Cómo funciona JustAnswer:

  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tiene muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.

Formule su propia pregunta a José M.

José M.
José M., Abogado ejerciente
Categoría: Derecho Penal
Clientes satisfechos: 5776
Experiencia:  ABOGADO ICA BURGOS
54639574
Escriba su pregunta sobre Derecho Penal aquí...
José M. está en línea ahora

Las sentecias a un menor por tocamientos estan protegidas por

Pregunta del cliente:

Las sentecias a un menor por tocamientos estan protegidas por ley o se pueden divulgar y hacer publicas para que otras personas puedan acusarle de lo mismo. Hay alguna manera de denunciarlo. Gracias
Enviada: hace 4 año.
Categoría: Derecho Penal
Experto:  José M. escribió hace 4 año.

Hola:

 

Los datos personales estan protejidos y NO pueden ser divulgados.

 

 

Le dejo un ejemplo

 

TS, Sala Segunda, de lo Penal, 81/2012, de 10 de febrero Recurso 628/2011. Ponente: MANUEL MARCHENA GOMEZ. EXTRACTOS Cuando a la menor le es sugerida otra forma de higiene de sus partes íntimas esta refiere que así se lo hacía su padre produciéndole mucho daño "... Considera la defensa que no ha existido verdadera prueba de cargo para fundamentar la condena del recurrente. La Audiencia no ha tenido en cuenta las declaraciones de Sabino y de la esposa de éste, Estibaliz . El desarrollo del motivo -contraviniendo la línea argumental referida al vacío probatorio- hace un recorrido por los elementos de prueba ponderados por la Audiencia para la formulación del juicio de autoría. Una vez glosado su significado, se concluye que aquéllos no tienen entidad suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia. El motivo no puede prosperar. a) La defensa emprende un laborioso esfuerzo encaminado a ofrecer a esta Sala una glosa alternativa de las declaraciones de los testigos. No es éste, sin embargo, el ámbito propio de la presunción de inocencia cuando se invoca en sede casacional. Como hemos afirmado en numerosos precedentes y aun cuando ello implique recordar una obviedad, nuestro papel como órgano de casación no consiste en seleccionar cuál de las versiones sobre el hecho objeto del proceso resulta más atractiva, la que ofrece la defensa del recurrente o la que ha proclamado el Tribunal a quo. Tampoco podemos desplazar el razonamiento del órgano decisorio, sustituyéndolo por la hipótesis de exclusión formulada por el recurrente, siempre que, claro es, aquél resulte expresión de un proceso lógico y racional de valoración de la prueba, ( SSTS 790/2009, 8 de julio , 593/2009, 8 de junio y 277/2009, 13 de abril ). El control constitucional del derecho a la presunción de inocencia sólo alcanza, en aplicación de la doctrina constitucional sentada, entre otras, en la STC 104/2011, 20 de junio , a controlar la razonabilidad del discurso que une la actividad probatoria y el relato fáctico que de ella resulta. Igualmente se ha destacado que, a falta de prueba directa, la prueba de cargo sobre la concurrencia de los elementos objetivos y subjetivos del delito puede ser indiciaria, siempre que se parta de hechos plenamente probados y que los hechos constitutivos de delito se deduzcan de esos indicios a través de un proceso mental razonado y acorde con las reglas del criterio humano. En cuanto al control de la solidez de la inferencia hemos señalado que pueda llevarse a cabo tanto desde el canon de su lógica o coherencia -siendo irrazonable cuando los indicios constatados excluyan el hecho que de ellos se hace derivar o no conduzcan naturalmente a él-, como desde el de su suficiencia o carácter concluyente, debiendo excluirse la razonabilidad de la inferencia cuando ésta tenga un carácter excesivamente abierto, débil o indeterminado (por todas, STC 91/2009, de 20 de abril , FJ 5). En el presente caso, la Audiencia verifica un proceso de valoración probatoria que, en modo alguno, puede considerarse ilógico, incoherente o alejado del canon constitucional impuesto por un sistema de valoración racional de la prueba. b) En el FJ 1º se analiza el testimonio de la propia menor que fue objeto de los abusos sexuales y de los golpes gratuitos propinados por su padre. Se pondera el relato que aquélla ofreció y los términos en que los hechos fueron descubiertos, a raíz de la forma en que Zaira lavaba sus partes íntimas en presencia de su tutora, Paula . Cuando le fue sugerida otra forma de higiene, la niña contestó que así se lo hacía su padre "... y que le hacía daño". Puso también de manifiesto que su progenitor le había introducido el pene en su boca -momento en que rompió a llorar- y le obligaba a "... tocarle la teta". ..." La propia menor declara como su padre le pegaba piñas en la barriga con el puño cerrado y lo hacía por la cara sin ninguna razón "... La STC 9/2011, 28 de febrero recuerda que el testimonio de las víctimas, practicado con las debidas garantías, tiene consideración de prueba testifical y, como tal, puede constituir prueba de cargo suficiente en la que puede basarse la convicción del juez para la determinación de los hechos del caso (entre otras, SSTC 201/1989, de 30 de noviembre, FJ 4 ; 173/1990, de 12 de noviembre, FJ 3 ; 229/1991, de 28 de noviembre, FJ 4 ; 64/1994, de 28 de febrero , FJ 5)" ( STC 195/2002, de 28 de octubre , FJ 4). Además el Tribunal a quo pudo contar con la declaración de Paula , tutora de Zaira , a quien ésta fue entregada a la vista de los problemas de toxicomanía padecidos por el acusado y su compañera. También declararon en el plenario las psicólogas María Rosa y Aurora , quienes habían suscrito un dictamen pericial después de la entrevista mantenida por la segunda de ellas con la propia menor. En ese informe se avalaba la credibilidad de Zaira , así como el impacto emocional que los hechos habían implicado para la niña. c) Del mismo modo, los malos tratos familiares fueron declarados probados a raíz de la declaración de Zaira , quien dio cuenta de cómo su padre -el acusado- "... le pegaba piñas en la barriga, con el puño cerrado y lo hacía por la cara, sin ninguna razón (...).Que también le pegaba a sus hermanos, y a su hermano Zet le pegaba también bastantes piñas en la barriga". La declarante atribuyó la existencia de cardenales en la espalda a los golpes que le propinaba su progenitor. La testigo Guillerma , esposa del acusado y madre de dos de sus hijos, narró al Tribunal cómo durante el año 2008 los menores le contaron, sobre todo Zet, que Irene sufría malos tratos y ésta le decía que el acusado le pegaba a Zet puñetazos y patadas, hecho que el propio menor le había confirmado. La tutora Paula , además de referirse a los abusos que Zaira le había narrado, dio cuenta de cómo Zet le había dicho que el acusado le ponía contra la pared, le daba rodillazos en el pecho y un día le partió el labio, mientras que Zaira le manifestó en una ocasión que su padre le iba a pisar la cabeza. No existe, por tanto, el vacío probatorio que denuncia la defensa. El Tribunal a quo pudo ponderar prueba de cargo lícita, de suficiente signo incriminatorio y que fue valorada conforme a las pautas de racionalidad impuestas por nuestro modelo constitucional de ponderación probatoria. ..." ANTECEDENTES DE HECHO Primero.- El Juzgado de Instrucción nº 7 de Las Palmas de Gran Canaria, incoó rollo sumario nº 3/2009, contra Sabino y, una vez concluso, lo remitió a la Audiencia Provincial de Las Palmas de Gran Canaria (Sección Sexta) rollo sumario 14/2009 que, con fecha 20 de diciembre de 2010, dictó sentencia que contiene los siguientes HECHOS PROBADOS: "Del resultado y apreciación conjunta de la prueba practicada se considera probado y así se declara que PRIMERO.- El acusado Juan Ramón (sic) , en fecha no determinada pero durante el año 2007, cuando se encontraba en el domicilio familiar sito en el número NUM000 de la CALLE000 de esta ciudad (Casablanca I), aprovechando la presencia de su hija Zaira (nacida el 2 de enero de 2001) en el salón de la vivienda y con el propósito de satisfacer sus lubricos instintos, se valió de su ascendencia y dominio sobre la menor, para pedirle que le hiciera una felación, actgo (sic) sexual este que la menor realizó pese a la repugnancia que la citada conducta le producía, sin que el progenitor llegara a eyacular. De igual forma, y en el indicado periodo, el acusado en diferentes ocasiones y aprovechando normalmente los momentos de baño e higiene nocturnos, realizaba diferentes tocamientos con animo libidinoso en la zona genital de la menor, llegando a introducir alguno de sus dedos en la vagina de ésta. El acusado durante los diferentes periodos de convivencia con la menor, y con algunos hermanos de esta, ejetrcia (sic) violencia desmedida sobre los diferentes integrantes de la unidad familiar, golpeando a Zaira severamente en diferentes partes de su cuerpo, llegando en al menos dos ocasiones a pisarle la cabeza, generando en la misma una situación de ansiedad y estado de alerta frente a eventuales agresiones por parte del mismo". Segundo.- La Audiencia de Las Palmas de Gran Canaria Sección Sexta, dictó el siguiente pronunciamiento: "Fallamos: que DEBEMOS CONDENAR Y CONDENAMOS A Sabino , como autor criminalmente responsable de un delito de abuso sexual, ya calificado, sin concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de PRISIÓN DE OCHO AÑOS, e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y la inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad por tiempo de seis años; y como autor de un delito de maltrato familiar, igualmente ya calificado, a la pena de prisión de 2 años, prohibición de tenencia y porte de armas por tiempo de cuatro años; inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad por tiempo de cuatro años, y al pago de las costas procesales. Asimismo deberá indemnizar a Zaira en la cantidad de 30.000 euros interesada por el Fiscal, cantidad que devengará el interés del artículo 576 de la LEC hasta su completo pago. Notifíquese la presente a las partes y al Ministerio Fiscal haciéndoles saber los recursos que caben contra ella y órgano ante el que interponerlos". Tercero.- Notificada la sentencia a las partes, se preparó recurso de casación por el recurrente, que se tuvo por anunciado, remitiéndose a esta Sala Segunda del Tribunal Supremo las certificaciones necesarias para su substanciación y resolución, formándose el correspondiente rollo y formalizándose el recurso. Cuarto.- La representación legal del recurrente Sabino , basa su recurso en un único motivo de casación : ÚNICO motivo.- Al amparo de los arts. 5.4 de la LOPJ y 852 de la LECrim . Quinto.- Instruidas las partes del recurso interpuesto, el Ministerio Fiscal, por escrito de fecha 6 de julio de 2011, evacuado el trámite que se le confirió, y por razones que adujo, interesó la inadmisión del motivo interpuesto que, subsidiariamente, impugnó. Sexto.- Por providencia de fecha 20 de enero de 2012 se declaró el recurso admitido, quedando conclusos los autos para señalamiento del fallo cuando por turno correspondiera. Séptimo.- Hecho el señalamiento del fallo prevenido, se celebró la deliberación de la misma el día 9 de febrero de 2012. FUNDAMENTOS DE DERECHO 1 .- La sentencia de fecha 20 de diciembre de 2010, dictada por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas , condenó al acusado Sabino , como autor de un delito de abuso sexual a la pena de prisión de 8 años e inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena e inhabilitación para el ejercicio de la patria potestad por tiempo de 6 años. Asimismo resultó condenado en calidad de autor de un delito de maltrato familiar a la pena de prisión de 2 años, prohibición de tenencia y porte de armas por tiempo de 4 años e inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad durante 4 años. En concepto de responsabilidad civil, fue condenado a satisfacer la cantidad de 30.000 euros a su hija Zaira . La representación legal del acusado interpone recurso de casación contra esa sentencia. Formaliza un único motivo, al amparo de los arts. 5.4 de la LOPJ y 852 de la LECrim . 2 .- Considera la defensa que no ha existido verdadera prueba de cargo para fundamentar la condena del recurrente. La Audiencia no ha tenido en cuenta las declaraciones de Sabino y de la esposa de éste, Estibaliz . El desarrollo del motivo -contraviniendo la línea argumental referida al vacío probatorio- hace un recorrido por los elementos de prueba ponderados por la Audiencia para la formulación del juicio de autoría. Una vez glosado su significado, se concluye que aquéllos no tienen entidad suficiente para desvirtuar la presunción de inocencia. El motivo no puede prosperar. a) La defensa emprende un laborioso esfuerzo encaminado a ofrecer a esta Sala una glosa alternativa de las declaraciones de los testigos. No es éste, sin embargo, el ámbito propio de la presunción de inocencia cuando se invoca en sede casacional. Como hemos afirmado en numerosos precedentes y aun cuando ello implique recordar una obviedad, nuestro papel como órgano de casación no consiste en seleccionar cuál de las versiones sobre el hecho objeto del proceso resulta más atractiva, la que ofrece la defensa del recurrente o la que ha proclamado el Tribunal a quo. Tampoco podemos desplazar el razonamiento del órgano decisorio, sustituyéndolo por la hipótesis de exclusión formulada por el recurrente, siempre que, claro es, aquél resulte expresión de un proceso lógico y racional de valoración de la prueba, ( SSTS 790/2009, 8 de julio , 593/2009, 8 de junio y 277/2009, 13 de abril ). El control constitucional del derecho a la presunción de inocencia sólo alcanza, en aplicación de la doctrina constitucional sentada, entre otras, en la STC 104/2011, 20 de junio , a controlar la razonabilidad del discurso que une la actividad probatoria y el relato fáctico que de ella resulta. Igualmente se ha destacado que, a falta de prueba directa, la prueba de cargo sobre la concurrencia de los elementos objetivos y subjetivos del delito puede ser indiciaria, siempre que se parta de hechos plenamente probados y que los hechos constitutivos de delito se deduzcan de esos indicios a través de un proceso mental razonado y acorde con las reglas del criterio humano. En cuanto al control de la solidez de la inferencia hemos señalado que pueda llevarse a cabo tanto desde el canon de su lógica o coherencia -siendo irrazonable cuando los indicios constatados excluyan el hecho que de ellos se hace derivar o no conduzcan naturalmente a él-, como desde el de su suficiencia o carácter concluyente, debiendo excluirse la razonabilidad de la inferencia cuando ésta tenga un carácter excesivamente abierto, débil o indeterminado (por todas, STC 91/2009, de 20 de abril , FJ 5). En el presente caso, la Audiencia verifica un proceso de valoración probatoria que, en modo alguno, puede considerarse ilógico, incoherente o alejado del canon constitucional impuesto por un sistema de valoración racional de la prueba. b) En el FJ 1º se analiza el testimonio de la propia menor que fue objeto de los abusos sexuales y de los golpes gratuitos propinados por su padre. Se pondera el relato que aquélla ofreció y los términos en que los hechos fueron descubiertos, a raíz de la forma en que Zaira lavaba sus partes íntimas en presencia de su tutora, Paula . Cuando le fue sugerida otra forma de higiene, la niña contestó que así se lo hacía su padre "... y que le hacía daño". Puso también de manifiesto que su progenitor le había introducido el pene en su boca -momento en que rompió a llorar- y le obligaba a "... tocarle la teta". La STC 9/2011, 28 de febrero recuerda que el testimonio de las víctimas, practicado con las debidas garantías, tiene consideración de prueba testifical y, como tal, puede constituir prueba de cargo suficiente en la que puede basarse la convicción del juez para la determinación de los hechos del caso (entre otras, SSTC 201/1989, de 30 de noviembre, FJ 4 ; 173/1990, de 12 de noviembre, FJ 3 ; 229/1991, de 28 de noviembre, FJ 4 ; 64/1994, de 28 de febrero , FJ 5)" ( STC 195/2002, de 28 de octubre , FJ 4). Además el Tribunal a quo pudo contar con la declaración de Paula , tutora de Zaira , a quien ésta fue entregada a la vista de los problemas de toxicomanía padecidos por el acusado y su compañera. También declararon en el plenario las psicólogas María Rosa y Aurora , quienes habían suscrito un dictamen pericial después de la entrevista mantenida por la segunda de ellas con la propia menor. En ese informe se avalaba la credibilidad de Zaira , así como el impacto emocional que los hechos habían implicado para la niña. c) Del mismo modo, los malos tratos familiares fueron declarados probados a raíz de la declaración de Zaira , quien dio cuenta de cómo su padre -el acusado- "... le pegaba piñas en la barriga, con el puño cerrado y lo hacía por la cara, sin ninguna razón (...).Que también le pegaba a sus hermanos, y a su hermano Zet le pegaba también bastantes piñas en la barriga". La declarante atribuyó la existencia de cardenales en la espalda a los golpes que le propinaba su progenitor. La testigo Guillerma , esposa del acusado y madre de dos de sus hijos, narró al Tribunal cómo durante el año 2008 los menores le contaron, sobre todo Zet, que Irene sufría malos tratos y ésta le decía que el acusado le pegaba a Zet puñetazos y patadas, hecho que el propio menor le había confirmado. La tutora Paula , además de referirse a los abusos que Zaira le había narrado, dio cuenta de cómo Zet le había dicho que el acusado le ponía contra la pared, le daba rodillazos en el pecho y un día le partió el labio, mientras que Zaira le manifestó en una ocasión que su padre le iba a pisar la cabeza. No existe, por tanto, el vacío probatorio que denuncia la defensa. El Tribunal a quo pudo ponderar prueba de cargo lícita, de suficiente signo incriminatorio y que fue valorada conforme a las pautas de racionalidad impuestas por nuestro modelo constitucional de ponderación probatoria. En atención a lo expuesto, procede la desestimación del motivo ( art. 885.1 y 2 LECrim ). 3 .- La desestimación del recurso conlleva la condena en costas, en los términos establecidos en el art. 901 de la LECrim . FALLAMOS Que debemos declarar y declaramos NO HABER LUGAR al recurso de casación, interpuesto por la representación legal de Sabino contra la sentencia de fecha 20 de diciembre de 2010, dictada por la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas , en la causa seguida por los delitos de abusos sexuales y malos tratos. Condenamos al recurrente al pago de las costas causadas. Comuníquese esta sentencia, a la mencionada Audiencia a los efectos legales oportunos, con devolución de la causa que en su día remitió, interesando acuse de recibo. Así por esta nuestra sentencia, que se publicará en la Colección Legislativa lo pronunciamos, mandamos y firmamos D. Joaquin Gimenez Garcia D. Francisco Monterde Ferrer D. Juan Ramon Berdugo Gomez de la Torre D. Luciano Varela Castro D. Manuel Marchena Gomez PUBLICACION .- Leida y publicada ha sido la anterior sentencia por el Magistrado Ponente Excmo. Sr. D Manuel Marchena Gomez , estando celebrando audiencia pública en el día de su fecha la Sala Segunda del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario certifico.

José M., Abogado ejerciente
Categoría: Derecho Penal
Clientes satisfechos: 5776
Experiencia: ABOGADO ICA BURGOS
José M. y otros otros especialistas en Derecho Penal están preparados para ayudarle
Cliente: escribió hace 4 año.
Se puede demandar o querellar a los padres de la niña por mala fe y comunicacion a otra
persona para que nos denuncie por abuso tambien a la hija de esta 2ª persona.
Experto:  José M. escribió hace 4 año.

Si he entendido bien, una persona que les ha denunciado, ha puesto en conocimiento de otra la sentencia, y ésta les ha denunciado también.

 

Una querella por difamación requiere publicidad y un daño, si la publidcidad se da en un medio que llega a terceros, eso repercute en nuestra reputación e imagen, pero a otra persona, no lo veo muy viable

 

Y además, debemos probar la mala fe y que se ha manipulado para que llegue e denunciar.

 

Lo que si pueden hacer, es querellarse contra una persona que les denuncia falsamente, por CALUMNIAS. Si la segunda persona que les denuncia, no llega a probar los hechos,

 

Artículo 205.

Es calumnia la imputación de un delito hecha con conocimiento de su falsedad o temerario desprecio hacia la verdad.

Artículo 206.

Las calumnias serán castigadas con las penas de prisión de seis meses a dos años o multa de doce a 24 meses, si se propagaran con publicidad y, en otro caso, con multa de seis a 12 meses.

Artículo 207.

El acusado por delito de calumnia quedará exento de toda pena probando el hecho criminal que hubiere imputado

 

Artículo 211.

La calumnia y la injuria se reputarán hechas con publicidad cuando se propaguen por medio de la imprenta, la radiodifusión o por cualquier otro medio de eficacia semejante.

Artículo 212.

En los casos a los que se refiere el artículo anterior, será responsable civil solidaria la persona física o jurídica propietaria del medio informativo a través del cual se haya propagado la calumnia o injuria.

Artículo 213.

Si la calumnia o injuria fueren cometidas mediante precio, recompensa o promesa, los Tribunales impondrán, además de las penas señaladas para los delitos de que se trate, la de inhabilitación especial prevista en los artículos 42 ó 45 del presente Código, por tiempo de seis meses a dos años.

Artículo 214.

Si el acusado de calumnia o injuria reconociere ante la autoridad judicial la falsedad o falta de certeza de las imputaciones y se retractare de ellas, el Juez o Tribunal impondrá la pena inmediatamente inferior en grado y podrá dejar de imponer la pena de inhabilitación que establece el artículo anterior.

El Juez o Tribunal ante quien se produjera el reconocimiento ordenará que se entregue testimonio de retractación al ofendido y, si éste lo solicita, ordenará su publicación en el mismo medio en que se vertió la calumnia o injuria, en espacio idéntico o similar a aquél en que se produjo su difusión y dentro del plazo que señale el Juez o Tribunal sentenciador.

Artículo 215.

1. Nadie será penado por calumnia o injuria sino en virtud de querella de la persona ofendida por el delito o de su representante legal. Se procederá de oficio cuando la ofensa se dirija contra funcionario público, autoridad o agente de la misma sobre hechos concernientes al ejercicio de sus cargos.

2. Nadie podrá deducir acción de calumnia o injuria vertidas en juicio sin previa licencia del Juez o Tribunal que de él conociere o hubiere conocido.

3. El perdón del ofendido o de su representante legal, en su caso, extingue la acción penal sin perjuicio de lo dispuesto en el segundo párrafo del número 5º del apartado 1 del artículo 130 de este Código.

Artículo 216.

En los delitos de calumnia o injuria se considera que la reparación del daño comprende también la publicación o divulgación de la sentencia condenatoria, a costa del condenado por tales delitos, en el tiempo y forma que el Juez o Tribunal consideren más adecuado a tal fin, oídas las dos partes.

 

 

Opiniones de nuestros clientes:

 
 
 
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Me fue de gran ayuda. Captó inmediantemente mi problema y me ayudó a saber qué puedo hacer para solucionar mi problema. Ana Toribio Santa fe, Argentina
  • Los felicito por su respuesta tan profesional y por las cuatro Jurisprudencias que me envió, las que incluiremos como pruebas. Fernando Monterrey Nuevo León, México
  • Estoy muy satisfecho con la pronta respuesta que me han dado. Muchas gracias Guillermo Buenos Aires, Argentina
  • Excelentes sus comentarios. Definitivamente tiene razón.¡Gracias! María Fermín. Puerto Plata, Rep. Dom.
  • El tiempo de respuesta es excepcional, de menos de 6 minutos. La pregunta se respondió con profesionalidad y con un alto grado de compasión. Inés Santander
  • Quedé muy satisfecho con la rapidez y la calidad de los consejos que recibí. Me gustaría añadir que puse en práctica los consejos y que funcionaron la primera vez y siguen haciéndolo. Luis Málaga
 
 
 

Conozca a los expertos:

 
 
 
  • José M.

    José M.

    Abogado ejerciente

    Clientes satisfechos:

    135
    ABOGADO ICA BURGOS
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/JO/JoseMagadan/2013-6-27_16279_IMG6290copia.64x64.JPG Avatar de José M.

    José M.

    Abogado ejerciente

    Clientes satisfechos:

    135
    ABOGADO ICA BURGOS
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/ED/eduardolm/2011-9-12_172832_Recorte.64x64.jpg Avatar de eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    52
    Licenciado en Derecho Diplomado en Escuela de Práctica Jurídica Con despacho profesional abierto
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/DI/DiegoLM/2011-3-28_102522_DSCN0258copia.64x64.JPG Avatar de DiegoAbogado

    DiegoAbogado

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    46
    Abogado colegiado. Especializado en Derecho Penal.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/AR/ariatf/2015-7-28_102459_.64x64.png Avatar de Mariatf19

    Mariatf19

    Licenciada en Derecho

    Clientes satisfechos:

    77
    DESPACHO PROFESIONAL PROPIO ESPECIALIZADO EN DERECHO PENAL
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/EG/egalmadrid/2016-9-10_94314_ja.64x64.jpg Avatar de Legalmadrid

    Legalmadrid

    Posdoctorado

    Clientes satisfechos:

    19
    Abogado experto en Derecho penal socioeconomico y Derecho mercantil.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/albergiud/2010-12-12_105447_mi_cuchi.jpg Avatar de Alberto

    Alberto

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    116
    Abogado especializado en laboral , reclamaciones de indemnizaciones ( tráfico) y deudas
 
 
 

Preguntas relacionadas con Derecho Penal