Cómo funciona JustAnswer:

  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.

Formule su propia pregunta a Unswer

Unswer
Unswer, Licenciatura
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 11
Experiencia:  Información General sobre aspectos del día a día.
57959121
Escriba su pregunta sobre Legal aquí...
Unswer está en línea ahora

Soy propietario de una parcela que se riega con el agua que

Pregunta del cliente

Soy propietario de una parcela que se riega con el agua que trae una tubería que pasa a tres metros de altura construida sobre un margen.Esta tuberia tiene una toma de la que regamos yo y una parcela vecina. Para regar existe una bajante en mi parcela y una pequeña acequia sobre mi parcela hasta la vecina.
Lo que ocurre es que la citada tuberia de riego pasa a la misma distancia de mi parcela que de la vecina y pienso que aunque desde hace tiempo se riega así, se podría conducir el agua desde la toma hasta la parcela vecina con una tubería de unos 10 metros sin pasar por mi parcela.En estas condiciones ¿Conserva el vecino su derecho de servidumbre?
Enviada: hace 6 año.
Categoría: Legal
Experto:  Abogado3044 escribió hace 6 año.

Hola:

 

Efectivamente la tubería es una servidumbre sobre su finca, y le pongo lo que dice el código civil al respecto.

 

Artículo 530

La servidumbre es un gravamen impuesto sobre un inmueble en beneficio de otro perteneciente a distinto dueño.
El inmueble a cuyo favor está constituida la servidumbre, se llama predio dominante; el que la sufre, predio sirviente

Artículo 531

También pueden establecerse servidumbres en provecho de una o más personas, o de una comunidad, a quienes no pertenezca la finca gravada.

Artículo 532

Las servidumbres pueden ser continuas o discontinuas, aparentes o no aparentes.
Continuas son aquellas cuyo uso es o puede ser incesante, sin la intervención de ningún hecho del hombre.
Discontinuas son las que se usan a intervalos más o menos largos y dependen de actos del hombre.
Aparentes las que se anuncian y están continuamente a la vista por signos exteriores que revelan el uso y aprovechamiento de las mismas.
No aparentes las que no presentan indicio alguno exterior de su existencia.

Artículo 536

Las servidumbres se establecen por la ley o por la voluntad de los propietarios. Aquéllas se llaman legales y éstas voluntarias

Artículo 537

Las servidumbres continuas y aparentes se adquieren en virtud de título, o por la prescripción de veinte años.

Artículo 538

Para adquirir por prescripción las servidumbres a que se refiere el artículo anterior, el tiempo de la posesión se contará: en las positivas, desde el día en que el dueño del predio dominante, o el que haya aprovechado la servidumbre, hubiera empezado a ejercerla sobre el predio sirviente; y en las negativas, desde el día en que el dueño del predio dominante hubiera prohibido, por un acto formal, al del sirviente la ejecución del hecho que sería lícito sin la servidumbre.

De las servidumbres en materia de aguas

 

Artículo 552

Los predios inferiores están sujetos a recibir las aguas que naturalmente y sin obra del hombre descienden de los predios superiores, así como la tierra o piedra que arrastran en su curso.
Ni el dueño del predio inferior puede hacer obras que impidan esta servidumbre, ni el del superior obras que la agraven.

Artículo 554

Cuando para la derivación o toma de aguas de un río o arroyo, o para el aprovechamiento de otras corrientes continuas o discontinuas, fuere necesario establecer una presa, y el que haya de hacerlo no sea dueño de las riberas, o terrenos en que necesite apoyarla, podrá establecer la servidumbre de estribo de presa, previa la indemnización correspondiente.

Artículo 557

Todo el que quiera servirse del agua de que pueda disponer para una finca suya, tiene derecho a hacerla pasar por los predios intermedios con obligación de indemnizar a sus dueños, como también a los de los predios inferiores sobre los que se filtren o caigan las aguas.

Artículo 559

No puede imponerse la servidumbre de acueducto para objeto de interés privado, sobre edificios, ni sus patios o dependencias, ni sobre jardines o huertas ya existentes.

Artículo 560

La servidumbre de acueducto no obsta para que el dueño del predio sirviente pueda cerrarlo y cercarlo, así como edificar sobre el mismo acueducto de manera que este no experimente perjuicio, ni se imposibiliten las reparaciones y limpias necesarias.

Artículo 561

Para los efectos legales la servidumbre de acueducto será considerada como continua y aparente, aun cuando no sea constante el paso del agua, o su uso dependa de las necesidades del predio dominante, o de un turno establecido por días o por horas.

Artículo 563

El establecimiento, extensión, forma y condiciones de las servidumbres de aguas, de que se trata en esta sección, se regirán por la ley especial de la materia en cuanto no se halle previsto en este Código.

Por lo que Ud comenta y a la luz de los articulos transcritos, Ud. está obligado a soportar la servidumbre, no pudiendo obligar al vecino a modificar lo existente, si él no quiere.

Ud puede solicitar el cambio, proponer pagar los gastos, y si él acepta, será legal. Pero Ud carece de habilitación legal para imponerselo.

Experto:  R.Gomez escribió hace 6 año.

En contestación a su consulta:

Le informamos que para que pierda su vecino el derecho de servidumbre acueducto (como se conoce) tendría que demostrar la inutilidad del acueducto al disponer de otros modos de obtener agua.

Le adjunto una sentencia muy interesante que analiza un supuesto parecido al suyo.

Audiencia Provincial de Badajoz (Sección 2ª).Sentencia núm. 146/2005 de 22 abril

AC\2005\802

SERVIDUMBRES: ACCION NEGATORIA: procedencia: acueducto: XXXXX XXXXX signo aparente: desaparición de la necesidad que justificó su constitución en caso de existir: disposición por los apelantes de dos pozos para riego de su finca.

 

Jurisdicción: Civil

Recurso de Apelación núm. 103/2005

Ponente: Ilmo. Sr. D. fernando paumard collado

 

La Audiencia Provincial de Badajoz declara no haber lugar al recurso de apelación interpuesto por la parte demandada contra la Sentencia de fecha 02-11-2004 dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 1 de Zafra.

 

En Badajoz, a veintidós de abril de dos mil cinco.

La Sección 002 de la Ilma. Audiencia Provincial de Badajoz, ha visto en grado de apelación, los autos de Procedimiento Ordinario(NNN) NNN-NNNN/2003 del Jdo. 1ª. Inst. e Instrucción Núm. 1 de Zafra seguido entre partes, de una como apelante Gerardo y Otra, representado por la Procuradora Sra. López Sosa y defendido por el Letrado Sr. Ceron Ortiz, y de otra, como apelados Carlos Miguel y Otra, representado por la Procuradora Sra. Pérez Pavo y defendido por el Letrado Sr. Nieto Pérez, y Juana, representado por el Procurador Sr. Calatayud Rodriguez y defendido por el Letrado Sr. Marcos Gordillo.

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO

Se aceptan los antecedentes de hecho de la sentencia apelada.

SEGUNDO

Seguido el juicio por sus trámites legales ante el Jdo. 1ª. Inst.e Instrucción Núm. 1 de ZAFRA, por el mismo se dictó sentencia con fecha 2-11-04, cuya parte dispositiva dice:

« Estimar Íntegramente

la demanda interpuesta por D. Carlos Miguel y Dña. María contra D. Gerardo y Dña. Flora y condenar a los referidos demandados a estar y a pasar por las siguientes declaraciones:

1.-Que la finca de D. Carlos Miguel y Dña. María (Urbana: Parcela edificable en los Santos de Maimona (Badajoz) señalada con el número NUM000 de la AVENIDA000, con una superficie de trescientos noventa y seis metros y veintisiete decímetros cuadrados, y que linda por la derecha entrando, en línea de 35,00 metros y fondo, en línea de 12,20 metros, con la finca matriz de la que se segrega; por la izquierda, en línea de 35,00 metros, con la finca de D. Casimiro; y de frente con la fachada de 10,50 metros con el camino o AVENIDA000. Finca inscrita en el Registro de la Propiedad de Zafra al tomo NUM001, folio NUM002, libro NUM003, finca núm. NUM004) está libre de toda carga, gravamen o servidumbre de aguas, acueducto a favor del predio perteneciente a los demandados (D. Gerardo y Dña. Flora.

2.-A ejecutar o permitir ejecutar a su costa las obras necesarias para hacer desaparecer la arqueta y conducción de agua subterránea galería o acequia existente en la finca de los actores.

3.-A abstenerse en un futuro acto de paso, uso o perturbación alguno en la referida propiedad de los actores que limiten el pleno y libre derecho de propiedad de los mismos.

4.-Al pago de las costas de este juicio.

Desestimar Íntegramente

la demanda reconvencional formulada por D. Gerardo Y DÑA. Flora contra D. Carlos Miguel, Dña. María y Dña. Juana absolviendo a los referidos demandados de los pedimentos contenidos en la misma y condenando a la actora al pago de las costas de este juicio».

TERCERO

Notificada dicha resolución a las partes, por Gerardo y Otra se interpuso recurso de apelación, alegando cuanto estimó pertinente, que fue admitido en ambos efectos, dándose traslado a la parte contraria para su oposición o impugnación y verificado se remitieron los autos a este Tribunal con emplazamiento de las partes, donde se formó el rollo de Sala que fue seguido por sus trámites, habiéndose personado todas las partes.

CUARTO

En la tramitación de este procedimiento se han observado las prescripciones legales.

Vistos, siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. Fernando Paumard Collado.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO

El recurso que se examina no puede prosperar, aunque sí debe acogerse el primero de sus motivos, en el cual los apelantes indican que, lo que es objeto del pleito, no es el derecho al uso privativo del agua (lo cual está condicionado, dicen, a la concesión administrativa que se obtenga), sino el derecho a servirse del acueducto, canalización o paso de tuberías; es decir, según ellos el debate se centra en la servidumbre instrumental del acueducto, (aunque, en pura razón lógica, el uso de las conducciones está supeditado a la previa disponibilidad del uso del agua, el cual, como los propios apelantes reconocen, depende de una concesión administrativa de la que no gozan). Pues bien sobre este particular conviene recordar el concepto de servidumbre de acueducto, que proviene ya del Derecho Romano, y que consiste en el derecho de conducir el agua por el predio ajeno al nuestro, implicando el derecho de colocar y conservar los conductos necesarios en el predio sirviente; concepto que viene a quedar configurado en el art. 557 de nuestro Código Civil ( LEG 1889, 27) .

Y conviene recordar, al mismo tiempo que, si bien ha de partirse del principio general de libertad de los fundos, de modo y manera que quién pretenda un gravamen sobre propiedad ajena, ha de acreditarlo debidamente debiendo inclinarnos, en caso de duda, por la inexistencia del gravamen, en aplicación de aquel principio y de la regla de interpretación que proclama «odiosa sunt restringenda», pues en todo caso la servidumbre es un gravamen o limitación de los facultades plenas del derecho de propiedad ( SS.TS. 19/5/1989 [ RJ 1989, 3779] ; 23/12/2003, entre otras muchas).

Sin embargo, no es menos cierto que la circunstancia de que no aparezca inscrito, en el Registro de la Propiedad, ese gravamen, ello no supone su inexistencia, máxime cuando hay signos ostensibles e indubitados del gravamen, pues en tales casos la apariencia exterior de los mismos atribuye una publicidad equivalente a la inscripción y surte efecto contra el adquirente del inmueble al que perjudique aunque del Registro de la Propiedad no resulte su existencia.

Como quiera que, en el supuesto ahora examinado, existían esos signos externos y ostensibles de la existencia de la canalización subterránea, como son la arqueta existente en la finca transmitida por Dª Carolina a los hoy actores (D. Carlos Miguel y esposa), que, al haber sido cegada y derruida, por aquélla, en septiembre de 1999, dio lugar un procedimiento interdictal, en el que se condenó a la reconstrucción de la arqueta; obras de reconstrucción que se llevaron a cabo cuando ya la finca en cuestión era propiedad del Sr. Carlos Miguel, y con el asentimiento de éste.

Sin embargo, en lo que se refiere a la finca propiedad de la otra codemandada en reconvención -Juana-, no existe prueba que acredite la existencia del signo aparente de que habla el actor reconvencional, a saber, una galería al descubierto en la linde de la finca de la Sra. Juana con la de D. Gerardo y esposa; esa galería pretende ser la representada en las fotografías aportadas como documentos núm. 13 a 19 de la demanda reconvencional; pero tales documentos han sido impugnados por los dos demandados en reconvención y no han sido adveradas; pero es que, además, en ninguno de los peritajes incorporados, como el de D. Enrique, o el de D. Jose Augusto (folios 487 y ss. y 35, respectivamente), se describen esas galerías al descubierto.

De modo y manera, pues, que, de signo ostensibles de la servidumbre, sólo podría hablarse en relación con la finca de los actores principales, no de la Sra. Juana, donde no se describe la existencia de ninguno de aquellos.

No obstante ello, la pretendida servidumbre de cuyos signos aparentes y ostensibles en la finca de los actores acabamos de hablar, se habría extinguido por no cumplir actualmente los requisitos de necesidad y utilidad para el predio dominante, conforme al art. 546.3º, en concordancia con los artículos 530, 557, 564 y 588 todos del CC ( LEG 1889, 27) pues, fundamentándose las servidumbres legales, como la de acueducto, en la existencia de una necesidad concreta del predio dominante, cabe admitir como causa extintiva la desaparición de la necesidad que justificó su constitución.

En este sentido se pronuncian diversas AA.PP. Zamora 11/1/1999 ( AC 1999, 108) ; Ciudad Real 11-11-94 ( AC 1994, 2090) , entre otras, citadas certeramente por el apelado, pues obviamente si el gravamen impuesto sobre fundo ajeno no se corresponde con una utilidad para el fundo dominante, de decir, si la satisfacción del interés del titular del predio dominante puede tener lugar sin limitar el fundo ajeno, es decir, sin tener que gravar el derecho de propiedad ajeno, entonces desaparece la razón de ser de la servidumbre (en las legales), porque ya no se cumpliría la razón de ser de esa limitación del dominio -perpetua causa servitutis-; habría desaparecido la necesidad de la constitución del gravamen, al no tener éste ya utilidad para el dominante. Ello es lo que acontece en el supuesto enjuiciado, en que disponiendo los apelantes de dos pozos para riego de su finca, desde 1994, carece ya de utilidad para ellos la servidumbre.

SEGUNDO

No existe infracción de los arts. 348 del CC ( LEG 1889, 27) en relación con los arts. 33 CE ( RCL 1978, 2836) y 217 de la LECiv ( RCL 2000, 34, 962 y RCL 2001, 1892) , porque no se puede exigir a los actores -que esgrimen una acción negatoria de servidumbre- que prueben la inexistencia de la misma, como pretende señalar el apelante en este segundo motivo de su recurso, porque, en primer lugar, es doctrina reiteradísima, como ya se dijo al principio, la que proclama la libertad de los fundos, de manera que incumbe, a quién sostiene la existencia del gravamen, la prueba del mismo ( SSTS 27/10/2003 [ RJ 2003, 7768] ); y, en segundo lugar, es que, en nuestra hipótesis, los actores principales no tuvieron ni pudieron tener conocimiento, a través de un procedimiento interdictal anterior presentado frente a Dª Carolina (su causahabiente) de la existencia de ninguna servidumbre de acueducto, porque no fue ese el objeto del interdicto, ni se probó nada en él acerca de ese gravamen.

TERCERO

Señala, a continuación el apelante, que se habría infringido el art. 561 del CC ( LEG 1889, 27) en relación con los actores principales, quienes no podrían alegar la condición de terceros del buena fe, pero he aquí que cuando se interpuso la acción interdictal contra la anterior propietaria de la finca, los actores todavía no habían adquirido su propiedad, lo que hicieron por escritura pública de 17 de febrero del 2000, recayendo sentencia, en el interdicto en fecha 30 de marzo del 2000; lo que significa que, cuando adquirieron, no podían saber -porque la arqueta había quedado oculta tras la labor de destrucción llevada a cabo por Carolina, el 25/9/1999- que existía la arqueta y que correspondía a signo de una servidumbre de acueducto; por tanto, al tiempo de su adquisición, no podía negárseles su condición de tercero de buena fe, aunque con posterioridad, al llevarse a ejecución la sentencia del interdicto, llegaran a conocer la existencia de la arqueta y de la galería subterránea.

CUARTO

En definitiva, por tanto, que, si bien tiene razón el hoy apelante, en los argumentos del motivo primero de su recurso relativos a la existencia de signos ostensibles de la servidumbre, aunqie, como antes se indicó, sólo sobre la finca de los actores reconvenidos, no sobre la finca de la también demandada reconvenida Dª Juana, sin embargo, también es cierto que a través de la abundante prueba aportada a los autos, primordialmente, la pericial de D. Enrique, así como de la pericial en su día practicada en el previo procedimiento interdictal de D. Jose Augusto, de las que resultaría el no uso de las conducciones, donde no se detecta la circulación de agua; apareciendo seco el cauce; lo que justificó que, como se ha demostrado, en el año 1994 se hicieron dos pozos en la finca de los actores reconvinientes, precisamente por la imposibilidad de regar a través de aquella conducción subterránea.

Todo lo cual permite ahora invocar una ya lejana sentencia de la extinta Audiencia Territorial de Cáceres, de 29-9-1980, que indicaba que «las servidumbre no son más que uno de los derechos limitativos del dominio, que permiten el goce y disfrute de una cosa ajena por un tercero, es decir, en esencia, son derechos reales en fundo ajeno, que faculta a su titular a conseguir del predio gravado una utilidad concreta, distinta de la que originariamente le corresponde; pero modernamente, teniendo en cuenta la teoría de las relaciones de vecindad entre predios, la función social de la propiedad y los fines sociales de convivencia entre ciudadanos, es difícil mantener a ultranza una teoría meramente negativa, limitativa del dominio por las servidumbres».

En su consecuencia y, teniendo las servidumbres el fundamento mismo que todas las limitaciones del dominio, es decir, razones de necesidad y de utilidad, que son la causa del derecho real en cuestión y que habrá de ser distinta de la que primordialmente proporciona el predio gravado conforme a su destino económico; pero no sólo la causa o fundamento del derecho real, sino, además, presupuesto y un de los caracteres del mismo, pues la idoneidad necesaria de la servidumbre para constituirse en utilidad o ventaja del predio dominante es el primer y característico elemento normativo del esquema legal típico que la configura, puesto que, como expresa la STS de 31-5-1986 ( RJ 1986, 2920) el «aprovechamiento de un fundo sobre otro constituye la esencia de toda servidumbre».

El carácter de utilidad no sólo es fundamento de la servidumbre, sino también es índice de su constituibilidad (art. 530 del CC [ LEG 1889, 27] ), de su contenido (arts. 545 y 598 del CC) y de su perdurabilidad (arts. 546.3º y 568 del CC). Es la «utilitas fundi» causa o fundamento de la servidumbre, de ahí que no pueda constituirse una servidumbre inútil por la que el gravamen impuesto al predio sirviente no proporcione beneficio alguno al dominante, ni tampoco una servidumbre en la que los beneficios fundiarios fuesen imposibles o contraviniesen la legalidad, para lo que habrá que atender con frecuencia a la normativa sobre salubridad pública, sobre no contaminación, sobre seguridad de instalaciones y edificios o, en lo que nos interesa ahora, sobre aguas públicas.

Consiguientemente, si, como se ha demostrado, la finca de los hoy actores reconvinientes no se sirve ya de la conducción subterránea de cuya existencia es signo ostensible la arqueta la situada en la finca de los actores principales (cuya destrucción o cegamiento por la anterior propietaria, dio lugar al ejercicio de una acción interdictal por los hoy apelantes en septiembre/octubre de 1999), porque esa conducción -que, por cierto, no se sabe con seguridad, de dónde arranca y qué trayecto recorre, ni qué fincas (quitando la de los Sres. Carlos Miguel y esposa) atraviesa- no transporta ya agua, al haberse comprobado que el cauce de la conducción estaba seco, hasta el punto de que los hoy apelantes tuvieron que abrir dos pozos en su finca, ya en 1994; por ello, decíamos, podemos hablar de que no perdura a fecha de hoy, la indicada servidumbre, al no ofrecer utilidad ninguna al predio dominante, que no necesita ya, para su riego, de tal conducción, pues se sirve de dos pozos, cuya homologación y legalización para uso de su caudal tiene promovido el correspondiente expediente en la Confederación Hidrográfica del Guadiana, siendo curioso constatar, cómo, si en un primer momento, los señores Gerardo y esposa pretendieron, ante ese organismo, obtener una declaración de aprovechamientos de agua subterráneas (doc. núm. 29), en noviembre del 2003, posteriormente parece haberse transformado en solicitud de inscripción de un pozo.

QUINTO

En cuanto a las costas de la primera instancia, no ha resultado infringido, por la sentencia impugnada, el art. 394 de la LECiv ( RCL 2000, 34, 962 y RCL 2001, 1892) , porque los hoy apelantes vieron desestimada y rechazada su acción confesoria de servidumbre, mientras que los actores/apelados sí vieron reconocida su pretensión encaminada a la negación del gravamen.

SEXTO

Aunque la desestimación del recurso examinado conllevaría la imposición de las costas del mismo al recurrente (el art. 398 de la LECiv [ RCL 2000, 34, 962 y RCL 2001, 1892] ), sin embargo, como quiera que el motivo primero en que se sustentaba la apelación sí resultaba favorable, aunque sin ninguna trascendencia práctica, por razón de la inexistencia de utilidad y necesidad del gravamen para el predio dominante, es por ello que se estima concurren circunstancias de interpretación jurídica de la realidad, fundamento y caracteres del gravamen, que permiten no imponer las costas de la alzada al apelante.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación.

FALLAMOS

Que, desestimando como desestimamos, el recurso de apelación deducido por la Procuradora Sra. López Sosa, en nombre y representación de D. Gerardo y Dª Flora, contra la sentencia núm. 93/2004, de 2 de noviembre, dictada por el Juzgado de 1ª Instancia núm. 1 de Zafra, en el Juicio Ordinario núm. 442/2003, debemos confirmar y confirmamos

, dicha resolución, sin expreso pronunciamiento sobre costas de esta alzada.

Contra la presente resolución no cabe recurso.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.-Dada y pronunciada fue la anterior Sentencia por los Ilmos. Sres. Magistrados que la firman y leída por el/la Ilmo. Magistrado Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo el/la Secretario certifico.

PUBLICACIÓN.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr./a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.

DILIGENCIA: Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.

El presente texto se corresponde exactamente con el distribuido de forma oficial por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de lo establecido en el artículo 3.6 b) del Reglamento 3/2010 (BOE de 22 de noviembre de 2010). La manipulación de dicho texto por parte de Editorial Aranzadi se puede limitar a la introducción de citas y referencias legales y jurisprudenciales.

 

Por último le adjunto los arículos específicos aplicables al caso:

Artículo 546.

Las servidumbres se extinguen:

  1. Por reunirse en una misma persona la propiedad del predio dominante y la del sirviente.

  2. Por el no uso durante veinte años.

    Este término principiará a contarse desde el día en que hubiera dejado de usarse la servidumbre respecto a las discontinuas; y desde el día en que haya tenido lugar un acto contrario a la servidumbre respecto a las continuas.

  3. Cuando los predios vengan a tal estado que no pueda usarse de la servidumbre; pero ésta revivirá si después el estado de los predios permitiera usar de ella, a no ser que cuando sea posible el uso, haya transcurrido el tiempo suficiente para la prescripción, conforme a lo dispuesto en el número anterior.

Si esta conforme, ruego acepte respuesta para poder percibir ingresos de just answer por el tiempo utilizado en atenderle.

Atentamente,

R. Gómez

Experto:  Unswer escribió hace 6 año.
Buenas tardes. Entiendo que usted no quiere impedir que su vecino siga regando sino que lo que pretende es que estando las fincas a la misma distancia se cambie el curso de una tubería para que esta venga directamente desde la toma de agua sin pasar por su parcela. Pues bien si es así creo que se podrá hacer el cambio puesto que a pesar de que las servidumbres tienen como principio que un propietario se perjudique en su propiedad en favor de otro para que este pueda disfrutar su finca, en caso de que esa privación pudiera desaparecer porque se modifique el objeto de servidumbre pero no se pierda el derecho de riego se podría cambiar la tubería de usted y quebsu vecino enganche directamente en la toma. Para ello será conveniente que primero cuente con su vecino y si este no esta conforme tendría que ir entonces a juicio para lograrlo. Pero en principio se podría.
Unswer, Licenciatura
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 11
Experiencia: Información General sobre aspectos del día a día.
Unswer y otros otros especialistas en Legal están preparados para ayudarle
Experto:  Abogado3044 escribió hace 6 año.

Hola:

 

No se gaste Ud dinero en juicios que como le puse en el primer post, tiene muchas opciones de perder.

Experto:  Unswer escribió hace 6 año.

Nunca podemos saber si un caso está ganado o perdido hasta que se hace el planteamiento, lo que le he querido expresar es que la respuesta a su pregunta es que sí se podría quitar la tubería de su propiedad, llevándola hasta la toma inicial y cambiando el trazado, puesto que atendidas las circunstancias concretas del caso, especialmente por la idéntica distancia a que usted alude en su pregunta, entiendo que lo que usted propone sería posible, y lógicamente yo no le he dicho que interponga un juicio lo primero de todo, sino que debería contar con su vecino, pero que si este dice que no ello no significa que tendría que ser así para siempre, y ahí es donde el procedimiento judicial entraría en juego, porque un juez atendidas las circunstancias de su caso tal vez podría estimar su pretensión, ya que usted no quiere privar a su vecino del riego, sino sólo cambiar el trazado. Por ello no estoy de acuerdo con que usted no dispone de habilitación legal para imponerlo, porque no se trata de imponer sino de ejercitar un derecho que usted podría tener. Y lógicamente será usted quien valore si su vecino le dice que no, si en tal caso le es interesante interponer un procedimiento para ello, puesto que como le digo si hay razones para ello el juzgado podría estimar su pretensión.

Todo ello en atención a los datos vertidos en su pregunta.

Así mismo tenga en cuenta que las ciudades y los campos han ido cambiando a medida que la sociedad ha ido evolucionando, y por ello precisamente algo que en una ocasión era necesario hacerlo de un modo, con el cambio de los tiempos y el avance de la técnica puede ser modificado sin que por ello se prive a nadie de su derecho. De ahí que entendiendo que usted piensa que hay otras formas de hacerlo pueda deberse a la mejora de las cuestiones técnicas.

No obstante a lo que acabo de decirle, si ustedes forman parte de alguna comunidad de regantes o junta de hacendados, o entidad similar puede optar por dos cuestiones. La primera proponer dicha modificación a la junta o comunidad de regantes correspondiente y en segundo lugar si en el lugar en el que usted tiene la finca existen las figuras de los conocidos "hombres buenos" (es decir, personas que debido a su experiencia constituyen un tribunal para precisamente solventar este tipo de cuestiones y que se dan en las zonas de Valencia y Murcia) al tratarse de una cuestión de fincas rústicas tal vez pueda usted si en su zona existen dirigirse a este tipo de entidades y solicitar el cambio, ello supondría que no necesitaría primero hablar con su vecino, sino preguntar antes de nada en estas entidades la posibilidad de hacerlo según la costumbre de la zona, y en segundo lugar si le pregunta a su vecino y le dice que no, en caso de existir estos "hombres buenos" o figura similar, poder acudir a ellos antes de presentar juicio y ver la posibilidad de conseguir su objetivo.

 

Espero haberle servido de ayuda y gracias XXXXX XXXXX mis respuestas si han sido de su agrado.

Experto:  Abogado3044 escribió hace 6 año.
ESTA RESPUESTA ESTÁ BLOQUEADA.
Podrá ver esta respuesta si hace clic aquí para Registrarse o Iniciar sesión y paga $3.
Si ya ha pagado por esta respuesta, simplemente Inicie sesión.

Experto:  Unswer escribió hace 6 año.
Si así es.

Opiniones de nuestros clientes:

 
 
 
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Me fue de gran ayuda. Captó inmediantemente mi problema y me ayudó a saber qué puedo hacer para solucionar mi problema. Ana Toribio Santa fe, Argentina
  • Los felicito por su respuesta tan profesional y por las cuatro Jurisprudencias que me envió, las que incluiremos como pruebas. Fernando Monterrey Nuevo León, México
  • Estoy muy satisfecho con la pronta respuesta que me han dado. Muchas gracias Guillermo Buenos Aires, Argentina
  • Excelentes sus comentarios. Definitivamente tiene razón.¡Gracias! María Fermín. Puerto Plata, Rep. Dom.
  • El tiempo de respuesta es excepcional, de menos de 6 minutos. La pregunta se respondió con profesionalidad y con un alto grado de compasión. Inés Santander
  • Quedé muy satisfecho con la rapidez y la calidad de los consejos que recibí. Me gustaría añadir que puse en práctica los consejos y que funcionaron la primera vez y siguen haciéndolo. Luis Málaga
 
 
 

Conozca a los expertos:

 
 
 
  • eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    917
    Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/ED/eduardolm/2011-9-12_172832_Recorte.64x64.jpg Avatar de eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    917
    Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/JO/JoseMagadan/2013-6-27_16279_IMG6290copia.64x64.JPG Avatar de Abogado3044

    Abogado3044

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    2239
    ABOGADO ICA BURGOS. I speak english
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/albergiud/2010-12-12_105447_mi_cuchi.jpg Avatar de Alberto

    Alberto

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    116
    Abogado especializado en laboral , reclamaciones de indemnizaciones ( tráfico) y deudas
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/fcantalapiedra/2010-11-9_1466_Dibujo.jpg Avatar de Fernando Cantalapiedra

    Fernando Cantalapiedra

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    17
    Ejerciendo desde hace cinco años
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/DI/DiegoLM/2011-3-28_102522_DSCN0258copia.64x64.JPG Avatar de DiegoAbogado

    DiegoAbogado

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    746
    Abogado colegiado ejerciente
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/EQ/EquiteLex/2011-12-4_12815_Jesús6.64x64.jpg Avatar de Jesús

    Jesús

    Licenciatura/Derecho

    Clientes satisfechos:

    52
    Abogado colegiado ejerciente /LEGAL GENERAL
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/AR/ariatf/2015-7-28_102459_.64x64.png Avatar de Mariatf19

    Mariatf19

    licenciada en derecho

    Clientes satisfechos:

    972
    MÁSTER EN DERECHO CON DESPACHO PROFESIONAL PROPIO
 
 
 

Preguntas relacionadas con Legal