones y amenazas del art. 620.2 del C. Penal por las que fueron denunciados, no diferiendo en lo esencial su relato histórico.

En definitiva no ha existido vicio en el consentimiento basado en intimidación, en el sentido definido por el art. 1266 del CC, ante una decisión que fue adoptada libre, consciente y deliberada, ni se realizó bajo amenaza.

Si a ello se añade lo que la sentencia de este TSJ de Catalunya de fecha 16 de enero del 2003 ( AS 2003, 394) , confirmando la sentencia dictada con fecha 3.6.2002 por el Juzgado de lo Social núm. 32 de Barcelona, en autos 304/2002, resolviendo demandas acumuladas de las cuatro compañeras que se encontraban en la misma situación que la actora, dice que: «Señala en esta línea la sentencia del mismo Tribunal de 15 de julio de 1994 ( RJ 1994, 7157) que la intimidación, definida en el artículo 1267 del Código Civil ( LEG 1889, 27) , requiere, a efectos de provocar la nulidad del acto jurídico, que uno de los contratantes valiéndose de un acto injusto -y no, por tanto, del ejercicio correcto y no abusivo de un derecho- ejerza sobre el otro una coacción o fuerza moral (vis compulsiva) de tal entidad que, por la inminencia del daño que pueda producir y por el perjuicio que hubiera de originar, sea capaz de influir sobre su ánimo, induciéndole a emitir una declaración de voluntad no deseada y contraria a sus intereses. Significando la de la Sala de 29 de enero de 1999 ( AS 1999, 880) (con un criterio que la posterior de 27 de marzo de 2000 reitera) que No concurre... vicio del consentimiento (cuando) simplemente (se produce) un cambio de opinión que lleva al demandante a arrepentirse de su decisión de causar baja voluntaria, a reconsiderar la misma y estimar que convenía más a sus intereses afrontar un despido por parte de la empresa, opción perfectamente entendible desde el punto de vista personal, pero que no puede privar de eficacia jurídica a la decisión ya adoptada de aceptar, por las razones que fuere, su baja voluntaria en la empresa; (pues) de igual manera que la obligación contraída por el demandante en cualquier otro ámbito jurídico distinto al derecho del trabajo, por muy gravosa que pueda ser para sus intereses personales y económicos, o por mucha que fuere la influencia en su vida, personal o familiar, no puede ser dejada sin efecto por un posterior cambio de opinión o criterio, el órgano judicial debe sustraerse a la tentación de estimar relevantes a tal efecto ciertos condicionamientos carentes, objetivamente, de trascendencia jurídica alguna. Así lo entiende la más reciente sentencia de la Sala de 18 de junio de 2002 ( PROV 2002, 225720) cuando -y en el análisis de un supuesto similar al ahora contemplado- afirma que aun cuando no cabe ignorar que de la advertencia empresarial, ofreciendo... la opción entre el despido y denuncia ante la policía o ejercicio de acciones legales o baja voluntaria, se desprende un daño grave e inmediato para la misma, hay que señalar que la empresa se limitó a anunciar el legítimo ejercicio de una facultad disciplinaria y un legítimo derecho que le atribuye el ordenamiento jurídico con una finalidad vinculada a obtener el mismo resultado que se hubiera producido de apreciarse la procedencia del despido por lo que la trabajadora pudo razonablemente rechazar la baja voluntaria utilizando frente al despido los medios legales de defensa que le corresponden, y si optó por aquella decisión no es atribuible a una voluntad viciada por intimidación...».

De ahí que no habiéndose constatado la existencia de mal inminente que pudiera haber condicionado la decisión de la trabajadora, nadie mejor que la afectada para conocer y valorar la disyuntiva que se le ofrecía entre hacer pública su naturaleza y circunstancias o su voluntario cese sin expresión de causa, tomando en consideración, tanto la consistencia de la acusación como propia realidad del hecho imputado para así decidir lo más conveniente a su interés. Y habiendo optado aquélla por resolver voluntariamente su relación de trabajadora con la empresa (que, pacíficamente descontó de la liquidación el estimado «valor de las sustracciones»), se está en la necesidad de revocar la sentencia de instancia absolviendo de la misma a la empresa recurrente.

Vistos los preceptos legales citados, sus concordantes y demás disposiciones de general y pertinente aplicación.

FALLAMOS

Que estimando el recurso de suplicación interpuesto por la empresa Supermercados Sabeco, SA contra la sentencia de fecha 20.09.2002, dictada por el Juzgado de lo Social núm. 29 de los de Barcelona, en el procedimiento núm. 300/2002, promovido por Elvira contra la empresa recurrente y Fondo de Garantía Salarial; debemos revocar y revocamos dicha resolución, absolviendo a la Empresa de la pretensión formulada en su contra, procediendo a la devolución del depósito constituido para recurrir y del importe de la condena consignado en la instancia una vez firme esta resolución.

Contra esta Sentencia cabe Recurso de Casación para la Unificación de Doctrina que deberá prepararse ante esta Sala en los cinco días siguientes a la notificación, con los requisitos previstos en los números 2 y 3 del artículo 219 de la Ley de Procedimiento Laboral ( RCL 1995, 1144, 1563) .

Notifíquese esta resolución a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, y expídase testimonio que quedará unido al rollo de su razón, incorporándose el original al correspondiente libro de sentencias.

Así por nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.-La anterior sentencia ha sido leída y publicada en el día de su fecha por el/la Ilmo./a. Sr./a. Magistrado/a Ponente, de lo que doy fe.

El presente texto se corresponde exactamente con el distribuido de forma oficial por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de lo establecido en el artículo 3.6 b) del Reglamento 3/2010 (BOE de 22 de noviembre de 2010).

 

Atentamente,

R. Gómez

 

Si Usted acepta esta respuesta percibié ingresos de just answer si acepta la respuesta de otro abogado percibirá el otro letrado y no yo, Usted decide

Experto:  DiegoAbogado escribió hace 5 año.
En este caso tengo que estar en desacuerdo con mi compañero, ya que la vía que le propongo consiste en comunicar lo más rápido posible a la empresa que usted quiere volver a su puesto de trabajo, del mismo modo que antes voluntariamente se fue del mismo.

Esto debe hacerlo antes de que la empresa contrate a otra persona.

Existe Jurisprudencia reciente que lo ampara para proceder de este modo.
Según la misma EL TRABAJADOR TIENE DERECHO A RETRACTARSE DE LA DECISIÓN DE ABANDONAR LA EMPRESA SIEMPRE QUE ESTA NO HAYA CONTRATADO YA A OTRO TRABAJADOR PARA SUSTITUIRLE.

Una vez que usted le manifieste a la empresa su deseo de volver a su puesto de trabajo USTED ESTA EN UNA POSICIÓN SUPERIOR A ELLA para demandarla si le denigan injustificadamente el volver a su puesto de trabajo.

Si una vez que se lo deniegan, usted demanda a la empresa y lo hace defendido por un abogado de oficio (tiene derecho si cobra no más de 1.200 € al mes en 14 pagas) no tendrá que desembolsar ninguna cantidad y puede conseguir QUE UN JUEZ ORDENE A LA EMPRESA QUE LO DEVUELVA A SU PUESTO DE TRABAJO.


Pero para ello debe actuar con total prontitud, pues debe notificárselo a la empresa antes de que contrate a otra persona para cubrir su puesto.


Espero una vez más que mi respuesta haya cubierto sus dudas. Si es así no olvide aceptarla.

Si aun le queda alguna duda, puede preguntar de nuevo.

Un saludo y mucha suerte.
Experto:  José M. escribió hace 5 año.

Hola:

 

Como el peor de los males ya lo ha pasado, que es estar fuera de la empresa y además sin derecho a prestación por ser baja voluntaria, le recomiendo que si está en plazo, qque es de 20 días, desde la baja voluntaria, interponga demanda contra la baja voluntaria por coacciones.

La pérdida ya la tiene, y si gana ganará volver a su puesto o irse porque le despidan y cobrar indemnización y el paro.

Experto:  DiegoAbogado escribió hace 5 año.
Buenos días!

Le escribo para recordarle que si las repuestas han sido de su ayuda en alguna medida, no se olvide de aceptarlas. Solo así percibiré una cantidad por haberle dedicado mi tiempo.

Muchas gracias y un cordial saludo.

JustAnswer en los medios:

 
 
 
Sitios web de consulta médica: Si tiene una pregunta urgente puede intentar obtener una respuesta de sitios que afirman disponer de distintos especialistas listos para proporcionar respuestas rápidas... Justanswer.com.
JustAnswer.com...ha visto como desde octubre se ha disparado el número de consultas legales de nuestros lectores sobre despidos, desempleo e indemnizaciones por cese.
Los sitios web como justanswer.com/legal
...no dejan nada al azar.
El tráfico en JustAnswer ha aumentado un 14 por ciento...y hemos recibido 400.000 visitas en 30 días...las preguntas relacionadas con el estrés, la presión alta, la bebida y los dolores cardíacos han aumentado un 33 por ciento.
Tory Johnson, colaboradora de GMA sobre temas relacionados con el lugar de trabajo, habla sobre el "teletrabajo", como JustAnswer, en el que expertos verificados responden a las preguntas de las personas.
Le diré que... las pruebas que hay que superar para llegar a ser un experto son muy rigurosas.
 
 
 

Opiniones de nuestros clientes:

 
 
 
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Me fue de gran ayuda. Captó inmediantemente mi problema y me ayudó a saber qué puedo hacer para solucionar mi problema. Ana Toribio Santa fe, Argentina
  • Los felicito por su respuesta tan profesional y por las cuatro Jurisprudencias que me envió, las que incluiremos como pruebas. Fernando Monterrey Nuevo León, México
  • Estoy muy satisfecho con la pronta respuesta que me han dado. Muchas gracias Guillermo Buenos Aires, Argentina
  • Excelentes sus comentarios. Definitivamente tiene razón.¡Gracias! María Fermín. Puerto Plata, Rep. Dom.
  • El tiempo de respuesta es excepcional, de menos de 6 minutos. La pregunta se respondió con profesionalidad y con un alto grado de compasión. Inés Santander
  • Quedé muy satisfecho con la rapidez y la calidad de los consejos que recibí. Me gustaría añadir que puse en práctica los consejos y que funcionaron la primera vez y siguen haciéndolo. Luis Málaga
 
 
 

Conozca a los expertos:

 
 
 
  • José M.

    José M.

    Abogado ejerciente

    Clientes satisfechos:

    514
    ABOGADO ICA BURGOS
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/JO/JoseMagadan/2013-6-27_16279_IMG6290copia.64x64.JPG Avatar de José M.

    José M.

    Abogado ejerciente

    Clientes satisfechos:

    514
    ABOGADO ICA BURGOS
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/ED/eduardolm/2011-9-12_172832_Recorte.64x64.jpg Avatar de eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    308
    Licenciado en Derecho Diplomado en Escuela de Práctica Jurídica Con despacho profesional abierto
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/DI/DiegoLM/2011-3-28_102522_DSCN0258copia.64x64.JPG Avatar de DiegoAbogado

    DiegoAbogado

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    256
    Abogado colegiado. Especializado en Derecho Laboral.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/albergiud/2010-12-12_105447_mi_cuchi.jpg Avatar de albergiud

    albergiud

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    27
    Despacho multidisciplinar especializado en derecho laboral, familia y en reclamación de deudas
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/NO/noeliabogada/2012-4-9_9367_4755563471469274381150062748533129055418392121o.64x64.jpg Avatar de Noelia

    Noelia

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    19
    Licenciada en Derecho por la Universidad de Santiago de Compostela
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/AR/ariatf/2015-7-28_102459_.64x64.png Avatar de Mariatf19

    Mariatf19

    Licenciada en derecho

    Clientes satisfechos:

    241
    MÁSTER EN ASESORÍA Y DERECHO LABORAL
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/DE/despachoabogado2010/2011-7-6_232143_fotorafaelgomeznix.64x64.jpg Avatar de R.Gomez

    R.Gomez

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    17
    ABOGADO ESPECIALISTA EN DESPIDOS Y ASESORAMIENTO ONLINE
 
 
 

Preguntas relacionadas con Derecho Laboral