Cómo funciona JustAnswer:

  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tiene muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.

Formule su propia pregunta a Alberto

Alberto
Alberto, Abogado
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 218
Experiencia:  Abogado especializado en laboral , reclamaciones de indemnizaciones ( tráfico) y deudas
51704299
Escriba su pregunta sobre Legal aquí...
Alberto está en línea ahora

En relacion con la sancion por infraccion de la normativa sobre

Pregunta del cliente

En relacion con la sancion por infraccion de la normativa sobre seguridad ciudadana como se redacta el recurso. Ante la falta de respuesta de la administracion, en que fecha se entiende desestimado el recurso? Cual seria la fecha limite para interponer contra dicha desestimacion el recurso contencioso administrativo?
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Legal
Experto:  Alberto escribió hace 5 año.

Hola buenas noches , le facilito el modelo de un recurso de alzad para que lo rellenes y lo modifiques según el caso concreto, se debe dirigir contra la entidad que le haya sancionado. En cuanto al plazo para resolver es de tres meses. Si no contestan en tres meses se entiende desestimado el recurso por silencio negativo, y es entonces cuando tiene un plazo de 6 meses a partir de la resolución expresa o, resolución por silencio negativo para interponer el recurso contencioso- administrativo

AL DIRECTOR GENERAL DE TRÁFICO/ AL MINISTERIO DEL INETERIOR

Don ____, mayor de edad, vecino de ____, con domicilio en ____, titular del DNI núm. ____, en expediente sancionador núm. ____/_____ tramitado por la Jefatura Provincial de Tráfico de ____, ante el órgano administrativo al que me dirijo comparezco, y como mejor proceda en Derecho,

DIGO:

Que por medio del presente escrito, y dentro del plazo legal conferido, vengo a formular RECURSO DE ALZADA/REPOSICIÓN , contra la resolución dictada por la Jefatura Provincial de Tráfico de ____, con fecha ____ de _____ de ____, en base a los siguientes:

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- Que con fecha ____ de ____ de ____ se me notificó boletín de denuncia por la supuesta infracción de lo dispuesto en los arts. 43 y 65.4 c) de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial y del art. 106 del Reglamento General de Circulación aprobado por RD 1428/2003, de 21 de noviembre, relativos a las normas sobre utilización del alumbrado en condiciones meteorológicas adversas que disminuyan sensiblemente la visibilidad.

Segundo.- Que esta parte, conforme al art. 12 del Reglamento del Procedimiento Sancionador en materia de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, en su momento, dentro del plazo legal conferido, presentó escrito de alegaciones y proposición de pruebas impugnando la imputación realizada en el boletín de denuncia.

Tercero.- Que los hechos contenidos en el boletín de denuncia, sobre los que se sostiene la imputación de la infracción administrativa, no se corresponden con la realidad tal y como se expuso en el escrito de alegaciones y proposición de pruebas que se presentó en su momento, siendo los hechos realmente acaecidos los siguientes:

- Con fecha ____ de _____ de ____, cuando circulaba con mi vehículo por la carretera de ____ se encendió el piloto correspondiente en el salpicadero indicándome que algo no funcionaba correctamente advirtiendo el recurrente, prácticamente en el acto, cómo disminuía el alumbrado de mi vehículo a consecuencia de la avería detectada.

Mi conducta, por tanto, no es según los hechos acaecidos, la imputada en la denuncia, ya que la disminución de intensidad en el alumbrado obedece a causas totalmente ajenas a mi voluntad, por lo que no he incumplido en absoluto las normas generales de conducción.

Cuarto.- Que en el presente expediente se han infringido los principios que rigen la potestad sancionadora, las normas de procedimiento administrativo aplicable así como la normativa de tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

-I-

El presente recurso se interpone al amparo de lo dispuesto en los arts. 107.1 y 114 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, en el art. 80.1 del RD Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, por el que se aprueba el Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, en su redacción dada por la LO 15/2007, de 30 de noviembre, así como en el art. 17 del Reglamento del Procedimiento Sancionador en materia de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial aprobado por RD 320/1994, de 25 de febrero, con las modificaciones introducidas por el RD 318/2003, de 14 de marzo.

-II-

Se han infringido en la resolución que se combate los siguientes principios de la potestad sancionadora contenidos en la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. Así:

- Se vulnera el principio de tipicidad establecido en el art. 129 de dicho cuerpo legal, ya que se ha impuesto una sanción por un hecho no constitutivo de infracción administrativa alguna.

- Se viola el principio de responsabilidad previsto en el art. 130 de la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, que establece que sólo pueden ser sancionadas por hechos constitutivos de infracción administrativa las personas físicas y jurídicas que resulten responsables de los mismos, así como en el art. 72 de la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, en el que se establece que: "la responsabilidad por las infracciones a lo dispuesto en esta ley recaerá directamente en el autor del hecho en que consista la infracción".

En el presente caso, y como ya se expuso en nuestro escrito de alegaciones, en su día, la imputación realizada no se adecua a las exigencias contenidas en la legislación aplicable por cuanto la ausencia del alto al vehículo con el que presuntamente se cometió la infracción que se me imputa, no resulta posible a todas luces determinar la identidad del transgresor, ni tampoco la realidad de los hechos ilícitos que se dicen cometidos.

Por lo expuesto,

SOLICITO A V.I., que se tenga por presentado este escrito, se admita, y se tenga por formulado en tiempo y forma RECURSO DE ALZADA/REPOSICIÓN contra la resolución dictada con fecha ___ de ____ de ____ por la Jefatura Provincial de Tráfico de ____, y se dicte resolución por la que, declarando haber lugar al recurso , se decrete la nulidad de la resolución impugnada y el archivo de todas las actuaciones practicadas.

Es justicia que solicito en ____, a ____ de ____ de ____

 

EL RECURRENTE

Cliente: escribió hace 5 año.
El caso seria algo asi: el 3 de marzo del 2010, don xxx compra un machete de supervivencia, de grandes dimensiones(33cms. de hoja) para llevarlo a una expedicion que tenia pensado hacer en mayo en los Alpes con unos amigos. Por el exceso de velocidad la policia lo detiene, y encuentran el machete.
El 26 de marzo de 2010 recibe una denuncia a la normativa sobre seguridad ciudadana, por tenencia de armas prohibidas. El 17 de Mayo se le notifico resolucion sancionadora de la delegacion del gobierno en Navarra, por la que se le imponia multa de 5.000 euros. El 7 de junio interpuso recuros que, hasta el momento no le ha sido respondido.

Redactar el recurso mas o menos con esta base. Me parece que el mes de Agosto es inhabil para la administracion. Exactamente en que fechas deberia entenderse desestimado el recurso? Y la fecha limite para interponer contra dicha desestimacion el recurso contencioso-administrativo?
Experto:  Alberto escribió hace 5 año.
Le facilito otro por si es de su interés:Aquí tengo un modelo de recurso de alzada,no se si te puede servir porque es muy básico pero si a alguien le es útil pues ahi va:

ESCRITO DE INTERPOSICIÓN DEL RECURSO DE ALZADA

AL ORGANO ADMINISTRATIVO QUE PROCEDA .....

Excmo. Sr. ...............

Don/Doña ..............., mayor de edad, con DNI/NIF número .........., y domicilio a efectos de notificaciones en .........., ante este órgano administrativo .........., comparezco y como mejor proceda en Derecho,

EXPONGO:

Que por medio de este escrito, y dentro del plazo de un mes establecido a tales efectos, interpongo recurso de alzada, contra la resolución de fecha ..... de .......... de ...../contra la resolución presunta por silencio administrativo dictada por .......... , por no encontrarla ajustada a Derecho, y siendo de aplicación los siguientes antecedentes y fundamentos jurídicos:

A) ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.- Que en fecha ..... de .......... de ..... se me notifica acuerdo de iniciación de procedimiento administrativo .........., con el siguiente contenido: .......... , y con arreglo a lo preceptuado en la legislación aplicable de ..........

Segundo.- Que en fecha ..... de .......... de ...., por esta parte se presenta ante el órgano de .........., escrito de alegaciones frente al acuerdo de iniciación de procedimiento, con el siguiente contenido .........., alegaciones en las cuales me ratifico.

En fecha ..... de .......... de ..... se procedió asimismo por el Sr. Instructor del procedimiento Don/Doña ..............., a acordar la apertura de un período de pruebas , practicándose en fechas .........., los siguientes medios de prueba .........., en presencia del instructor del expediente, y que serían unidas al mismo.

Tercero.- Que mediante escrito de fecha ..... de .......... de ....., el Sr. Instructor formula propuesta de resolución, que se me notifica en fecha ..... de .......... de ....., y con el siguiente contenido ..........

Frente a la citada propuesta de resolución se presenta por esta parte nuevo escrito de alegaciones , con el siguiente contenido: .........., en las cuales me ratifico.

Cuarto.- Con fecha ..... de .......... de ....., se me notifica la resolución que pone fin al expediente, por la que se determina .......... , contrariamente a las alegaciones realizadas por esta parte ...............

B) FUNDAMENTOS JURÍDICOS

Primero.- Que la resolución de fecha ..... de .......... de ..... que se impugna, es nula de pleno derecho/anulable, por los siguientes argumentos de Derecho: ..........

Segundo.- Que la citada resolución incurre en vulneración del ordenamiento jurídico vigente, en cuanto que contraviene la siguiente normativa en vigor: ..........

Tercero.- Que la citada resolución no pone fin a la vía administrativa, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 109 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común EDL 1992/17271 , siendo impugnable de acuerdo con lo previsto en el artículo 107.1 EDL 1992/17271 del mismo texto legal.

Por ello, en virtud de cuanto antecede, y de conformidad con lo previsto en los artículos 114 y 115 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común EDL 1992/17271 q,

SOLICITO: XXXXX XXXXX tenga por interpuesto el presente recurso de alzada, frente a la resolución de fecha ..... de .......... de ....., por la que se puso fin al procedimiento administrativo nº ..... , y se proceda a decretar la nulidad/anulación de la citada resolución en los términos de este escrito, con demás pronunciamientos favorables, y se proceda asimismo a la suspensión cautelar de la ejecución de la resolución que se recurre en tanto que no se resuelva el presente recurso, habida cuenta de que dicha ejecución acarrearía a esta parte graves perjuicios de imposible o difícil reparación, y consistentes en ..........

En .........., a ..... de .......... de .....

Firma.-


 

 

 


Si no le contestaron antes del 7 de octubre de 2010, ya que efectivamente el més de Agosto es inhábil se entiende desestimado , por lo tanto tienen de fecha límite para interponer el recurso contencioso administrativo hasta el 7 de mayo de 2011

. Arriba le expuesto el otro modelo de recurso de alzada , y ahora deben interponer un recurso contencioso-administrativo, pero necesitan ya que os lo redacte un Abogado.

 

 

Cliente: escribió hace 5 año.
Gracias XXXXX XXXXX dos modelos que me has enviado. Me has respondido la pregunta.

si tengo otra pregunta sobre un aspecto del ambito laboral consulto contigo o tengo que plantearla otra vez en la pagina web?
Cliente: escribió hace 5 año.
Gracias XXXXX XXXXX dos modelos que me has enviado. Me has respondido la pregunta.

si tengo otra pregunta sobre un aspecto del ambito laboral consulto contigo o tengo que plantearla otra vez en la pagina web?



Experto:  Alberto escribió hace 5 año.

Me la puede plantear si quiere,

 

 

 

 

Alberto, Abogado
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 218
Experiencia: Abogado especializado en laboral , reclamaciones de indemnizaciones ( tráfico) y deudas
Alberto y otros otros especialistas en Legal están preparados para ayudarle
Cliente: escribió hace 5 año.
Don XXXX trabaja en la empresa desde el 2 de enero de 2004 y percibe como contraprestación por sus servicios una retribución bruta mensual, incluida la parte proporcional de gratificaciones extraordinarias de 2100 €, la empresa cuenta con el servicio de 10 trabajadores. Don XXXX, en el ejercicio de sus labores, debe realizar desplazamientos frecuentes por carretera y para ello utiliza un vehículo de la empresa que esta pone a su disposición. La empresa es la titular del vehículo, la que se encarga de su mantenimiento, así como de sufragar los gastos de seguro y carburante. Desde el inicio de la relación de trabajo, la empresa conocia que Don XXXX y Doña XXX han convivido de forma estable y notoria desde hace doce años. Residían habitualmente en Pamplona pues allí radicaban las empresas en donde trabajaban, hace ya unos años, y con mucho esfuerzo, habían construido una pequeña casa en una parcela familiar que Julia tenía en la localidad navarra de Lerín. En este municipio residían durante los meses de verano y los fines de semana del resto del año, y este hecho era conocido y consentido por las empresas en las que tenían que trabajar.
De este modo, durante el verano, Don XXXX y Doña XXXX se trasladaban diariamente de Lerín a sus puestos de trabajo para iniciar su jornada, regresando al pueblo al finalizar la misma, y cuando de los fines de semana se trataba, el traslado a Lerín lo hacían el viernes por la tarde para no regresar a Pamplona hasta el lunes al inicio de la jornada laboral.
Daba la casualidad de que la empresa en la que trabajaba Doña XXXX se encontraba en el camino que Don XXXX tenía que seguir para acudir a su puesto de trabajo, de tal modo, que el dejar a Julia en su trabajo y recogerla al finalizar la jornada no suponía para Don XXXX ningún desvío ni un incremento en la duración del desplazamiento pues sus horarios eran compatibles.

El 8 de febrero de 2010, Ambos se dirigieron desde Lerín a Pamplona al objeto de iniciar con normalidad sus jornadas de trabajo. Don XXXX dejó a Doña XXXX en su empresa a las 8.45 A.M. ya que ambos comenzaban su jornada a las 9.00 A.M. y entre el trabajo de uno y otro no hay más que cinco minutos de distancia en coche.
Ese día, 8 de febrero, era un día lluvioso y al llegar a una rotonda cercana al centro de trabajo de “EMPRESA XXXX.”, Don XXXX intentó reducir su velocidad pero no pudo hacerlo al fallar el sistema de frenado del coche. El vehículo, al llegar a la rotonda, derrapó saliéndose de la calzada y chocando violentamente contra un muro de piedra. Alberto, debido al tremendo impacto sufrió lesiones muy graves siendo trasladado al centro hospitalario más cercano en donde tras 14 días de ingreso, falleció.

Las investigaciones policiales revelaron que las pastillas de freno del coche se encontraban desgastadas, que sus ruedas, debido también al desgaste sufrido por el paso del tiempo, se encontraban sin dibujo, y que el vehículo no había pasado ninguna revisión técnica en el último año pese a haber circulado durante más de cincuenta mil kilómetros, situando en estas circunstancias las causas de la salida de la vía.

La Inspección de Trabajo, entendiendo que el accidente debía ser considerado un accidente de trabajo, levantó la correspondiente acta de infracción, en donde advirtió el incumplimiento empresarial de las medidas de seguridad legalmente exigibles, calificando los hechos motivadores del accidente sufrido por Don XXXX como constitutivos de una falta grave.

Por esta circunstancia se dio inició a un expediente de recargo de prestaciones por falta de medidas de seguridad en donde el INSS declaró la existencia de responsabilidad por falta de medidas de seguridad e higiene en el trabajo, en el accidente sufrido por Don XXXX, declarando la procedencia de que las prestaciones de seguridad derivadas del accidente, fueran incrementadas en un 50% con cargo a la empresa “XXXX.”.
La empresa tiene concertada una póliza de seguros que cubre la responsabilidad civil del empresario derivada de situaciones como la producida. La compañía aseguradora se llama “XXXX” y el importe de la suma asegurada asciende a 100.000 euros.

LA PREGUNTA SERIA:
LA EMPRESA XXX S.A., no esta conforme con el recargo de prestaciones por falta de medidas de seguridad que le ha sido impuesto, tiene algun motivo para oponerse a la resolucion del INSS?
Necesito resolver la pregunta con la debia aplicacion de los arituclos de la LGSS y reforzada mediante jurisprdencia actual 2009-2011.
Espero tu Pronta respuesta. Gracias!
Experto:  Alberto escribió hace 5 año.

Hola buenos días, le remito el artículo, concretamente el art. 115. 4 de la LGSS, donde se puede basar la empresa para desvirtuar que el accidente no es de trabajo.

ART. 115 LGSS. Se entiende por accidente de trabajo toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena.

2. Tendrán la consideración de accidentes de trabajo:

  • a. Los que sufra el trabajador al ir o al volver del lugar de trabajo.
  • b. Los que sufra el trabajador con ocasión o como consecuencia del desempeño de cargos electivos de carácter sindical, así como los ocurridos al ir o al volver del lugar en que se ejerciten las funciones propias de dichos cargos.
  • c. Los ocurridos con ocasión o por consecuencia de las tareas que, aun siendo distintas a las de su categoría profesional, ejecute el trabajador en cumplimiento de las órdenes del empresario o espontáneamente en interés del buen funcionamiento de la empresa.
  • d. Los acaecidos en actos de salvamento y en otros de naturaleza análoga, cuando unos y otros tengan conexión con el trabajo.
  • e. Las enfermedades, no incluidas en el artículo siguiente, que contraiga el trabajador con motivo de la realización de su trabajo, siempre que se pruebe que la enfermedad tuvo por causa exclusiva la ejecución del mismo.
  • f. Las enfermedades o defectos, padecidos con anterioridad por el trabajador, que se agraven como consecuencia de la lesión constitutiva del accidente.
  • g. Las consecuencias del accidente que resulten modificadas en su naturaleza, duración, gravedad o terminación, por enfermedades intercurrentes, que constituyan complicaciones derivadas del proceso patológico determinado por el accidente mismo o tengan su origen en afecciones adquiridas en el nuevo medio en que se haya situado el paciente para su curación.

3. Se presumirá, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en el lugar del trabajo.

4. No obstante lo establecido en los apartados anteriores, no tendrán la consideración de accidente de trabajo:

  • a. Los que sean debidos a fuerza mayor extraña al trabajo, entendiéndose por ésta la que sea de tal naturaleza que ninguna relación guarde con el trabajo que se ejecutaba al ocurrir el accidente.

En ningún caso se considerará fuerza mayor extraña al trabajo la insolación, el rayo y otros fenómenos análogos de la naturaleza.

  • b. Los que sean debidos a dolo o a imprudencia temeraria del trabajador accidentado

 

Ésta es la única sentencia que he encontrado que podría ir en contra del accidentado y a favor de la empresa

 

Tribunal Supremo Sala 4ª, S 17-12-1997, rec. 923/1997. Pte: Sampedro Corral, Mariano

 

 

 

 

 

 

 

 

RESUMEN


Se estima el rec. de casación para la unificación de doctrina interpuesto frente a sentencia, que revocando la de instancia declaró accidente laboral el seguido por el trabajador fallecido -terminada la jornada laboral se dirigía al domicilio de su abuela, situado en localidad distinta de la que constituye el domicilio habitual-, pues el domicilio del trabajador , como término inicial de la ida o vuelta al trabajo , también ha sido considerado frecuentemente por esta Sala, y su doctrina ha construido aquel concepto en forma amplia y extensiva, incluyendo, bajo el mismo, no sólo el domicilio legal, sino también el domicilio real y el habitual pero sin perder de vista la iterrelación que, en todo caso, debe existir entre domicilio y trabajo . Esta conexión es lógica en atención a que la consideración legal, como accidente de trabajo , del ocurrido "in itinere", y, por tanto, fuera del centro de trabajo (con fundamento quizá en la doctrina del riesgo social) debe tener como causa, el trabajo asegurado, de modo que, todo siniestro que no obedezca a esta causa podrá ser calificado de accidente de trabajo o de otra naturaleza, pero no accidente de trabajo .



-NORMATIVA ESTUDIADA

D 2065/1974 de 30 mayo 1974. TR Ley General de la Seguridad Social

art.84.2

 

+ÍNDICE

ANTECEDENTES DE HECHO

FUNDAMENTOS DE DERECHO

FALLO

 

+CLASIFICACIÓN POR CONCEPTOS JURÍDICOS

SEGURIDAD SOCIAL

INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO

Derivada de accidente de trabajo

Accidente "in itinere"

Concepto

Supuestos de apreciación

Supuestos de no apreciación

 

+FICHA TÉCNICA

Procedimiento:Recurso de casación

+Legislación

Aplica art.84.2 de D 2065/1974 de 30 mayo 1974. TR Ley General de la Seguridad Social

Cita art.217 de RDLeg. 2/1995 de 7 abril 1995. TR Ley de Procedimiento Laboral

Cita art.115.1, art.115.2 de RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social

Cita art.84.1 de D 2065/1974 de 30 mayo 1974. TR Ley General de la Seguridad Social

Cita RD de 24 julio 1889. Código Civil

+Jurisprudencia

Cita STS Sala 4ª de 29 septiembre 1997 (J1997/6428)

+Bibliografía

Citada en "Ampliación del concepto de domicilio a efectos de accidente laboral "in itinere". Respuesta de los Tribunales"


Vistos los presentes autos, pendientes ante esta Sala, en virtud de recurso de casación para la Unificación de Doctrina, interpuesto por el Procurador D. Francisco de Paula Martín Fernández, en nombre y representación de "M., S.A.", contra la sentencia dictada en 30 de enero de 1997 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria en el recurso de Suplicación núm. 186/96, interpuesto por D. Sinforiano, contra la sentencia dictada en 19 de diciembre de 1995 por el Juzgado de lo Social núm. 2 de Santander en los autos núm. 1472/94 seguidos a instancia del anterior, sobre accidente . Son parte recurrida el Instituto Nacional de la Seguridad Social, representado por el Procurador D. José Granados Weil y D. Sinforiano, representado por el Letrado D. Juan Carlos Rubio Bretos.

Es Magistrado Ponente el Excmo. Sr. D. Mariano Sampedro Corral.

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- La sentencia de instancia, dictada por el Juzgado de lo Social núm. 2 de Santander, contenía como hechos probados:

"1. Don Carero, hijo del actor don Sinforiano, trabajaba en la Empresa "M.", (Laboratorio Dental) con antigüedad desde el 3 de enero de 1994, ostentando la categoría profesional de Auxiliar de Prótesis Dental y percibiendo un salario mensual de 60.081 pesetas con prorrata de pagas extraordinarias.

2. Desarrollaba su trabajo en la ciudad de Santander.

3. El día 22 de abril de 1994 a las 21.10 horas, en el Km. ..., de la Carretera S-403 (Beranga-Noja) en el término municipal de Haza de Cesto, cuando circulaba en dirección a Noja, sufrió un accidente de circulación a consecuencia del cual falleció.

4. Formulada denuncia por los padres del fallecido don Sinforiano, y Dª Felipa, se incoó Juicio de Faltas núm. 70/94 del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Santoña, dictándose sentencia de fecha 23 de febrero de 1995 absolviendo al denunciado don Pedro. La sentencia obra en autos y se da por reproducida.

5. El domicilio habitual del fallecido era el de sus padres, sito en Santander calle Marqués de la Hermida, núm. ..., sin embargo, normalmente los fines de semana, al salir del trabajo el viernes por la tarde se iba a la localidad de Arnuero a casa de su abuela.

6. Habitualmente la jornada de trabajo del actor finalizaba a las 20 horas, si bien el día 22 de abril de 1994 finalizó a las 20,30 horas.

7. La Empresa demandada tiene suscrito documento de asociación de Accidentes de Trabajo con la Mutua "M., S.A.".

8. Formulada reclamación previa fue desestimada por Resolución de 7 de noviembre de 1994". El Fallo de la misma sentencia es el siguiente: "Que desestimando la demanda formulada por don Sinforiano, frente a la Mutua "M., S.A.", Instituto Nacional de la Seguridad Social, Tesorería General de la Seguridad Social y don Manuel, debo absolver y absuelvo a las citadas demandadas de las prestaciones deducidas en su contra".

SEGUNDO.- La sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia ha mantenido íntegramente el relato de los hechos probados de la sentencia de instancia. El tenor literal de la parte dispositiva de la sentencia de suplicación es el siguiente: "Estimamos el recurso de suplicación interpuesto por Don Carlos, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número Dos de Santander, con fecha 19 de diciembre de 1995, que revocamos, declarando como derivado de accidente laboral el sufrido por el trabajador fallecido el día 22 de abril de 1995, condenando a los demandados Instituto Nacional de la Seguridad Social, Tesorería General de la Seguridad Social, M., y a la empresa M. a estar y pasar por esta declaración y a Mutual C., a abonar una indemnización a tanto alzado de doce mensualidades de la base reguladora de 60.081 pesetas mensuales, esto es, 720.972 pesetas".

TERCERO.- La parte recurrente considera como contradictoria con la sentencia impugnada la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco en 9 de julio de 1996; habiendo sido aportada la oportuna certificación de la misma.

CUARTO.- El escrito de formalización del presente recurso lleva fecha de entrada en el Juzgado de Guardia en 21 de marzo de 1997. En él se alega como motivo de casación la infracción de los artículos 115.1 y 2.a) (antes 841 y 2.a) del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social).

QUINTO.- Por providencia de esta Sala dictada el 4 de junio de 1997, se admitió a trámite el recurso dándose traslado de la interposición del mismo a la parte recurrida personada, por el plazo de diez días, presentándose escrito por la misma alegando lo que consideró oportuno.

SEXTO.- Trasladadas las actuaciones al Ministerio Fiscal para informe, dictaminó en el sentido de considerar procedente el recurso. Instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente se declararon conclusos los autos, señalándose día para la votación y fallo que ha tenido lugar el 3 de diciembre de 1997.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- El hijo del demandante prestaba sus servicios laborales en una empresa sita en Santander, en cuya ciudad convivía con sus padres y en el domicilio de éstos. Normalmente, los viernes de cada semana, una vez terminada su jornada de trabajo , sobre las dos horas, se trasladaba a casa de su abuela, que vivía en la localidad de Arnuero. El viernes 22 de abril, finalizado su trabajo hacia las 20,30 horas y cuando se dirigía en dirección a Noja, al domicilio de su abuela, sufrió, en el kilómetro ..., de la Carretera S-403 (Beranga-Noja) en el término municipal de Haza de Cesto, un accidente de circulación a consecuencia del cual falleció.

La sentencia hoy recurrida, dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria -revocatoria de la de instancia- en 30 de enero de 1997, ha declarado accidente de trabajo el siniestro mencionado y frente a la misma ha interpuesto la Mutua de Accidentes de Trabajo el presente recurso de casación para la unificación de doctrina.

SEGUNDO.- Se alega y aporta como sentencia contraria, la pronunciada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de justicia del país Vasco en 9 de julio de 1996 y, efectivamente, entre esta resolución y la impugnada concurre la igualdad sustancial exigida por el artículo 217 de la Ley de Procedimiento Laboral EDL1995/13689 , como presupuesto inexcusable del recurso que nos ocupa. Así, en la sentencia de contraste, el trabajador tenía su domicilio habitual en Madrid, en cuya capital radicaba la empresa donde presta sus servicios. También los viernes de cada semana, terminada la jornada laboral, acudía al domicilio de su Madre, sito en Bilbao, sufriendo el 24 de diciembre de 1994, en el km. ..., un accidente de tráfico cuando se dirigía al domicilio de su Madre, a consecuencia del cual falleció. No obstante esta igualdad de cuestión ante litigantes en idéntica situación jurídica, los pronunciamientos han sido contradictorios, estimatorio de la pretensión ejercitada por el causahabiente del trabajador en la sentencia recurrida; desestimatorio en la sentencia de comparación.

TERCERO.- Verificada la existencia del presupuesto de contradicción, es preceptivo entrar a conocer del motivo de infracción aducido por la Mutua recurrente: "artículo 115.1 y 2.a) (antes 84.1 y 2.c EDL 1974/1308? art.84.1 EDL 1974/1308 art.84.2 EDL 1974/1308 ) del Texto Refundido de la Ley general de la Seguridad Social EDL 1994/16443? art.115.1 EDL 1994/16443 art.115.2 EDL 1994/16443 ". En formulación que se repite desde la primitiva Ley de Accidentes de Trabajo de 30 de enero de 1900, el artículo citado, entiende por accidente de trabajo "toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena". A su vez, el ordinal 2.a) considera accidente de trabajo "los que sufra el trabajador al ir o volver del lugar de trabajo ". Ambos preceptos han sido examinados en la sentencia de contraste y la cuestión litigiosa se centra en determinar el papel que desempeña el domicilio del trabajador a efectos de calificar el accidente "in itinere".

La sentencia recurrida, con cita de ciertas sentencias del Tribunal Supremo, expresivas de un criterio de flexibilización, argumenta (Fundamento de Derecho Tercero, apartado último) que en el supuesto de "doble domicilio del empleado, el del trabajo y el familiar el domicilio familiar, aun no siendo el habitual o el del trabajo , debe considerarse domicilio a los efectos de la calificación del accidente como "in itinere". De modo diferente, la sentencia de contraste, afirma en forma más estricta, resolviendo un caso en que el accidente ocurrió cuando en un fin de semana el trabajador se trasladaba desde Madrid al domicilio de su madre en Bilbao, que (Fundamento de Derecho Segundo, apartado cuarto, in fine) "la habitualidad en el ir y venir del trabajo lo era desde su domicilio en Madrid al lugar del trabajo en aquella capital" y que "la habitualidad es lo normal, lo permanente, lo que se produce en los días de labor y no en los días que iniciaba el descanso".

Como recuerda la sentencia de esta Sala de 29 de septiembre de 1997 EDJ1997/6428 , el concepto de accidente "in itinere" -de origen jurisdiccional- se constituye a partir de los términos, lugar de trabajo y domicilio del trabajador , y de su conexión mediante el trayecto. Esta conexión del lugar de trabajo y domicilio del trabajador ha sido configurada en forma amplia por la doctrina de esta Sala, aunque la misma ha venido exigiendo unos criterios de normalidad en la apreciación del binomio trayecto-trabajo , rechazando la calificación de accidente en aquellos supuestos en que se rompía este nexo normal.

El domicilio del trabajador , como término inicial de la ida o vuelta al trabajo , también ha sido considerado frecuentemente por esta Sala y su doctrina -ajustada a las circunstancias del caso concreto- ha construido aquel concepto en forma amplia y extensiva, incluyendo, bajo el mismo, no sólo el domicilio legal -tal y como es configurado por el Código Civil EDL1889/1 -, sino también el domicilio real y el habitual, (en este sentido extensivo la sentencia del Tribunal Supremo de 5 de noviembre de 1976, con cita de numerosas sentencias anteriores, y la de 16 de octubre de 1984, que cualifica como habitual el domicilio de la época de vacaciones) pero sin perder de vista la interrelación que, en todo caso debe existir entre domicilio y trabajo . Esta conexión es lógica en atención a que la consideración legal, como accidente de trabajo , del ocurrido "in itinere", y, por lo tanto, fuera del centro de trabajo -con fundamento, quizá, en la doctrina del riesgo social- debe tener como causa, el trabajo asegurado, de modo que, todo siniestro que no obedezca a esta causa podrá ser calificado de accidente de tráfico -objeto, también de seguro obligatorio, en la esfera Civil, en la que rige, igualmente, el precepto de responsabilidad objetiva- o de otra naturaleza, pero no de accidente de trabajo . De una forma general se puede decir -sin perjuicio, como se ha dicho, de las matizaciones del caso concreto- que la causalidad no se rompe (STS 21 de mayo de 1984) cuando la conducta normal del trabajador responde a patrones usuales de convivencia o comportamiento del común de las gentes.

La ruptura del nexo causal se ha producido en el caso litigioso. El trabajador , terminada la jornada, no se dirige a su domicilio habitual, sito en la capital y donde convive con sus padres -en cuya ciudad tiene también el domicilio la empresa en que trabaja -, sino que se traslada a otra localidad situada en la provincia, donde radica el domicilio su abuela. Es cierto que, el desplazamiento al domicilio de su abuela, se produce desde el centro de trabajo , pero la razón del desplazamiento a tal lugar no tenía por causa el trabajo , sino la visita y estancia en el domicilio de la mencionada ascendiente, por lo que falta el elemento teleológico para la apreciación del accidente de trabajo . Del propio modo, tampoco concurre el elemento cronológico y geográfico, pues el accidente de tráfico acaece en una carretera, alejada del centro de trabajo y ajeno, por lo tanto, al habitual trayecto que recorre, a diario, el trabajador para reintegrarse a su domicilio una vez terminada la jornada laboral. Admitir como domicilio habitual del trabajador el de cualquiera de sus ascendientes -u otros próximos familiares- cuya residencia, además, se encuentra en localidad distinta a la del centro de trabajo , desorbitaría el riesgo profesional concertado y asumido por la entidad gestora sobre las lesiones sobrevenidas al trabajador con ocasión o motivo del trabajo .

En definitiva, pues, es de concluir que en el caso examinado no concurren las circunstancias, exigidas por el artículo 84.2 de la Ley General de la Seguridad Social EDL1974/1308 -actual 115.2 EDL1994/16443 -, para su calificación como accidente de trabajo .

TERCERO.- En virtud de lo expuesto, procede estimar el presente recurso de casación para la unificación de doctrina y casar y anular la sentencia impugnada. Ello conduce a resolver el debate en los términos planteados en suplicación, lo que implica la desestimación del recurso de tal clase interpuesto por el demandante y la confirmación de la sentencia de instancia que absolvió a las entidades gestoras de la pretensión frente a las mismas formulada; con devolución del depósito realizado para recurrir a la Mutua recurrente, y sin imposición de costas procesales.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. el Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español.

 

FALLO

Estimamos el recurso de casación para la Unificación de Doctrina interpuesto por "M., S.A.", contra la sentencia dictada en 30 de enero de 1997 por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria en el recurso de Suplicación núm. 186/96, interpuesto por D. Sinforiano, contra la sentencia dictada en 19 de diciembre de 1995 por el Juzgado de lo Social núm. 2 de Santander en los autos núm. 1472/94 seguidos a instancia del anterior, sobre acidente. Casamos y anulamos la sentencia impugnada y resolviendo el debate en los términos planteados en suplicación, desestimamos el recurso de tal clase interpuesto por el demandante y confirmamos la sentencia de instancia que absolvió a las entidades gestoras de la pretensión frente a las mismas formulada; con devolución del depósito realizado para recurrir a la Mutua recurrente, y sin imposición de costas procesales.

Devuélvanse las actuaciones al Tribunal Superior de Justicia correspondiente, con la certificación y comunicación de esta resolución.

Así, por esta nuestra sentencia, que se insertará en la Colección Legislativa, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.- Arturo Fernández López.- Víctor Fuentes López.- Mariano Sampedro Corral.- Jesús González Peña.- Miguel Angel Campos Alonso.

PUBLICACION.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado D. Mariano Sampedro Corral hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.

 

Sentencias a favor del accidentado. Accidente in itinere

Murcia Sala de lo Social, S 17-4-2000, nº 592/2000, rec. 1032/1999. Pte: Rodríguez Iniesta, Guillermo

 

 

RESUMEN


Frente a sentencia que acogió la demanda del actor, en la que postulaba que el accidente sufrido por él debe ser calificado como accidente de trabajo , recurre la Mutua demandada en suplicación. La Sala no ha lugar al recurso, pues aunque la existencia de un doble domicilio, el del trabajo por razón de éste, y el legal o familiar ubicado en localidad distinta ha llevado a un sector de la doctrina jurisprudencial a excluir que éste segundo sea domicilio a efectos de protección por accidente de trabajo en su modalidad "in itinere", cuando el trabajador sufre un accidente durante el desplazamiento a aquél en los períodos de descanso, dado que para esa doctrina prima el real, aunque sea accidental, donde esté situado el centro de trabajo , y desde el que el trabajador va cada día al trabajo ; sin embargo, nosotros atendemos a otra línea jurisprudencial que ha venido suavizando el rigor inicial de la noción de domicilio, aceptando que, en los casos en que el trabajador esté desplazado del lugar de su domicilio habitual a otro distinto para ejecutar faena encomendada, la protección del accidente in itinere se extiende a los viajes que el trabajador efectúe de una a otra localidad para atender sus obligaciones familiares, pues debe de contemplarse no sólo los factores laborales sino que el trabajador es miembro de una familia de la que no puede verse desvinculado y apartado por motivos laborales.

 

-NORMATIVA ESTUDIADA

RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social

art.115.2

 

+ÍNDICE

ANTECEDENTES DE HECHO

FUNDAMENTOS DE DERECHO

FALLO

 

+CLASIFICACIÓN POR CONCEPTOS JURÍDICOS

SEGURIDAD SOCIAL

INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO

Derivada de accidente de trabajo

Accidente "in itinere"

Supuestos de apreciación

 

+FICHA TÉCNICA

Procedimiento:Suplicación; seguridad social

+Legislación

Aplica art.115.2 de RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social

Cita art.191.b, art.191.c, lib.3apa.4, lib.3apa.5 de RDLeg. 2/1995 de 7 abril 1995. TR Ley de Procedimiento Laboral

Cita CE de 27 diciembre 1978. Constitución Española

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Según consta en autos, se presentó demanda por D. Juan José, en reclamación de Incapacidad Transitoria, siendo demandado "A., S.A.", INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, TESORERIA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y "Mutua C.", y que en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado Sentencia en fecha 9 de Febrero de 1.999 por el Juzgado de lo Social de referencia, por la que se estimó la pretensión de la parte actora.

SEGUNDO.- En la citada sentencia, y como hechos probados, se declaraban:

"Primero.- El actor D. Juan José, nacido el 17-7-1945, viene prestando servicios para la empresa "A., S.A.", quien tiene cubiertos los riesgos profesionales con "Mutua C.".

Segundo.- En virtud de acuerdo de movilidad geográfica con "A., S.A." el actor fue desplazado a un centro de trabajo en la ciudad de Madrid donde presta servicios desde hace siete años. En Madrid el actor reside de domingo por la noche hasta la finalización de la jornada del viernes, compartiendo pensión con otros compañeros de trabajo , y manteniendo su domicilio habitual en Bullas, Localidad donde sigue viviendo su familia.

Tercero.- El 14-5-1998, puente festivo de San Isidro, el actor, una vez terminada la jornada laboral, se dispuso, como todos los fines de semana a regresar a su domicilio habitual en Bullas. Para ello cogieron el vehículo de uno de ellos, y al circular por la autovía ..., se salieron de la vía al tener que frenar ante la presencia de un vehículo que circulaba delante de ellos y estar la calzada mojada por la lluvia, colisionando con un coche de la guardia civil de tráfico que se encontraba sobre el arcén. Como consecuencia de ello el actor resultó con contusión dorso-lumbar y artritis traumática del 4º dedo de la mano derecha.

Cuarto.- El 15-5-98 el actor recibió parte médico de baja de "Mutua C.", entidad que posteriormente rechazó el siniestro considerando que no tenia la consideración de accidente de trabajo .

Quinto.- El 26-5-98 Facultativo del Insalud expidió parte de baja en favor del actor por accidente no laboral, determinando el Equipo de Valoración de Incapacidades el 14-1-1999 que el proceso de Incapacidad Temporal el actor derivaba de contingencias comunes, acordándose así en la resolución del INSS de 27-1-1999.

Sexto.- Se agotó la vía previa.

Séptimo.- La base reguladora diaria asciende a 5.000 pts."; y el fallo fue del tenor literal siguiente: «Que estimando la demanda formulada por D. Juan José, frente a la empresa "A., S.A.", INSS, TGSS, y "Mutua C.", debo declarar y declaro que él accidente sufrido por el actor el 14-5-98 fue laboral, condenando a "Mutua C." a estar y pasar por ello ya que además de la asistencia sanitaria que precise, abone al accionante los subsidio o prestaciones que por tal contingencia pudieren corresponderle desde la fecha de la primitiva baja laboral por accidente de trabajo , y todo ello hasta su extinción por causa legal; se absuelve a INSS y a TGSS sin perjuicio de su responsabilidad subsidiaria; se absuelve de toda responsabilidad a "A., S.A."».

TERCERO.- Contra dicha Sentencia se interpuso Recurso de Suplicación por el Letrado D. JUAN MANUEL DIAZ HERNANDEZ, en representación de la parte demandada "Mutua C.", con impugnación de contrario de D. Juan José, representado por D. CRISTOBAL HERNANDEZ MUÑOZ.

 

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- En la instancia fue objeto de estudio la demanda interpuesta por D. Juan José, en reclamación de declaración de accidente de trabajo y prestaciones derivadas del mismo frente a "A., S.A.", INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, TESORERIA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y "Mutua C.". La sentencia atendió la demanda y declaró que el accidente sufrido por el actor en 14-5-98 debe ser calificado como accidente de trabajo siendo responsable prestacional del mismo "Mutua C.". Disconforme dicha Mutua recurre en Suplicación interesando la revisión de los hechos declarados como probados y examen del derecho aplicado en sentencia (ap. b y c del art. 191 LPL EDL 1995/13689? art.191.b EDL 1995/13689 art.191.c EDL 1995/13689 ).

SEGUNDO.- En el terreno de la revisión fáctica se interesa añadir un inciso en el numeral tercero que diga lo siguiente "...a regresar al domicilio DONDE RESIDE SU FAMILIA en Bullas, PREVIO PASO POR SU DOMICILIO EN MADRID PARA ASEARSE Y RECOGER ROPA. Para ello cogieron el vehículo de uno de ellos...".

Con este inciso la recurrente quiere hábilmente diferenciar el domicilio del trabajador y el de su familia y por otro lado también dejar constancia que previamente a su viaje a Murcia pasó por Madrid para asearse y recoger ropa. Al primer aspecto no podemos prestar nuestra conformidad, precisamente es el "quid" de la cuestión debatida y mas adelante volveremos sobre ello. Al segundo inciso no habría inconveniente por ser un dato conforme, pero nula relevancia revisora tiene, por lo que no creemos necesaria su incorporación al relato fáctico.

TERCERO.- En el terreno de la censura jurídica (ap. c. del art. 191 LPL EDL1995/13689 ) se nos denuncia la violación del art. 115.2.a LGSS EDL1994/16443 y la jurisprudencia que lo interpreta.

Resulta -del inalterado relato fáctico- que el trabajador fue uno de los afectados por el acuerdo de movilidad geográfica impulsado por la patronal "A., S.A.". A consecuencia de ello el trabajador fue desplazado a un centro de trabajo sito en Madrid. En la capital reside de domingo en la noche hasta el término de su jornada en viernes. Durante tales días vive con otros compañeros también afectados por dicho acuerdo en una pensión. Terminada la jornada del viernes regresa a Bullas donde mantiene con su familia su domicilio habitual. El fatídico día del accidente era viernes y tras terminar la jornada se dispuso hacer lo mismo que todos los fines de semana con la mala suerte que de regreso tuvieron (iba en compañía de otros compañeros) un accidente de circulación a consecuencia del cual causó baja por incapacidad temporal.

La Mutua niega que se de las condiciones del art. 115.2.a) EDL1994/16443 para poder calificar dicho accidente como de trabajo en su modalidad "in itinere". En definitiva niega que se de elemento topográfico en el supuesto analizado. Entiende que el domicilio habitual es el de la pensión de Madrid y no en Bullas. La finalidad del viaje no fue el regreso al domicilio habitual sino la estancia con familiares. Por tanto no es merecedor de protección vía contingencia profesionales.

No es de recibo la argumentación de la Mutua.

No es necesario recordar aquí cómo se fraguó el acuerdo de movilidad geográfica que afectó a los trabajadores de la patronal "A., S.A.", y lo que supuso para sus trabajadores , a los diversos pronunciamientos de esta Sala nos remitimos.

La estancia en Madrid del trabajador accidentado no obedeció a un capricho o conveniencia sino simplemente a no tener otra alternativa si quería mantener un empleo con el que poder atender las necesidades propias y de su familia. Su defensa del puesto de trabajo sólo nos puede merecer respeto de alguien que intenta mantener a su familia y no abandonarse a vivir de los subsidios públicos. Su vuelta semanal a su casa, sólo refleja una cosa, que su domicilio habitual es su casa de Bullas, la de su familia.

La existencia de un doble domicilio, el del trabajo por razón de éste, y el legal o familiar ubicado en localidad distinta ha llevado a un sector de la doctrina jurisprudencial a excluir que éste segundo sea domicilio a efectos de protección por accidente de trabajo en su modalidad "in itinere", cuando el trabajador sufre un accidente durante el desplazamiento aquel en los periodos de descanso. Para esa doctrina jurisprudencial debe primar el real, aunque sea accidental donde este situado el centro de trabajo , y desde el que el trabajador va cada día al trabajo . Esta es la línea interpretativa que demanda la recurrente.

Nosotros sin embargo, atendemos a otra línea jurisprudencial que ha venido suavizando el rigor inicial de la noción de domicilio, aceptando que, en los casos en que el trabajador esté desplazado del lugar de su domicilio habitual a otro distinto para ejecutar faena encomendada, la protección del accidente in itinere se extiende a los viajes que el trabajador efectúe de una a otra localidad para atender sus obligaciones familiares, pues debe de contemplarse no solo los factores laborales sino que el trabajador es miembro de una familia de la que no puede verse desvinculado y apartado por motivos laborales (v. Ss TS 26-1-67 art. 768, 26-5-76 , 25-6-80 , 17-6-82 ; TCT SS 27-5-85; entre otras).

Lo expuesto nos conduce a desestimar el recurso interpuesto.

En atención a todo lo expuesto, la Sala de lo Social de este Tribunal, por la Autoridad que le confiere la Constitución EDL1978/3879 , ha decidido:

 

 

FALLO

Desestimar el Recurso de Suplicación interpuesto por "Mutua C." contra la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 2 de Murcia, de fecha 9 de Septiembre de 1.999, en virtud de demanda deducida por D. Juan José contra "A., S.A.", INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, TESORERIA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y "Mutua C.", sobre Incapacidad Temporal, y confirmar, en consecuencia, el pronunciamiento de instancia.

Se condena a la Mutua recurrente a que, como costas, y en concepto de honorarios, pague 50.000 pts. al Letrado impugnante de su recurso.

Dése a los depósitos, si los hubiere, el destino legal.

Notifíquese esta Sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal; hágaseles saber que contra la misma cabe interponer el excepcional recurso de unificación de doctrina en plazo de diez días con sujeción a lo dispuesto en la Ley de Procedimiento Laboral, Libro III, Capítulos IV y V EDL 1995/13689? lib.3apa.4 EDL 1995/13689 lib.3apa.5 EDL 1995/13689 ; y una vez firme devuélvanse los autos al Juzgado de lo Social de procedencia, con certificación de esta resolución para su ejecución, y expídase testimonio de ella para constancia en el rollo que se archiva en este Tribunal.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. Francisco Martínez Muñoz.- José Luis Alonso Saura.- Guillermo Rodríguez Iniesta.


TS.J de Canarias (sede Santa Cruz de Tenerife) Sala de lo Social, S 23-1-1998, nº 83/1998, rec. 1026/1997. Pte: Sánchez-Parodi Pascua, Mª del Carmen

 

 

RESUMEN


Frente a sentencia que, acogiendo la pretensión actora, declaró el fallecimiuento del trabajador como accidente de trabajo y condenó a la Mutua FREMAP, como subrogada dela empresa, al pago de las prestaciones derivadas de tal suceso y al INSS como responsable subsidiario, recurren en suplicación tanto la Mutua como el INSS. La Sala desestima el recurso de la Mutua, pues debe de ser de aplicación al supuesto de autos la doctrina elaborada tanto por el TS como por el Tribunal Central de Trabajo la cual con criterio de amplitud y flexibilidad ha desarrollado el concepto de accidente de trabajo "in itinere" y precisando los requisitos -teológicos, cronológicos y topográficos- que deben concurrir a su formación ha señalado con carácter general, la obligatoriedad de llevar a cabo una interpretación del concepto de manera dinámica y cambiante de acuerdo con la realidad social, siendo de destacar que lo esencial no es que el accidente ocurra al ir desde el domicilio habitual al trabajo o viceversa, aunque esto sea lo más corriente, sino que se produzca el evento al ir o volver del trabajo , pues el punto de salida o llegada puede ser o no el domicilio normal del trabajador en su desplazamiento para ir o volver al trabajo responde a lo que pudieramos llamar patrones usuales de convivencia o comportamiento del común de las gentes debe estimarse que no hay ruptura del nexo causal y estamos ante un accidente laboral.



-NORMATIVA ESTUDIADA

D 2065/1974 de 30 mayo 1974. TR Ley General de la Seguridad Social

art.115

 

+ÍNDICE

ANTECEDENTES DE HECHO

FUNDAMENTOS DE DERECHO

FALLO

 

+CLASIFICACIÓN POR CONCEPTOS JURÍDICOS

SEGURIDAD SOCIAL

INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO

Derivada de accidente de trabajo

Accidente en el lugar y durante el tiempo de trabajo

Presunción

Accidente "in itinere"

Supuestos de apreciación

 

+FICHA TÉCNICA

Procedimiento:Recurso de suplicación

+Legislación

Aplica art.115 de D 2065/1974 de 30 mayo 1974. TR Ley General de la Seguridad Social

Cita art.191.b, art.191.c, art.215 de RDLeg. 2/1995 de 7 abril 1995. TR Ley de Procedimiento Laboral

Cita art.34, art.115, art.126 de RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social

 

 

ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- Que según consta en Autos, se presentó demanda por Lucía, en reclamación sobre derecho, siendo demandado el INSS y la Tesorería General de la Seguridad Social Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales "F.", y "P.", y celebrado juicio y dictada Sentencia el día 16 de Julio de 1997, por el Juzgado de referencia, con carácter estimatorio.

SEGUNDO.- Que en la citada Sentencia y como hechos probados, se declaran los siguientes:

"1.º La actora, Dª Lucía, contrajo matrimonio con don Juan Jorge, en el año 1990, siendo el único matrimonio del trabajador fallecido, teniendo el mismo tres hijos nacidos, respectivamente, en 1991, 1992 y 1995.

2.º El marido de la actora, don Juan Jorge prestaba sus servicios para la empresa "P-., S.L.", con la categoría de vigilante de seguridad, con una antigüedad del 1 de febrero de 1993 y percibiendo un retribución de 1.531.993. pesetas anuales, encontrándose afiliado al la Seguridad Social.

3.º El trabajador fallecido, sobre las 16 horas del día 8 de Abril de 1995 como consecuencia de un accidente de circulación ocurrido a esa hora cuando iba conduciendo el vehículo de su propiedad ... por la carretera Tajao-Abades, a la altura del Km. 1200 sentido Tajao, procedente de La Jaca, en compañía de su hermano y su suegro.

4.º El día 8 de abril de 1995, era sábado previo el inicio de la Semana Santa, habiéndose trasladado el actor junto con su familia a la localidad de La Jaca, para pasar las mencionadas fiestas en esa localidad costera, donde su padre dispone de una vivienda que era utilizada por la familia para tal fin.

5.º El domicilio habitual del trabajador se encontraba en la calle Amatista, de esta ciudad, y su lugar de trabajo en los apartamentos Alondra Park, Las Galletas, Arona, con horario para la jornada del día 8 de abril de 1995, de 17 a 23 horas.

6.º Por resolución de la Dirección Provincial del INSS de fecha 28.06.96 se acuerda denegar la prestación de viudedad solicitada por la actora por estimar que el fallecimiento se debió a accidente de trabajo y tener concertada la empresa la cobertura de dicha contingencia con la Entidad "F.".

7.º Ha quedado agotada -la vía administrativa previa.

TERCERO.- Que por el Juzgado de lo Social núm. tres se dictó Sentencia, cuyo fallo literal dice: "Que estimando la demanda formulada por Dª Lucía Covadonga contra Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedad Profesional "F.", Instituto Nacional de la Seguridad Social, Tesorería General de la Seguridad Social y "P., S.L.", declaro que la contingencia determinante del fallecimiento del marido de la actora, don Juan Jorge, es de accidente laboral, condenando a la Mutua "F., como subrogada de la empresa "P.", al pago de las siguientes prestaciones. Pensión de viudedad de 54.477 (cincuenta y cuatro mil setecientas setenta y siete pesetas) y de orfandad de 532 pesetas (quinientas treinta y dos pesetas) por cada uno de los tres huérfanos, todo ello con efectos de la fecha del 8 de abril de 1995. A una cantidad a tanto alzado de 505.749 pesetas (quinientas cinco mil setecientas cuarenta y nueve pesetas), con abono de los intereses legales desde aquella fecha, con responsabilidad reaseguratoria del Instituto Nacional de la Seguridad Social y de la Tesorería General de la Seguridad Social, en cuyos límites se les condena.

CUARTO.- Que contra dicha Sentencia, se interpuso recurso de suplicación por la parte demandada, siendo impugnado de contrario. Recibidos los Autos por esta Sala, se formó el oportuno rollo y pase al Ponente.

 

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Contra la Sentencia de instancia estimatoria de la pretensión de la actora recurre en suplicación la representación de "F." al amparo de lo preceptuado en el art. 191 b) de la Ley de Procedimiento Laboral EDL1995/13689 a fin de modificar el hecho primero y se adicione el mismo: "El marido de la actora, don Juan Jorge, prestaba sus servicios para la empresa "P., S.L.", con la categoría de vigilante de seguridad, con una antigüedad de 1 de febrero de 1993 y percibiendo una retribución de 1.531.993 pesetas, y con una base reguladora mensual de 103.500 pesetas, encontrándose afiliada a la Seguridad Social, apoyándose en el folio 111, motivo que no puede tener favorable acogida, por cuanto aclarada que fuera la demanda y exponiendo la actora las cantidades que reclamaba en base a lo expuesto en la misma, bien pudo la Mutualidad combatir dichas cifras, así como también la base de la prestación, sin que ahora en este fase del recurso pueda hacerlo al no haberse opuesto en la instancia y limitarse a combatir, como queda recogido en el acta del juicio solamente el tema relativo a si los hechos pudieran incardinarse o no como un accidente laboral y ello según doctrina mantenida por esta Sala, siguiendo a Sentencias del extinto Tribunal Central de Trabajo de 16 de noviembre de 1977, 13 de diciembre de 1977 y 18 de mayo de 1978.

De igual forma interesa la revisión del hecho probado tercero para que conste "el accidente acaeció a las 16 horas" así como "con quienes se dirigía al Ralley de Adeje, apoyándose en el atestado de la Guardia Civil, motivos que no han de tener favorable acogida por cuanto dicho documento tal y como dice la doctrina no puede tener naturaleza de revisable porque las afirmaciones que se puedan recoger en tales atestados se refiere a datos obtenidos de manifestaciones hechas por terceras personas que tienen en definitiva el carácter de testifical.

Interesa igualmente la supresión del siguiente párrafo del hecho, "habiéndose trasladado el actor (debe entenderse el trabajador fallecido) junto con su familia a la localidad de La Jaca, para pasar las fiestas en esa localidad costera, dónde su padre dispone de una vivienda que era utilizada por la familia para taI fin", motivo que no puede tener favorable acogida por ser lo indicado en tal hecho acorde con la realidad.

Por último, y respecto a la revisión del hecho quinto interesa se adicione al mismo "el domicilio habitual del trabajador , pactado con la empresa, se encontraba en la calle Amatista, de esta ciudad y su lugar de trabajo en los apartamentos Alondra Park, Las Galletas, Arona, con horario para la jornada del día 8 de abril de 1995, de 17 a 23 horas, apoyándose en el acta del juicio, motivo destinado al fracaso por cuanto dicho documento es inhábil a efectos de revisión.

SEGUNDO.- Recurre dicha parte a tenor de lo establecido en el apartado c) del art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral EDL1995/13689 , por sentencia se ha infringido el art. 115.2 a) de la Ley General de la Seguridad Social EDL 1994/16443? art.115.2 EDL 1994/16443 art.115.a EDL 1994/16443 .

Tiene establecido esta Sala que "ha de calificarse como accidente laboral aquel que, de alguna manera, ofrezca alguna conexión con el trabajo , bastando con que el nexo causal indispensable siempre en algún grado, se dé sin necesidad de precisar su significación, mayor o menor, próxima o remota, concausal o coadyuvante, debiendo otorgarse dicha calificación cuando no aparezca acreditada la ruptura de la relación de causalidad entre actividad profesional y padecimiento, excepto cuando resalten hechos que rompa con total evidencia aquella relación -Sentencias del Alto Tribunal de 25 de Mayo, 29 de Septiembre de 1986, 17 de marzo, 10 de noviembre y 28 diciembre 1987 y 14 abril y 4 de julio 1988-.

Como reconoce la STS 4-7-1988 "la doctrina ha evolucionado en el sentido, dado que una de las notas principales del derecho del trabajo son sus propios y específicos principios generales que conducen a una interpretación, respetuosa, por supuesto, con la Constitución y el resto del ordenamiento jurídico, tendente a obtener una protección eficaz del trabajador dentro de las normas que aquel derecho integra, en cuanto manifestación más típica de la garantía constitucional del Estado Social de Derecho -SS 22-10-1986 y 28-12-1987, entre otras-.

Es preciso traer a colación la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura de 22 de Mayo y 31 de Diciembre de 1993: "Esta evolución de la doctrina mencionada en el apartado anterior ha significado que sin desconocer las Sentencias del Tribunal Central de Trabajo citadas por la Mutua impugnante del recurso ya que la STS 22-12-1987 contempla supuesto contrario por cuanto que el accidentado se desplazaba por ruta no habitual y utilizando medios de transporte -lo que le habría sido prohibido por la empresa en lugar del que estaba destinado para el desplazamiento diario de los Trabajadores ". La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 28-5-1991, razona en su único fundamento jurídico: Unida a autos figura una copia de la STSCT 2-7-1985, en que en un supuesto similar al litigioso también desestimaba la demanda por entender que los motivos del desplazamiento del operario los fines de semana eran de naturaleza estrictamente personal y que el accidente nada tiene que ver con el trabajo , por lo que negando la relación causal entre uno y otro elementos no podría entrar en juicio el art. 34 de la Ley General de la Seguridad Social EDL1994/16443 , tanto en la definición genérica que hace del accidente de trabajo como en los supuestos específicos.

La del Tribunal Superior de Justicia de Málaga de 27 de Septiembre de 1993 indica que: "Debe ser de aplicación al supuesto de autos la doctrina elaborada tanto por el Tribunal Supremo como por el Tribunal Central de Trabajo la cual con criterio de amplitud y flexibilidad ha desarrollado el concepto de accidente de trabajo "in itinere" y precisando los requisitos -teológico, cronológico y topográfico- que deben concurrir a su formación señalando, con carácter general, la obligatoriedad de llevar a cabo una interpretación del precepto de manera dinámica y cambiante de acuerdo con la, realidad social, siendo de destacar que lo esencial no es que el accidente ocurra al ir desde el domicilio habitual al trabajo o viceversa, aunque esto sea lo más corriente, sino que se produzca el evento al ir o volver del trabajo , pues el punto de salida o llegada puede ser o no el domicilio normal del trabajador en su desplazamiento para ir o volver al trabajo responde a lo que pudiéramos llamar patrones usuales de convivencia o comportamiento del común de las gentes debe estimarse que no hay ruptura del nexo causal y estamos ante un accidente laboral (en este sentido, Sentencias del Tribunal Supremo de 21 de Mayo y 16 de octubre 1984 y 8-6-1987); habiendo declarado el Tribunal Central de Trabajo en SS 12-3-1985 y 8-4-1986, dictada en supuesto análogos al aquí enjuiciado, que constituye accidente de trabajo -in itinere"-, el ocurrido en los viajes de ida o vuelta de fin de semana realizados por el trabajador desde el lugar de trabajo hasta el domicilio familiar. Pues bien, justamente eso es lo que ocurrió en el presente caso, es el inalterado relato fáctico de la Sentencia de instancia se desprende que el accidente se produjo cuando el trabajador se desplazaba desde Cáceres -lugar donde se encontraba su centro de trabajo - hasta Málaga -lugar del domicilio familiar- para pasar con su mujer e hijos el puente de la Constitución. "Y, por último, ha de traerse a colación igualmente la del Tribunal Supremo de 29 de Septiembre de 1997 donde se expone que "teniendo en cuenta la evolución que se produce en las formas de transporte y en las costumbres sociales, la noción de domicilio se amplía para incluir lugares de residencia o, incluso, de estancia o comida distintas de la residencia principal del Trabajador , y en este sentido la Sentencia de 16 de Octubre de 1984 (5284/84) considera como accidente "in itinere" el producido en el trayecto hacia el Centro de trabajo desde el domicilio de verano."

TERCERO.- Consiguientemente con tales premisas en los hechos probados y aplicando la doctrina y jurisprudencia antedicha es evidente que la situación del presente procedimiento debe incardinarse dentro del art. 115 de la ley General de la Seguridad Social EDL1994/16443 , al darse las notas características del accidente "in itinere", donde no se rompe el nexo causal, dado que el trabajador se desplazaba a la zona de La Jaca normalmente en las festividades, donde su padre tiene una vivienda y de allí a su centro de trabajo , próximo a esta localidad, y si bien se parte en el relato fáctico que vive la calle Amatista, de Santa Cruz de Tenerife, el hecho de haberse desplazado en Semana Santa hacia el sur de la isla donde habitualmente acudía a pasar dichas vacaciones, no rompe aquel nexo, al no haber quedado desvirtuado que el fallecido se trasladaba en su vehículo al trabajo , ocurriendo el accidente hacia las 16 horas y comenzando a trabajar a las 17, según los partes obrantes en las actuaciones.

Por todo ello ha de ser desestimado el recurso de esta parte, y en cuanto al recurso interpuesto por el INSS se accede a la modificación del hecho primero en el sentido que se añada "y la empresa al corriente en el resto de las obligaciones de la Seguridad Social, con lo cual conllevaría a estimar la infracción jurídica que denuncia en base al art. 126 de la Ley General de la Seguridad Social EDL1994/16443 por cuanto la responsabilibad recae directamente sobre la Mutua "F." y con carácter subsidiario, para caso de insolvencia de dicha Mutua, del INSS y de la Tesorería, con absolución de la empresa "P., S.A.".

 

 

FALLO

Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por "F.", y debemos estimar y estimamos el recurso interpuesto por INSS contra la Sentencia dictada por el Juzgado de lo Social de referencia de fecha 16 de julio de 1997 en virtud de demanda interpuesta por Lucía Covadonga contra INSS, TGSS, Mutua de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales "F., "P., S.L.", en reclamación por derecho y, en consecuencia, debemos revocar y revocamos, en parte, la Sentencia de instancia en el sentido de que se condena a la Mutua "F.", al pago de las prestaciones recogidas en dicha Sentencia y con carácter subsidiario, para caso de insolvencia de dicha Mutua al INSS y Tesorería, absolviendo a la empresa "P., S.A.", y confirmando en el resto la Sentencia de instancia.

Devuélvanse los Autos originales al Juzgado de lo Social de referencia, con testimonio de la presente, una vez notificada y firme, a las partes y con advertencia a las mismas de que contra la presente Resolución, podrán interponer recurso de casación por Unificación de doctrina, en base a los dispuesto en los arts. 215 y siguientes de la Ley de Procedimiento Laboral EDL1995/13689 , en el plazo de 10 días hábiles, previo depósitos que marcan los artículos 226 y 227 del citado cuerpo legal.

Remítase testimonio a la Fiscalía de la Audiencia Provincial y líbrese otro para su unión al rollo de su razón, incorporándose original al Libro de Sentencias.

Así, por esta nuestra sentencia, que es firme, la pronunciamos, mandamos y firmamos.- José María del Campo y Cullen.- José Manuel Celada Alonso.- María del Carmen Sánchez-Parodi Pascua.

PUBLICACION: Leída y publicada la anterior Sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente que la suscribe en la Sala de Audiencia de este Tribunal. Se envía testimonio a la Audiencia Provincial, en unión del correspondiente oficio de remisión. Doy fe.

 

 

 

 

 

 

Cliente: escribió hace 5 año.
Hola,
No se me ha resuelto la duda. El accidente digamos que es in itinere, ahora en cuanto al recargo del articulo 123 LGSS, a la empresa en un 50%, cuando es una empresa quer cuenta con 10 trabajadores y se mantiene a flote por haber abierto una tienda online.
Lo que le plantee en la pregunta anterior son todos los datos qu en el caso se exponen, y por eso acudo a ti para que me ayudes a resolver mediantes tus conocimientos exhaustivos de derecho.
Para que se establezcan recargos por faltas de medidas de seguridad, tiene que haber necesariamente un accidente de trabajo no? se dan los requisitos para imponer recargo? es desmedido el recargo de un 50% para una empresa que cuenta con 10 trabajadores y se maantiene en flota por la tienda online? Cuales son los requisistos y finalidades que exige el INSS. Todo esto apoyado con articulos y jurisprudencia actual. Esperto tu pronta respuesta.

Un saludo!
Experto:  Alberto escribió hace 5 año.
Hola buenos días, en contestación a sus consultas, para que haya recargos en las prestaciones debe haber una infracción de las normas de seguridad e higiene en el trabajo, independientemente que la empresa sea de 10 trabajadores o menos. El recargo se cifra de entre un 30 a un 50% del importe de la prestación que corre a cargo del empresario.

La fijación del porcentaje de recargo de las prestaciones, por falta de medidas de seguridad e higiene, derivadas de contingencias profesionales es discrecional del juez.

 

El recargo tiene lugar cuando la lesión se haya producido en máquinas, artefactos, instalaciones o lugares de trabajo que no dispongan de los dispositivos de precaución reglamentarios, los tengan inutilizados o en malas condiciones , como puede ser el vehículo de la empresa que conducía el accidentado.

 

Los siguientes elementos son imprescindibles para el recargo de las prestaciones:

 

  • 1. La lesión producida debe haber sido precedida por incumplimiento de alguna obligación de seguridad e higiene en el trabajo, tiene que existir culpa o negligencia por parte del empresario.

 

2.- Dede existir relación de causalidad entre la infracción cometida y la lesión sufrida.

 

 

Le traslado una sentencia sobre un vehículo de empresa en mal estado y por le que se le atribuyeron recargos por falta de medidas de seguridad e higiene en el trabajo

 

T.S.J. de Andalucía (sede Granada) Sala de lo Social, S 20-11-2000, nº 3219/2000, rec. 1794/1999. Pte: Hernández Ruiz, Luis

 

 

RESUMEN


Desestima el TSJ el rec. de suplicación interpuesto por el empresario condenado contra sentencia dictada en autos sobre recargo de prestaciones por falta de medidas de seguridad. Entiende el recurrente que en la relación de causalidad entre el accidente que costó la vida al obrero y su conducta ha incidido la imprudencia de éste. Considera la Sala que el accidente ocurrió al chocar el tractor con una piedra lo que ocasionó el vuelco del mismo y caída del trabajador que colisionó contra el arado que había en la planta trasera, infieréndose sin lugar a dudas la relación de causalidad entre la falta de medidas de seguridad del tractor, ausencia de cabina o protección para caso de vuelco, mal estado del vehículo y omisión de inspecciones técnicas del mismo y el siniestro, pues de haberse observado las referidas medidas el fallecimiento no habría acontecido, y aunque es un hecho innegable que el evento aconteció al chocar el tractor con una piedra, tal circunstancia no puede romper la relación de causalidad, hasta el extremo de imputar el accidente a imprudencia de la víctima y, por tanto, no desvirtúa la responsabilidad del empresario .



-NORMATIVA ESTUDIADA

RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social

art.123

O de 9 marzo 1971. Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo

art.124.6

RD de 24 julio 1889. Código Civil

art.1809

 

+ÍNDICE

ANTECEDENTES DE HECHO

FUNDAMENTOS DE DERECHO

FALLO

 

+CLASIFICACIÓN POR CONCEPTOS JURÍDICOS

SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO

OBLIGACIONES Y DERECHOS

Del empresario

Responsabilidad

Recargo por omisión en caso de accidente de trabajo

En general

Graduación del porcentaje en vía judicial

SEGURIDAD SOCIAL

INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO

Derivada de accidente de trabajo

Exclusiones legales

Imprudencia temeraria del trabajador

 

+FICHA TÉCNICA

Procedimiento:Suplicación; seguridad social

+Legislación

Aplica art.123 de RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social

Aplica art.124.6 de O de 9 marzo 1971. Ordenanza General de Seguridad e Higiene en el Trabajo

Aplica art.1809 de RD de 24 julio 1889. Código Civil

Cita art.19, art.104 de LO 10/1995 de 23 noviembre 1995. Código Penal

Cita RDLeg. 2/1995 de 7 abril 1995. TR Ley de Procedimiento Laboral

Cita art.4.2 de RDLeg. 1/1995 de 24 marzo 1995. TR Ley del Estatuto de los Trabajadores

Cita RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social

Cita art.24 de CE de 27 diciembre 1978. Constitución Española

Cita art.1252 de RD de 24 julio 1889. Código Civil


ANTECEDENTES DE HECHO

PRIMERO.- En el Juzgado de referencia tuvo entrada demanda interpuesta por Dª Dolores sobre Seguridad Social contra el INSS TGSS "Mutua A.", núm. ... y D. José y admitida a trámite y celebrado juicio se dictó Sentencia el 28 de octubre de 1998, por la que estimando la demanda interpuesta por la actora declaro la falta de seguridad en el accidente padecido por la misma, con las consecuencias inherentes a tal declaración.

SEGUNDO.- En la Sentencia aludida se declararon como hechos probados los siguientes:

1º La actora Dª Dolores, mayor de edad y con DNI núm. ..., domicilio a efectos de notificaciones en Avda. ..., núm. ..., actúa en la presente demanda en propio nombre y en representación de su hija discapacitada Dª Manuela, en solicitud de recargo de prestaciones por falta de medidas de seguridad, y tras declaración de existencia de tales, en el accidente trabajo sufrido, con resultado de muerte, por el que fue su marido D. Manuel ocurrido el 20.5.93, accidente y defunción posterior el 23.5.93.

2º La defunción de dicho trabajador se produjo en las circunstancias que vienen recogidas en acta de Inspección de trabajo que por obrar en autos se da aquí por reproducida con remisión a los folios 36 al 45 ambos inclusive, y en la que entre otras cosas se proponía por dicha Inspección de trabajo recargo de prestaciones a la empresa en un 30 % consecuencia o derivadas de tal accidente.

3º El acta de la Inspección fue anulada posteriormente por la Dirección General de Trabaje de la Junta de Andalucía y habiendo solicitado la hoy actora responsabilidad empresarial por falta de Medidas de Seguridad e Higiene le fue denegada por Resolución del INSS de 20.11.97.

4º Disconforme la actora interpuso R. Previa el 16.12.97 que fue desestimada por resolución de 30.12.97 contra la que interpuso, la presente demanda en 2.2.98.

5º Asimismo la actora interpuso conciliación en tal sentido en 18.1.98 contra la empresa y contra "A.", que se celebró el 29.1.198 y terminó intentado sin efecto por incomparecencia de la parte demandada.

6º La actora tiene reconocida pensión de viudedad y orfandad consecuencia del fallecimiento de su esposo hecho ocurrido el 23.5.93, habiendo fijado la Base Reguladora de la prestación en 119.247 pesetas por sentencia del Juzgado de lo Social núm. 6 de esta ciudad de 8.2.94, núm. 163/94, que recurrida fue confirmada por esta sala en su Sentencia de 6.10.96, núm. 2.11°/96. Obran ambas resoluciones en la documental actora y se tienen aquí por reproducidas.

7º Por acaecimiento, accidente, y posterior defunción del trabajador, 20.5. y 25.5.93, el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción núm. 2 de Guadix, en su sentencia núm. 40/94 del 14.5.94, condenó al empresario y dueño del tractor motivador del accidente, D. José, como autor de una falta de Imprudencia simple con infracción de reglamentos, sentencia que recurrida fue revocada en el montante indemnizatorio. Obran ambas sentencias en autos, folios 13 al 20 ambos inclusive y se tienen aquí por reproducidas.

8º Para el pago de las indemnizaciones fijadas judicialmente por el Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción núm. 2 de Guadix y señaladas definitivamente por la Audiencia se llegó al acuerdo que obra en la documental demandada, empresa , y que por ello se da aquí por reproducido.

9º Consta en las actuaciones, expediente tramitado, que el trabajador D. Manuel, tuvo un accidente de trabajo cuando realizaba labores de arado con un tractor matrícula GR-...-VE en el cortijo "..." sito dentro del término municipal de Gor, esta plantación del olivar estaba abancalada y entre los bancales había taludes con desniveles de alturas variables y en donde ocurrió el accidente la altura del talud era de 1.80 metros aproximadamente. El accidente ocurrió al chocar el tractor con una piedra lo que ocasionó el vuelco del mismo y caída del trabajador que colisionó contra el arado que había en la planta trasera y como consecuencia de las lesiones sufridas falleció a los 3 días.

El tractor estaba en deficiente estado y no se había realizado ninguna inspección técnica, siendo su fecha de matriculación el 1/10/78, así como no tenía instalada cabina de ninguna protección para caso de vuelco, se había hecho advertencia de la ausencia de cabina por los servicios técnicos del Gabinete de Seguridad e Higiene de 23.3.83, es decir unos 10 años antes.

TERCERO.- Notificada la Sentencia a las partes, se anunció recurso de suplicación contra la misma por la demandada, recurso que posteriormente formalizó, siendo en su momento impugnado de contrario. Recibidos los Autos en este Tribunal, se acordó el pase de los mismos al Ponente, para su examen y resolución.

 

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO.- Al amparo del apartado b) del art. 191 de la LPL EDL1995/13689 interesa el recurrente la revisión de los hechos probados números 4º, 7º y 8º. Respecto al núm. 4º se propone una adición que diga:"...demanda a la que se opusieron tanto el actor como el INSS, solicitando la confirmación de la Resolución dictada por la Dirección Provincial de dicho Organismo mediante la que declaraba no haber lugar al recargo solicitado por la actora", agregación que al ser cierta debe se admitida, aunque carezca de incidencia en el pronunciamiento final del recurso. En relación al núm. 7º, también se quiere adicionar el siguiente párrafo: "...Sentencia, dictada a raíz de la denuncia formulada en base únicamente al hecho de carecer el tractor de cabina protectora, y que recurrida, posteriormente fue revocada en el montante indemnizatorio al apreciar la Sala que el accidente se produjo por culpa del conductor del tractor que debió evitar la piedra que dio lugar al vuelco del mismo", para la aceptación de tal agregación invoca el documento obrante al folio 19 vuelto, en donde consta un fundamento jurídico de una sentencia de juicio de faltas del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Guadix de 14.5.94, documento que carece de fuerza revisoria, por lo que la revisión debe ser rechazada. Finalmente, respecto al hecho núm. 8, se propone otra adición que literalice "...se llegó al acuerdo que obra en la documental demandada y consistente en una transacción judicial firmada por ambas partes para pagar y dar por finalizada la deuda existente a raíz del accidente, constándole a ambas partes la Resolución de fecha 20.11.1.997 dictada por el INSS (Dirección Provincial de Granada) denegando la petición de responsabilidad empresarial por falta de medidas de seguridad e higiene solicitada por Dª Dolores ", referida agregación es inoperante, ya que el hecho núm. 8 da por reproducido la totalidad del acuerdo, por lo que de aceptarse la revisión, incidiría la Sala en inútiles repeticiones.

SEGUNDO.- Por la vía del apartado c) del art. 191 de la LPL EDL1995/13689 , denuncia el empresario la infracción del art. 1.809 y siguientes del Código Civil EDL1889/1 , en razón a que sí ha existido una transacción judicial por la partes la misma ha de cumplirse de forma estricta por ambas.

En relación a esta infracción hemos de poner de relieve que efectivamente ha existido una transacción entre las partes de esta litis, pero la misma se produjo en la ejecutoria penal 68/94 del Juzgado de Instrucción núm. 2 de Guadix, dimanante de la Sentencia de 14.5.94, y la renuncia que en ella se efectúa se refiere únicamente a la parte del cobro de los intereses que se adeudan en dicha ejecutoria por responsabilidad civil y no abarca más conceptos (hecho probado núm. 8 que da por reproducido en su integridad el documento transaccional que obra al folio 320 de los autos), por tanto al instarse en este procedimiento una reclamación por falta de medidas de seguridad y el incremento en la indemnización por muerte del obrero que tal infracción supondría, tal pretensión es total y absolutamente independiente del juicio penal que debido al óbito en accidente por imprudencia, tuvo lugar en el Juzgado de Instrucción, por lo que en modo alguno puede hablarse de duplicidad de indemnizaciones, ni tampoco, en caso de prosperar la demanda de Seguridad Social, de enriquecimiento injusto por parte de los deudos del obrero fallecido.

TERCERO.- Por el mismo cauce rituario, alega el recurrente indefensión, por aplicación indebida del art. 93 (actual 123 de la LGSS EDL1994/16443 ), supuesto que no existió sanción en vía administrativa. Pues bien, podrá existir o no la aplicación indebida del precepto de la LGSS EDL1994/16443 , pero lo que nunca puede darse es la indefensión que se esgrime, ya que el recurrente ha tenido a su alcance todos los medios de prueba que ha querido utilizar y ha hecho uso de los mismos en un proceso desarrollado con todas las garantías que la Ley Procesal Laboral EDL1995/13689 le confiere y el art. 24 de la Constitución EDL1978/3879 establece, por lo que ha gozado en toda su extensión del principio de tutela judicial efectiva.

Sigue invocando el recurrente la infracción de la Orden Ministerial de 9.3.71, sobre Seguridad e Higiene en el Trabajo, pero al no especificar cual de los preceptos de dicha Orden ha sido violado, inaplicado o aplicado indebidamente, la Sala no puede entrar en su análisis, ya que ello supondría construir el motivo "ex officio", con vulneración de los principios de contradicción e igualdad de partes en el proceso, cuyo rigor formal es ineludible en un recurso extraordinario de carácter casacional, como sin duda es la suplicación. No obstante lo dicho, al no tener cabina el tractor o bastidor con estructura adecuada para proteger al trabajador en caso de vuelco, el empresario incumplió el art. 124.6 de la Orden Ministerial calendada, en relación con el art. 1 de la OM de 28.1.81 así como los artículos 4.2 d) y 19.1 del Estatuto de los Trabajadores EDL1995/13475 , no pudiendo aceptarse la postura de que la cabina no era necesaria, al realizarse el trabajo en cultivo arbóreo pues ello sería así, si no se hubiera sometido el tractor a inclinaciones superiores al 18 % (art. 3 a) de la Orden de 28.1.81, y en el caso de autos, la plantación de olivar, donde prestaba servicios el obrero, estaba abancalada y entre los bancales había desniveles de altura variables, en concreto en donde ocurrió el vuelco la altura del talud era de 1.80 metros aproximadamente.

A continuación y en atención al art. 123 de la LGSS EDL1994/16443 , entiende que en la relación de causalidad entre el accidente que costó la vida al obrero y su conducta, ha incidido la imprudencia le éste. En relación a tal aseveración el hecho núm. 9 específica: "D. Manuel, tuna un accidente de trabajo cuando realizaba labores de arado con un tractor matrícula GR-...-VE en el cortijo "..." sita dentro del término municipal de Gor, esta plantación del olivar estaba abancalada y entre los bancales había taludes con desniveles de alturas variables y en donde ocurrió el accidente la altura del talud era de 1.80 metros aproximadamente. El accidente ocurrió al chocar el tractor con una piedra lo que ocasionó el vuelco del mismo y caída del trabajador que colisionó contra el arado que había en la planta trasera y como consecuencia de las lesiones sufridas falleció a los 3 días.

El tractor estaba en deficiente estado y no se había realizado ninguna inspección técnica, siendo su fecha de matriculación el 1/10/78, así como no tenía instalada cabina ni ninguna protección para caso de vuelco, se había hecho advertencia de la ausencia de cabina por los servicios técnicos del Gabinete de Seguridad e Higiene de 23.3.83, es decir unos 10 años antes". De lo que se relata en el acta transcrito se infiere sin lugar a dudas la relación de causalidad entre la falta de medidas de seguridad del tractor (ausencia de cabina o protección para caso de vuelco, mal estado del vehículo y omisión de inspecciones técnicas del mismo) y el siniestro, pues de haberse observado las referidas medidas el fallecimiento no habría acontecido, y aunque es un hecho innegable que el evento aconteció, al chocar el tractor con una piedra, tal circunstancia no puede romper la relación de causalidad, hasta el extremo de imputar el accidente a imprudencia de la víctima y, por tanto, no desvirtúa la responsabilidad del empresario al olvidar las más elementales medidas de precaución, de la que es un claro exponente el que hacía unos 10 años que los servicios técnicos del Gabinete de Seguridad e Higiene el 23.3.83, le hicieron una advertencia sobre la referida ausencia de cabina. De ahí que dado el carácter sancionador del art. 123 de la LGSS EDL1994/16443 , entendemos que existe una prueba irrefutable de que la inexistencia de las medidas de seguridad omitidas y ordenadas en las disposiciones legales reglamentarias fueron la consecuencia de que al volcar el tractor, el obrero falleciera, y que de haberse cumplido, se habrían evitado.

Hace mención el recurrente de la infracción del principio de preclusión, haciendo constar que se ha infringido el art. 71 de la LPL EDL1995/13689 , en cuanto que la actora solicitó en su día el recargo del 50 % por infracción de medidas de seguridad en el fallecimiento de su esposo ante el INSS, formulando la posterior reclamación previa en fecha 11.8.93, ante la denegación de la misma por el Ente Gestor y al notificársele la Resolución Administrativa de 17.3.93, haciéndole saber el plazo dispuesto en el art. 71 de la LPL EDL1995/13689 , para formular demanda ante los Juzgados de lo Social, no lo hizo, pues procedió tan sólo a solicitar sus derechos de viudedad y orfandad, por lo que entiende que respecto al recargo de ahora postula, su derecho había caducado. Pues bien, la excepción que ahora esgrime, no la planteó en la instancia, por lo que constituye una cuestión nueva de imposible examen en una recurso extraordinario de carácter casacional, como lo es el de suplicación, no confundible con el ordinario de apelación civil, pero es que a mayor abundamiento el Magistrado "a quo" especifica en los hechos probados 2º, 3º y 4º los siguientes extremos que hacen decaer la excepción a la que alude:

"2º La defunción de dicho trabajador se produjo en las circunstancias que vienen recogidas en acta de Inspección de trabajo que por obrar en autos se da aquí por reproducida con remisión a los folios 36 al 45 ambos inclusive, y en la que entre otras cosas se proponía por dicha Inspección de trabajo recargo de prestaciones a la empresa en un 30 % consecuencia o derivadas de tal accidente.

3º El acta de la Inspección fue anulada posteriormente por la Dirección General de Trabajo de la Junta de Andalucía y habiendo solicitado la hoy actora responsabilidad empresarial por falta de Medidas de Seguridad e Higiene le fue denegada por Resolución del INSS de 20.11.97.

4º Disconforme la actora interpuso R. Previa el 16.12.97 que fue desestimada por resolución de 30.12.97 contra la que interpuso la presente demanda en 2.2.98". En tales acta se demuestra que aunque existiera caducidad en la instancia primera, se volvió a abrir de muevo la vía administrativa, lo que hace inviable la preclusión a la que alude el motivo.

Seguidamente, denuncia el rece mente la infracción del art. 1.252 del Código Civil EDL1889/1 , al existir identidad entre las cosas, las causas, las personas de los litigantes y la calidad con que lo fueron, identidad que basa entre la denuncia penal que se tramitó ante el Juzgado de Instrucción núm. 2 de Guadix y que dio lugar a la sentencia núm. 40/94 de 14.5.94, en juicio de faltas que condenó al empresario -hoy recurrente- como autor de una falta simple con infracción de reglamentos, en la que se hacía constar la responsabilidad civil con el montante correspondiente, después corregido en apelación por la Audiencia Provincial, y la acción ejercitada ante el Orden Social de la Jurisdicción por recargo de prestaciones al existir infracción de medidas de seguridad en el accidente. La perentoria argüida, no puede ser estimada, ya que la responsabilidad civil sobre la que opera el orden penal se asienta y deriva de los art. 19 y 104 del Código Penal EDL 1995/16398? art.19 EDL 1995/16398 art.104 EDL 1995/16398 , sin equiparación posible con el mandato del art. 123 de la LGSS EDL1994/16443 , máxime cuando el núm. 3 del precepto referido estable la "responsabilidad que regula este artículo es independiente y compatible con las de todo Orden, incluso penal, que puedan derivarse de la infracción".

Finalmente, en el postrero motivo del recurso invoca el recurrente de forma subsidiaria -aunque no lo reproduce en el suplico-, que los efectos del recargo del 30 % deben arrancar a partir de los tres meses anteriores a la fecha de la solicitud y no desde la concesión de la prestación y para ello, denuncia la infracción del art. 54.1 de la LGSS EDL1994/16443 de 30.5.74 (actual art. 434.1 de la LGSS EDL1994/16443 de 20.6.94). Pues bien, la retroactividad a la que se alude, además de ser cuestión nueva, ya que no se abordó en el acto del juicio, carece de apoyo legal alguno, pues el recargo va unido a la prestación, cauro la sobra el cuerpo, formando parte de ella, cuando concurre la infracción de medidas de seguridad, y como es el caso, de que en la litis se da tal concurrencia, el recargo del 30 % en las prestaciones de viudedad y orfandad, deben coincidir, en sus efectos, con la fecha en que se otorgaron las mismas.

Por todo lo expuesto, procede confirmar la sentencia de instancia, previa desestimación del recurso contra ella deducido.

 

FALLO

Que desestimando el recurso de Suplicación interpuesto por D. José contra la sentencia dictada el 28 de octubre de 1998 por el Juzgado de lo Social número 2 de los de Granada, en los Autos seguidos a instancia de Dª Dolores contra aquél; "Mutua A.", Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social, sobre recargo del 30 % en las prestaciones de viudedad y orfandad, por concurrir en el óbito de su marido, infracción de medidas de seguridad, debemos confirmar y confirmamos la sentencia recorrida.

Procede la pérdida de los depósitos y consignaciones efectuadas por el empresario recurrente para interponer el presente recurso de suplicación, debiendo abonar él mismo al Letrado de la parte recorrida, en cuantía en concepto de honorarios, la cantidad de cincuenta mil pesetas.

Notifíquese la presente Sentencia a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, con advertencia de que contra la misma puede interponerse Recurso de Casación para la unificación de doctrina que previene el art. 216 de la Ley de Procedimiento Laboral EDL1995/13689 y que habrá de prepararse ante esta Sala dentro de los diez días siguientes al de su notificación, con advertencia al recurrente, si es el condenado al pago de la prestación, que habrá de presentar justificante de ingreso en la Tesorería General de la Seguridad Social del capital importe de la prestación declarada en el Fallo, una vez determinado, para su abono a los beneficiarios durante el trámite del recurso, tal como previene el art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral EDL1995/13689 , sin cuyos requisitos se tendrá por no preparado el recurso.

Así, por esta nuestra Sentencia la pronunciamos, mandamos y firmamos Luis Hernández Ruiz.- Joaquín L. Sánchez Carrión.- Juan Carlos Terrón Montero.

 

 

Experto:  Alberto escribió hace 5 año.
TSJ de Cataluña Sala de lo Social, sec. 1ª, S 4-2-2010, nº 947/2010, rec. 7619/2008. Pte: Castell Valldosera, Lidia

RESUMEN

El treballador recorre en suplicació la sentència que denegà la reclamació d'indemnització de danys i perjudicis derivada d'accident de treball. El TSJ estima el recurs en apreciar que el sinistre es produí per causa imputable a l'empresa, atès que el vehicle de la seva propietat i en el qual circulava l'accidentat no es trobava en bones condicions de circulació, precisant de freqüents reparacions provocades per la seva antiguitat, de forma que s'incompliren els deures de diligència i obligacions sobre mesures de seguretat en el treball i prevenció de riscos laborals. La Sala fixa la indemnització en base als barems previstos per als accidents de circulació, tenint en compte la compensació amb les prestacions percebudes per Seguretat Social si es tracta de conceptes homogenis.

 

El trabajador recurre en suplicación la sentencia que denegó la reclamación de indemnización de daños y perjuicios derivada de accidente de trabajo. El TSJ estima el recurso al apreciar que el siniestro se produjo por causa imputable a la empresa , dado que el vehículo de su propiedad y en el cual circulaba el accidentado no se encontraba en buenas condiciones de circulación, precisando de frecuentes reparaciones provocadas por su antigüedad, de forma que se incumplieron los deberes de diligencia y obligaciones sobre medidas de seguridad en el trabajo y prevención de riesgos laborales. La Sala fija la indemnización en base a los baremos previstos para los accidentes de circulación, teniendo en cuenta la compensación con las prestaciones percibidas por Seguridad Social si se trata de conceptos homogéneos.




-NORMATIVA ESTUDIADA Res. de 12 enero 1995. Precios máximos de Gases Licuados del Petróleo envasados, a granel y de automoción, en Peninsula y Baleares art.14, art.15 Ley 31/1995 de 8 noviembre 1995. Prevención de Riesgos Laborales art.15, art.42 RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social art.123.3 RD de 24 julio 1889. Código Civil art.1101
+ÍNDICE ANTECEDENTES DE HECHO FUNDAMENTOS DE DERECHO FALLO
+CLASIFICACIÓN POR CONCEPTOS JURÍDICOS RECLAMACIONES DE CANTIDAD CLASES Indemnizaciones de daños y perjuicios En general Determinación y cuantificación Importe de la indemnización en general Apreciación por el juzgador Supuestos diversos RECURSO DE SUPLICACIÓN SENTENCIA: EFECTOS Estimatoria Infracción de normas sustantivas o error SEGURIDAD E HIGIENE EN EL TRABAJO OBLIGACIONES Y DERECHOS Del empresario Recargo por omisión en caso de accidente de trabajo En general SEGURIDAD SOCIAL INCAPACIDAD PARA EL TRABAJO Derivada de accidente de trabajo Indemnización de daños y perjuicios Culpa contractual Culpa extracontractual Cuantía indemnizatoria
+FICHA TÉCNICA Favorable a:Trabajador; Desfavorable a:Aseguradora,Empresa/Empresario Procedimiento:Recurso de suplicación +Legislación Aplica art.15, art.42 de Ley 31/1995 de 8 noviembre 1995. Prevención de Riesgos Laborales Aplica art.14, art.15 de Res. de 12 enero 1995. Precios máximos de Gases Licuados del Petróleo envasados, a granel y de automoción, en Peninsula y Baleares Aplica art.123.3 de RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social Aplica art.1101 de RD de 24 julio 1889. Código Civil Cita RDLeg. 8/2004 de 29 octubre 2004. TR de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor Cita RD 1215/1997 de 18 julio 1997. Disposiciones de Seguridad y Salud para Utilización por Trabajadores de Equipos de Trabajo Cita RD 486/1997 de 14 abril 1997. Disposiciones mínimas de Seguridad y Salud en los Lugares de Trabajo Cita anx.un de Ley 30/1995 de 8 noviembre 1995. Ordenación y Supervisión de Seguros Privados Cita art.97.3, art.191.b, art.219.2, art.219.3 de RDLeg. 2/1995 de 7 abril 1995. TR Ley de Procedimiento Laboral Cita art.123 de RDLeg. 1/1994 de 20 junio 1994. TR Ley General de la Seguridad Social Cita art.24 de CE de 27 diciembre 1978. Constitución Española Cita art.1106, art.1902 de RD de 24 julio 1889. Código Civil +Jurisprudencia Cita STS Sala 4ª de 3 febrero 2009 (J2009/16995) Cita STS Sala 4ª de 22 septiembre 2008 (J2008/185218) Cita STS Sala 4ª de 30 enero 2008 (J2008/56645) Cita STS Sala 4ª de 21 enero 2008 (J2008/41763) Cita STSJ Cataluña Sala de lo Social de 7 enero 2008 (J2008/17498) Cita STS Sala 4ª de 2 octubre 2007 (J2007/268999) Cita STS Sala 4ª de 3 octubre 2007 (J2007/243309) Cita STS Sala 4ª de 17 julio 2007 (J2007/184446) Cita STS Sala 4ª de 17 julio 2007 (J2007/184444) Cita STSJ Cataluña Sala de lo Social de 27 diciembre 2004 (J2004/243687) Cita STS Sala 4ª de 2 octubre 2000 (J2000/44303) Cita STS Sala 4ª de 29 septiembre 2000 (J2000/36273) Cita STS Sala 4ª de 20 julio 2000 (J2000/27813) Cita STS Sala 4ª de 17 febrero 1999 (J1999/6060) Cita STS Sala 4ª de 12 febrero 1999 (J1999/1747) Cita STS Sala 4ª de 10 diciembre 1998 (J1998/30730) Cita STS Sala 4ª de 2 febrero 1998 (J1998/2399) Cita STS Sala 4ª de 30 septiembre 1997 (J1997/7025)

ANTECEDENTES DE HECHO

Primer. En data 30 de novembre de 2007 va arribar al Jutjat Social esmentat una demanda sobre Accident de treball, en la qual l'actor al.lega els fets i fonaments de dret que va considerar procedents i acabava demanant que es dictés una sentència d'acord amb el que es demanava. Admesa la demanda a tràmit i celebrat el judici, es va dictar la sentència en data 7 de maig de 2008, que contenia la decisió següent:

"Que desestimando la demanda origen de las presentes actuaciones, promovida por D. Severino contra las entidades INFRED, S.L. y la aseguradora MAPFRE INDUSTRIAL, S.A, sobre reclamación de cantidad, debo ABSOLVER Y ABSUELVO a las demandadas de las pretensiones declarativas y de condena deducidas en su contra"

Segon. En aquesta sentència es declaren com a provats els fets següents:

PRIMERO.- D. Severino, con NIE núm. NUM000, ha venido prestando servicios profesionales para la empresa INFRED, S.L., dedicada a la instalación de maquinaria frigorífica hotelera y comercial, con una antigüedad de 27 de marzo de 2006, categoría profesional de Oficial 1ª, percibiendo por ello un salario mensual bruto de 1.591,77 euros. (hecho no controvertido).

SEGUNDO.- El día 9 de agosto de 2006, el demandante se encontraba circulando durante su jornada de trabajo con la furgoneta NISSAN TRADE, matrícula B- 7253-SP, propiedad de la empresa INFRED, S.L, e iba acompañado del trabajador de la empresa D. Avelino . El actor iba circulando por la C/ Comptes de Urgell de Vallirana cuando a la altura de la C/ Marqués de Malda de la citada localidad perdió el control del vehículo al fallar el sistema de frenos del mismo, continuando el línea recta y colisionando contra un muro de una vivienda de la localidad y contra un poste de la luz que había junto al muro. (el relato del accidente se colige del atestado y de la testifical practicada en el acto del juicio en las personas del copiloto que acompaña al actor en el momento del siniestro y los Policías Locales que instruyeron en Atestado correspondiente al accidente).

TERCERO.- A resultas del accidente el demandante sufrió lesiones consistentes en TCE leve sin pérdida de conciencia, policontusiones múltiples y erosiones superficiales, herida incisocontusa en codo derecho, fractura de epífisis distal de radio derecho no desplazada y fractura de apófisis transversas izquierdas L3 y L4, que le tuvieron impedido para prestar actividad laboral durante 90 días, y le dejaron como secuelas una agravación leve de la artrosis lumbar que padecía antes del traumatismo, que el Médico Forense del Juzgado de lnstrucción nº4 de Badalona valoró en 2 puntos, y un perjuicio estético ligero moderado valorado en 4 puntos. (el informe médico forense se aporta como documental y obra a los folios nº120-ss).

CUARTO.- El actor sólo recibió la correspondiente prestación por la incapacidad temporal derivada del accidente, sin que le haya sido reconocida la situación de lesiones permanentes no invalidanes, ni la de incapacidad permanente. El actor ha percibido por las prestaciones de IT, en concepto de pago delegado, de la Mutua FREMAP, la total cantidad de 8.884,38 Euros, según se desprende del certificado no impugnado que obra al folio nº130 de los autos.

QUINTO.- No se ha dictado por el INSS Resolución alguna que declare la existencia de responsabilidad empresarial por falta de medidas de seguridad e higiene en el trabajo en el accidente sufrido por el actor en fecha 9 de agosto de 2006. NI consta que exista Acta de Infracción alguna emitida por la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, con ocasión del accidente de trabajo sufrido por el demandante.

SEXTO.- La furgoneta NISSAN TRADE, matrícula B-7253-SP, propiedad de la empresa INFRED, S.L, con la que ocurrió el accidente, había pasado la ITV en marzo de 2006, y había sido revisada técnicamente y reparada en un Taller oficial en diversas ocasiones en los dos años anteriores. En concreto fue revisada y reparada en marzo de 2005, fecha en la que se le repararon los frenos, septiembre de 2005, febrero 2006, mayo 2006 y junio de 2006. (folios nº92-ss)

SÉPTIMO.- La empresa INFRED, S.L. en la fecha del accidente tenía suscrita una póliza de responsabilidad civil con la entidad MAPFRE INDUSTRIAL (póliza núm. 0960570032288), que cubría el riesgo por la responsabilidad civil derivada de accidente de trabajo, con una franquicia pactada de 1.500 Euros por siniestro. (se acompaña la póliza como documento por la demandada a los folios nº105-ss)

OCTAVO.- Se intentó la conciliación previa con el resultado de intentada y sin avenencia. (folio nº25)

Tercer. Contra aquesta sentència la part actora va interposar un recurs de suplicació, que va formalitzar dins del termini. Es va donar trasllat a la part contrària, que el va impugnar en forma Mapfre Industrial S.A. Es van elevar les actuacions a aquest Tribunal i es va formar aquest rotlle.



FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMER. Enfront la Sentència d'instància, que desestimà la demanda presentada per la part actora, en la qual sol.licitava es condemnés l'empresa a abonar-li una indemnització de 9.279,34€ pels danys i perjudicis derivats de l'accident de treball que va patir en data 9 d'agost de 2.006, s'interposa per aquest recurs de suplicació que es basa en un únic motiu, dedicat a sol.licitar la revisió dels fets declarats provats, a l'emparament del que disposa l'article 191 b) de la Llei de Procediment Laboral EDL1995/13689 .

Concretament es pretén la modificació de l'ordinal sisè, en el sentit de que s'hi afegeixi el redactat següent: "Si bien la furgoneta no se encontraba en condiciones óptimas para la circulación, formulándose quejas por los trabajadores, competiendo a la empresa su correcto funcionamiento, teniendo obligación la mercantil de garantizar la seguridad y salud en el trabajo del personal que tiene a su servicio, siendo la realidad que los frenos fallaron por una causa imputable al empresario ".

La pretensió no es fonamenta en cap mitjà de prova, sinó en una sèrie d'arguments que el que fan es criticar la valoració que de la prova va realitzar la magistrada d'instància.

Aquesta Sala ha posat de relleu, amb reiteració, les exigències de les revisions fàctiques en suplicació, que es poden resumir en els requisits següents: 1) l'equivocació del jutjat s'ha de deduir de forma directa d'un element de prova documental o pericial. 2) s'ha d'assenyalar per la part recurrent el punt específic del contingut de cada document que posa de relleu l'error al.legat, raonant sobre la correcció del motiu, mitjançant una anàlisi que demostri la correspondència entre la declaració continguda en el document i la rectificació que es proposa, 3) l'error ha de ser evident i s'ha de desprendre de forma clara, directa i inequívoca del document, sense que calgui fer deduccions, conjectures o suposicions i 4) l'error ha de ser transcendent per a modificar el sentit de la decisió de la resolució recorreguda, sense que es pugui utilitzar per a introduir qualificacions jurídiques predeterminants de la d'aquella.

Doncs bé, aplicant el citats criteris al present motiu, és clar que aquest s'ha de desestimar perquè no compleix aquests requisits, atès que no es fonamenta en cap mitjà de prova, tal com assenyala la demandada en el seu escrit d'impugnació del recurs, i únicament es basa en una sèrie de raonaments i argumentacions que no tenen cap virtualitat pràctica en ordre a la modificació que es demana.

SEGON. Com s'ha dit abans, el recurs no consta de cap altre motiu, és a dir, no s'assenyala quina infracció de normes jurídiques o de la jurisprudència s'imputa a la sentència. Ara bé, en aplicació de la doctrina del Tribunal Constitucional relativa a que en aplicació del principi de tutela judicial efectiva, consagrat a l'article 24 de la Constitució espanyola EDL1978/3879 , la manca dels requisits formals del recurs no han d'impedir que s'entri al seu examen, sempre que sigui possible deduir del recurs, en quina norma es fonamenta aquest, la Sala entrarà al seu examen, atès que de les al.legacions de la recurrent es dedueix clarament que el precepte infringit és l'article 123.3 de la Llei General de la Seguretat Social EDL1994/16443 i els articles 14, 15 EDL 1995/12611? art.14 EDL 1995/12611 art.15 EDL 1995/12611 i 42 de la Llei 31/1995, de 8 de novembre, de Prevenció de Riscos Laborals EDL1995/16211 , així com el RD 486/1997, de 14 d'abril EDL1997/22943 , pel qual s'estableixen les disposicions mínimes de Seguretat i Salut en els llocs de treball i el RD 1215/1997, de 18 de juliol EDL1997/24268 , pel quan s'estableixen les disposicions mínimes de Seguretat Salut per a la utilització pels treballadors dels equips de treball i l'article 1.101 del Codi Civil EDL1889/1 , preceptes tots ells que fonamentaven la demanda interposada per l'actor i que s'ha d'entendre, de les al.legacions del recurrent, que també fonamenten el recurs que s'està examinant.

Concretament el recurrent al.lega que el fet de que el vehicle hagués passat la ITV en el mes de març de 2.006 i que els frens es reparessin en el mes de març de 2.005, no implica, necessariament, que l'empresa hagués complert amb les seves obligacions i deure de diligència, perquè si l'empresa hagués adoptat les mesures necessàries, és evident que l'accident no hagués ocorregut i el fet que els frens fallessin es deu únicament a l'empresa, que ha de responsabilitzar-se per la seva manca de diligència, ja que havia estat requerida en diverses ocasions perquè arreglés el vehicle, tal com es va acreditar en el moment del judici per la testifical practicada, atès que la seva obligació era que la furgoneta funcionés correctament.

Plantejada així la qüestió caldrà posar de relleu els requisits que la jurisprudència del Tribunal Suprem ha assenyalat perquè el treballador tingui dret a la indemnització per danys i perjudicis, així com per a determinar la seva quantia i que es recullen en les sentències d'aquesta Sala de data 27 de desembre de 2.004 EDJ2004/243687 , 13 de març de 2.006 (R. 555/2005) EDJ2008/17498 i 25 de març de 2.009 (R. 8154/2007):

1) En primer lloc queda clar que a més de les prestacions públiques del sistema de Seguretat Social que procedeixin, es pot reclamar a l'empresari culpable una indemnització pels danys i perjudicis derivats de l'accident (Sentències del Tribunal Suprem de data 2 de febrer EDJ1998/2399 i 10 de desembre de 1.998 EDJ1998/30730 , 12 EDJ1999/1747 i 17 de febrer de 1.999 EDJ1999/6060 i 20 de juliol de 2.000 EDJ2000/27813 ).

2) Per tenir dret a aquesta indemnització ha d'existir culpa de l'empresari en la producció del dany (STS de 30 de setembre de 1997 EDJ1997/7025 i 29 de setembre de 2.000 EDJ2000/36273 ).

3) Com manifestació del principi general del nostre ordenament jurídic, que es dedueix dels articles 1.101 EDL1889/1 i 1902 del Codi Civil EDL1889/1 , que obliga a tot aquell que causa un dany a un altre a reparar-lo, es pot afirmar que en l'àmbit laboral, tenint en compte la manca d'una norma legal expressa que estableixi les indemnitzacions o estableixi topes a la seva quantia, la indemnització procedent haurà de ser adequada, proporcionada i suficient per reparar o compensar completament els danys i perjudicis patits, tant en l'àmbit personal com laboral, familiar i social (STS de 2 d'octubre de 2.000 EDJ2000/44303 )

4) Per determinar la indemnització dels danys i perjudicis totals derivats d'un accident de treball, s'han de descomptar les prestacions reconegudes basades en la normativa protectora de la Seguretat Social, però només en la part reconeguda com a lucre cessant, i no amb les quantitats reconegudes per altres conceptes i només es compensen conceptes homogenis (STS de 17.7.2007 EDJ2007/184446 , ratificada per la de 30.1.2008 EDJ2008/56645 ). Tampoc s'han de descomptar les quantitats corresponents al recàrrec de les prestacions econòmiques percebudes de la Seguretat Social, contemplades en l'article 123 de la Llei General de la Seguretat Social EDL1994/16443 (STS de 2 d'octubre de 2.000 EDJ2000/44303 ).

Doncs bé, tenint en compte aquesta doctrina i aplicant-la al cas debatut en el present recurs, cal dir que en el present cas la Sala entén que es compleixen els requisits abans esmentats per tenir dret a la indemnització que es sol.licita. En efecte, tal com s'ha dit abans, per poder tenir èxit la demanda s'hauria d'haver acreditat que ha existit culpa de l'empresari en l'accident que l'actor va patir. És a dir, hi ha d'haver una relació de causalitat entre la possible infracció de mesures de seguretat i prevenció de riscos laborals i l'accident. I en el present cas aquesta relació de causalitat ha existit.

En efecte, és cert que segons consta en el fet provat sisè, la furgoneta que conduïa l'actor havia passat la ITV en el mes de març i havia estat reparada i revisada tècnicament en un Taller oficial, en les dates que consta en el citat fet, però també ho és que aquest mateix fet evidencia, a judici de la Sala, que el citat vehicle no es trobava en bones condicions de circulació, quan calia que es reparés tan sovint. D'altra banda, en el fet provat segon consta la matrícula de la citada camioneta, per la qual es pot observar que era un vehicle vell, atès que en els moments dels fets tenia al voltant de deu anys d'antiguitat i una camioneta amb aquesta antiguitat, unit al fet de les freqüents avaries, és evident que no es trobava en bones condicions per a circular, tal com al.lega el recurrent.

Cal donar la raó, en conseqüència, a la recurrent qual al.lega en la demanda que aquesta situació infringeix l'article 15 de la Llei de Prevenció de Riscos Laborals EDL1995/16211 , atès que un dels principis generals que recull el citat article és, precisament, el l'evitar els riscos i combatre'ls en el seu origen. És a dir, del que es tracta és d'evitar des del primer moment de que hi hagi riscos per la salut dels treballadors i evitar-los, la qual cosa significa, aplicant-ho al present supòsit, que l'empresa ha de tenir una flota de vehicles en perfectes condicions de treball, per tal d'evitar qualsevol tipus d'accident per motius mecànics, perquè el que és evident és que si a una camioneta li fallen els frens, és que aquests no funcionaven correctament, malgrat les freqüents reparacions, la qual cosa s'hagués evitat canviant el citat vehicle per un de més nou en bon estat de conservació.

Així, doncs, la Sala entén que l'accident es va produir per una causa imputable a l'empresa i això encara que no se l'hagi imposat cap tipus de recàrrec en relació amb les prestacions de la Seguretat Social, atès que el citat recàrrec és independent amb la responsabilitat de qualsevol altre tipus, d'acord amb el que estableix l'article 123.3 de la Llei General de la Seguretat Social EDL1994/16443 .

TERCER. Estimada la pretensió de que es declari la responsabilitat de l'empresa en relació amb l'accident patit pel treballador, caldrà entrar seguidament a examinar si és correcte la quantia de la indemnització sol.licita en la demanda. La Sala pot entrar a examinar aquesta qüestió, atès que el recurrent, apart de demanar una indemnització de 9.279,34€, en la seva demanda, explicita concretament en quins perjudicis fonamenta la citada pretensió, per la qual cosa cap tipus d'indefensió s'ocasiona a les demandades, que ja es van poder defensar en instància de la concreta pretensió que ara s'examina. En primer lloc cal dir que la indemnització la calcula el recurrent d'acord amb la Resolució de 20 de gener de 2.006 de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, que era la vigent en el moment de l'accident, que actualitzava les indemnitzacions previstes en el Text Refós de la Llei sobre Responsabilitat Civil i Assegurança en la circulació de vehicles a motor, aprovat pel RD Legislatiu 8/2004, de 29 d'octubre EDL2004/152063 , barem orientatiu l'aplicació anàlogica el qual ha estat expressament admès pel Tribunal Suprem.

Doncs bé, pel que fa a la concreta qüestió de la quantia de la indemnització, el Tribunal Suprem ha assenyalat en la sentència de 3 de febrer de 2.009 EDJ2009/16995 , amb cita de les sentències anteriors de data 17 de juliol EDJ2007/184444 (2), 2 EDJ2007/268999 i 3 d'octubre de 2.007 EDJ2007/243309 i 21 EDJ2008/41763 i 30 de gener EDJ2008/56645 i 20 de setembre de 2.008 EDJ2008/185218 , el següent:

"Los artículos 1101 y 1106 del Código Civil EDL 1889/1? art.1101 EDL 1889/1 art.1106 EDL 1889/1 nos muestran que quien causa un daño a la integridad de una persona debe repararlo íntegramente, lo que supone que la norma garantiza al perjudicado la total indemnidad por el hecho lesivo. El daño tiene distintos aspectos: las lesiones físicas, las psíquicas, las secuelas que dejan unas y otras, los daños morales en toda su extensión, el daño económico emergente (como los mayores gastos a soportar por el lesionado y su familia en transportes, hospedajes, etc.) y el lucro cesante, cuya manifestación es la pérdida de ingresos de todo tipo, incluso la pérdida de las expectativas de mejora profesional. Si todos esos conceptos deben ser indemnizados y a todos ellos abarca la indemnización total concedida, es claro que la compensación de las diversas indemnizaciones debe ser efectuada entre conceptos homogéneos para una justa y equitativa reparación del daño real. Por ello, no cabrá compensar la cuantía indemnizatoria que se haya reconocido por lucro cesante o daño emergente en otra instancia, con lo reconocido por otros conceptos, como el daño moral, al fijar el monto total de la indemnización, pues solo cabe compensar lo reconocido por lucro cesante en otro proceso con lo que por ese concepto se otorga en el proceso en el que se hace la liquidación.

3. Sentado lo anterior, lo correcto será que la compensación, practicada para evitar enriquecimiento injusto del perjudicado, se efectúe por el juzgador, tras establecer los diversos conceptos indemnizables y su cuantía, de forma que el descuento por lo ya abonado opere, solamente, sobre los conceptos a los que se imputaron los pagos previos. Consecuentemente, la compensación operará entre conceptos homogéneos, lo que tratándose de prestaciones de la Seguridad Social que resarcen por la pérdida de ingresos que genera la disminución de la capacidad de ganancia, temporal o permanente, supone que las referidas prestaciones sólo pueden compensarse con las indemnizaciones reconocidas por el llamado lucro cesante, así como, que las que se reconocen por la incapacidad temporal no se pueden compensar con las que se dan por la incapacidad permanente y viceversa".

D'altra banda, en la STS de data 20 d'octubre de 2.009 es diu: "A lo que cabe añadir, por incidir directamente en la cuestión planteada en el presente recurso de casación unificadora, como se desprende igualmente de las mencionadas sentencias del Pleno de esta Sala: 1) Que, para el cálculo de la indemnización de daños y perjuicios derivada de un accidente de trabajo, resulta oportuno -que no obligatorio- la utilización, como criterio de orientación analógica -nunca por reproducción mimética de las concretas operaciones contenidas en el Anexo-, del sistema de valoración de daños del Anexo introducido por la Disposición Adicional Octava de la Ley 30/1995, de 8 de noviembre EDL1995/16212 , (hoy Anexo al Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre EDL2004/152063 , cuyos módulos han sido cuantitativamente actualizados por Resolución de 7 de enero de 2007 de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones); 2) Ese sistema baremado, cuando se utilice, puede corregirse al alza en los casos en que concurra culpa o negligencia empresarial y, aunque su determinación cuantitativa constituye una competencia fundamental del juez de instancia, cabe su revisión en cualquier alzada en los supuestos en los que sus conclusiones, por resolver de forma errónea, caprichosa, desorbitada o evidentemente injusta, no superen el imprescindible test de razonabilidad; y 3) En principio, y sin perjuicio de la obligada reparación íntegra y total del daño causado, las prestaciones de la Seguridad Social actúan de forma tasada la responsabilidad objetiva del empresario y compensan la pérdida de ingresos profesionales (lucro cesante) del trabajador accidentado, bien para descontar su capital-coste de una previa capitalización del lucro cesante en algunos supuestos, bien para descontar su importe mensual del verdadero lucro (el salario percibido hasta el accidente) cesante en el mismo período de tiempo".

Aplican aquesta doctrina al present litigi s'arriba a la conclusió de que la indemnització sol.licitada és correcte pel que fa a les seqüeles (agravació d'artrosi lumbar prèvia al traumatisme lleu (2 punts) i perjudici estètic lleuger (4 punts), total sis punts i que aquests punts s'han de valorar a raó de 737,37 (aplicant la Taula III d'actualització del Barem abans citat, corresponent a l'any 2.006), que valora el punt en 737,37€, en total 4.424,22€, quantitat a la qual s'ha d'aplicar la Taula IV (factors de correcció per a les indemnitzacions bàsiques per lesions permanents, que és del 10% d'augment per perjudicis econòmics), per la qual cosa el total és de 4.866,64€, tal com sol.licita el demandant.

Ara bé, no es pot acceptar la pretensió referent a la indemnització per incapacitat temporal, concepte pel qual es sol.licita una indemnització per 90 dies impeditius, a raó de 49,03€ dia, en total 4.412,70€, ja que segons consta en el fet provat quart, que el recurrent no ha impugnat, l'actor ha cobrat per aquest concepte la quantitat total de 8.884,38€, per la qual cosa ha estat rescabalat totalment pels perjudicis citats pels citats dies impeditius.

QUART. Atès que l'empresa demandada tenia assegurada la responsabilitat civil derivada d'accident de treball, en el moment de l'accident, amb la codemandada MAPFRE INDUSTRIAL, amb una franquícia pactada de 1.500€ per sinistre, s'haurà de condemnar solidàriament al pagament de la quantitat de a les dues mercantils demandades, amb exclusió de la quantitat de 1.500€ que seran a càrrec únicament de INFRED, S.L.

Es desestima, tanmateix, la petició de la part demandada de que es condemni en costes el recurrent per la inconsistència del recurs, atès que l'article 97.3 de la Llei de Procediment Laboral EDL1995/13689 fa referència a les sentències dictades en instància.

VISTOS els preceptes legals citats, els concordants i la resta de disposicions de general i pertinent aplicació,



FALLO

Que hem d'estimar i estimem en part el Recurs de Suplicació interposat pel D. Severino contra la Sentència dictada pel Jutjat Social núm. 32 de Barcelona, en data 7 de maig de 2.008 que va recaure en les actuacions núm. 854/2007, en virtut de demanda presentada per l'esmentat Sr., contra INFRED, S.L. i MAPFRE INDUSTRIAL, S.A. en matèria d'indemnització de danys i perjudicis derivats d'accident de treball i, per tant, hem de revocar i revoquem l'esmentada resolució i estimant en part la demanda presentada per l'actor condemnem les demandades a pagar-li la quantitat de 4.866,64€, de les quals 1.500€ seran a càrrec únicament d'INFRED, S.L. i de la resta respondran solidàriament la citada empresa i MAPFRE INDUSTRIAL, S.A.

Contra aquesta sentència es pot interposar recurs de cassació per a la unificació de doctrina, que s'ha de preparar en aquesta Sala en els deu dies següents a la notificació, amb els requisits previstos als números 2 i 3 de l'article 219 de la Llei de procediment laboral EDL 1995/13689? art.219.2 EDL 1995/13689 art.219.3 EDL 1995/13689 .

Notifiqueu aquesta resolució a les parts i a la Fiscalia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya i expediu-ne un testimoniatge que quedarà unit al rotlle. Incorporeu l'original al llibre de sentències corresponent.

Així ho pronunciem, ho manem i ho signem.

PUBLICACIÓ. Avui, la Magistratda ponent ha llegit i publicat la sentència. En dono fe.


Número CENDOJ:08019340012010101442

Cliente: escribió hace 5 año.
Hola Alberto,
Gracias XXXXX XXXXX sentencias, como estoy algo justa con el tiempo, quisiera saber cual es su opinion, que recargo impondria y en base a que o porque? Justificando

OTRA DUDA:
Se ha eliminado del IRPF la deduccion por adquisicion de vivienda habitual para el ejercicio 2011? Señale las diferencias existentes con el regimen aplicaable en el ejercicio 2010.

Disculpa las molestias, he leido muchas sentencias, pero sin embargo necesito mas precision y establecer porque o en base a que. Tu ayuda ha sido muy util y especialmente rapida. Espero tu respuesta.
Un saludo
Experto:  Alberto escribió hace 5 año.

Hola buenas noches , tal y como le he comentado anteriormente, la fijación del porcentaje del recargo de las prestaciones es discrecional del juzgador de instancia. Sin embargo ese porcentaje puede verse reducido si se acredita compensación de culpas entre el trabajador y empresario. Es decir si se han solapado la imprudencia del trabajador con la omisión de las medidas de seguridad del empresario, que no es el caso. Lo que le vengo a explicar es que si hubiera lo que se denomina concurrencia de culpas se impone el recargo mínimo del 30% , si se acredita una buena diligencia por parte del trabajador o ningún atisbo de imprudencia , siendo la culpa exclusiva del empresario, habría que ir a los daños sufridos. Si no son de entidad el juez dictará un recargo del 40 % , sin embargo si el accidente ha ocasionado lesiones permanentes invalidantes, o incluso la muerte , el recargo sería el máximo del 50%..

 

En cuanto a la deducción por vivenda habitual le expongo las diferencias que va haber respecto a la deducción e 2010 y la de 2011.

 

Deducción por adquisición de vivienda habitual hasta el 2010

Base de la deducción: Importe satisfecho en el ejercicio para la adquisición o rehabilitación de la vivienda, con el límite de 9.015 euros.
Porcentaje de deducción: 10,05 % tramo estatal + 4,45 % tramo autonómico general = 15 %

Imaginemos que a finales de diciembre de 2010 compran una vivienda nueva de 200.000 euros y la financian con una hipoteca, pagando ustedes los gastos con sus ahorros; dichos gastos ascienden, teniendo en cuenta que el IVA se haya aumentado al 8%, a unos 24.500 euros. Por tanto, la base de la deducción, al superar el límite deducible, será de 9.015 euros.

Total deducción 2010 = 9.015 * 15% = 1.352,25 euros.

Esta deducción es independiente de los ingresos del contribuyente.

Deducción por adquisición de vivienda habitual a partir del 2011

Si se termina aprobando la Ley de Economía Sostenible en los términos recogidos en su anteproyecto, la nueva regulación se recoge en en su artículo 133, que modifica la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. Crea dos grupos de contribuyentes a efectos de la deducción por vivienda habitual: los que han comprado antes del inicio de 2011 y el resto.Vamos a coge el ejemplo anterior

Caso 1: Contribuyentes que compraron antes del ejercicio 2011:

Base de la deducción: Importe satisfecho para la adquisición con el límite de 9.040 euros.
Porcentaje de deducción: 10,05 % tramo estatal + 4,45 % tramo autonómico general = 15 %

Las mensualidades abonadas de la hipoteca (bajo el supuesto de un préstamo hipotecario de 200.000 euros, al 2,5 % y a 30 años) han sido de unos 790 euros, por lo que ha se han pagado 790 * 12 = 9.480 euros en el año. Pasamos del límite de 9.040 y éste es el que aplicamos:

Total deducción 2011 (contribuyente que adquirió antes de 2011) = 9.040 * 15% = 1.356 euros.

Caso 2: Contribuyente que compra en el 2011 y su base imponible es igual o inferior a 17.707,20 euros anuales:

Base de la deducción: Importe satisfecho para la adquisición con el límite de 9.040 euros.
Porcentaje de deducción: 10,05 % tramo estatal + 4,45 % tramo autonómico general = 15 %

Quiero incidir que una base imponible de 17.707,20 euros anuales, representa, aproximadamente, un salario mensual (con dos pagas extras) de unos 1.450 euros. Este contribuyente no podría comprarse solo una casa de 200.000 euros. Para el ejemplo suponemos que la adquiere con su pareja que cobra lo mismo y ambos tiene los ahorros para pagar los gastos. Lo que pagan de hipoteca va a medias. El total de gastos ya hemos dicho que es de 24.500 euros, de los cuales le corresponde la mitad (12.250 euros). Se aplica el límte de 9.040 euros:

Total deducción 2011 (contribuyente que adquiere en 2011 con una base imponible igual o inferior a 17.707,20 euros) = 9.040 * 15% = 1.356 euros.

Las rentas media-bajas no ven variar sus beneficios fiscales.

Caso 3: Contribuyente que compra en el 2011 y su base imponible está comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros anuales:

Dice el anteproyecto que para estos contribuyentes la base máxima de deducción será 9.040 euros menos el resultado de multiplicar por 1,4125 la diferencia entre la base imponible y 17.707,20 euros anuales.

Para un contribuyente cuya base imponible sea de 20.000 euros, y compra la vivienda del ejemplo, su base de deducción sería: 9.040 - (20.000 - 17.707,20)* 1,4125 = 5.797 euros.

Total deducción 2011 (contribuyente que adquiere en 2011 con una base imponible comprendida entre 17.707,20 y 24.107,20 euros) = 5.797 * 15% = 870 euros.

Caso 4: Contribuyente que compra en el 2011 y su base imponible es superior a 24.107,20 euros:

Para este importante colectivo de contribuyentes se termina definitivamente la deducción por vivienda habitual. Gráficamente:

Total deducción 2011 (contribuyente que adquiere en 2011 con una base imponible superior a 24.107,20 euros) = 0 euros.

 

 

 

Alberto, Abogado
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 218
Experiencia: Abogado especializado en laboral , reclamaciones de indemnizaciones ( tráfico) y deudas
Alberto y otros otros especialistas en Legal están preparados para ayudarle
Cliente: escribió hace 5 año.
Hola Alberto,
Gracias XXXXX XXXXX Informacion. Antes de finalizar, queria saber si la pregunta del recurso de alzada me la podrias completar con la informacion que te doy a continuacion es que estoy algo justa de tiempo y debo entregar el dictamen en breves. Te agradezco de antemano.

El caso seria algo asi: el 3 de marzo del 2010, don xxx compra un machete de supervivencia, de grandes dimensiones(33cms. de hoja) para llevarlo a una expedicion que tenia pensado hacer en mayo en los Alpes con unos amigos. Por el exceso de velocidad la policia lo detiene, y encuentran el machete.
El 26 de marzo de 2010 recibe una denuncia a la normativa sobre seguridad ciudadana, por tenencia de armas prohibidas. El 17 de Mayo se le notifico resolucion sancionadora de la delegacion del gobierno en Navarra, por la que se le imponia multa de 5.000 euros. El 7 de junio interpuso recuros que, hasta el momento no le ha sido respondido.

Redactar el recurso mas o menos con esta base. Me parece que el mes de Agosto es inhabil para la administracion. Exactamente en que fechas deberia entenderse desestimado el recurso? Y la fecha limite para interponer contra dicha desestimacion el recurso contencioso-administrativo?


otra pregunta:

1. Competencias del secretario en una entrada y registro pero NO esta presente en la apertura y analisis de un ordenador que se realiza en las dependencias de la seccion de Delitos Informaticos de la Policia Judicial de la Guardia Civil.
2. Era un auto de entrada y registro donde se habilitaba a los agentes de la policia judicial para la incautacion de ordenaroes y su analisis. Considera que la apertura de los ordenadores se encuentra salvaguardada por el auto de entrada y registro, o hubiera sido preciso un nuevo auto que habilitase la apertura y analisis?

espero tu pronta respuesta!
Un saludo,
Experto:  Alberto escribió hace 5 año.

 

RECURSO DE ALZADA CONTRA TENENCIA DE ARMAS.

 

Tiene tres meses la administración para contestar a su recurso Si hay resolución expresa, tiene 2 meses para interponer el recurso contencioso administrativo desde la fecha que le notifican la resolución expresa , si no hay resolución expresa pasados tres meses desde que introduce el recurso de alzada ,el silencio es negativo por lo que tiene entonces 6 meses para interponer el recurso contencioso administrativo contando a partir de la fecha que la resolución es firme por silencio negativo.

Si el recurso se interpone el 7 de junio, el 7 de octubre se entiende desestimada por silencio negativo, ya que agosto no cuenta, y tiene un plazo de 6 meses desde el 7 de octubre para interponer el recurso contencioso administrativo, o sea hasta el 7 de abril.

 

 

RECURSO DE ALZADA

________________________ con D.N.I. nº______________________ y domicilio, a afectos de notificaciones, en c/__________________________ nº _______________de la ciudad de ______________________ comparece en el EXPEDIENTE ..../09, incoado por una presunta infracción del art.25.1 de la L.O. 1/92, de Protección de la Seguridad Ciudadana y, como mejor proceda , DICE:
Que le ha sido notificado el acuerdo de iniciación del expediente de referencia, y no estando conforme con su contenido, mediante el presente escrito viene a efectuar, en tiempo y forma, las siguientes ALEGACIONES:
PRIMERA.- Los hechos denunciados no son ciertos, debiendo deberse la denuncia a un error o a cualquier otra circunstancia, pues aunque efectivamente me encontraba el día de los hechos en el lugar que reza en la denuncia, no portaba arma blanca alguna, sino que estaba en la guantera de mi vehículo,, que la llevo ahí para mi uso personal como excursionista, o en caso de accidente, cortar el cinturón de seguridad o mismamente, como una herramienta más del vehículo, como además corroborarán los testigos propuestos.
SEGUNDA.- Sin perjuicio de lo anterior, interesa reseñar cómo el registro al que me sometió la Guardia Civil/Policía Nacional fue totalmente injustificado, desproporcionado, denigrante e ilegal pues no existía motivo alguno para ello de conformidad con la legislación vigente.
TERCERO.- En todo caso, y para el improbable supuesto de que no se estimaran las presentes alegaciones, interesa resaltar cómo la sanción cuya cuantía aproximada se calcula en la cantidad de 5.000 euros, entendemos es desproporcionada. Aunque, como ya hemos expuesto, creo que no se ha cometido infracción administrativa alguna, interesa señalar ( a efectos de no verme precluido en mi derecho ) que una hipotética sanción por los hechos denunciados debería establecerse que el grado mínimo, esto es, 300 euros, o su pago fraccionado, so pena de vulnerar el PRINCIPIO DE PROPORCIONALIDAD, de conformidad con el art. 131 de la Ley 30/92,de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, máxime cuando no existe reiteración ni reincidencia alguna y la naturaleza de los perjuicios causados ha de entenderse nula, ya que la supuesta arma blanca encontrada no va en contra de la ley al presentar medidas inferiores a las marcadas por ley.


SUPLICO:
que teniendo por presentado este escrito, se sirva admitirlo, tener por hechas las manifestaciones que obran en el cuerpo del mismo, y tras los trámites legales, acuerde decretar la no existencia de responsabilidad al no haberse cometido infracción administrativa alguna.



OTROSI DIGO que, de conformidad con lo establecido en el art. 17 del R.D. 1398/93, del Reglamento del Procedimiento para el Ejercicio de la Potestad Sancionadora, interesamos los siguientes medios de prueba:

- Testifical
A) de los agentes denunciantes, entendiendo que a la vista de las manifestaciones de esta parte no basta con la ratificación por escrito de la denuncia, sino que deberán ser oídos por el instructor.
B) De los acompañantes de esta parte el día de los hechos, D_______________________________, con domicilio en la c/_____________________________ de la ciudad de________________________, D....... con domicilio en la c/_______________________________ de la ciudad de _______________________ y D_______________________________________,con domicilio en la Avda.______________________________________ de la ciudad de _____________________________Esta parte deberá ser citada para la práctica de la prueba propuesta Pericial, consistente en la vista de la supuesta arma intervenida para demostración de no sobrepasar en medida alguna a las marcadas en ley del Reglamento de Armas-
SEGUNDO OTROSI DIGO que esta parte solicita se le remita copia del expediente administrativo en su totalidad, y especialmente del acta de infracción que se debió levantar el día de los hechos así como, en su caso, del análisis que se haya podido realizar del arma o herramienta a mi entender, intevenida, mediciones u otras. Igualmente interesamos se remita toda la nueva documentación que se vaya incorporando al expediente.
TERCER OTROSI DIGO que esta parte designa como domicilio, a efectos de notificaciones, el sito en c/____________________________________________, nº______, de la ciudad de _____________________________.
Por lo que SUPLICO:
que teniendo por propuestos estos medios de prueba y lo solicitado en los restantes otrosí digo, previos los trámites oportunos, se sirva admitirlos y acuerde lo necesario para su práctica.
En ___________________ a____________. de _____________ de dos mil_____.
Fdo________________________.

 

 

Cliente: escribió hace 5 año.
Hola Alberto,

te escribo nuevamente para preguntarte una duda. @font-face { font-family: "MS ??"; [email protected] { font-family: "MS ??"; [email protected] { font-family: "Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0in 0in 0.0001pt; text-indent: 35.45pt; font-size: 12pt; font-family: "Times New Roman"; }.MsoChpDefault { font-size: 10pt; font-family: Cambria; }div.WordSection1 { page: WordSection1; }
La resolución judicial que dio lugar a la incautación de los ordenadores del domicilio de Iñaki y los de la empresa
@font-face { font-family: "MS ??"; [email protected] { font-family: "Cambria Math"; [email protected] { font-family: "Cambria"; }p.MsoNormal, li.MsoNormal, div.MsoNormal { margin: 0in 0in 0.0001pt; text-indent: 35.45pt; font-size: 12pt; font-family: "Times New Roman"; }.MsoChpDefault { font-size: 10pt; font-family: Cambria; }div.WordSection1 { page: WordSection1; } era un auto de entrada y registro, donde se habilitaba a los agentes de la Policía Judicial para la incautación de ordenadores y su análisis.

Es necesario otro auto de entrada para la empresa? o con ese auto basta para la entrada en el domicilio y la empresa?

espero tu pronta respuesta.
Un Saludo
Experto:  Alberto escribió hace 5 año.

Hola en mi opinión el auto y regitro d entrada en el docmicilio de la empresa basta para que se pueda incuautar y analizar los ordenadores, si se sospecha que pueden contener pruebas del delito, por analogía se refiere estos artículos a documentos y papeles. Le trascribo los artículos que son de su interés:

 

art. 574 Redacción según Ley 13/2009, de 3 de noviembre.

El Juez ordenará recoger los instrumentos y efectos del delito y también los libros, papeles o cualesquiera otras cosas que se hubiesen encontrado, si esto fuere necesario para el resultado del sumario.

Los libros y papeles que se recojan serán foliados, sellados y rubricados en todas sus hojas por el Secretario judicial, bajo su responsabilidad.

Artículo 575.

Todos están obligados a exhibir los objetos y papeles que se sospeche puedan tener relación con la causa.

Si el que los retenga se negare a su exhibición, será corregido con multa de 125 a 500 pesetas; y cuando insistiera en su negativa, si el objeto o papel fueren de importancia y la índole del delito lo aconsejare, será procesado como autor del de desobediencia a la Autoridad, salvo si mereciera la calificación legal de encubridor o receptador.

Artículo 576.

Será aplicable al registro de papeles y efectos lo establecido en los artículos 552 y 569.

Artículo 577.

Si para determinar sobre la necesidad de recoger las cosas que se hubiesen encontrado en el registro fuere necesario algún reconocimiento pericial, se acordará en el acto por el Juez, en la forma establecida en el capítulo VII del título V

 

Cliente: escribió hace 5 año.
hola,

La resolución judicial que dio lugar a la incautación de los ordenadores del domicilio y los de la empresa, era un auto de entrada y registro, donde se habilitaba a los agentes de la Policía Judicial para la incautación de ordenadores y su análisis.

mi pregunta es:

si con una resolucion de auto y entrada vale para entrar tanto en el domicilio de X PERSONA y en la EMPRESA "XXXX S.A. donde X persona trabaja?

espero tu respuesta


Experto:  Alberto escribió hace 5 año.
Hola buenas tardes, para entrar en la empresa donde trabaja x., y registra el material informático que utiliza x, habrá que solcitar lógicamente otro auto de regisitro de entrada , ya que el anterior auto legitima a la policia a entrar al domicilio perticular de una persona física , pero el mismo no les legitimna para entrar en el espacio físisco de una persona jurídica, persona totalmente diferente al naterior , aunque el sospechoso trabaje en las oficinas de dicha empresa.
Cliente: escribió hace 5 año.

Hola Alberto,


Esa es la duda que tenia que me has resuelto. En que articulo esta previsto? Y si en el caso de apertura de ordenador este se tendria que llevar a cabo por un informe percial?

Espero tu respuesta. Un saludo
Experto:  Alberto escribió hace 5 año.

Hola buenos días,

En contestación a su primera pregunta.

Artículo 558. lecrim

El auto de entrada y registro en el domicilio de un particular será siempre fundado, y el Juez expresará en él concretamente el edificio o lugar cerrado en que haya de verificarse, si tendrá lugar tan sólo de día y la Autoridad o funcionario que los haya de practicar.

Por lo tanto si van efectuar un registro en otro lugar necesitarán otro auto motivado por el juez, ya que cada auto de registro debe especificar el edificio o lugar cerrado que se va a registrar.

 

En contestación a su segunda pregunta:

Artículo 577.

Si para determinar sobre la necesidad de recoger las cosas que se hubiesen encontrado en el registro fuere necesario algún reconocimiento pericial, se acordará en el acto por el Juez, en la forma establecida en el capítulo VII del título V.

 

El juez mediante auto motivado, especificará que para analizar el contenido de los discos duros de los ordenadores necesitarán de péritos y forenses especializados en la materia, dado complejidad técnica que conlleva el registro de los mismos.

 

 

 

Cliente: escribió hace 5 año.
Hola Alberto,
En relacion a estos hechos que me puedes decir, necesito tu ayuda porfavor. La Pregunta esta al final.
XXXX, antiguo trabajador de “LA XXXX, S.A.” retirado hace un año al sufrir un accidente, acude a su despacho profesional solicitando consejo. Tiene un hijo de 30 años llamado xxxx al que le han ofrecido un puesto de trabajo en Madrid. En estos momentos su hijo no dispone de recursos para adquirir una vivienda, sin embargo, Ernesto tiene claro que “alquilar es tirar el dinero” y, además, ha escuchado algo relacionado con el fin de la deducción por adquisición de la vivienda habitual. Ante esta situación decide desinvertir parte de su patrimonio, e invertir en la adquisición de la que será la vivienda habitual de su hijo. Como es una persona muy ordenada, le ha traído una relación de los bienes que podría transmitir o, en su caso, rescatar, para adquirir la nueva vivienda.
• Plan de pensiones cuyos derechos consolidados a 31 de diciembre de 2010 ascendían a 150.000€. Este plan no ha experimentado revalorizaciones y las aportaciones realizadas hasta su retiro ascendían a 8.000€ anuales.
• Inmueble sito en Madrid, adquirido por compraventa el 31 de diciembre de 1.985 por 12.350€, actualmente su valor de mercado es de 450.000€ y, según catastro, el valor del suelo asciende a 250.000€.
• Inmueble sito en Málaga, adquirido el 2 de febrero de 2009 como vivienda habitual por 133.000€, actualmente su valor de mercado es de 130.000€, resultando un valor catastral del suelo de 60.000€.
• 100.000 acciones de la entidad BBVA adquiridas el 27 de diciembre de 2006 a 33,2€ acción.
• Fondo de Inversión adquirido el 25 de julio de 2006, con valor a 31 de diciembre de 2010 de 500.000€.
PREGUNTA:
Determinen, con la información disponible, el “coste fiscal” de la transmisión o liquidación de los elementos patrimoniales de D. Ernesto, suponiendo que se efectuasen en el 2010 (tengan en cuenta el I.R.P.F. y el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana).

JustAnswer en los medios:

 
 
 
Sitios web de consulta médica: Si tiene una pregunta urgente puede intentar obtener una respuesta de sitios que afirman disponer de distintos especialistas listos para proporcionar respuestas rápidas... Justanswer.com.
JustAnswer.com...ha visto como desde octubre se ha disparado el número de consultas legales de nuestros lectores sobre despidos, desempleo e indemnizaciones por cese.
Los sitios web como justanswer.com/legal
...no dejan nada al azar.
El tráfico en JustAnswer ha aumentado un 14 por ciento...y hemos recibido 400.000 visitas en 30 días...las preguntas relacionadas con el estrés, la presión alta, la bebida y los dolores cardíacos han aumentado un 33 por ciento.
Tory Johnson, colaboradora de GMA sobre temas relacionados con el lugar de trabajo, habla sobre el "teletrabajo", como JustAnswer, en el que expertos verificados responden a las preguntas de las personas.
Le diré que... las pruebas que hay que superar para llegar a ser un experto son muy rigurosas.
 
 
 

Opiniones de nuestros clientes:

 
 
 
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Me fue de gran ayuda. Captó inmediantemente mi problema y me ayudó a saber qué puedo hacer para solucionar mi problema. Ana Toribio Santa fe, Argentina
  • Los felicito por su respuesta tan profesional y por las cuatro Jurisprudencias que me envió, las que incluiremos como pruebas. Fernando Monterrey Nuevo León, México
  • Estoy muy satisfecho con la pronta respuesta que me han dado. Muchas gracias Guillermo Buenos Aires, Argentina
  • Excelentes sus comentarios. Definitivamente tiene razón.¡Gracias! María Fermín. Puerto Plata, Rep. Dom.
  • El tiempo de respuesta es excepcional, de menos de 6 minutos. La pregunta se respondió con profesionalidad y con un alto grado de compasión. Inés Santander
  • Quedé muy satisfecho con la rapidez y la calidad de los consejos que recibí. Me gustaría añadir que puse en práctica los consejos y que funcionaron la primera vez y siguen haciéndolo. Luis Málaga
 
 
 

Conozca a los expertos:

 
 
 
  • eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    917
    Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/ED/eduardolm/2011-9-12_172832_Recorte.64x64.jpg Avatar de eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    917
    Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/JO/JoseMagadan/2013-6-27_16279_IMG6290copia.64x64.JPG Avatar de Abogado3044

    Abogado3044

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    2239
    ABOGADO ICA BURGOS. I speak english
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/albergiud/2010-12-12_105447_mi_cuchi.jpg Avatar de Alberto

    Alberto

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    116
    Abogado especializado en laboral , reclamaciones de indemnizaciones ( tráfico) y deudas
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/fcantalapiedra/2010-11-9_1466_Dibujo.jpg Avatar de Fernando Cantalapiedra

    Fernando Cantalapiedra

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    17
    Ejerciendo desde hace cinco años
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/DI/DiegoLM/2011-3-28_102522_DSCN0258copia.64x64.JPG Avatar de DiegoAbogado

    DiegoAbogado

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    746
    Abogado colegiado ejerciente
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/EQ/EquiteLex/2011-12-4_12815_Jesús6.64x64.jpg Avatar de Jesús

    Jesús

    Licenciatura/Derecho

    Clientes satisfechos:

    52
    Abogado colegiado ejerciente /LEGAL GENERAL
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/AR/ariatf/2015-7-28_102459_.64x64.png Avatar de Mariatf19

    Mariatf19

    licenciada en derecho

    Clientes satisfechos:

    972
    MÁSTER EN DERECHO CON DESPACHO PROFESIONAL PROPIO
 
 
 

Preguntas relacionadas con Legal