Cómo funciona JustAnswer:

  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.

Formule su propia pregunta a Legalmadrid

Legalmadrid
Legalmadrid, Posdoctorado
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 242
Experiencia:  Abogado con mas de diez años de experiencia en Juzgados y Tribunales
55063462
Escriba su pregunta sobre Legal aquí...
Legalmadrid está en línea ahora

Sres. Abogados: El tema que me trae hasta ustedes, es mi necesidad

Pregunta del cliente:

Sres. Abogados:
El tema que me trae hasta ustedes, es mi necesidad de saber hasta qué punto, mi ex pareja puede denunciarme por acoso por haber recibido llamadas y mensajes míos a su móvil después de nuestra ruptura. Cada vez que he intentado hablar con él personalmente para poner un final menos traumático a nuestra ruptura, se ha negado y me ha amenazado siempre con denunciarme por acoso.
Enviada: hace 4 año.
Categoría: Legal
Experto:  Abogado3044 escribió hace 4 año.

Abogado3044 : Hola
Abogado3044 : Le comento que se están tomando muy en serio ese tipo de denuncias y normalmente se están sustanciando juicios de faltas donde Ud arriesga ser sancionada con una multa que por norma general va de los 15 a los 300 euros
Abogado3044 : Una vez se pone la denuncia se comprueban por lor registros de llamadas de las operadoras que efectivamente hay llamadas de su número alsuyo y se les llama a declarar para ir formando el juicio de faltas
Abogado3044 : Y como le comento poca defensa tiene habiendose realizado las llamadas, por lo que la multa sería muy extraño que no la tuviese
Abogado3044 : Entiendo que Ud puede decir que ha llamado para hablar de asuntos de interés común a amabos, pero hay datos como las horas y la duración, y reiteración de esas llamadas que pondrían en evidencia lo contrario, y si son mensajes él puede guardar copias
Abogado3044 : Asíq ue tómese en serio la advertencia y cese en ello.
Abogado3044 : Si tiene más dudas puede escribir y se las iré respondiendo
Abogado3044 : Saludos
Experto:  Legalmadrid escribió hace 4 año.
Estimada cliente: en primer lugar permitame pedirle disculpas por la respuesta anterior y lo primero que le diria es que se tranquilizara. Usted no ha hecho nada malo y si ha tenido algun comportamiento visceral comun no tiene porque ser ni mucho menos constitutivo de falta alguna. Lamentablemente cada día los juzgados y tribunales se colapsan con denuncias falsas relacionadas con las relaciones de pareja. Ciertamente si usted ha intentado finiquitar la relacion de la mejor manera posible y le "amenazan" con denunciar lo mejor es cortar radicalmente la comunicacion con esa persona salvo que sea por causa necesaria.
En este caso no nos comenta si hay hijos de por medio o algun tema economico -como hipoteca, etc.- en cuyo caso, y dadas las circunstancias siempre sera conveniente solucionarlo por medio de un abogado o el juzgado.
Sentado esto y entrando en el particular, que su ex-pareja le "amenace" con denunciar, mucho me temo que forma mas parte de las discusiones de pareja que de una intencion real de hacerlo, pero si asi fuera, aquello que se afirma TIENE QUE SER PROBADO.
No basta con invocar que se esta produciendo algun tipo de "acoso" sino que ha de ser probado en el acto de la vista. En relacion con el tema de que se investigan las llamadas de telefonos, por mi experiencia le dire que no es lo normal salvo que existan indicios racionales de criminalidad que lleven al juez a investigar este aspecto. Generalmente el Juicio de Faltas es la mera declaracion de dos personas que afirman cada una lo contrario. Mas aun si se investigara tal circunstancia, incluso podria favorecerle si se demuestras que las llamadas no son a horas intempestivas ni los mensajes son ofensivos, sino que tienen un afan conciliador.
En cualquier caso, le animo a que se tranquilice, que no tiene porque denunciar y si lo hace no es el fin del mundo y desde luego, es EL DENUNCIANTE TIENE QUE PROBAR AQUELLO QUE AFIRMA. Si no fueran ciertos los hechos y usted fuera absuelta puede proceder contra el denunciante por falsa denuncia. Y dadas las circunstancias, siempre es mejor evitar problemas, cortar toda comunicacion y no ir a los juzgados por un tema tan desagradable.
Saludos XXXXX XXXXX suerte.
Legalmadrid, Posdoctorado
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 242
Experiencia: Abogado con mas de diez años de experiencia en Juzgados y Tribunales
Legalmadrid y otros otros especialistas en Legal están preparados para ayudarle
Experto:  Abogado3044 escribió hace 4 año.

No sólo puede ser constitutivo de una falta de maltrato, también incluso ser considerado delito

Mediando llamadas y mensajes, las operadoras darán al juez todas las pruebas que necesita.

Adjunto sentencia

AP Sevilla, Sec. 4.ª, 965/2012, de 27 de noviembre Recurso 8432/2012. Ponente: JOSE MANUEL DE PAUL VELASCO. EXTRACTOSComisión del delito de maltrato habitual, puesto que a lo largo de un período de tres meses se sucedieron decenas de llamadas diarias a la denunciante que constituyeron acoso telefónico "... Establecidos así los criterios generales de partida, el caso de autos, dicho sea provisionalmente y a los solos efectos del llamado juicio de acusación, parece claramente encuadrable en esas modalidades extremas del acoso telefónico a las que nos hemos referido, visto que a lo largo de un período de tres meses se suceden decenas de llamadas diarias a la denunciante, en largas series de llamadas inmediatamente repetidas al ser rechazadas por la destinataria (véanse los listados que ocupan en su integridad el segundo tomo de las actuaciones); lo que sugiere, bien la implantación de un sistema de rellamada automática, como cree la acusación particular, bien un vesánico empecinamiento en la repetición manual de esas llamadas, indicativas ambas hipótesis de esa voluntad de hacerle la vida imposible al sujeto pasivo en la que, según la jurisprudencia italiana, estriba el dolo del delito de maltrato habitual (sentencia número 4933, de 26 de mayo de 1983, de la Sección VI de la Corte de Casación); y ello máxime cuando el acoso continúa a pesar de que el sujeto pasivo cambie su teléfono por el de su madre o el de su hermana y se realiza desde tres líneas distintas, una del imputado y las otras dos a nombre de sus padres. Y la idoneidad de ese acoso telefónico para alterar el equilibrio psíquico de la víctima quedaría demostrada por los problemas de ansiedad diagnosticados a la víctima a consecuencia del mismo y que requirieron tratamiento farmacológico (folio 71).Debe, por ello, considerarse que la conducta de acoso telefónico atribuida al imputado, de la que existen elementos indiciarios suficientes para sustentar su existencia y autoría, desborda el ámbito venial de las vejaciones injustas en que la ubica el Ministerio Fiscal para integrarse en el delito de maltrato habitual del artículo 173.2 del Código Penal . Por ello, el recurso de la acusación particular debe ser estimado, revocándose el sobreseimiento provisional acordado y quedando al criterio de la instructora si es preciso practicar alguna de las diligencias que propone la parte recurrente (la declaración de los padres del imputado acerca del uso por este de los teléfonos a nombre de ellos) o si puede abrirse directamente la fase intermedia del procedimiento abreviado. ..."ANTECEDENTES DE HECHO PRIMERO.- En el Juzgado de Violencia sobre la Mujer n.º 1 de Sevilla se incoaron diligencias previas n.º 1.457 de 2010 en virtud de denuncia formulada el 15 de septiembre de dicho año por D.ª Adoracion contra su expareja D. Desiderio por hechos que podrían ser constitutivos de delitos de violencia de género en la pareja. Practicadas las diligencias instructorias que estimó pertinentes, por auto de 4 de mayo de 2012 el Juzgado acordó el sobreseimiento provisional de las actuaciones. Contra dicho auto interpuso la acusación particular recurso de reforma y subsidiaria apelación, que fue impugnado pro la defensa del imputado y al que se adhirió parcialmente el Ministerio Fiscal, interesando la continuación de las actuaciones por los trámites del juicio de faltas; desestimándose la reforma y admitiéndose en un solo efecto la apelación por auto de 1 de septiembre de 2012 , habiendo formulado la parte apelante alegaciones complementarias e interesando ahora el Ministerio Fiscal la confirmación del auto recurrido.SEGUNDO.- Remitidas las actuaciones a la Audiencia Provincial, su conocimiento correspondió por especialización a esta Sección Cuarta, a la que fue turnado el asunto el día 9 de octubre de 2012; designándose ponente al Magistrado Sr. José Manuel de Paúl Velasco el siguiente día 15, quedando desde entonces el recurso pendiente de resolución, que se dicta rebasado el plazo legal, por acumulación de asuntos anteriores o más urgentes a cargo del ponente.FUNDAMENTOS DE DERECHO PRIMERO.- En la presente causa se atribuyen al imputado dos grupos de conductas, relacionadas entre sí, pero sobre las que cabe un análisis separado: por un lado, mensajes o comentarios injuriosos para la denunciante en las llamadas redes sociales, mediante simulación, suplantación o manipulación de cuentas; por otro, un acoso telefónico con reiteración constante de llamadas a los números de la denunciante, de su madre y de su hermana desde diferentes líneas, pertenecientes al imputado o a sus padres. El tribunal, como el Ministerio Fiscal, ha de compartir la decisión de sobreseimiento provisional impugnada en cuanto al primer grupo de hechos, pero no en cuanto al segundo, respecto al cual nuestro provisional juicio de subsunción es más severo que el del propio ministerio público, que al adherirse parcialmente al recurso de reforma de la acusación particular consideró esas llamadas telefónicas como constitutivas de una falta continuada de vejaciones injustas. Esta doble decisión, que conducirá a la estimación parcial del recurso de apelación, se funda en las razones que a continuación se expondrán.SEGUNDO.- Respecto a las conductas relacionadas con el correo electrónico, la mensajería instantánea y la red social "Tuenti", solo cabe concluir, de acuerdo con la instructora, que a estas alturas es imposible comprobarlas y atribuirlas con un mínimo de certeza al imputado. Es cierto que la acusación particular no es responsable de la demora en la solicitud a las compañías proveedoras de servicios informáticos de comunicación de los datos que podrían acreditar la real comisión de tales conductas (manipulación de las cuentas de la denunciante y creación de una cuenta con identidad supuesta), la dirección IP desde la que se produjeron, en caso positivo, tales conductas y a qué titular correspondía dicha dirección. Pero lo cierto es que la demora existe y, dado el plazo de conservación de datos establecido en el artículo 5 de la Ley 25/2007 , imposibilita la averiguación de esos extremos, fundamentales para dotar de sostenibilidad a la imputación contra el apelado que, dicho sea de paso, tampoco es responsable del retraso. Es así indiscutible que respecto a este grupo de conductas el sobreseimiento provisional estuvo bien acordado y debe ser mantenido.TERCERO.- Respecto a lo que cabe llamar, sin exageración alguna, acoso telefónico a la denunciante, debe comenzar recordándose lo que este tribunal viene sosteniendo reiteradamente (como más recientes, sentencias 92/2009, de 10 de febrero , 147/2009, de 5 de marzo y 328/2009, de 8 de junio ), a saber: que conductas tales como la realización de llamadas telefónicas repetidas a la expareja, el envío reiterado de mensajes telefónicos de texto o de correo electrónico, los seguimientos o acechos en la vía pública y otros actos de similares características, que se conocen internacionalmente con los términos anglosajones stalking (acecho) o harassment (acoso), no pueden subsumirse en el delito de coacciones, tanto por ausencia del elemento esencial de violencia o intimidación, que no puede adelgazarse hasta hacerle perder su sentido propio, como porque con ellos no se obliga en puridad al sujeto pasivo a hacer nada concreto ni se le impide propiamente hacerlo -pues la víctima no está forzada a recibir la llamada o a abrir los mensajes, como no está impedida de utilizar libremente su teléfono o de salir a la calle-, aunque pueda afectarse a su tranquilidad y a su sentimiento subjetivo de seguridad hasta hacerle modificar sus hábitos cotidianos. Por ello, a falta de una tipificación expresa y específica como la introducida en los últimos años en distintos países europeos (y que al parecer prevé también el último anteproyecto de Código Penal), las conductas de acoso o acecho como las descritas resultan en sí mismas atípicas, salvo que por sus características puedan subsumirse en el delito de violencia psíquica habitual, lo que es posible gracias XXXXX XXXXX más elástico del concepto de "violencia psíquica".Ahora bien: aunque el delito de violencia psíquica habitual sea lo que se llama un "delito de medios indeterminados", esto es que no requiere que la acción típica se articule en una determinada modalidad comisiva, bastando que la conducta sea idónea para causar el resultado, entendido éste a su vez como de peligro hipotético o potencial para la salud psíquica del sujeto pasivo, si no queremos hacer perder al sintagma "violencia psíquica" cualquier significado discernible, en detrimento de la exigencia de lex certa integrante del principio de legalidad y, por ende, del principio de taxatividad de los tipos penales, no puede prescindirse de la exigencia de que la acción u omisión integrante de la violencia psíquica ha de constituir también, como la violencia física, un acto de agresión; es decir, un ataque o acometimiento al sujeto pasivo, una acción dotada de sentido como acto contrario al derecho de la víctima y revestida de una cierta fuerza, ímpetu o intensidad por encima de límites socialmente tolerados, caracteres sin los cuales no puede hablarse de "violencia" sin forzar el sentido propio de las palabras.De este modo, conductas del tipo de las que se imputan al acusado, carentes de una tipificación específica, sólo pueden dar lugar por su reiteración a un delito de violencia psíquica habitual si por sus caracteres intrínsecos o por sus circunstancias concomitantes pueden calificarse como un verdadero ataque al equilibrio psíquico y emocional del sujeto pasivo, objetivamente adecuado para producir a este, más allá de un simple sentimiento de incomodidad, molestia, desazón, bochorno o hartazgo, un auténtico "menoscabo psíquico", es decir, un perjuicio relevante de su bienestar y equilibrio emocional, sea en forma de sufrimiento moral, de conmoción anímica, de pérdida de la autoestima y de la confianza en sí mismo, de trastorno mental de cualquier tipo o de atentado a su dignidad personal, aunque no llegue a producirse efectivamente un detrimento objetivable de la salud psíquica de la víctima encuadrable en alguna de las nosologías psiquiátricas consagradas internacionalmente, pues la consumación del delito no requiere un resultado material de lesión.Pues bien, a juicio del tribunal, los casos extremos de acoso telefónico reúnen las características necesarias para ser subsumibles en el delito de maltrato psíquico habitual, en la medida en que la reiteración continua de llamadas, prolongada a lo largo de un período de tiempo relativamente dilatado, con independencia de su contenido y aunque la persona destinataria no establezca la conexión, puede llegar a afectar seriamente al equilibrio psíquico del sujeto pasivo, si este no puede eludir el acoso -típicamente, cambiando de número-; generándole un estado de ansiedad, sensaciones de impotencia e inseguridad, perturbaciones de su derecho al descanso, aversión al uso del teléfono, con la consiguiente restricción de sus relaciones sociales, y otras manifestaciones que pueden llegar a ser francamente patológicas.CUARTO.- Establecidos así los criterios generales de partida, el caso de autos, dicho sea provisionalmente y a los solos efectos del llamado juicio de acusación, parece claramente encuadrable en esas modalidades extremas del acoso telefónico a las que nos hemos referido, visto que a lo largo de un período de tres meses se suceden decenas de llamadas diarias a la denunciante, en largas series de llamadas inmediatamente repetidas al ser rechazadas por la destinataria (véanse los listados que ocupan en su integridad el segundo tomo de las actuaciones); lo que sugiere, bien la implantación de un sistema de rellamada automática, como cree la acusación particular, bien un vesánico empecinamiento en la repetición manual de esas llamadas, indicativas ambas hipótesis de esa voluntad de hacerle la vida imposible al sujeto pasivo en la que, según la jurisprudencia italiana, estriba el dolo del delito de maltrato habitual (sentencia número 4933, de 26 de mayo de 1983, de la Sección VI de la Corte de Casación); y ello máxime cuando el acoso continúa a pesar de que el sujeto pasivo cambie su teléfono por el de su madre o el de su hermana y se realiza desde tres líneas distintas, una del imputado y las otras dos a nombre de sus padres. Y la idoneidad de ese acoso telefónico para alterar el equilibrio psíquico de la víctima quedaría demostrada por los problemas de ansiedad diagnosticados a la víctima a consecuencia del mismo y que requirieron tratamiento farmacológico (folio 71).Debe, por ello, considerarse que la conducta de acoso telefónico atribuida al imputado, de la que existen elementos indiciarios suficientes para sustentar su existencia y autoría, desborda el ámbito venial de las vejaciones injustas en que la ubica el Ministerio Fiscal para integrarse en el delito de maltrato habitual del artículo 173.2 del Código Penal . Por ello, el recurso de la acusación particular debe ser estimado, revocándose el sobreseimiento provisional acordado y quedando al criterio de la instructora si es preciso practicar alguna de las diligencias que propone la parte recurrente (la declaración de los padres del imputado acerca del uso por este de los teléfonos a nombre de ellos) o si puede abrirse directamente la fase intermedia del procedimiento abreviado.FALLAMOS VISTOS los artículos 787.3 y 789.5 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal , el artículo 248.2 de la Ley Orgánica del Poder Judicial , y demás de general y pertinente aplicación la Sala ACUERDA :ESTIMAR el recurso de apelación interpuesto por la procuradora Sra. Forcada Falcón, en nombre de la acusadora particular D.ª Adoracion , contra el auto dictado el 1 de septiembre de 2012 por la Ilma. Sra. Magistrada titular del Juzgado de Violencia sobre la Mujer n.º 1 de Sevilla en las diligencias previas n.º 1.457 de 2010, auto que desestimó la reforma de otro de 11 de mayo anterior que acordó el sobreseimiento provisional de las actuaciones; revocando las resoluciones recurridas y acordando que continúe por sus trámites la sustanciación de la causa.Notifíquese esta resolución a las partes personadas, haciendo saber a las mismas que contra ella no cabe recurso alguno, y devuélvanse los autos recibidos al Juzgado de procedencia, con certificación de lo resuelto, para su ejecución.Así por este su auto, del que se llevará testimonio al rollo, lo pronuncian, mandan y firman los Ilmos. Sres. del margen. Doy fe.

Opiniones de nuestros clientes:

 
 
 
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Me fue de gran ayuda. Captó inmediantemente mi problema y me ayudó a saber qué puedo hacer para solucionar mi problema. Ana Toribio Santa fe, Argentina
  • Los felicito por su respuesta tan profesional y por las cuatro Jurisprudencias que me envió, las que incluiremos como pruebas. Fernando Monterrey Nuevo León, México
  • Estoy muy satisfecho con la pronta respuesta que me han dado. Muchas gracias Guillermo Buenos Aires, Argentina
  • Excelentes sus comentarios. Definitivamente tiene razón.¡Gracias! María Fermín. Puerto Plata, Rep. Dom.
  • El tiempo de respuesta es excepcional, de menos de 6 minutos. La pregunta se respondió con profesionalidad y con un alto grado de compasión. Inés Santander
  • Quedé muy satisfecho con la rapidez y la calidad de los consejos que recibí. Me gustaría añadir que puse en práctica los consejos y que funcionaron la primera vez y siguen haciéndolo. Luis Málaga
 
 
 

Conozca a los expertos:

 
 
 
  • eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    917
    Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/ED/eduardolm/2011-9-12_172832_Recorte.64x64.jpg Avatar de eduardolm

    eduardolm

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    917
    Licenciado en Derecho por la UDC.Diploma en Escuela de Práctica Jurídica por A Coruña.
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/JO/JoseMagadan/2013-6-27_16279_IMG6290copia.64x64.JPG Avatar de Abogado3044

    Abogado3044

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    2239
    ABOGADO ICA BURGOS. I speak english
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/albergiud/2010-12-12_105447_mi_cuchi.jpg Avatar de Alberto

    Alberto

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    116
    Abogado especializado en laboral , reclamaciones de indemnizaciones ( tráfico) y deudas
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/fcantalapiedra/2010-11-9_1466_Dibujo.jpg Avatar de Fernando Cantalapiedra

    Fernando Cantalapiedra

    Abogado

    Clientes satisfechos:

    17
    Ejerciendo desde hace cinco años
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/DI/DiegoLM/2011-3-28_102522_DSCN0258copia.64x64.JPG Avatar de DiegoAbogado

    DiegoAbogado

    Licenciatura

    Clientes satisfechos:

    746
    Abogado colegiado ejerciente
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/EQ/EquiteLex/2011-12-4_12815_Jesús6.64x64.jpg Avatar de Jesús

    Jesús

    Licenciatura/Derecho

    Clientes satisfechos:

    52
    Abogado colegiado ejerciente /LEGAL GENERAL
  • http://ww2.justanswer.es/uploads/AR/ariatf/2015-7-28_102459_.64x64.png Avatar de Mariatf19

    Mariatf19

    licenciada en derecho

    Clientes satisfechos:

    972
    MÁSTER EN DERECHO CON DESPACHO PROFESIONAL PROPIO
 
 
 

Preguntas relacionadas con Legal