Cómo funciona JustAnswer:

  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.

Formule su propia pregunta a Abogado3044

Abogado3044
Abogado3044, Abogado
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 5979
Experiencia:  ABOGADO ICA BURGOS. I speak english
54639574
Escriba su pregunta sobre Legal aquí...
Abogado3044 está en línea ahora

Buenas tardes, Soy marroquí y pareja de hecho de un español.

Pregunta del cliente:

Buenas tardes, Soy marroquí y pareja de hecho de un español. Mi pareja es jubilado y divorciado. Acaba de fallecer hace unos días. Estamos inscritos en el registro de parejas de hecho desde más que un año y empadronados en la misma casa desde unos 3 años y estuvimos viviendo juntos hasta su fallecimiento. Me gustaría saber si tengo derecho a pensión de viudedad? Añado que tengo tarjeta de regimen comunitario. Gracias
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Legal
Experto:  jaiter escribió hace 5 año.

Hola, los requisitos que exige la seguridad social para que usted, como pareja de hecho pueda recibir esa pensión son los siguientes:

 

  • El sobreviviente de la pareja de hecho, siempre que acredite:

    • Que el fallecimiento es posterior a 01-01-08.
    • La inscripción de la pareja de hecho en alguno de los registros específicos existentes en las Comunidades Autónomas (CCAA) o Ayuntamientos del lugar de residencia o la formalización de documento público en el que conste la constitución de dicha pareja, en ambos casos, con una antelación mínima de 2 años con respecto a la fecha del fallecimiento del causante.

    En las CCAA con Derecho Civil propio, la consideración de pareja de hecho y su acreditación se llevará a cabo conforme a su legislación específica, cumpliéndose el requisito de convivencia.

    • Convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante, con una duración ininterrumpida no inferior a 5 años.
    • Que, durante el período de convivencia, ningún componente de la pareja estaba impedido para contraer matrimonio ni tenía vínculo matrimonial con otra persona.
    • Que sus ingresos:
      • Durante el año natural anterior al fallecimiento, no alcanzaron el 50% de la suma de los propios más los del causante habidos en el mismo período, o el 25% en el caso de inexistencia de hijos comunes con derecho a pensión de orfandad.
      • O alternativamente que son inferiores a 1,5 veces el importe del SMI vigente en el momento del fallecimiento, requisito que deberá concurrir tanto en el momento del hecho causante como durante su percepción. El límite indicado se incrementará en 0,5 veces la cuantía del SMI vigente por cada hijo común con derecho a la pensión de orfandad que conviva con el sobreviviente.
  • Se consideran como ingresos los rendimientos de trabajo y de capital así como los de carácter patrimonial, en los términos en que son computados para el reconocimiento de los complementos para mínimos de pensiones.

     

     

    Si usted no cumple con estos requisitos, no tendría derecho a esa pensión de viudedad. Y parece que no los cumpliría pues se exige una inscripción en registro de parejas de hecho durante más de dos años, y usted lleva uno, y una convivencia de cinco años y usted habla de una convivencia de tres años.

    Experto:  Abogado3044 escribió hace 5 año.

    La jurisprudencia esta admitiendo la pension acreditando mediante el padron como tiene Ud los años precisos

     

    Si tiene derecho a la pension porque reune los requisitos

     

    TSJ Madrid, Sala de lo Social, Sec. 4.ª, 165/2011, de 8 de marzo Recurso 443/2011. Ponente: MARIA LUZ GARCIA PAREDES. EXTRACTOS Reconocimiento de pensión de viudedad pese a celebrarse el matrimonio dos meses antes del fallecimiento del causante al acreditarse convivencia durante más de diez años mediante inscripción en el padrón municipal "... Pues bien, en el caso de la actora, se acredita que el matrimonio tuvo una duración de casi dos meses y que estaba empadronada la pareja en el mismo domicilio desde el año 1995, pero no estaba inscrita en registro público alguno lo que impide considerar que el supuesto encaje en el que con carácter excepcional fija el artículo 174.1 de la Ley General de la Seguridad Social . Se afirma en el recurso que la inscripción en el registro era difícil pero tal dificultad ni siquiera ha sido acreditada, de forma que hubiera podido, si acaso, constatarse esa voluntad de la pareja de hacerlo mediante la presentación de una solicitud de inscripción, cuando, como bien indica la juez de instancia, no les estaba impedido el acceso a dicha inscripción registral" Es más, si el legislador lo que pretende con esta regulación es evitar que situaciones fraudulentas lleguen a generar prestaciones a cargo del Sistema de la Seguridad Social resulta que este supuesto debe entenderse como excepcional o especial y debiera ser interpretado en sus estrictos términos, lo que implica entender que la remisión lo es a todo el párrafo 4º y no a una parte de él, cuando la norma no lo expresa así en este caso. Por otro lado, aunque ciertamente la prestación corresponde a una relación matrimonial, sus requisitos se configuran con otros parámetros diferentes a los que corresponden a la pensión de viudedad derivada del matrimonio no celebrado en esas circunstancias. Así, siguiendo otro criterio resulta posible que esta pensión puede venir generada, en un caso extremo, con dos años de simple convivencia marital, acreditada con cualquier medio de prueba, y un día de matrimonio, siendo que a las que no han mantenido una previa convivencia marital, para acceder en estos casos excepcionales a la pensión de viudedad les es exigida una relación matrimonial de un año. ..." "... se ha venido a considerar que el periodo de convivencia con el causante, en los términos establecidos en el párrafo cuarto del apartado 3 debe entenderse como remisión al primer inciso del indicado párrafo, de forma que no es preciso que la pareja de hecho esté inscrita en Registro Público o constituida en documento público. ..." ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO.- Según consta en los autos, se presentó demanda por la citada parte actora contra la mencionada parte demandada, siendo turnada para su conocimiento y enjuiciamiento al señalado Juzgado de lo Social, el cual, tras los pertinentes actos procesales de tramitación y previa celebración de los oportunos actos de juicio oral, en el que quedaron definitivamente configuradas las respectivas posiciones de las partes, dictó la sentencia referenciada anteriormente. SEGUNDO.- En dicha sentencia recurrida en suplicación se consignaron los siguientes hechos en calidad de expresamente declarados probados: "PRIMERO.- Que como consecuencia del fallecimiento de su cónyuge, D. Apolonio , ocurrido, el 22 de diciembre de 2009, por causa de enfermedad común, la actora solicitó, el 7 de enero de 2.010, prestaciones de supervivencia - viudedad y auxilio de defunción- siéndole otorgada una pensión mensual en cuantía del 52% de una base reguladora de 2.027,13 €, con efectos desde el 1 de enero de 2010, por resolución del INSS, de 15 de enero de 2010, estableciendo que esa pensión se extinguirá el 31 de diciembre de 2011. SEGUNDO.- Que la demandante y el causante, ambos solteros, habían contraído matrimonio civil, el 25 de noviembre de 2009. TERCERO.- Que el fallecido había sido diagnosticado de adenocarcinoma de colon metastásico desde octubre/09. CUARTO.- Que la demandante había venido conviviendo maritalmente con el causante desde el 2 de diciembre de 1979, estando ambos empadronados en el mismo domicilio sito en la CALLE000 n° NUM000 , NUM001 NUM002 . de Madrid, desde el 1 de marzo de 1981, vivienda que adquirieron por mitad e iguales partes indivisas, el 4 de abril de 1984. QUINTO.- Que ambos cónyuges inscribieron "Instrucciones Previas", el 26 de septiembre de 2007, previniendo una situación de no poder expresar su voluntad, en el Registro de Instrucciones Previas de la Comunidad de Madrid. SEXTO.- Que ambos cónyuges se instituyeron y nombraron mutuamente únicos herederos en testamentos otorgados, el 26 de octubre de 2007. SÉPTIMO.- Que previo a su matrimonio, ambos cónyuges se habían inscrito en el Registro de Uniones de Hecho de la Comunidad de Madrid, el 30 de abril de 2008. OCTAVO.- Que interpuso reclamación previa, el 16 de febrero de 2010, siendo desestimada por resolución de 25 de febrero de 2010." TERCERO.- En dicha sentencia recurrida en suplicación se estimó la demanda formulada por la parte actora. CUARTO.- Frente a dicha sentencia se anunció recurso de suplicación por la parte demandada. Tal recurso fue objeto de impugnación por la contraparte. QUINTO.- Elevados por el Juzgado de lo Social de referencia los autos principales, en unión de la pieza separada de recurso de suplicación, a esta Sala de lo Social, tuvieron los mismos entrada en esta Sección en fecha veintiocho de enero de dos mil once, dictándose las correspondientes y subsiguientes decisiones para su tramitación en forma. SEXTO.- Nombrado Magistrado-Ponente, se dispuso el pase de los autos al mismo para su conocimiento y estudio, señalándose día para los actos de votación y fallo. FUNDAMENTOS DE DERECHO PRIMERO.- La sentencia de instancia ha estimado la demanda, declarando el derecho de la actora a percibir la pensión de viudedad que le fue denegada en vía administrativa. La Entidad Gestora interpone recurso de suplicación frente a dicha resolución judicial, en el que como único motivo, al amparo de lo dispuesto en el artículo 191 c) de la Ley de Procedimiento Laboral , denuncia la infracción de lo dispuesto en el artículo 174.1, párrafo 3 de la Ley General de la Seguridad Social , en relación con el apartado 3ª del párrafo 4º del citado precepto legal. Según la recurrente, es preciso que en los casos en los que el fallecimiento se produzca, dentro del año del matrimonio, por causa no sobrevenida tras su celebración, la convivencia de hecho que se sume al periodo de matrimonio sea acompañada de una inscripción como pareja de hecho en el Registro correspondiente o que se encuentre constituida en documento público. Sobre la cuestión suscitada en el recurso, esta Sección de Sala se pronunció en la sentencia de 27 de Noviembre del 2009, Recurso: 3584/2009 , que ya ha adquirido firmeza, exigiendo el requisito que aquí expone la Entidad Gestora, con base en entender que la remisión que se realiza en el apartado 1, párrafo tercero del artículo 174 de la Ley General de la Seguridad Social, al párrafo cuarto del mismo precepto en su apartado 3 lo es en general y sin distinción o exclusión de inciso alguno, a diferencia de lo que contempla la Disposición Adicional Tercera de la Ley 40/2007, en donde expresamente se remitía al inciso primero del párrafo 4 del apartado 3º del artículo 174 de la citada norma. Por ello y partiendo de estas concretas referencias que el legislador hace, en unos casos y otros, no cabría entender que la redacción del párrafo último del apartado 1 no sea clara. Así decíamos que " El supuesto excepcional que contempla el párrafo último del apartado 1 del artículo 174 de la Ley General de la Seguridad Social combina una convivencia matrimonial y la que se exige en las parejas de hecho, entendiendo como tal, y dado que la remisión que se hace al apartado 3 aunque lo es a los efectos de "acreditar un periodo de convivencia con el causante", la convivencia con inscripción registral, ya que no se hace una remisión específica solo a lo que como tal convivencia viene a configurar la pareja de hecho, al modo que lo hace la Disposición Adicional Tercera de la Ley 40/2007 , para lo casos de pensiones de viudedad especiales que específicamente se remite al primer inciso del párrafo cuarto del apartado 3 del artículo 174 de la Ley General de la Seguridad Social . Pues bien, en el caso de la actora, se acredita que el matrimonio tuvo una duración de casi dos meses y que estaba empadronada la pareja en el mismo domicilio desde el año 1995, pero no estaba inscrita en registro público alguno lo que impide considerar que el supuesto encaje en el que con carácter excepcional fija el artículo 174.1 de la Ley General de la Seguridad Social . Se afirma en el recurso que la inscripción en el registro era difícil pero tal dificultad ni siquiera ha sido acreditada, de forma que hubiera podido, si acaso, constatarse esa voluntad de la pareja de hacerlo mediante la presentación de una solicitud de inscripción, cuando, como bien indica la juez de instancia, no les estaba impedido el acceso a dicha inscripción registral" Es más, si el legislador lo que pretende con esta regulación es evitar que situaciones fraudulentas lleguen a generar prestaciones a cargo del Sistema de la Seguridad Social resulta que este supuesto debe entenderse como excepcional o especial y debiera ser interpretado en sus estrictos términos, lo que implica entender que la remisión lo es a todo el párrafo 4º y no a una parte de él, cuando la norma no lo expresa así en este caso. Por otro lado, aunque ciertamente la prestación corresponde a una relación matrimonial, sus requisitos se configuran con otros parámetros diferentes a los que corresponden a la pensión de viudedad derivada del matrimonio no celebrado en esas circunstancias. Así, siguiendo otro criterio resulta posible que esta pensión puede venir generada, en un caso extremo, con dos años de simple convivencia marital, acreditada con cualquier medio de prueba, y un día de matrimonio, siendo que a las que no han mantenido una previa convivencia marital, para acceder en estos casos excepcionales a la pensión de viudedad les es exigida una relación matrimonial de un año. SEGUNDO.- El criterio expuesto no es el que ha adoptado la Sala 4ª del Tribunal Supremo que se ha pronunciado en otro sentido, aunque con argumentos que no resuelven lo que acabamos de exponer y que, incluso pudiera justificar que esta Sección de Sala mantuviera, por esas otras razones, la doctrina que cree es más acorde con la voluntad legislativa. Pero, como hemos dicho, son varios los pronunciamientos de la jurisprudencia y a ella debemos estar. Así, en sus sentencias de 26 de enero de 2011, R. 1556/10 , 17 de noviembre de 2010, R. 911/10 , y 14 de junio de 2010, R. 2975/09 , se ha venido a considerar que el periodo de convivencia con el causante, en los términos establecidos en el párrafo cuarto del apartado 3 debe entenderse como remisión al primer inciso del indicado párrafo, de forma que no es preciso que la pareja de hecho esté inscrita en Registro Público o constituida en documento público. Por lo expuesto, FALLAMOS Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por la representación letrada del INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social nº 23 de Madrid, de fecha dieciocho de junio de dos mil diez , en virtud de demanda formulada por Purificacion frente a la entidad gestora recurrente, sobre Viudedad, y, en consecuencia, que debemos confirmar y confirmamos la expresada resolución. Incorpórese el original de esta sentencia, por su orden, al Libro de Sentencias de esta Sección de Sala. Expídanse certificaciones de esta sentencia para su unión a la pieza separada o rollo de suplicación, que se archivará en este Tribunal, y a los autos principales. Notifíquese la presente sentencia a las partes y a la Fiscalía de este Tribunal Superior de Justicia, haciéndoles saber que contra la misma solo cabe RECURSO DE CASACIÓN PARA LA UNIFICACIÓN DE DOCTRINA que se preparará por escrito ante esta Sala de lo Social dentro de los DIEZ DIAS siguientes a la notificación de la sentencia de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 219, 227 y 228 de la Ley de Procedimiento Laboral, advirtiéndose en relación con los dos últimos preceptos citados que por todo recurrente que no tenga la condición de trabajador o causahabiente suyo o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social, deberá acreditarse ante esta Sala al tiempo de preparar el recurso: el ingreso en metálico del depósito de 300 euros conforme al art. 227.2 LPL y la consignación del importe de la condena cuando proceda, pudiéndose sustituir esta última consignación por el aseguramiento mediante aval bancario en el que se hará constar la responsabilidad solidaria del avalista, presentando resguardo acreditativo de haber efectuado ambos ingresos separadamente en el c/c 2829-0000-00-0443-11 que esta Sección Cuarta tiene abierta en el Banco Español de Crédito, oficina 1026 Calle Miguel Ángel nº 17, 28010 Madrid. Si la condena consistiere en constituir el capital-coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social y una vez se determine por ésta su importe, lo que se le comunicará por esta Sala. En el supuesto de que la parte recurrente hubiere efectuado las consignaciones o aseguramientos necesarios para recurrir, así como los depósitos precisos a igual efecto, procédase de acuerdo con lo dispuesto en los artículos 201, 202.1 y 202.3 de la citada Ley de 1.995 , y siempre en atención a la parte dispositiva de esta sentencia. Una vez adquiera firmeza la presente sentencia, devuélvanse los autos originales, para su debida ejecución, al Juzgado de lo Social de su procedencia, dejando de ello debida nota en los Libros de esta Sección de Sala. Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. PUBLICACIÓN Publicada y leída fue la anterior sentencia en por el/la Ilmo/a. Sr/a. Magistrado-Ponente en la Sala de Audiencias de este Tribunal. Doy fe.

     

     

    Experto:  jaiter escribió hace 5 año.

    Hola, el caso que plantea mi compañero no es exactamente el suyo. Este caso se refiere a un caso en que la viuda estaba casada. Y es que cuando hay matrimonio por medio, son menos exigentes los requisitos que cuando se trata de una pareja de hecho.

     

    Es más, usted si se hubiese casado con su pareja, en virtud de lo que dice la ley y la interpretación de la sentencia que apunta mi compañero, sí que tendría derecho a esa pensión. Pero el fallo aquí radica precisamente en eso, que usted no se casó.

     

    De todas formas, usted puede hacer su petición a la seguridad social y que sean ellos quienes resuelvan.

     

    Experto:  Abogado3044 escribió hace 5 año.

    Le puedo buscar mas sentencias

     

    TS, Sala Cuarta, de lo Social, de 24 de junio de 2010 Recurso 4271/2009. Ponente: MANUEL RAMON ALARCON CARACUEL. EXTRACTOS Reconocimiento de pensión de viudedad: la convivencia more uxorio se puede acreditar por cualquier medio válido en derecho, y no sólo por el certificado de empadronamiento "... la redacción del cuarto párrafo de dicho artículo 174.3 , referido a "cuando se considerará" que existe pareja de hecho, permite diversas interpretaciones. Una es la que hace el INSS y la sentencia recurrida, según la cual se eleva indebidamente el certificado de empadronamiento a un auténtico "requisito constitutivo" de dicha relación afectiva. Pero hay una interpretación, mucho más acorde con el principio de igualdad constitucional, con el sentido histórico de la evolución normativa en que se inserta este nuevo artículo 174.3 y con otros criterios hermenéuticos a que más adelante nos referiremos, que es considerar el certificado de empadronamiento como un medio probatorio más, entre otros posibles, lo que, además, tiene la ventaja de permitir la prueba en contrario, esta vez a favor del INSS: puede haber un falso certificado de empadronamiento (o que fue verdadero en su día y ha dejado de serlo) que no se corresponde con una convivencia afectiva more uxorio real (que o bien nunca existió o que ha dejado de existir) y dicho certificado no debe prevalecer". Y concluíamos: "Un criterio hermenéutico que abona además esta interpretación es el sistemático: dentro del propio párrafo del artículo 174.3 en el que aparece el certificado de empadronamiento se habla de una "convivencia estable y notoria"; pero es claro que lo notorio es lo que no necesita de prueba, aquello cuya real existencia se evidencia por sí misma, luego mal se puede exigir simultáneamente que el hecho en cuestión se acredite exclusivamente mediante una prueba meramente formal como es el certificado de empadronamiento. Y algo más adelante, en el mismo párrafo del artículo 174.3 , se dice que "la existencia de la pareja de hecho se acreditará mediante certificación de la inscripción en alguno de los registros específicos existentes en las comunidades autónomas o ayuntamientos del lugar de residencia o mediante documento público en el que conste la constitución de dicha pareja". Es evidente que tal prescripción legal entra en contradicción con cualquier interpretación que lleve a concluir que el certificado de empadronamiento es la única prueba admisible de la convivencia. Es claro que la inscripción o el documento público recién citados tienen mucho mayor valor jurídico que el certificado de empadronamiento que, al fin y la postre, no refleja más que un hecho cambiante y aleatorio, como es la vecindad. Vecindad que, por mil motivos diferentes, por ejemplo por muy justificadas razones de trabajo y más en un mercado laboral tan móvil como el actual, puede ser distinta para ambos integrantes de la pareja de hecho -o de un matrimonio- sin que ello signifique absolutamente nada respecto a la existencia del vínculo en cuestión". ..." "... es claro que la existencia de una pareja de hecho puede acreditarse de muy diferentes maneras o a través de muy diversos instrumentos probatorios que, por otra parte, pueden no ser exactamente coincidentes en todo el territorio español, dada la especificidad de determinadas Comunidades Autónomas a cuya normativa propia se refiere también el artículo 174.3 de la LGSS . Cosa distinta es que, una vez acreditada la existencia de la pareja de hecho, la normativa de Seguridad Social exija que la misma haya durado al menos cinco años (o seis años para los supuestos de fallecimiento del causante anterior al 1 de enero de 2008) para que el sobreviviente pueda lucrar la pensión de viudedad. Se trata simplemente de un período de carencia -en el sentido más propio de la expresión, que no es equivalente a período mínimo de cotización- pero nunca de un requisito de existencia de la pareja de hecho en sí misma considerada. Y, una vez acreditada la existencia de la pareja de hecho, su duración se verifica por el mero transcurso del tiempo, mientras la pareja de hecho no haya dejado de existir por cualquiera de las causas de separación que el ordenamiento jurídico prevea al respecto. Y, en cualquier caso, la persistencia de la pareja de hecho durante los cinco años -o seis- del período de carencia se podrá, a su vez, acreditar mediante cualquier medio de prueba admisible en Derecho, especialmente de carácter documental, que tenga fuerza suficiente para llevar a la Entidad Gestora o, en su caso, al juzgador a la convicción del cumplimiento de ese requisito, y no exclusivamente mediante el certificado de empadronamiento en el mismo domicilio de los componentes de la pareja". ..." ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO .- Con fecha 4 de marzo de 2009, el Juzgado de lo Social núm. 5 de Vizcaya, dictó sentencia en la que consta la siguiente parte dispositiva: "Que DESESTIMANDO íntegramente la demanda interpuesta por Dª Frida contra INSS y TGSS, debo absolver y absuelvo a las demandadas de las pretensiones formalizadas en su contra". SEGUNDO.- En dicha sentencia se declararon probados los siguientes hechos: "Primero.- La actora, Dª Frida , mantuvo una relación como pareja de hecho con D. Luis Francisco , desde al menos Noviembre de 1997 hasta la fecha de fallecimiento de este último el 9/07/04, habiendo nacido de dicha unión una hija el 14 de Agosto de 2000. Segundo.- Como consecuencia del fallecimiento del Sr. Luis Francisco , la Sra. Frida solicitó el reconocimiento de pensión de viudedad viendo desestimada su petición mediante resolución de la DP del INSS de 13/09/04 por no ser o haber sido cónyuge del causante no existiendo imposibilidad legal para contraer matrimonio. Impugnada la anterior resolución administrativa en vía jurisdiccional por la demandante, por este mismo Juzgado (autos 996/04 ) se dictó sentencia de 1/12/05 desestimatoria de la demanda, la cual fue confirmada por otra de la Sala de lo Social del TSJ País Vasco de 13/06/06 (Rec. 548/06 ). Tercero.- El 15/05/08 la Sra. Frida volvió a solicitar la pensión de viudedad, viendo nuevamente desestimada su petición mediante resolución de 19 de mayo de 2008, por no mantener convivencia ininterrumpida como pareja de hecho con el causante durante los 6 años inmediantamente anteriores al fallecimiento ocurrido antes del 1/01/08, de acuerdo con la Disposición Adicional 3ª L 40/07 . Cuarto.- Con fecha 9/06/08 la demandante formuló reclamación previa que fue desestimada mediante resolución de 11 de Junio. Quinto.- La base reguladora mensual de la prestación solicitada asciende a 880,76 euros". TERCERO.- La citada sentencia fue recurrida en suplicación por Dª Frida ante la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, la cual dictó sentencia con fecha 27 de Octubre de 2009 en la que, dejando inalterada la declaración de hechos probados de la sentencia de instancia, consta la siguiente parte dispositiva: "Que desestimamos el recurso de suplicación formulado en nombre y representación de Doña Frida contra la sentencia de fecha cuatro de marzo de dos mil nueve, dictada por el Juzgado de lo Social número 5 de los de Bilbao en el proceso 613/08 seguido ante ese Juzgado y en el que también han sido parte el Instituto Nacional de la Seguridad Social y confirmamos la misma ". CUARTO.- Por el Procurador D. Jose Luis Martín Jaureguibeitia, en nombre y representación de Dª Frida se formalizó el presente recurso de casación para la unificación de doctrina que tuvo entrada en el Registro General de este Tribunal el 7 de diciembre de 2009, en el que se alega como sentencia contradictoria con la recurrida la dictada por la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Valladolid de fecha 22 de abril de 2009. QUINTO.- Por providencia de esta Sala, se procedió a admitir a trámite el citado recurso, y habiéndose impugnado por el Instituto Nacional de la Seguridad Social, pasaron las actuaciones al Ministerio Fiscal, que presentó escrito en el sentido de considerar procedente el recurso. E instruido el Excmo. Sr. Magistrado Ponente, se declararon conclusos los autos, señalándose para votación y fallo el día 17 de junio de 2010, en el que tuvo lugar. FUNDAMENTOS DE DERECHO PRIMERO.- La cuestión debatida, y única que se plantea por la parte recurrente en esta casación unificadora, es la de si la acreditación de la existencia de pareja de hecho, a los efectos de obtener una pensión de viudedad, solamente es posible hacerla a través del certificado de empadronamiento, como podría desprenderse de una cierta interpretación del vigente artículo 174.3 de la LGSS o si, por el contrario, puede acreditarse mediante otros medios de prueba admisibles en Derecho, especialmente de carácter documental, y con fuerza suficiente como para llevar a la Entidad Gestora o, en su caso, al juzgador a la convicción de la existencia de la pareja de hecho con la duración requerida por la norma. Entre la sentencia recurrida y la sentencia de contraste concurren los elementos de contradicción exigidos por el artículo 217 de la LPL . En ambos casos se trata de viudas que, tras un período de convivencia more uxorio de más de seis años y con hijos/as nacidos de esa relación, solicitan la pensión de viudedad que les es denegada por la Entidad Gestora con el único y coincidente argumento de no haber acreditado dicha convivencia precisamente mediante el "certificado de empadronamiento" que parece exigir el artículo 174.3 de la LGSS , al que se remite la Disposición Adicional Tercera de la Ley 40/2007, de 5 de diciembre de 2007 de Medidas en materia de Seguridad Social, aplicable en ambos casos al tratarse de fallecimientos de los respectivos causantes ocurridos con anterioridad a la entrada en vigor de dicha ley, que se produjo el 1 de enero de 2008 . Se trata, pues, de pretensiones idénticas, con idénticos fundamentos y que, sin embargo, han obtenido respuestas judiciales contradictorias: la sentencia recurrida deniega la pensión mientras que la sentencia de contraste la otorga. SEGUNDO.- La cuestión ya ha sido resuelta por esta Sala (Sentencia de 25-5-2010 ) y a su doctrina hay que estar por un elemental principio de seguridad jurídica. Según dicha doctrina, la solución jurídicamente correcta es la de la sentencia de contraste, a saber, que la convivencia more uxorio debe poder acreditarse mediante otros medios de prueba admisibles en Derecho y no exclusivamente mediante el certificado de empadronamiento. Y decíamos, en la STS de 25-5-2010 , que dicha solución es válida "para todos los casos en que se deba aplicar el artículo 174.3 que, haciendo una aproximación hacia el cumplimiento del principio de igualdad entre quienes optan por el matrimonio y quienes lo hacen por la convivencia de hecho more uxorio, concede por primera vez en nuestra evolución jurídica la pensión de viudedad también a los segundos, si bien lo hace imponiendo, en los tres primeros párrafos, determinados requisitos adicionales sobre los que no procede pronunciarnos pues no forman parte del objeto de este recurso ". TERCERO.- Y, entrando ya en la argumentación de fondo para adoptar esa posición, añadíamos en la citada sentencia: "A partir de ahí, la redacción del cuarto párrafo de dicho artículo 174.3 , referido a "cuando se considerará" que existe pareja de hecho, permite diversas interpretaciones. Una es la que hace el INSS y la sentencia recurrida, según la cual se eleva indebidamente el certificado de empadronamiento a un auténtico "requisito constitutivo" de dicha relación afectiva. Pero hay una interpretación, mucho más acorde con el principio de igualdad constitucional, con el sentido histórico de la evolución normativa en que se inserta este nuevo artículo 174.3 y con otros criterios hermenéuticos a que más adelante nos referiremos, que es considerar el certificado de empadronamiento como un medio probatorio más, entre otros posibles, lo que, además, tiene la ventaja de permitir la prueba en contrario, esta vez a favor del INSS: puede haber un falso certificado de empadronamiento (o que fue verdadero en su día y ha dejado de serlo) que no se corresponde con una convivencia afectiva more uxorio real (que o bien nunca existió o que ha dejado de existir) y dicho certificado no debe prevalecer". Y concluíamos: "Un criterio hermenéutico que abona además esta interpretación es el sistemático: dentro del propio párrafo del artículo 174.3 en el que aparece el certificado de empadronamiento se habla de una "convivencia estable y notoria"; pero es claro que lo notorio es lo que no necesita de prueba, aquello cuya real existencia se evidencia por sí misma, luego mal se puede exigir simultáneamente que el hecho en cuestión se acredite exclusivamente mediante una prueba meramente formal como es el certificado de empadronamiento. Y algo más adelante, en el mismo párrafo del artículo 174.3 , se dice que "la existencia de la pareja de hecho se acreditará mediante certificación de la inscripción en alguno de los registros específicos existentes en las comunidades autónomas o ayuntamientos del lugar de residencia o mediante documento público en el que conste la constitución de dicha pareja". Es evidente que tal prescripción legal entra en contradicción con cualquier interpretación que lleve a concluir que el certificado de empadronamiento es la única prueba admisible de la convivencia. Es claro que la inscripción o el documento público recién citados tienen mucho mayor valor jurídico que el certificado de empadronamiento que, al fin y la postre, no refleja más que un hecho cambiante y aleatorio, como es la vecindad. Vecindad que, por mil motivos diferentes, por ejemplo por muy justificadas razones de trabajo y más en un mercado laboral tan móvil como el actual, puede ser distinta para ambos integrantes de la pareja de hecho -o de un matrimonio- sin que ello signifique absolutamente nada respecto a la existencia del vínculo en cuestión". CUARTO.- Finalmente, resumíamos en la sentencia citada: "En definitiva: es claro que la existencia de una pareja de hecho puede acreditarse de muy diferentes maneras o a través de muy diversos instrumentos probatorios que, por otra parte, pueden no ser exactamente coincidentes en todo el territorio español, dada la especificidad de determinadas Comunidades Autónomas a cuya normativa propia se refiere también el artículo 174.3 de la LGSS . Cosa distinta es que, una vez acreditada la existencia de la pareja de hecho, la normativa de Seguridad Social exija que la misma haya durado al menos cinco años (o seis años para los supuestos de fallecimiento del causante anterior al 1 de enero de 2008) para que el sobreviviente pueda lucrar la pensión de viudedad. Se trata simplemente de un período de carencia -en el sentido más propio de la expresión, que no es equivalente a período mínimo de cotización- pero nunca de un requisito de existencia de la pareja de hecho en sí misma considerada. Y, una vez acreditada la existencia de la pareja de hecho, su duración se verifica por el mero transcurso del tiempo, mientras la pareja de hecho no haya dejado de existir por cualquiera de las causas de separación que el ordenamiento jurídico prevea al respecto. Y, en cualquier caso, la persistencia de la pareja de hecho durante los cinco años -o seis- del período de carencia se podrá, a su vez, acreditar mediante cualquier medio de prueba admisible en Derecho, especialmente de carácter documental, que tenga fuerza suficiente para llevar a la Entidad Gestora o, en su caso, al juzgador a la convicción del cumplimiento de ese requisito, y no exclusivamente mediante el certificado de empadronamiento en el mismo domicilio de los componentes de la pareja". Por lo expuesto, en nombre de S. M. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español. FALLAMOS Estimamos el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por Dª Frida , contra la sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, de 27 de octubre de 2009 , en el recurso de suplicación nº 1587/09, interpuesto frente a la sentencia dictada el 4 de marzo de 2.009 por el Juzgado de lo Social nº 5 de Bilbao , en los autos nº 84/09, seguidos a instancia de Dª. Frida contra INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, sobre reclamación de Seguridad Social. Casamos y revocamos la sentencia recurrida y resolvemos el debate en suplicación con arreglo a la doctrina unificada, según la cual la convivencia de la pareja de hecho exigida para tener derecho a la pensión de viudedad puede acreditarse por diversos medios de prueba, en los términos expresados en los Fundamentos de Derecho de ésta sentencia; revocamos igualmente la sentencia de instancia estimando íntegramente la demanda y dejando sin efecto la resolución administrativa jurisdiccionalmente impugnada con las consecuencias a ello inherentes. Sin costas. Devuélvanse las actuaciones a la Sala de lo Social de procedencia ,con la certificación y comunicación de esta resolución. Así por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, lo pronunciamos, mandamos y firmamos. PUBLICACIÓN.- En el mismo día de la fecha fue leída y publicada la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado D. Manuel Ramon Alarcon Caracuel hallándose celebrando Audiencia Pública la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, de lo que como Secretario de la misma, certifico.

    Experto:  Abogado3044 escribió hace 5 año.

    Lo importante es que demuestre el tiempo con cualquier forma valida en derecho

     

    TSJ Navarra, Sala de lo Social, Sec. 1.ª, 34/2010, de 15 de febrero Recurso 12/2010. Ponente: MARIA DEL CARMEN ARNEDO DIEZ. EXTRACTOS Reconocimiento de pensión de viudedad: no puede otorgarse al certificado de empadronamiento el valor de requisito "ad solemnitatem" como único medio para poder acreditar la convivencia estable y notoria entre el causante y el beneficiario "... La cuestión no es clara, sobre ella no se ha pronunciado todavía el Tribunal Supremo y sólo existe, hasta el momento, diversos pronunciamientos de Tribunales Superiores de Justicia que mantienen al respecto posturas encontradas. Así, mientras las Salas de lo Social de Asturias (S. 12-6-2009 ), Madrid (SS, 29 de junio y 24 de septiembre de 2009 ) y Cantabria (S. 7 octubre de 2009 ) consideran requisito constitutivo que la duración de la convivencia se acredite con el certificado de empadronamiento, de manera que la ausencia de dicho empadronamiento, y del correspondiente certificado, impedirá el reconocimiento de la pensión, sin que puedan suplirlos otros documentos, otras Salas, como Castilla-León (S. 22 abril de 2009 ), Castilla-La Mancha (SS 17 septiembre y 22 de octubre de 2009 ) y esta de Navarra (S. 28 de julio de 2009 ), concluyen que el mero hecho del empadronamiento no supone una presunción "iuris et de iure" de convivencia, sino que es una presunción "iuris tamtum", es decir, que admite prueba en contrario, por lo que no es sino un medio privilegiado de prueba. En la sentencia citada de la Sala de lo Social del T.S.J. de Castilla León el Tribunal añade que una interpretación literal de la norma conduciría a privar a la seguridad social de denegar la prestación cuando existiendo empadronamiento conjunto se pudiese acreditar la ausencia de convivencia y que lo que exige la norma es acreditar una convivencia estable y notoria y para ello se regula o establece un medio probatorio privilegiado pero no excluyente de la acreditación por otras vías, al igual que podrá acreditarse por otras vías que la convivencia no se produce a pesar del empadronamiento. Pues bien esta interpretación también es compartida por este Tribunal considerando que, en efecto, no puede otorgarse al certificado de empadronamiento el valor de requisito "ad solemnitatem" pretendido por el Instituto demandado como único medio para poder acreditar la convivencia estable y notoria entre el causante y el beneficiario de la pensión de viudedad durante los cinco años inmediatamente anteriores a producirse el fallecimiento, puesto que, aparte de que en muchos casos el empadronamiento podría amparar situaciones fraudulentas difícilmente destruibles si se estima que estamos ante una presunción "iuris et de iure", parece más razonable dar cabida a otros medios de justificación como aquí acontece. ..." ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO: Ante el Juzgado de lo social nº Dos de los de Navarra, se presentó demanda por Dª Evangelina , en la que tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó de aplicación terminaba suplicando se dicte sentencia por la que, con la íntegra estimación de la demanda, declare el derecho de la demandante a percibir la pensión de viudedad por el fallecimiento de D. Nazario , en cuantía del 52% de la base reguladora de 687,32 euros mensuales y efectos desde la fecha del fallecimiento del causante el día 4 de julio de 2008, condenando al organismo demandado a estar y pasar por dicha declaración y abonar la pensión indicada. SEGUNDO: Admitida a trámite la demanda, se celebró el acto del juicio oral en el que la parte actora se ratificó en la misma, oponiéndose la demandada según consta en el acta extendida a tal efecto por el Sr. Secretario. Recibido el juicio a prueba se practicaron las propuestas y declaradas pertinentes. TERCERO: Por el Juzgado de instancia se dictó sentencia, cuya parte dispositiva dice: Que, desestimando la demanda origen de las presentes actuaciones, promovida por Dña Evangelina frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social, sobre pensión de viudedad, debo absolver y absuelvo a la entidad gestora demandada de las pretensiones deducidas en su contra." CUARTO: XXXXX XXXXX anterior sentencia se declararon probados: "PRIMERO.- Dña Evangelina , con DNI NUM000 , convivía como pareja de hecho con D. Nazario desde 1998 (no controvertido). SEGUNDO.- 1.- La demandante y su pareja, D. Nazario , convivían en el mismo domicilio (primero en C/ DIRECCION000 , NUM001 , NUM002 NUM003 , después, en C/ DIRECCION001 NUM004 , NUM002 NUM005 , posteriormente en C/ DIRECCION002 NUM006 , NUM007 , los tres de la localidad de Pamplona y, por último en la AVENIDA000 NUM008 , NUM009 NUM005 de Olloqui, Ayuntamiento del Valle de Esteribar) desde al menos marzo de 2000 hasta el fallecimiento del causante (doc. 1 a 69 de la parte actora, folios 28 a 112 y expediente administrativo, folios 141 y 161 a 213). 2.- Tuvieron un hijo, Narciso , nacido el 11 de abril de 2006 (doc. 70 de la parte actora, folio 113 y expediente administrativo, folios 137 y 138). TERCERO.- D. Nazario falleció el 4 de julio de 2008 (expediente administrativo, folio 139). CUARTO.- La demandante solicitó prestación de viudedad en fecha 3 de octubre de 2008 (expediente administrativo, folios 129 a 134). QUINTO.- Tramitado el correspondiente expediente administrativo, se dictó resolución por la dirección provincial del INSS el 28 de octubre de 2008 en la que se le denegaba la prestación solicitada. Contra dicha decisión fue interpuesta la oportuna reclamación previa, que fue desestimada por resolución de 21 de enero de 2009. El motivo de la denegación es "al no figurar inscrita como pareja de hecho tal y como certifica el Ayuntamiento de Esteribar de Navarra el 6 de agosto de 2008 ni acreditar una convivencia ininterrumpida con el causante de al menos los cinco últimos años inmediatamente anteriores a su fallecimiento ya que, según consta en el certificado de convivencia del mismo Ayuntamiento de fecha 24 de julio de 2008 figuran empadronados desde el 19 de mayo de 2006" (doc. adjunto a la demanda, folios 3 y 4 y expediente administrativo, folios 118, 119, 127 y 215). SEXTO.- Consta en el expediente administrativo certificado de empadronamiento del Ayuntamiento del Valle de Esteribar en el que se hace constar que la parte actora y D. Nazario figuran inscritos en el padrón del municipio desde el 19 de mayo de 2006 en el domicilio de la AVENIDA000 NUM008 NUM009 NUM005 de Olloqui (expediente administrativo, folio 141). SÉPTIMO.- La base reguladora para el cálculo de la prestación, de ser estimada la demanda, asciende a 687,32 € mensuales, el porcentaje aplicable sería del 52% y la fecha de efectos se fija desde el día 4 de julio de 2008 (conformidad)." QUINTO: XXXXX XXXXX de Suplicación por la representación letrada de la demandante, se formalizó mediante escrito en el que se consignan dos motivos, al amparo del artículo 191.c) de la Ley de Procedimiento Laboral para examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia. SEXTO: XXXXX XXXXX del recurso fue impugnado por la parte demandada. FUNDAMENTOS DE DERECHO PRIMERO.- La sentencia de instancia, desestimatoria de la demanda deducida por Doña Evangelina sobre reconocimiento de Pensión de Viudedad, es recurrida en Suplicación por la actora a través de dos motivos, amparados en el artículo 191 c) de la Ley de Procedimiento Laboral , donde denuncia infracción de lo dispuesto en el artículo 174.3 de la Ley General de la Seguridad Social , en relación con el art. 3 de la Ley Foral 6/2000, de 3 de julio , para la igualdad jurídica de las Parejas Estables, considerando que el certificado de empadronamiento como forma de acreditar la convivencia ininterrumpida como pareja de hecho no constituye requisito esencial (ad solemnitatem) para el reconocimiento de la prestación de viudedad. SEGUNDO.- Debemos comenzar recordando, como ya dijimos en nuestras sentencias de 28 de julio de 2009 (rec. 197/2009) y 28 de enero de 2010 (rec.2/2010 ), que como expone la Profesora Apilluelo a propósito de la prestación que nos ocupa tras la nueva Ley 40/2007, de 4 de diciembre , de medidas en materia de Seguridad Social, que "se incluye en nuestro Ordenamiento jurídico de Seguridad Social, a partir del nuevo Art. 174 LGSS tras la Ley 40/2007, y por primera vez a las parejas de hecho como forma de convivencia en donde el fallecimiento de uno de los miembros de la pareja va a poder dar origen a las prestaciones de muerte y supervivencia. Con la admisión de esta forma de convivencia y otorgamiento de efectos jurídicos en orden las prestaciones de Seguridad Social se da respuesta a una realidad social imperante en la actualidad, cuyo reconocimiento ya había sido constatado por la OIT, Rec. núm. 67/1944, y, sobre todo, la núm. 131/1967, por el Consejo de Europa, Rec. 88/1988, por la UE, Directiva 78/2000, e igualmente por el Art. 21 de la Carta de Derechos Fundamentales, lo mismo que por doctrina y jurisprudencia que remitía al legislador una norma de equiparación. Supone éste un supuesto de ampliación subjetiva de la pensión de viudedad, necesario por las razones sociales y jurídicas ya apuntadas, frente a otros casos en los que la Ley 40/2007 ha restringido el derecho a la misma, como los supuestos de divorciados y anulados matrimoniales, que enseguida veremos. La Ley 40/2007, añadiendo el número 3 al Art. 174 LGSS, define qué es una pareja de hecho, porque si su objetivo es aproximar las dos situaciones de convivencia -matrimonio y pareja de hecho-, dada su inviable plena igualación jurídica, le resulta imprescindible acotar el concepto a través de la delimitación de sus perfiles identificativos. Y así, nos dice que «se considera pareja de hecho la constituida con análoga relación de afectividad a la conyugal, por quienes no hallándose impedidas para contraer matrimonio, no tengan vínculo matrimonial con otra persona, y acrediten, mediante el correspondiente certificado de empadronamiento, una convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a cinco años». Por tanto, los requisitos que exige la Ley son de tres tipos: de carácter objetivo, de carácter subjetivo y de carácter formal. Los de carácter objetivo deben demostrar que se trata de una relación de afectividad análoga a la conyugal con las notas de estabilidad y notoriedad. Los requisitos subjetivos hacen relación a qué concretas personas pueden formar pareja de hecho, y, finalmente, los de carácter formal se refieren a los oportunos medios creados al efecto que acrediten la situación de pareja de hecho y el cumplimiento de los plazos mínimos como tal pareja en orden al derecho a las prestaciones de Seguridad Social...". En el mismo artículo doctrinal al analizar la retroactividad de la norma se dice que "con carácter excepcional [Disp. Adic. 3 .ª de la Ley 40/2007 ] se prevé el derecho a pensión de viudedad cuando el hecho causante (el fallecimiento) se hubiese producido con anterioridad a la entrada en vigor de esta Ley y concurran las siguientes circunstancias: a) Que a la muerte del causante, reuniendo los requisitos de alta y cotización exigidos en el Art. 174.1 LGSS , no se hubiera podido causar derecho a la pensión de viudedad. Se trata, sin duda, de los supuestos de convivencia como pareja de hecho, formalizada o no. b) Que el beneficiario hubiera mantenido convivencia ininterrumpida con el causante, como pareja de hecho en los términos del Art. 174.3, párrafo cuarto, primer inciso, LGSS , durante, al menos, los seis años inmediatamente anteriores al fallecimiento de éste. Como la situación de convivencia como pareja de hecho se alcanza con cinco años, se prevé transitoriamente que ese plazo esté cumplido a partir de exigir seis años, siendo el último el incluido en el plazo de solicitud de la pensión. c) Que el causante y el beneficiario hubieran tenido hijos comunes. d) Que el beneficiario no tenga reconocido derecho a pensión contributiva de la Seguridad Social. Se trata, en definitiva, de reconocer pensión de viudedad a las parejas de hecho que demuestren una convivencia durante al menos de seis años inmediatamente anteriores al fallecimiento, con hijos en común (aunque pueden estar fallecidos o casados o conviviendo de hecho) y el beneficiario no tenga derecho a ninguna pensión contributiva de la Seguridad Social. Se prevé también, en el párrafo señalado con la letra e) de la misma Disp. Adic. 3.ª de la Ley 40/2007, para acceder a la pensión regulada en la presente disposición , que la solicitud sea presentada en el plazo improrrogable de 12 meses siguientes a la entrada en vigor de la Ley. La pensión reconocida tendrá efectos económicos desde el día primero de 2007, siempre que se cumplan todos los requisitos previstos en esa disposición." Efectuadas estas consideraciones, para resolver el debate planteado en esta alzada conveniente resulta recordar, según se deduce del incombatido relato fáctico de la sentencia, que la demandante, Dª Evangelina , y el causante, D. Nazario , mantuvieron una relación como pareja de hecho estable, sin contraer matrimonio, desde el año 1998; que tuvieron un hijo nacido el 11 de abril de 2006; que la demandante y el causante convivieron en los mismo domicilios en Pamplona desde el año 1998 y a partir de marzo de 2000 en Olloqui, si bien sólo figuran empadronados en este último domicilio desde el 19 de mayo de 2006 , y; por último, que el causante falleció el 4 de julio de 2008. Con estos antecedentes fácticos la cuestión que se plantea consiste en determinar si a los efectos de poder lucrar la pensión de viudedad solicitada la única forma de acreditar la convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante durante cinco años es a través del correspondiente certificado de empadronamiento, como establece el artículo 174.3 de la Ley General de la Seguridad Social o si, por contra, tal convivencia puede acreditarse a través de otros medios de prueba, como en el supuesto enjuiciado se ha producido. La cuestión no es clara, sobre ella no se ha pronunciado todavía el Tribunal Supremo y sólo existe, hasta el momento, diversos pronunciamientos de Tribunales Superiores de Justicia que mantienen al respecto posturas encontradas. Así, mientras las Salas de lo Social de Asturias (S. 12-6-2009 ), Madrid (SS, 29 de junio y 24 de septiembre de 2009 ) y Cantabria (S. 7 octubre de 2009 ) consideran requisito constitutivo que la duración de la convivencia se acredite con el certificado de empadronamiento, de manera que la ausencia de dicho empadronamiento, y del correspondiente certificado, impedirá el reconocimiento de la pensión, sin que puedan suplirlos otros documentos, otras Salas, como Castilla-León (S. 22 abril de 2009 ), Castilla-La Mancha (SS 17 septiembre y 22 de octubre de 2009 ) y esta de Navarra (S. 28 de julio de 2009 ), concluyen que el mero hecho del empadronamiento no supone una presunción "iuris et de iure" de convivencia, sino que es una presunción "iuris tamtum", es decir, que admite prueba en contrario, por lo que no es sino un medio privilegiado de prueba. En la sentencia citada de la Sala de lo Social del T.S.J. de Castilla León el Tribunal añade que una interpretación literal de la norma conduciría a privar a la seguridad social de denegar la prestación cuando existiendo empadronamiento conjunto se pudiese acreditar la ausencia de convivencia y que lo que exige la norma es acreditar una convivencia estable y notoria y para ello se regula o establece un medio probatorio privilegiado pero no excluyente de la acreditación por otras vías, al igual que podrá acreditarse por otras vías que la convivencia no se produce a pesar del empadronamiento. Pues bien esta interpretación también es compartida por este Tribunal considerando que, en efecto, no puede otorgarse al certificado de empadronamiento el valor de requisito "ad solemnitatem" pretendido por el Instituto demandado como único medio para poder acreditar la convivencia estable y notoria entre el causante y el beneficiario de la pensión de viudedad durante los cinco años inmediatamente anteriores a producirse el fallecimiento, puesto que, aparte de que en muchos casos el empadronamiento podría amparar situaciones fraudulentas difícilmente destruibles si se estima que estamos ante una presunción "iuris et de iure", parece más razonable dar cabida a otros medios de justificación como aquí acontece. Lo anteriormente razonado determina la estimación del recurso, la revocación de la sentencia recurrida y, en su lugar, la estimación de la demanda origen de estas actuaciones. Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación. FALLAMOS Que estimando el recurso de Suplicación formulado por la representación Letrada de Doña Evangelina , frente a las sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Nº Dos de los de Navarra, en el Procedimiento Nº 128/09 , debemos revocar y revocamos la sentencia y, en su lugar, con estimación de la demanda debemos reconocer a Doña Evangelina el derecho a percibir la pensión de viudedad en el porcentaje del 52% de la base reguladora de 687,32 euros, con efectos del 4 de julio de 2008, condenando al Instituto Nacional de la Seguridad Social al pago de la pensión. Notifíquese a las partes y al Ministerio Fiscal la Sentencia dictada, con la advertencia que contra la misma, puede interponerse Recurso de Casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, anunciándolo a través de esta Sala por escrito, dentro de los DIEZ DIAS hábiles siguientes a su notificación, debiendo acreditar la Entidad Gestora si recurre, que comienza el pago de la prestación y que lo proseguirá mientras dure la tramitación del recurso. Firme que sea esta resolución, devuélvanse los autos al Juzgado de lo Social de procedencia con certificación de la misma, dejándose otra certificación en el rollo a archivar por esta Sala. Así, por nuestra Sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos

    Experto:  Abogado3044 escribió hace 5 año.

    Demuestre el tiepo que lleva, no solo empadronado y lo tendra resuelto

     

    TSJ Navarra, Sala de lo Social, Sec. 1.ª, 27/2010, de 28 de enero Recurso 2/2010. Ponente: MARIA DEL CARMEN ARNEDO DIEZ. EXTRACTOS El certificado de empadronamiento como forma de acreditar la convivencia ininterrumpida como pareja de hecho no constituye requisito esencial (ad solemnitatem) para el reconocimiento de la prestación de viudedad "... la cuestión que se plantea consiste en determinar si a los efectos de poder lucrar la pensión de viudedad solicitada la única forma de acreditar la convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante durante cinco años es a través del correspondiente certificado de empadronamiento, como establece el artículo 174.3 de la Ley General de la Seguridad Social al que se remite la o si, por contra, tal convivencia puede acreditarse a través de otros medios de prueba, como en el supuesto enjuiciado se ha producido. La cuestión no es clara, sobre ella no se ha pronunciado todavía el Tribunal Supremo y sólo existe, hasta el momento, diversos pronunciamientos de Tribunales Superiores de Justicia que mantienen al respecto posturas encontradas. Así, mientras las Salas de lo Social de Asturias (S. 12-6-2009 ), Madrid (SS, 29 de junio y 24 de septiembre de 2009 ) y Cantabria (S. 7 octubre de 2009 ) consideran requisito constitutivo que la duración de la convivencia se acredite con el certificado de empadronamiento, de manera que la ausencia de dicho empadronamiento, y del correspondiente certificado, impedirá el reconocimiento de la pensión, sin que puedan suplirlos otros documentos, otras Salas, como Castilla-León (S. 22 abril de 2009 ), Castilla-La Mancha (SS 17 septiembre y 22 de octubre de 2009 ) y esta de Navarra (S. 28 de julio de 2009 ), concluyen que el mero hecho del empadronamiento no supone una presunción "iuris et de iure" de convivencia, sino que es una presunción "iuris tamtum", es decir, que admite prueba en contrario, por lo que no es sino un medio privilegiado de prueba. En la sentencia citada de la Sala de lo Social del T.S.J. de Castilla León el Tribunal añade que una interpretación literal de la norma conduciría a privar a la seguridad social de denegar la prestación cuando existiendo empadronamiento conjunto se pudiese acreditar la ausencia de convivencia y que lo que exige la norma es acreditar una convivencia estable y notoria y para ello se regula o establece un medio probatorio privilegiado pero no excluyente de la acreditación por otras vías, al igual que podrá acreditarse por otras vías que la convivencia no se produce a pesar del empadronamiento. Pues bien esta interpretación también es compartida por este Tribunal considerando que, en efecto, no puede otorgarse al certificado de empadronamiento el valor de requisito "ad solemnitatem" pretendido por el Instituto demandado como único medio para poder acreditar la convivencia estable y notoria entre el causante y el beneficiario de la pensión de viudedad durante los cinco años inmediatamente anteriores a producirse el fallecimiento, puesto que, aparte de que en muchos casos el empadronamiento podría amparar situaciones fraudulentas difícilmente destruibles si se estima que estamos ante una presunción "iuris et de iure", parece más razonable dar cabida a otros medios de justificación como aquí acontece. Lo anteriormente razonado determina la estimación del recurso, la revocación de la sentencia recurrida y, en su lugar, la estimación de la demanda origen de estas actuaciones. ..." ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO.- Ante el Juzgado de lo Social núm. TRES de los de Navarra, se presentó demanda por DOÑA Micaela en la que tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimo de aplicación, terminaba suplicando se dicte Sentencia por la que se declare el derecho de la actora a percibir la pensión de viudedad, en el porcentaje del 52 % de la base reguladora de 800,00 Euros, con efectos del 31 de Diciembre de 2008 y sin perjuicio de las revalorizaciones que procedan, condenando al INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL al pago de la pensión en los términos indicados y sin perjuicio de lo que se fije en conclusiones definitivas. SEGUNDO: Admitida a trámite la demanda, se celebró el acto del juicio oral en el que la parte actora se ratificó en la misma, oponiéndose la demandada según consta en el acta extendida a tal efecto por el Sr. Secretario. Recibido el juicio a prueba se practicaron las propuestas y declaradas pertinentes. TERCERO: Por el Juzgado de instancia se dictó sentencia, cuya parte dispositiva dice: "Que desestimando la demanda sobre reconocimiento de pensión de viudedad deducida por Dña. Micaela frente al Instituto Nacional de la Seguridad Social, debo absolver y absuelvo a dicha entidad gestora demandada de las pretensiones frente a ella deducidas." CUARTO: XXXXX XXXXX anterior sentencia se declararon probados: PRIMERO.- La demandante Dña. Micaela convivió con D. Nicolas desde el año 1985 en el domicilio de la AVENIDA000 NUM000 , NUM001 de Tudela, constituyendo una pareja de hecho.- De esta relación como pareja de hecho nacieron dos hijos: Nicolas el 17 de agosto de 1994 y Ana María el 27 de noviembre de 1997, quienes han convivido desde su nacimiento en el domicilio familiar de AVENIDA000 NUM000 , NUM001 de Tudela.- SEGUNDO.- D. Nicolas no figuraba empadronado en dicho domicilio de Tudela, sino en la localidad navarra de Cabanillas, no obstante residía en realidad en Tudela junto con su pareja de hecho Dña. Micaela .- TERCERO.- El 31 de diciembre de 2008 falleció D. Nicolas .- CUARTO.- Presentada por la demandante solicitud de pensión de viudedad el INSS dictó resolución el 7 de abril de 2009 denegando dicha pensión de viudedad.- Interpuesta reclamación previa, ha sido desestimada por resolución del INSS de fecha de salida 1 de junio de 2009.- QUINTO.- Obra unida a los autos y se da aquí por reproducida la escritura pública de apoderamiento a favor de la demandante otorgada por D. Nicolas con fecha 10 de abril de 2006.- SEXTO.- Se admiten por las partes litigantes que, caso de estimarse la demanda, la base reguladora de la pensión de viudedad es de 737,14 euros al mes, el porcentaje del 52% y la fecha de efectos económicos el 1 de enero de 2009." QUINTO: XXXXX XXXXX de Suplicación por la representación letrada de la parte demandante, se formalizó mediante escrito en el que se consignan un UNICO motivo al amparo del artículo 191.C) de la Ley de Procedimiento Laboral , para examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia; denunciando infracción del art. 174.3 del Texto Refundido de la Ley de General de la Seguridad Social . SEXTO: XXXXX XXXXX del recurso no fué impugnado por la parte demandada, INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL FUNDAMENTOS DE DERECHO PRIMERO.- La sentencia de instancia, desestimatoria de la demanda deducida por Doña Micaela sobre reconocimiento de Pensión de Viudedad, es recurrida en Suplicación por la actora a través de un solo motivo, amparado en el artículo 191 c) de la Ley de Procedimiento Laboral , donde denuncia infracción de lo dispuesto en el artículo 174.3 de la Ley General de la Seguridad Social al que se remite la Disposición Adicional 3ª de la Ley 40/2007 , considerando que el certificado de empadronamiento como forma de acreditar la convivencia ininterrumpida como pareja de hecho durante los cinco años anteriores al fallecimiento del causante no constituye requisito esencial (ad solemnitatem) para el reconocimiento de la prestación de viudedad. SEGUNDO.- Debemos comenzar recordando, como ya dijimos en nuestra sentencia de 28 de julio de 2009 (rec. 197/2009 ), como expone la Profesora Apilluelo a propósito de la prestación que nos ocupa tras la nueva Ley 40/2007, de 4 de diciembre , de medidas en materia de Seguridad Social, que "se incluye en nuestro Ordenamiento jurídico de Seguridad Social, a partir del nuevo Art. 174 LGSS tras la Ley 40/2007, y por primera vez a las parejas de hecho como forma de convivencia en donde el fallecimiento de uno de los miembros de la pareja va a poder dar origen a las prestaciones de muerte y supervivencia. Con la admisión de esta forma de convivencia y otorgamiento de efectos jurídicos en orden las prestaciones de Seguridad Social se da respuesta a una realidad social imperante en la actualidad, cuyo reconocimiento ya había sido constatado por la OIT, Rec. núm. 67/1944, y, sobre todo, la núm. 131/1967, por el Consejo de Europa, Rec. 88/1988, por la UE, Directiva 78/2000, e igualmente por el Art. 21 de la Carta de Derechos Fundamentales, lo mismo que por doctrina y jurisprudencia que remitía la legislador una norma de equiparación. Supone éste un supuesto de ampliación subjetiva de la pensión de viudedad, necesario por las razones sociales y jurídicas ya apuntadas, frente a otros casos en los que la Ley 40/2007 ha restringido el derecho a la misma, como los supuestos de divorciados y anulados matrimoniales, que enseguida veremos. La Ley 40/2007, añadiendo el número 3 al Art. 174 LGSS, define qué es una pareja de hecho, porque si su objetivo es aproximar las dos situaciones de convivencia -matrimonio y pareja de hecho-, dada su inviable plena igualación jurídica, le resulta imprescindible acotar el concepto a través de la delimitación de sus perfiles identificativos. Y así, nos dice que «se considera pareja de hecho la constituida con análoga relación de afectividad a la conyugal, por quienes no hallándose impedidas para contraer matrimonio, no tengan vínculo matrimonial con otra persona, y acrediten, mediante el correspondiente certificado de empadronamiento, una convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a cinco años». Por tanto, los requisitos que exige la Ley son de tres tipos: de carácter objetivo, de carácter subjetivo y de carácter formal. Los de carácter objetivo deben demostrar que se trata de una relación de afectividad análoga a la conyugal con las notas de estabilidad y notoriedad. Los requisitos subjetivos hacen relación a qué concretas personas pueden formar pareja de hecho, y, finalmente, los de carácter formal se refieren a los oportunos medios creados al efecto que acrediten la situación de pareja de hecho y el cumplimiento de los plazos mínimos como tal pareja en orden al derecho a las prestaciones de Seguridad Social...". En el mismo artículo doctrinal al analizar la retroactividad de la norma se dice que "con carácter excepcional [Disp. Adic. 3 .ª de la Ley 40/2007 ] se prevé el derecho a pensión de viudedad cuando el hecho causante (el fallecimiento) se hubiese producido con anterioridad a la entrada en vigor de esta Ley y concurran las siguientes circunstancias: a) Que a la muerte del causante, reuniendo los requisitos de alta y cotización exigidos en el Art. 174.1 LGSS , no se hubiera podido causar derecho a la pensión de viudedad. Se trata, sin duda, de los supuestos de convivencia como pareja de hecho, formalizada o no. b) Que el beneficiario hubiera mantenido convivencia ininterrumpida con el causante, como pareja de hecho en los términos del Art. 174.3, párrafo cuarto, primer inciso, LGSS , durante, al menos, los seis años inmediatamente anteriores al fallecimiento de éste. Como la situación de convivencia como pareja de hecho se alcanza con cinco años, se prevé transitoriamente que ese plazo esté cumplido a partir de exigir seis años, siendo el último el incluido en el plazo de solicitud de la pensión. c) Que el causante y el beneficiario hubieran tenido hijos comunes. d) Que el beneficiario no tenga reconocido derecho a pensión contributiva de la Seguridad Social. Se trata, en definitiva, de reconocer pensión de viudedad a las parejas de hecho que demuestren una convivencia durante al menos de seis años inmediatamente anteriores al fallecimiento, con hijos en común (aunque pueden estar fallecidos o casados o conviviendo de hecho) y el beneficiario no tenga derecho a ninguna pensión contributiva de la Seguridad Social. Se prevé también, en el párrafo señalado con la letra e) de la misma Disp. Adic. 3.ª de la Ley 40/2007, para acceder a la pensión regulada en la presente disposición , que la solicitud sea presentada en el plazo improrrogable de 12 meses siguientes a la entrada en vigor de la Ley. La pensión reconocida tendrá efectos económicos desde el día primero de 2007, siempre que se cumplan todos los requisitos previstos en esa disposición." Efectuadas estas consideraciones, para resolver el debate planteado en esta alzada conveniente resulta recordar, según se deduce del incombatido relato fáctico de la sentencia, que la demandante, Dª Micaela , y el causante, D. Nicolas , tuvieron una relación como pareja de hecho estable, sin contraer matrimonio, desde el año 1985; que tuvieron dos hijos nacidos el 17 de agosto de 1994 y el 27 de noviembre de 1997; que D. Nicolas no estaba empadronado en el domicilio familiar situado en la localidad de Tudela sino en Cabanillas, aunque en realidad residía en Tudela junto a la demandante, y; por último, que el causante falleció el 31 de diciembre de 2008. Con estos antecedentes fácticos la cuestión que se plantea consiste en determinar si a los efectos de poder lucrar la pensión de viudedad solicitada la única forma de acreditar la convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante durante cinco años es a través del correspondiente certificado de empadronamiento, como establece el artículo 174.3 de la Ley General de la Seguridad Social al que se remite la o si, por contra, tal convivencia puede acreditarse a través de otros medios de prueba, como en el supuesto enjuiciado se ha producido. La cuestión no es clara, sobre ella no se ha pronunciado todavía el Tribunal Supremo y sólo existe, hasta el momento, diversos pronunciamientos de Tribunales Superiores de Justicia que mantienen al respecto posturas encontradas. Así, mientras las Salas de lo Social de Asturias (S. 12-6-2009 ), Madrid (SS, 29 de junio y 24 de septiembre de 2009 ) y Cantabria (S. 7 octubre de 2009 ) consideran requisito constitutivo que la duración de la convivencia se acredite con el certificado de empadronamiento, de manera que la ausencia de dicho empadronamiento, y del correspondiente certificado, impedirá el reconocimiento de la pensión, sin que puedan suplirlos otros documentos, otras Salas, como Castilla-León (S. 22 abril de 2009 ), Castilla-La Mancha (SS 17 septiembre y 22 de octubre de 2009 ) y esta de Navarra (S. 28 de julio de 2009 ), concluyen que el mero hecho del empadronamiento no supone una presunción "iuris et de iure" de convivencia, sino que es una presunción "iuris tamtum", es decir, que admite prueba en contrario, por lo que no es sino un medio privilegiado de prueba. En la sentencia citada de la Sala de lo Social del T.S.J. de Castilla León el Tribunal añade que una interpretación literal de la norma conduciría a privar a la seguridad social de denegar la prestación cuando existiendo empadronamiento conjunto se pudiese acreditar la ausencia de convivencia y que lo que exige la norma es acreditar una convivencia estable y notoria y para ello se regula o establece un medio probatorio privilegiado pero no excluyente de la acreditación por otras vías, al igual que podrá acreditarse por otras vías que la convivencia no se produce a pesar del empadronamiento. Pues bien esta interpretación también es compartida por este Tribunal considerando que, en efecto, no puede otorgarse al certificado de empadronamiento el valor de requisito "ad solemnitatem" pretendido por el Instituto demandado como único medio para poder acreditar la convivencia estable y notoria entre el causante y el beneficiario de la pensión de viudedad durante los cinco años inmediatamente anteriores a producirse el fallecimiento, puesto que, aparte de que en muchos casos el empadronamiento podría amparar situaciones fraudulentas difícilmente destruibles si se estima que estamos ante una presunción "iuris et de iure", parece más razonable dar cabida a otros medios de justificación como aquí acontece. Lo anteriormente razonado determina la estimación del recurso, la revocación de la sentencia recurrida y, en su lugar, la estimación de la demanda origen de estas actuaciones. Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación. FALLAMOS Que estimando el recurso de Suplicación formulado por la representación Letrada de Doña Micaela , frente a las sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Nº Tres de los de Navarra, en el Procedimiento Nº 472/09 , debemos revocar y revocamos la sentencia y, en su lugar, con estimación de la demanda debemos reconocer a Doña Micaela el derecho a percibir la pensión de viudedad en el porcentaje del 52% de la base reguladora de 737,14 euros, con efectos del 1 de enero de 2009, condenando al Instituto Nacional de la Seguridad Social al pago de la pensión. Notifíquese a las partes y al Ministerio Fiscal la Sentencia dictada, con la advertencia que contra la misma, puede interponerse Recurso de Casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, anunciándolo a través de esta Sala por escrito, dentro de los DIEZ DIAS hábiles siguientes a su notificación. Firme que sea esta resolución, devuélvanse los autos al Juzgado de lo social de procedencia con certificación de la misma, dejándose otra certificación en el rollo a archivar por esta Sala. Así, por nuestra Sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos

    Cliente: escribió hace 5 año.
    Me gustaría saber cual es el tramite a seguir en la comunidad de Madrid (Madrid capital). Gracias
    Experto:  Abogado3044 escribió hace 5 año.

    Debes solicitralo al Instituto Nacional de la Seguridad Social INSS

     

    Impreso "SOLICITUD DE PRESTACIONES DE SUPERVIVENCIA",

     

    Debes llevar

    • 1) DNI del fallecido y del solicitante de la pensión.

     

    • 2) Certificado Literal del Acta de Defunción.

     

    • 3) Acreditaciones del tiempo de duracion de la pareja de hecho. Todas las pruebas, no solo el registro oficial.

    Tienes toda la INFO aqui

     

    http://www.seg-social.es/Internet_1/Trabajadores/PrestacionesPension10935/Muerteysupervivencia/RegimenGeneral/Viudedad/index.htm

     

     

    SOLICITUDES

    Cliente: escribió hace 5 año.

    Me queda una duda, tengo una copia de el DNI de mi pareja pero no tengo su DNI original (lo tiene su hijo y no se si me lo dara) pero tengo otros documentos (su permiso de conducir, etc) eso puede valer?

    Tambien a que se refiere con 3) Acreditaciones del tiempo de duracion de la pareja de hecho. Todas las pruebas, no solo el registro oficial? me puede dar ejemplos por favor? Gracias

    Experto:  Abogado3044 escribió hace 5 año.

    No pasa nada por tener originales, se pueden haber perdido o no obrar en su poder.

    Aporte toda la documentación que tenga y ya le comentarán si hay deficiencias pero no es esencial tener ese original, por supuesto

     

    Sirve cualquier medio de prueba te pongo ejemplo sy sentencias que los recogen

     

    TSJ Castilla-La Mancha, Sala de lo Social, Sec. 1.ª, 252/2011, de 3 de marzo Recurso 118/2011. Ponente: PEDRO LIBRAN SAINZ DE BARANDA. EXTRACTOS Reconocimiento de pensión de viudedad: acreditación de la convivencia en las parejas de hecho mediante el certificado de empadronamiento, un informe psicológico y una factura de agencia de viajes

     

     

     

    TSJ Castilla y León, Valladolid, Sala de lo Social, Sec. 1.ª, 756/2010, de 10 de junio Recurso 756/2010. Ponente: XXXXX XXXXX CASAS NOMBELA. EXTRACTOS Reconocimiento de pensión de viudedad a la pareja de hecho del causante dada la acreditación de la efectiva convivencia certificada por el Alcalde tras las indagaciones llevadas a cabo en el entorno vecinal del único e indiscutido domicilio

     

    TSJ Madrid, Sala de lo Social, Sec. 3.ª, 592/2009, de 30 de septiembre Recurso 738/2009. Ponente: EMILIA RUIZ-JARABO QUEMADA. EXTRACTOS Reconocimiento de pensión de viudedad: acreditación de convivencia de pareja de hecho por medios probatorios distintos al certificado de empadronamiento, como son la escritura pública de compraventa de vivienda y la prueba testifical de vecinos

    Abogado3044, Abogado
    Categoría: Legal
    Clientes satisfechos: 5979
    Experiencia: ABOGADO ICA BURGOS. I speak english
    Abogado3044 y otros otros especialistas en Legal están preparados para ayudarle
    Experto:  Abogado3044 escribió hace 5 año.

    Ruego aceptes la respuesta para poder cobrar por mi tiempo

    Si no aceptas el sitio se reserva el depósito y el experto no cobra

    Gracias XXXXX XXXXX en justanswer

    Opiniones de nuestros clientes:

     
     
     
    • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
    • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
    • Me fue de gran ayuda. Captó inmediantemente mi problema y me ayudó a saber qué puedo hacer para solucionar mi problema. Ana Toribio Santa fe, Argentina
    • Los felicito por su respuesta tan profesional y por las cuatro Jurisprudencias que me envió, las que incluiremos como pruebas. Fernando Monterrey Nuevo León, México
    • Estoy muy satisfecho con la pronta respuesta que me han dado. Muchas gracias Guillermo Buenos Aires, Argentina
    • Excelentes sus comentarios. Definitivamente tiene razón.¡Gracias! María Fermín. Puerto Plata, Rep. Dom.
    • El tiempo de respuesta es excepcional, de menos de 6 minutos. La pregunta se respondió con profesionalidad y con un alto grado de compasión. Inés Santander
    • Quedé muy satisfecho con la rapidez y la calidad de los consejos que recibí. Me gustaría añadir que puse en práctica los consejos y que funcionaron la primera vez y siguen haciéndolo. Luis Málaga
     
     
     

    Conozca a los expertos:

     
     
     
    • eduardolm

      eduardolm

      Licenciatura

      Clientes satisfechos:

      917
      Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
    • http://ww2.justanswer.es/uploads/ED/eduardolm/2011-9-12_172832_Recorte.64x64.jpg Avatar de eduardolm

      eduardolm

      Licenciatura

      Clientes satisfechos:

      917
      Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
    • http://ww2.justanswer.es/uploads/JO/JoseMagadan/2013-6-27_16279_IMG6290copia.64x64.JPG Avatar de Abogado3044

      Abogado3044

      Abogado

      Clientes satisfechos:

      2239
      ABOGADO ICA BURGOS. I speak english
    • http://ww2.justanswer.es/uploads/albergiud/2010-12-12_105447_mi_cuchi.jpg Avatar de Alberto

      Alberto

      Abogado

      Clientes satisfechos:

      116
      Abogado especializado en laboral , reclamaciones de indemnizaciones ( tráfico) y deudas
    • http://ww2.justanswer.es/uploads/fcantalapiedra/2010-11-9_1466_Dibujo.jpg Avatar de Fernando Cantalapiedra

      Fernando Cantalapiedra

      Abogado

      Clientes satisfechos:

      17
      Ejerciendo desde hace cinco años
    • http://ww2.justanswer.es/uploads/DI/DiegoLM/2011-3-28_102522_DSCN0258copia.64x64.JPG Avatar de DiegoAbogado

      DiegoAbogado

      Licenciatura

      Clientes satisfechos:

      746
      Abogado colegiado ejerciente
    • http://ww2.justanswer.es/uploads/EQ/EquiteLex/2011-12-4_12815_Jesús6.64x64.jpg Avatar de Jesús

      Jesús

      Licenciatura/Derecho

      Clientes satisfechos:

      52
      Abogado colegiado ejerciente /LEGAL GENERAL
    • http://ww2.justanswer.es/uploads/AR/ariatf/2015-7-28_102459_.64x64.png Avatar de Mariatf19

      Mariatf19

      licenciada en derecho

      Clientes satisfechos:

      972
      MÁSTER EN DERECHO CON DESPACHO PROFESIONAL PROPIO
     
     
     

    Preguntas relacionadas con Legal