Cómo funciona JustAnswer:

  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tiene muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.

Formule su propia pregunta a R.Gomez

R.Gomez
R.Gomez, Licenciatura
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 272
Experiencia:  DERECHO Y COLEGIADO EN ICAM
54780214
Escriba su pregunta sobre Legal aquí...
R.Gomez está en línea ahora

Hola buenas, llevo 4 a os en una empresa de dependienda, a

Pregunta del cliente

Hola buenas, llevo 4 años en una empresa de dependienda, a veces me ponian en caja sin tener ninguna titulacion y sin expecificarlo en mi contrato ya que solo pone dependienta no cajera. Bueno el Viernes me pusieron como que he robado 83 euros de la caja, me enseñaron un papel donde ponia la operacion, yo se bien que ese dinero no me lo e llevado pero claro nose como demostrarlo, me han despedido con un despido disciplinario, nose que tengo que hacer, solo me dijo q no tenia derecho a indemnización, finiquito y paro. Necesito que me aconsejeis porfavor, donde tengo que llamar y como tengo que actuar, gracias
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Legal
Experto:  R.Gomez escribió hace 5 año.

En contestación a su consulta le informamos que:

En un plazo de veinte días tiene que interponer una demanda de despido improcedente , en primer lugar lo que se llama papeleta de concilación ante el SMAC para ello tiene que contratar un abogado y quien ha de probar que usted sustrajo esa cantidad de dinero es la empresa/ empleador y no usted, pero para ello tiene que acudir a magistratura de trabajo.

Una vez que presente demanda ante el SMAC (Servicio de Mediación y Arbitraje Conciliacón) la empresa lo más seguro que no acepte la demanda y por ende acudan a juicio donde el juez a falta de pruebas del despido disciplinario acordará la improcedencia del despido y por lo tanto obligará a su empleador a que la indemnice con 45 días por año trabajado así como los salarios de tramitación (meses que pasen hasta la sentencia sin que haya trabajado tienen que pagarla como si hubiese trabajado) más costas judiciales que suelen ser 200 euros.

 

Le adjunto una sentencia muy interesante donde podrá ver que la trabajadora al final la denegaron el despido improcedente por haber firmado un documento, por lo que no ha de firmar ninguna baja voluntaria ni documento alguno y directamente demandar la improcedencia del despido:

Tribunal Supremo (Sala de lo Social, Sección 1ª).Sentencia de 14 junio 2010

JUR\2010\396519

DESPIDO INEXISTENTE: firma de documento transaccional por la trabajadora, dando por finalizada su relación laboral, ante la alternativa de la empresa de proceder a su despido y a la interposición de una denuncia penal por hurto de objetos.

 

Jurisdicción: Social

Recurso de casación para la unificación de doctrina núm. 953/2009

Ponente: Excmo Sr. jesús gullón rodríguez

 

El TS estima el recurso de casación para la unificación de doctrina (núm. 953/2009) interpuesto por «Mercadona, SA» contra la Sentencia de fecha 27-01-2009, del TSJ de Andalucía, dictada en autos promovidos por doña Marta contra la recurrente, sobre despido, que casa y anula en base a lo reseñado en la fundamentación jurídica.

 

SENTENCIA

En la Villa de Madrid, a catorce de Junio de dos mil diez.

Vistos los presentes autos pendientes ante esta Sala en virtud de recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por la Procuradora Dª Mª Luisa López Puig-Cerver, en nombre y representación de MERCADONA, S.A., contra la sentencia de 27 de enero de 2.009 ( AS 2009, 874) dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Sevilla en el recurso de suplicación núm. 1109/08 , interpuesto frente a la sentencia de 25 de octubre de 2.007 dictada en autos 408/07 por el Juzgado de lo Social núm. 1 de Cádiz seguidos a instancia de Dª Marta contra Mercadona, S.A. sobre despido.

Ha comparecido ante esta Sala en concepto de parte recurrida, Dª Marta representada por el Letrado D. Hugo Gómez Ángel.

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D. Jesus Gullon Rodriguez,

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Con fecha 25 de octubre de 2.007, el Juzgado de lo Social núm. 1 de Cádiz, dictó sentencia cuya parte dispositiva es del siguiente tenor literal: <>.

En la anterior sentencia se declararon probados los siguientes hechos: << 1º.- La actora, Marta , mayor de edad, con DNI nº NUM000 y nº de la Seguridad Social NUM001 trabajaba por cuenta y bajo la dependencia de la empresa demandada Mercadona S.A. desde el 4/09/01, percibiendo un salario a efecto de despido de 1.479,39 € /mes y siendo la categoría profesional de Cajera-Reponedora.- El centro de trabajo se encontraba en C/ Real en San Femando, aunque temporalmente lo fue en C/ Alameda de Solano en Chiclana de la Frontera ( Cádiz).- 2º.- En fecha 1 de Junio de 2007, siendo llamada la demandante por el coordinador de tiendas Mercadona, D. Luis Andrés en presencia de dos compañeros, D. Ángela que trabaja en ésta como cajera- pescadera; y D. Esteban , se comunica por la empresaria de la existencia de una "carta de despido" que le es leída, siendo su contenido el siguiente: "La Dirección de la Empresa ha tenido conocimiento y ha comprobado la veracidad de los siguientes hechos: Que usted viene desempeñando en su centro de trabajo las funciones de cajera y reponedora desde el 04/09/2001 y lo que supone tener una plena confianza en usted por motivos lógicos, ya que la caja de la que es responsable, tiene una cantidad muy elevada de sumas de dinero y tampoco puede consumir o llevarse productos para evitar malos entendidos. Ha sido apercibida por su coordinador del centro 2853 de S. Fernando, por estar continuamente en horas de trabajo, hablando por el móvil, en lugar de centrarse con sus clientes o tareas, así como por ausentarse de su puesto de trabajo.- Como usted bien sabe, dentro del Convenio Colectivo de esta empresa se considera falta muy grave, merecedora de la sanción de despido, el hecho de aparcar los tickets de compra, o apropiarse de productos de la tienda, así como autoconsumir productos sin abonarlos, ya que se trata de una norma interna. Ya que nos se puede tolerar en una empresa de estas dimensiones con un número de trabajadores tal elevado, el aparcar tickets o llevarse productos sin su preceptivo abono previo, ya que la situación devendría insostenible.- No sólo se recoge este hecho en el Convenio referido, sino que a su vez, le han informado varias veces de que no se puede hacer esta operación.- Desde un tiempo a esta parte, compañeros suyos, también a resultado de un traslado de centro de trabajo, así como sus responsables que pusieron sobre aviso a su coordinadora explicándole que usted realizaba preparaciones de bolsas de productos en horas de trabajo, y también los consumía o no los abonaba.- Con fecha 16/05/07, su coordinadora y su encargada, observaron como estaba consumiendo un producto de la tienda, concretamente una bolsa de patatas fritas, mientras estaba atendiendo en la sección de perfumería sobre las 17:30 h, al mismo tiempo ha estado haciendo una compra en horas de trabajo, para uso personal abandonando sus funciones de trabajo. En ese momento la Directora de la tienda pone en su conocimiento que no puede realizar ninguna de las dos cosas que estaba haciendo, 1.- ni consumir productos, sin su previo abono, y 2- tampoco en horas de trabajo, ya que está prohibido hasta para los clientes, y tampoco prepararse la compra en su tiempo de trabajo. (Art. 35-B.3 ).- El 17/05/07 , un día después, se comprobó a través de datos informáticos que la compra que usted habría realizado el día anterior durante su horario, no había sido abonada en caja. Este hecho también se pone en conocimiento de usted, quien justifica el impago culpando a otra compañera de caja por haberse despistado en el cobro de estos productos, cuando existen testigos de todo lo contrario. Los productos impagados son: Abrillantador de lavavajillas Fairi, 4,99 € perfume Woman de 26 €, ambientador de coche 5,99 € y la bolsa de patatas fritas misma que había consumido. Siendo el total de unos 36,98 €.- El 26/05/2007, usted, insistió -pese a los avisos de su superior-, en su intolerable conducta, ya que volvió a realizar una compra mientras estaba en su jornada laboral, y posteriormente no la abonó por ninguna caja. Se pudo ver como se llevaba dos unidades de ambientador marca Ambipur 5,99 € y una unidad de gomillas para el pelo de 1,70 €, por valor total de 14,68 €. Tras comprobar la venta de estos productos, a la misma hora en que usted se lo llevó sobre las 15:00 h., de este mismo día, NO SE HABÍA VENDIDO NINGUNA UNIDAD DE ESTE PRODUCTO. Hechos comprobados por una encargada suya, la cual se percató de cómo cogía usted una bolsa con estos productos de su propia taquilla y que no pagó en ningún momento. Tras pedirle el tiquete, tan solo tenía uno que ascendía a 1,16€, y usted sabe que su compra era más elevada. Tras esto, el lunes día 28/05/07, se mantiene una conversación con usted, en la que usted niega todo los hechos, e incluso vuelve a echarle la culpa a una compañera. Diciendo que lo había pagado por la caja nº 13, a su compañera María, la cual asevera que sí le cobró, pero que tan solo pagó usted, dos barras de pan y un paquete de sal gorda. Que usted sabe que existe un libro de incidencias para cuando alguna compra se queda en la línea de cajas, y esto no se dio, ya que no pagó ni las gomillas ni los ambientadores.- A mayor abundamiento, este mismo día, aseguró que a lo mejor se lo había llevado, pero porque alguien se lo estaba poniendo a propósitos en su taquilla. Hecho este último que no le excusa de llevárselo a su domicilio sin abonarlo, puesto que son productos que de habérselo dejado en su taquilla, no tiene porque llevárselos sin abonar.- A ello se sumó el dato de que se sospechaba que estaba indagando en datos personales protegidos incluso por la Ley de Datos, (que acarrearía incluso sanción para la propia empresa) y que sabe, están prohibidos, pues usted violaba la correspondencia y documentos, reservados a su coordinador, única y exclusivamente. En concreto abrió los cuadernos de anotaciones de mayo y de junio, los datos confidenciales de los gerentes del centro, así como las libretas de anotaciones, las cajas y cajones de su coordinadora, y también analizaba usted el material de su responsable, cuando esos cajones son de uso personal y exclusivo de su coordinadora. Accediendo sobre las 14:30 h, y durante alrededor de 30 minutos, del día siguiente 28/05/07, a su vez, a los datos de la cámara de seguridad, manipulando el mando a distancia, y el aparato en cuestión. Sobre las 14:35 de este día, se ve como indaga en documentos que son personales, y privados de sus superiores. Sistema de seguridad que vigila los robos de la tienda, sin consentimiento alguno. A las 14:38, cogió las llaves sin consentimiento de nadie, y abrió los cajones de su coordinadora, para acceder a datos totalmente privados. A las 14:40, había cogido los expediente de varios compañeros, y se dedicó a observarlos. A las 14:3, abre los cajones de sus encargados para estar varios minutos registrándolos. LE RECORDAMOS QUE SUS FUNCIONES SON DE CAJERA, Y PARA NADA TENIA QUE TENER ACCESO A ESTOS DOCUMENTOS. Hecho que usted admitió el pasado día 29/05/07, puesto que su coordinadora se lo recriminó, y usted, tan solo contestó que sí, que lo hacía...." Hecho de gran gravedad reflejado en el convenio en su artículo 35 C.6 . Y que tras todos los avisos que recibió suman una falta muy grave que impide que continuemos confiando en usted.- Como Ud. comprenderá hechos como los descritos, no pueden ni deben permitirse, por cuanto implican un serio quebrantamiento del principio de buena fe, de necesaria y general observancia, y vulneran así mismo, el deber profesional de lealtad que impone el servicio de no defraudar la confianza en Ud. depositada, y que merece sin ninguna duda LA MÁXIMA DESAPROBACIÓN POR PARTE DE ESTA DIRECCIÓN.- En consecuencia y en base a las facultades que a la empresa le reconoce el Convenio Colectivo de Mercadona S.A., en el artículo 36 y a tenor de lo dispuesto en los artículos 35, B.4, C.1, C.4 y C.6 del mismo texto legal, y el artículo 54.2 .d del E.T:, su actitud es constitutiva de un comportamiento grave y culpable, por transgresión de la buena fe contractual y por apropiación indebida de productos de la empresa, y por entregarse a distracciones y prepararse su compra en jornada laboral varias veces que concluyen en una reincidencia del apartado C.19 del mismo artículo. - Por lo tanto la Dirección de esta Empresa ha tomado la decisión de despedirle con efectos del día de hoy.".- Alternativamente, se le comunica que existe una 2ª opción en este caso transaccional, pudiendo elegir la demandante por ésta segunda si no quiere enfrentarse con aquella carta de despido, cuyo contenido aparece documentado de la siguiente forma: "Reunidos D. Luis Andrés con D.N.I. NUM002 en nombre y representación de la mercantil Mercadona, S.A., y Marta con D.N.I. NUM000 quien actúa en nombre e interés propio.- MANIFIESTAN.- 1.- Que la empresa Mercadona, S.A., ha procedido a despedir con fecha 01 de junio de 2007, a Dª Marta por las causas y términos consignados en la carta de despido.- II.- Que ambas partes y con el fin de evitar el perjuicio que pudiese conllevar un procedimiento judicial y en virtud de art. 1809 de Código Civil desean formalizar acuerdo transaccional, y en virtud de ello... .- ACUERDAN.- Primero .- A los efectos oportunos Mercadona, S.A., reconoce el despido notificado a D Marta el día 01 de junio de 2007.- Segundo.- Que por ello, Mercadona, S.A., se compromete a abonarle la cantidad de trescientos euros (300 EUR) Habiendo cobrado íntegramente el mes de junio, y habiendo disfrutado el periodo vacacional, no le corresponde cantidad alguna por finiquito, por lo que todos ellos, a la indemnización.- Tercero.- Que D. Marta , acepta dicho ofrecimiento, y declara haber recibido todos los conceptos/devengos retribuidos, daños y perjuicios, de cualquier clase, que le puedan corresponder, derivados de la relación laboral mantenida con Mercadona, S.A.- Cuarto.- Que por lo tanto, ambas partes convienen en que el contrato laboral que les ha unido se tenga por rescindido, y la relación laboral saldada y finiquitada con efectos del 01 de junio de dos mil siete. Puesto que la Sra. Marta , reconoce que en los días 17/05/07 y los días 26/05/07 se ha llevado varios productos del centro sito en Chiclana, en donde estaba trasladada sin abonarlos. En concreto y entre ellos, dos ambientadores ambipur en el día 26/05/07. Así también el día 17/05/07 abrillantador de Fairi, perfume Woman, entre otros varios. Así como que el 28/05/07, también observó documentación de un superior, sabiendo que esto está totalmente prohibido. Haciendo constar que no tienen nada más que reclamarse por ningún concepto de ninguna clase, renunciando además a ejercitar cualquier tipo de acción judicial (civil, penal, social...) contra la empresa y sus empleados. En prueba de conformidad, firman los presentes.".- La carta de despido a la que se refiere el acuerdo transaccional se basa en los siguientes hechos: "Por no cumplir con las obligaciones contraidas en su día con ésta empresa. Como ud. Comprenderá hechos como los descritos no pueden ni deben permitirse y merecen la mas absoluta desaprobación por parte de esta Dirección, pues con su conducta no solamente esta yendo en contra del modelo de calidad total que rige en toda empresa, sino que además no está cumpliendo con sus obligaciones laborales.- En consecuencia y en base a lo establecido en los arts 5.a) 20.1) y 54.2 b) del Estatuto de los Trabajadores , y artículos 35. B4, C11 y C15 del Convenio Colectivo de Mercadona S.A. su actitud es constitutiva de un incumplimiento grave y culpable por no cumplir las obligaciones laborales contraidas con la empresa. Por lo tanto, la Dirección de la Empresa según las facultades que le otorga el articulo 36 del Convenio , ha tomado la decisión de despedirle con efectos del día de hoy." .- El coordinador le advierte que lo piense detenidamente, y que se tome el tiempo que sea preciso, así como que no tiene que firmar ninguna si no quiere ya que podía luchar contra aquella decisión de despido que era ya irrevocable por la empresa. La demandante, tras un rato en silencio decide firmar ésta segunda comunicación.- La empresa ordenó el 5/6/2007 transferencia bancaria por importe de 300,00 euros a la trabajadora.- 3º.- La actora no ostenta ni ha ostentado durante el año anterior al despido cargo de representación sindical ni delegado de personal.- 4º.- Es de aplicación el Convenio Colectivo propio de la empresa MERCADONA S.A.- 5º.- En fecha 10/07/07 se celebró acto de conciliación ante el CMAC, con un resultado de celebrado sin avenencia.>>.

SEGUNDO

Posteriormente, con fecha 27 de enero de 2.009 ( AS 2009, 874) , la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia Andalucía con sede en Sevilla, dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva: <>.

TERCERO

Contra la sentencia dictada en suplicación, se formalizó, por la representación procesal de Mercadona, S.A. el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, que tuvo entrada en el Registro General de este Tribunal Supremo, el día 30 de marzo de 2.009, alegando la contradicción existente entre la sentencia recurrida y la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de fecha 20 de enero de 2.004 .

CUARTO

Por providencia de esta Sala de 11 de febrero de 2.010, se admitió a trámite el presente recurso, dándose traslado del mismo a la parte recurrida para que formalizara su impugnación en el plazo de diez días.

QUINTO

Evacuado el trámite de impugnación, se dio traslado al Ministerio Fiscal para informe, dictaminado en el sentido de considerar el recurso procedente, e instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para la votación y fallo el 8 de junio de 2.010, fecha en que tuvo lugar.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

1.- La cuestión que ha de resolverse en el presente recurso de casación para la unificación de doctrina consiste en determinar el valor liberatorio que para la empresa pueda suponer la suscripción por la trabajadora de un documento de transacción en el que, ante la existencia en el mismo acto de su firma de un despido disciplinario por motivos graves, expresa su reconocimiento de las faltas y la voluntad de no reclamar por el despido, recibiendo una indemnización inferior a la que le correspondería en caso de despido improcedente.

Aunque los hechos fundamentales han quedado transcritos en otra parte de ésta sentencia, conviene traer aquí los más relevantes a que se atuvieron tanto la sentencia de instancia como la recurrida de la Sala de lo Social de Sevilla, con objeto de obtener una mejor perspectiva tanto del problema de la contradicción con la sentencia de contraste, como sobre un eventual pronunciamiento de fondo.

2.- La trabajadora demandante prestaba servicios en Mercadona de San Fernando (Cádiz), como cajera-reponedora. El día 1 de junio de 2.007 se reclamó por la empresa su presencia en oficinas, llevándose a cabo una reunión en la que, además de la trabajadora, asistieron el coordinador de tiendas y dos compañeros de trabajo. En esa reunión se anuncia la intención de la empresa de despedir a la trabajadora y se procede a la lectura de una carta de despido en la que se contenían varias causas para ello, fundamentalmente referidas a la apropiación de varios productos de la empresa y el haber accedido sin autorización a la documentación de un superior.

Después de la referida lectura, el coordinador de tiendas le indica que podría acogerse como alternativa a la entrega formal de la carta de despido a una segunda opción de carácter transaccional, a la que se da lectura, y en la que se hacía constar - siempre en la misma fecha y unidad de acto- que, reunido el representante de la empresa y la trabajadora, manifestaban lo siguiente:

"1.- Que la empresa Mercadona, S.A., ha procedido a despedir con fecha 01 de junio de 2007, a la trabajadora ... por las causas y términos consignados en la carta de despido.

 

2.- Que ambas partes y con el fin de evitar el perjuicio que pudiese conllevar un procedimiento judicial y en virtud de

art. 1809 de Código Civil ( LEG 1889, 27) desean formalizar acuerdo transaccional, y en virtud de ello...

 

ACUERDAN

 

Primero.- A los efectos oportunos Mercadona, S.A., reconoce el despido notificado ... el día 01 de junio de 2007.

 

Segundo.- Que por ello, Mercadona, S.A., se compromete a abonarle la cantidad de trescientos euros (300 EUR). Habiendo cobrado íntegramente el mes de junio, y habiendo disfrutado el periodo vacacional, no le corresponde cantidad alguna por finiquito, por lo que todos ellos, a la indemnización.

 

Tercero.- Que [la trabajadora] acepta dicho ofrecimiento, y declara haber recibido todos los conceptos/devengos retribuidos, daños y perjuicios, de cualquier clase, que le puedan corresponder, derivados de la relación laboral mantenida con Mercadona, S.A.

 

Cuarto.- Que por lo tanto, ambas partes convienen en que el contrato laboral que les ha unido se tenga por rescindido, y la relación laboral saldada y finiquitada con efectos del 01 de junio de dos mil siete. Puesto que la Sra. ... reconoce que en los días 17/05/07 y los días 26/05/07 se ha llevado varios productos del centro sito en Chiclana, en donde estaba trasladada sin abonarlos. En concreto y entre ellos, dos ambientadores ambipur en el día 26/05/07. Así también el día 17/05/07 abrillantador de Fairi, perfume Woman, entre otros varios. Así como que el 28/05/07, también observó documentación de un superior, sabiendo que esto está totalmente prohibido. Haciendo constar que no tienen nada más que reclamarse por ningún concepto de ninguna clase, renunciando además a ejercitar cualquier tipo de acción judicial (civil, penal, social...) contra la empresa y sus empleados. En prueba de conformidad, firman los presentes."

 

A ese documento se unía sin solución de continuidad y en el mismo texto una carta de despido de la misma fecha en la que se acordaba el despido por "... no cumplir con las obligaciones contraídas en su día con ésta empresa. Como ud. Comprenderá hechos como los descritos no pueden ni deben permitirse y merecen la más absoluta desaprobación por parte de esta Dirección, pues con su conducta no solamente esta yendo en contra del modelo de calidad total que rige en toda empresa, sino que además no está cumpliendo con sus obligaciones laborales".

 

3.- En ese momento el coordinador le advierte que podía tomarse el tiempo que tuviese por conveniente para decidir si firmaba o no la transacción propuesta (hecho probado tercero de la sentencia de instancia), dejando constancia de la inexistencia absoluta de obligación para firmar ningún documento. La demandante, tras un rato en silencio decidió firmar la segunda comunicación transaccional.

No obstante, planteó demanda por despido afirmando haberlo sido por medio de la que podría denominarse "carta de despido transaccional", esto es, el texto que acompañaba a la transacción antes referida. La demanda fue desestimada por sentencia de 25 de octubre de 2.007 del Juzgado de lo Social número 1 de los de Cádiz , al entender que la expresión de voluntad plasmada por la trabajadora en el documento de fecha 1 de julio, fue una libre manifestación de la misma sin que se apreciara la existencia de vicio alguno en su proceso de formación.

4.- Recurrida en suplicación, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, sede de Sevilla, en la sentencia que ahora se recurre en casación para la unificación de doctrina, estimó el recurso y declaró la improcedencia del despido.

Para llegar a tal conclusión la Sala de suplicación analiza los términos del documento transaccional, en relación con las circunstancias que concurrieron en su firma para afirmar en primer término la incorrección de la literalidad y contenido del documento en el que aparecía la voluntad de extinción del vínculo contractual, cuando antes ya se había reconocido que el contrato se había extinguido por despido, y en segundo lugar, que la actitud y voluntad de la trabajadora estuvo condicionada y viciada en el momento de la firma por su intención evitar las consecuencias de una denuncia judicial y de un procedimiento de despido disciplinario. Por eso se afirma literalmente en ella que "... si el vínculo laboral ya estaba roto por mor de tal proceder empresarial

[el despido] ...lo único que podría producirse tras la decisión extintiva adoptada por el empleador es un acuerdo transaccional en los términos contemplados en el

artículo 1809 del Código Civil ... Pero a efectos de valorar la eficacia de tales acuerdos, será necesario acreditar tanto su existencia, como su contenido, del que resulten claramente las contraprestaciones producidas entre las partes y el fin perseguido. Y en el presente caso, no se da ninguno de tales presupuestos pues, como se ha razonado, nos encontramos ante la imputación de hechos que pudieran dar lugar a una denuncia o actuación penal, y la trabajadora es compelida a firmar un documento de baja voluntaria como forma de eludir unas actuaciones penales, luego no emitió aquella declaración de baja de forma voluntaria y libre, como entiende la parte impugnante, sino impuesta por la empresa, en atención a las circunstancias que se han relatado".

 

SEGUNDO

Recurre ahora la empresa en casación para la unificación de doctrina frente a la referida resolución denunciando la infracción de los artículos 49.1 a) del Estatuto de los Trabajadores ( RCL 1995, 997) y de los artículos 1.265, 1.267 y 1.268 del Código Civil ( LEG 1889, 27) , proponiendo como sentencia de contraste la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en fecha 20 de enero de 2.004 ( PROV 2004, 95351) .

Aunque esta Sala advirtió en un principio de la posible inexistencia de contradicción entre ambas sentencias, y ahora sostiene esa posición la parte recurrida, el Ministerio Fiscal ha sostenido y sostiene ahora con extensos y razonados argumentos la existencia de tal contradicción, posición que se comparte ahora expresamente, por las razones que se ofrecen a continuación.

Antes de nada, conviene describir la situación que contempló la sentencia de contraste: se trataba allí también de una situación similar en la que la empresa demandada convocó al trabajador el día 19 de noviembre de 2.002 a una reunión en la que estuvieron presente el demandante, dos testigos superiores jerárquicos de éste, y el abogado de la empresa. Durante la misma éste informó al actor que tenía encargo de la empresa de formular denuncia contra él por la apropiación del importe de prendas propiedad de la empleadora, y se procedió a la redacción de la carta de despido con esas imputaciones.

En el mismo acto se redactó también un recibo de saldo y finiquito en el que ambas partes tenían por rescindido el contrato de trabajo que hasta la fecha les unía, abonándose al actor la cantidad de 3.709,24 euros, cantidad correspondiente a los conceptos de salario mensual, promedio de comisiones y liquidación de las partes proporcionales, y 5.000 euros como indemnización, cantidades de las que se detraería el importe de las prendas sustraídas.

Al final del texto se incluía lo siguiente: "Ambas partes con el percibo de las referidas cantidades se considerarán totalmente saldadas y finiquitadas, reconociendo que no les asiste derecho alguno en nada mas pedir ni reclamar por cualquier concepto y ante cualquier jurisdicción".

 

También el trabajador planteó demanda, de la que conoció el Juzgado de lo Social 7 de los de Madrid, que negó valor liberatorio al finiquito y declaró la improcedencia del despido.

Sin embargo, la Sala de Madrid en la sentencia de contraste acogió la posición de la empresa y estimó el recurso de suplicación formulado, negando la concurrencia de intimidación en la firma por el actor del recibo de saldo y finiquito, y, por lo tanto, la de vicio de consentimiento, al no haberse producido la amenaza de un daño ilícito, inminente y grave que determinara que la declaración de voluntad prestada estuviera viciada, teniendo en cuenta que la advertencia del ejercicio de acciones penales que se hizo al trabajador "... no constituye intimidación

-se dice literalmente en ella- , sino simplemente anuncio del ejercicio de una acción que la ley concede, frente a la cual el trabajador podía ejecutar todas las posibilidades de defensa que se le reconocen en las leyes, en el caso de que se iniciara, en verdad, un proceso penal".

 

TERCERO

La comparación de los hechos, fundamentos y pretensiones que exige el artículo 217 de la Ley de Procedimiento laboral ( RCL 1995, 1144, 1563) para la viabilidad del recurso de casación para la unificación de doctrina, en relación con el contenido de las sentencias que se acaban de describir en los anteriores fundamentos nos lleva a firmar, como ya se anticipó, que ambas resoluciones son contradictorias, desde el momento en que antes situaciones sustancialmente iguales llegaron a decisiones realmente contrapuestas, otorgando valor al documento liberatorio en el caso de la sentencia de contrate y negándoselo en el de la recurrida.

Es cierto que en el supuesto de la recurrida el texto que se firmó entre las partes no fue un mero finiquito, como ocurrió en la de contraste, sino un documento transaccional, pero esa diferencia no resulta relevante, pues el núcleo de la contradicción, al que hemos de ceñir el análisis de fondo, se reduce a determinar los efectos liberatorios que haya de tener en el proceso de despido el documento previo suscrito como consecuencia de la existencia de faltas imputadas al trabajador y contenidas en una carta de despido anunciada, en la que se contienen conductas de posible repercusión penal susceptibles de ser denunciadas por la empresa ante la jurisdicción correspondiente. Lo decisivo es entonces saber si ese documento que en principio se suscribe para excluir el proceso laboral, la posibilidad de impugnar el despido -por vía de la redacción de un finiquito o por vía transaccional- fue firmado voluntariamente por el trabajador, cuando, como ocurrió en los casos vistos en ambas sentencias, las circunstancias que concurren en el proceso de toma de decisión por parte del empleado son prácticamente iguales.

Procede entonces que la Sala entre a conocer del fondo del asunto y determine la doctrina que resulte ajustada a derecho, unificando la doctrina.

CUARTO

En los anteriores fundamentos hemos descrito con detalle la situación de hecho que condujo a la sentencia recurrida a afirmar que en este caso la voluntad de la trabajadora al firmar la transacción en virtud de la cual renunciaba al ejercicio de acciones de cualquier naturaleza frente a la empresa.

En esencia, se argumenta por la Sala de Sevilla en primer lugar sobre la falta de rigor que supone incluir en un documento transaccional redactado al amparo del artículo 1.809 del Código Civil ( LEG 1889, 27) referencias a la extinción de la relación laboral cuando realmente en el mismo documento se parte de la existencia de un despido, lo cual conduce inmediatamente después a la Sala a analizar los términos de ese texto, para concluir que la demandante fue "compelida" a firmar el documento ante la existencia de una imputación de hechos que pudiera dar lugar a una denuncia o actuación penal, dejando con ello sin efecto la transacción propiamente dicha y el reconocimiento de los hechos imputados que se contiene en el mismo, que antes hemos transcrito literalmente.

Pero esa conclusión resulta errónea a juicio de esta Sala por cuanto que ateniéndonos a los hechos probados, de ninguno de ellos se desprende que la voluntad de la trabajadora pudiese estar viciada. Del hecho de que se pusiera en su conocimiento por medio del primer proyecto de la carta de despido la existencia de unos hechos graves, que atentaban contra el principio de buena fe contractual y que podrían comportar una serie de consecuencias legales, laborales y penales, de las que se informó cumplidamente a aquélla, y a la vista de las cuales decidió libremente firmar la transacción, tras pesar la posibilidad que se le ofrecía de reflexionar y suscribirlo en otro momento, o no hacerlo, no cabe extraer precisamente la conclusión de que fuera "compelida" a la firma.

Esta Sala de lo Social del Tribunal Supremo viene sosteniendo reiteradamente, y es ejemplo de ello la sentencia de 6 de febrero de 2.007 (recurso 5479/2005 ) ( RJ 2007, 3340) , que para que la conducta de la empresa previa a la toma de decisión del trabajador pueda calificarse de amenaza o intimidación encuadrable en el artículo 1.267 del Código Civil es preciso que la misma revista un matiz antijurídico o ilícito, y no hay tal cuando lo que se hace es anunciar el posible ejercicio correcto y no abusivo de un derecho, como es el relativo a un posible despido disciplinario o la interposición de denuncia o querella por la sustracción de los artículos de la empresa.

Del mismo modo, para examinar la intención del actor la jurisprudencia viene afirmando que han de analizarse en cada caso no sólo los actos posteriores, sino también los anteriores y los coetáneos (artículo 1.282 del Código Civil ) y del análisis conjunto de ellos se llega en este caso a la conclusión de que fue el conocimiento al que llegó la demandante de la importancia y alcance de los hechos que habían sido descubiertos por la empresa lo que le condujo a aceptar voluntaria y libremente la solución alternativa que se le ofrecía de firmar la transacción evitando así posibles consecuencias adversas para ella,

De lo razonado hasta ahora se desprende que la firma voluntaria y libre del documento transaccional llevada a cabo en la reunión del día 1 de junio de 2.007 impedía, por haberlo así acordado en renuncia expresa, el ejercicio con éxito de acciones como la de despido que llevó a cabo la demandante, por lo que no cabe decir que existiese acción de despido que pudiese lícitamente hacerse valer, tal y como argumentó la sentencia de instancia, razón por la que es preciso decir que la sentencia recurrida cuando afirmó lo contrario infringió el artículo 1.809 del Código Civil , en relación con los artículos 55 y 56 del Estatuto de los Trabajadores ( RCL 1995, 997) , al acoger la pretensión de despido formulada en la demanda.

En consecuencia, ha de estimarse el recurso de casación para la unificación de doctrina planteado, casar y anular la sentencia recurrida y resolver el debate planteado en suplicación, tal y como exige el artículo 226.2 de la Ley de Procedimiento Laboral ( RCL 1995, 1144, 1563) , estimando el recurso de tal clase interpuesto en su día por la empresa demandada contra la sentencia de instancia, que desestimó la demanda tras declarar la inexistencia de despido, resolución ésta que habrá de ser confirmada en su integridad. Sin costas.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

FALLAMOS

Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por la representación de MERCADONA, S.A., contra la sentencia de 27 de enero de 2.009 ( AS 2009, 874) dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía con sede en Sevilla en el recurso de suplicación núm. 1109/08 , interpuesto frente a la sentencia de 25 de octubre de 2.007 dictada en autos 408/07 por el Juzgado de lo Social núm. 1 de Cádiz seguidos a instancia de Dª Marta contra Mercadona, S.A. sobre despido. Casamos y anulamos la sentencia recurrida y resolviendo el debate plateado en suplicación, estimamos el recurso de esta clase interpuesto en su día por la empresa demandada y confirmamos la sentencia de instancia que desestimó la demanda. Sin costas.

Devuélvanse las actuaciones al Organo Jurisdiccional correspondiente ,con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado D. Jesus Gullon Rodriguez hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.

El presente texto se corresponde exactamente con el distribuido de forma oficial por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de lo establecido en el artículo 3.6 b) del Reglamento 3/2010 (BOE de 22 de noviembre de 2010). La manipulación de dicho texto por parte de Editorial Aranzadi se puede limitar a la introducción de citas y referencias legales y jurisprudenciales.

 

Si esta conforme con asesoramiento ruego acepte respuesta con el fin de poder percibir ingresos de just answer, en función de a quien acepte usted , percibirá ese letrado ingresos.

Atentamete,

R. Gómez

ICAM



Editado por R.Gomez el 20/02/2011 a las 19:07 EST

JustAnswer en los medios:

 
 
 
Sitios web de consulta médica: Si tiene una pregunta urgente puede intentar obtener una respuesta de sitios que afirman disponer de distintos especialistas listos para proporcionar respuestas rápidas... Justanswer.com.
JustAnswer.com...ha visto como desde octubre se ha disparado el número de consultas legales de nuestros lectores sobre despidos, desempleo e indemnizaciones por cese.
Los sitios web como justanswer.com/legal
...no dejan nada al azar.
El tráfico en JustAnswer ha aumentado un 14 por ciento...y hemos recibido 400.000 visitas en 30 días...las preguntas relacionadas con el estrés, la presión alta, la bebida y los dolores cardíacos han aumentado un 33 por ciento.
Tory Johnson, colaboradora de GMA sobre temas relacionados con el lugar de trabajo, habla sobre el "teletrabajo", como JustAnswer, en el que expertos verificados responden a las preguntas de las personas.
Le diré que... las pruebas que hay que superar para llegar a ser un experto son muy rigurosas.
 
 
 

Opiniones de nuestros clientes:

 
 
 
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Me fue de gran ayuda. Captó inmediantemente mi problema y me ayudó a saber qué puedo hacer para solucionar mi problema. Ana Toribio Santa fe, Argentina
  • Los felicito por su respuesta tan profesional y por las cuatro Jurisprudencias que me envió, las que incluiremos como pruebas. Fernando Monterrey Nuevo León, México
  • Estoy muy satisfecho con la pronta respuesta que me han dado. Muchas gracias Guillermo Buenos Aires, Argentina
  • Excelentes sus comentarios. Definitivamente tiene razón.¡Gracias! María Fermín. Puerto Plata, Rep. Dom.
  • El tiempo de respuesta es excepcional, de menos de 6 minutos. La pregunta se respondió con profesionalidad y con un alto grado de compasión. Inés Santander
  • Quedé muy satisfecho con la rapidez y la calidad de los consejos que recibí. Me gustaría añadir que puse en práctica los consejos y que funcionaron la primera vez y siguen haciéndolo. Luis Málaga
 
 
 

Conozca a los expertos:

 
 
 
  • eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    917
    Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/ED/eduardolm/2011-9-12_172832_Recorte.64x64.jpg Avatar de eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    917
    Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/JO/JoseMagadan/2013-6-27_16279_IMG6290copia.64x64.JPG Avatar de Abogado3044

    Abogado3044

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    2239
    ABOGADO ICA BURGOS. I speak english
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/albergiud/2010-12-12_105447_mi_cuchi.jpg Avatar de Alberto

    Alberto

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    116
    Abogado especializado en laboral , reclamaciones de indemnizaciones ( tráfico) y deudas
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/fcantalapiedra/2010-11-9_1466_Dibujo.jpg Avatar de Fernando Cantalapiedra

    Fernando Cantalapiedra

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    17
    Ejerciendo desde hace cinco años
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/DI/DiegoLM/2011-3-28_102522_DSCN0258copia.64x64.JPG Avatar de DiegoAbogado

    DiegoAbogado

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    746
    Abogado colegiado ejerciente
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/EQ/EquiteLex/2011-12-4_12815_Jesús6.64x64.jpg Avatar de Jesús

    Jesús

    Licenciatura/Derecho

    Clientes satisfechos:

    52
    Abogado colegiado ejerciente /LEGAL GENERAL
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/AR/ariatf/2015-7-28_102459_.64x64.png Avatar de Mariatf19

    Mariatf19

    licenciada en derecho

    Clientes satisfechos:

    972
    MÁSTER EN DERECHO CON DESPACHO PROFESIONAL PROPIO
 
 
 

Preguntas relacionadas con Legal