Cómo funciona JustAnswer:

  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tiene muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.

Formule su propia pregunta a huracan29

huracan29
huracan29, Doctorado
Categoría: Ley de Argentina
Clientes satisfechos: 2431
Experiencia:  Abogada especialista en los fueros civil, comercial, laboral y previsional
60127592
Escriba su pregunta sobre Ley de Argentina aquí...
huracan29 está en línea ahora

Vivo en un barrio cerrado . las expensas han aumentado en 5

Pregunta del cliente

Vivo en un barrio cerrado . las expensas han aumentado en 5 años 300% (mucho mas que la inflacion) y en las reuniones de vecinos se siguen aprobando aumentos. Hay alguna forma de poner freno a esto , o pagar menos en dicidencia?
Ademas las expensas incluyen el mantenimiento e inversiones en actividades deportivas que han crecido exponencialmente en los ultimos años y hay proyectos de incrementarlas en los proximos meses con cuotas extraordinarias . Propuse separar expensas realmente comunes de las deportivas y que estas ultimas se paguen en funcion de quien las utiliza , pero no obtuve consenso.
Hay forma de obtener un amparo o alguna accion judicial que me permita no seguir teniendo estos aumentos o estoy sujeto a las decisiones de la mayoria?
Enviada: hace 4 año.
Categoría: Ley de Argentina
Experto:  huracan29 escribió hace 4 año.
Estimado:: es fundamental, que me informe si tienen un reglamento de copropiedad, si exitiera debe ajustar a lo que establece en relacion a las expensas, ahora bien, como concepto de expensas son todos los gastos necesarios que hacen a las partes comunes de los copropietarios, la parte deportiva si bien es comun, no necesariamante ud haga uso, lo que ud me menciona, entiendo que excede el concepto de expensas, en primer lugar, debe, si exite una administracion enviar una carta documento intimado la division de los gastos necesarios de aquellos que exceden las necesidades, y si pese a eso no tiene respuesta positiva puede recurrir la descision ante la justicia y el juez el resolver como calsificar los gastos desproporcionados
huracan29, Doctorado
Categoría: Ley de Argentina
Clientes satisfechos: 2431
Experiencia: Abogada especialista en los fueros civil, comercial, laboral y previsional
huracan29 y otros otros especialistas en Ley de Argentina están preparados para ayudarle
Experto:  huracan29 escribió hace 4 año.
Estimado: tiene alguna duda? estoy en linea para ayudarlo, por favor no olvide aceptar mi respuesta, muchas gracias!
Cliente: escribió hace 4 año.

No tengo a mano el reglamento de copropiedad , pero mas alla de que al comprar habia una infraestructura de deportes basica ( 4 canchas de tenis y 1 de futbol), hoy tenemos 8 canchas ( con iluminacion) , 3 canchas de futbol, hockey, voley y quieren hacer mas canchas de tenis, iluminar las de futbol, cancha de squash, no tengo claro donde esta el limite si la mayoria esta de acuerdo.

Ademas, hay alguna diferencia al respecto entre un Barrio Cerrado y un Country ?

 

Cliente: escribió hace 4 año.
esta en la pagina anterior
Experto:  huracan29 escribió hace 4 año.

EStimado: los barrios cerrados deben regirse por la ley de propiedad horizontal, esto implica que para los propitarios el reglamento es la ley, es fundamental tener una copia, sin perjucio de ello el informo el art de la ley que limita su aporte en expensas y permite cuestionar decisiones

Articulo 8 -
Los propietarios tienen a su cargo en proporción al valor de sus pisos o departamentos, salvo convención en contrario, las expensas de administración y reparación de las partes y bienes comunes del edificio, indispensables para mantener en buen estado sus condiciones de seguridad, comodidad y decoro. Están obligados en la misma forma, a contribuir al pago de las primas de seguro del edificio común y a las expensas debidas a innovaciones dispuestas en dichas partes y bienes comunes por resolución de los propietarios, en mira de obtener su mejoramiento o de uso y goce más cómodo o de mayor renta. Cuando las innovaciones ordenadas por los propietarios fueren, a juicio de cualquiera de ellos, de costo excesivo, o contrarias al reglamento o a la ley, o perjudiciales para la seguridad, solidez, salubridad, destino o aspecto arquitectónico exterior o interior del edificio, pueden ser objeto de reclamación formulada ante la autoridad judicial, y resuelta por el trámite correspondiente al interdicto de obra nueva; pero la resolución de la mayoría no será por eso suspendida sin una expresa orden de dicha autoridad. Cualquiera de los propietarios, en ausencia del administrador y no mediando oposición de los demás, previamente advertidos, puede realizar expensas necesarias para la conservación o reparación de partes o bienes comunes con derecho a ser reembolsados. Podrá también, cualquiera de los propietarios realizar las reparaciones indispensables y urgentes sin llenar los requisitos mencionados, pudiendo reclamar el reembolso en la medida en que resultaren útiles. En su caso, podrá ordenarse restituir a su costa las cosas a su anterior estado. Ningún propietario podrá liberarse de contribuir a las expensas comunes por renuncia del uso y goce de los bienes o servicios comunes ni por abandono del piso o departamento que le pertenece

 

Con respecto a la diferencia que plantea legalmente no la hay ambos se rigen por la ley de propiedad horizontal, loq ue sucede que en la practica se exceden del marco de ley

Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
Bienvenido a Just Answer.- Soy Daniela Sanchez de Sepola, abogada experta en ley argentina, y estaré en linea para ayudarlo Difiero con mi colega, ya que lo primero que hay que considerar es que “forma asociativa” o de condominio se utilizo para este barrio cerrado.- Es muy distinto una asociación civil, a un condominio, o a un loteo privado con calles en condominio, etc.- De allí, difieren sustancialmente la manera y la validez, eventualmente, de las expensas que se pretendan cobrar.-
Me animo a decirle, que la mayoria de los country NO se rigen por la ley de propiedad horizontal.-
Experto:  huracan29 escribió hace 4 año.
Estimado: le recuerdo que NO debe aceptar mas respuestas, las aclaracion son sin costo adicional
Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
Estimado, con muchisimo gusto podre asesorarlo perfectamente bien en este tema, debido a que es mi especialidad, no dude en requerirme si necesita solucionar el inconveniente.
Gracias
Cliente: escribió hace 4 año.

no tengo aqui la forma asociativa que utilizamos, tratare de verlo hoy a la noche y eventualmente me comunico mañana.

gracias

Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
Estimado, lo que si le puedo asegurar es que lo menos probable es que sea un condominio sujeto a la ley de propiedad horizontal.-
Si usted consigue esa información, lo puedo asesorar de manera correcta y lo mas probable es que pueda lograr que sus expensas disminuyan.-
Cliente: escribió hace 4 año.
ok
Cliente: escribió hace 4 año.
. graciasok
Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
Aguardo sus comentarios para asesorarlo.- Muchas gracias
Cliente: escribió hace 4 año.

Revise mis papeles de cuando compre el lote sobre el que luego construi, tengo un contrato de fideicomiso donde dice que esta sujeto a la ley 24.441 y en la clausula primera dice que es un desarrollo inmobiliario encuadrado en las disposiciones emanadas de los decretos 27/98 y 9404/86.

Los beneficiarios- fideicomisarios son los compradores de cada una de las acciones ordinarias y estas guardaran una mutua e indisoluble relacion funcional y juridica con cada uno de los lotes ( se comercializaran en forma conjunta).

Hay tambien un reglamento interno para la administraciony funcionamiento del Barrio Privado donde se define que el barrio privado es el conjunto de los lotes y el resto de los espacios y el Club del barrio privado que son ese resto de espacios.

No se si estos datos pueden ayudar a aclarar el panorama

Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
Buen día, claro que estos datos aclaran el panorama, y a eso me refería cuando intervine en esta pregunta.-
Los loteos no pueden jamas funcionar como propiedad horizontal, debido a que en un 80 % de los casos NO hay construcciones, lo cual hace imposible someterlo a este régimen de condominio. Por lo cual usted con esta figura no tiene que sujetarse a la ley de PH y tratare de explicarle de la forma mas sencilla y clara posible, le pido que, en la medida de lo posible continúe en linea asi responde las inquietudes que se van presentando, de lo contrario usted me responde cuando pueda y retomamos, de ese modo.-
Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
A rigor de verdad esa "figura" que han creado, es sui generis, lo cual no quiere decir que sea elimitada, o que "puedan " tomar las atribuciones que hayan estipulado.- En conclusión usted es un beneficiario, fideicomisario siendo esta figura, en principio, inexistente o de imposible fusión.- Por lo cual ya estaríamos ante un grosero error, pero como no tengo todo el contrato para ver, quizás eso quiera decir que incluye a los dos tipos de socios, y no que el beneficiario es el fideicomisario.- Un Fideicomiso jamas puede ser la figura legal que regule un country o un barrio privado, es imposible, ya que el Fideicomiso tiene un plazo de duración, jamas puede ser superior a los 30 años, un objeto determinado y muchos requisitos que en este caso resultan imposible. Esta debe ser su herramienta para cuestionar los gastos que pretenden liquidar como "expensas".- Por favor le pido me indique si hasta aca comprende.
resulta complejo contestar algo tan amplio, lo que si le puedo asegurar es que no esta normalizado su country en cuanto a organización jurídica se trate.
Por otro lado los beneficiarios no pueden ser exigidos a efectuar erogaciones de dinero, sino que los fiduciantes son quienes deben hacerlo, en conclusion es muy fácil para usted defender su postura, solo debe tener asesoramiento por algún profesional que sepa de fideicomisos, ya que no es una herramienta muy utilizada.-
Espero haberle sido de ayuda y cualquier duda por favor, estoy a disposición.-
Cliente: escribió hace 4 año.
Mirando el contrato de fideicomiso , el mismo concluira indefectiblemente el 21 de mayo del 2009 o con anterioridad si se hubiese comercializado una proporcion tal de acciones de la sociedad y lotes propiedad de Pinazo sa que a su exclusivo arbitrio, hiciera conveniente que el organo de gobierno de la sociedad funcionara con la participacion de los compradores en caracter de accionistas
Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
Es inviable esa mixtura que intentan entre accionistas y propietarios, le quisieron dar marco de asociación civil, pero no puede jamas funcionar esto.-
Con mas razón usted me dice que en 2009 caducaría y que era transitoria, ya que es imposible su permanencia ilimitada.-
Diría que con esto que me agrega usted tiene el 100% de las posibilidades de defender su postura y no pagar ni un peso que le parezca exorbitante.-
Cliente: escribió hace 4 año.
Hoy tenemos una reunion de vecinos, donde ,entre otras cosas , se va a tratar el presupuesto de obras y gastos del ejercicio iniciado el 1° de enero de 2012 ( con un aumento ya vigente de 25% desde enero) y la propuesta de un plan de obras extraordinarias para el periodo 2012-13, para lo que proponen 10 cuotas extraordinarias ( del orden de 10% de la cuota normal). Que actitud puedo tomar si pretenden volver a aumentar la expensa comun y que referente a las cuotas extraordinarias. Se puede no pagar el aumento y las cuotas extraordinarias?
Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
usted defienda esta postura.-
1) Que no son ustedes quienes constituyeron ese fideicomiso, ni son fiduciantes, ni inversionistas como para afrontar todas esas obras.-
2) Solicite que si o si se le de un régimen legal, se constituya en forma porque así no pueden ni deben cobrar "expensas"
3) Si pretendieran incluso cobrar esas expensas no podrian utilizar la vía ejecutiva para ello, por lo cual no tienen herramientas de presión.-
4) Insista en que antes de seguir comprometiendo gastos e inversiones (porque eso es y no expensas) REGULARICEN INMEDIATAMENTE el régimen legal bajo el cual funcionara el loteo, ya que a rigor de verdad, ni siquiera tiene propietarios. Esta muy irregular su funcionamiento.-
Cliente: escribió hace 4 año.

le agradezco su opinion y el lunes le comento lo ocurrido

Gracias XXXXX XXXXX finde

Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
igualmente estimado, y no olvide valorarme, si le ha parecido util mi informacion!
Saludos XXXXX XXXXX esta noche! el sabado y domingo estoy en linea, cuando guste seguimos!!
Cliente: escribió hace 4 año.

Hola: le comento que en la reunion del viernes me entere que funcionamos como una sociedad anonima de la cual cada lote tiene una accion y que lo que se cobra es Reintegro de Gastos.

Mas alla de la figura legal , lo que ha venido haciendo la comision de vecinos es definir un presupuesto y poner una cuota que los cubra, sin importarle mucho el valor de la misma.Ademas han propuesto una cuota extraordinaria para obras que detallaron en una hoja que hubo que entregar poniendo si se estaba de acuerdo o no .Esto se realizo al salir de la reunion, por lo que no se sabe el resultado.Ademas , cuando propuse separar los gastos comunes de los deportivos, se armo un revuelo , ya que parte estaba de acuerdo y parte no. Ademas aducen que los gastos de mantenimiento deportivo no llegan al 10% del total y que al ser todos propietarios, en caso de inversiones de ampliacion, no lo pueden pagar solo los que hacen deporte ,sino todos, porque las acciones tienen todas el mismo valor.

Vuelvo a la pregunta inicial, que se puede hacer individualmente ( a la luz de la estructura juridica actual) si se pone la cuota extraordinaria y si se vuelve a aumentar la cuota normal . Hay que aceptar lo que diga la mayoria? Hay alguna forma legal de recurrir ( amparo) y que pasa si no pago la cuota extraordinaria y si en el proximo aumento pago la cuota actual sin el aumento.

Gracias

Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
Buenas tardes. Por esta nueva información, confirmamos entonces que son una Sociedad Anónima, y que se ha entregado el lote de cada socio y en consecuencia se han entregado tantas acciones proporcionales a su porcentaje de terreno, que son las que conforman el total de los espacios comunes (o recaen sobre estos)
De acuerdo a esta figura usted deberá entonces conseguir el estatuto de esta Sociedad, de la cual es socio,ni mas ni menos, por lo cual lo debe tener.-
Que sea así y que este "organizada" en este régimen no quiere decir que usted no tenga derecho a reclamar o controlar los gastos que se le pretenden cobrar a los socios. Por ello, le propongo que usted, de manera individual si lo cree conveniente,o conjunta con otros socios, como lo desee, envíe una carta documento al "administrador"de esta sociedad, y solicite rendición de cuentas, balance, gastos, y presupuesto previsto para el periodo fiscal que esta corriendo.- Luego de observar los gastos, y las erogaciones, impugne los que considera excesivos, y solicite por nota asamblea extraordinaria a los efectos de tratar todas las preocupaciones que usted posee.- El estatuto debe proveer un sistema de votación, y se podrá someter a votación las decisiones o los puntos en realidad que usted ofrezca tratar.-
Plantee también, la opción de "retirarse " o transferir sus acciones que le corresponden como socio de los espacios comunes, y vera que les resultara imposible resolver estos extremos.- Lo que usted debe hacer antes de recurrir a la justicia, es agotar la via interna, cual es el procedimiento societario, cuando haya efectuado todos estos tramites internos y no logre solución del conflicto planteado, podrá recurrir a la justicia y solicitar: 1) O una asamblea judicial; o2) Una acciona declarativa de certeza para que un juez diga cual es el derecho que usted tiene, cual la obligación y cual la tutela de sus derechos y eventual poder de restringir el pago de expensas.-
Cliente: escribió hace 4 año.
ok gracias
Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
Le pido que si le ha quedado alguna duda, o puedo ayudarlo en algo mas, no dude en consultarnos por favor.- Si obtiene mas información, o necesita aclaración, con mucho gusto se la daré.- le aporto una bibliografia que puede ayudarle
Voces: CLUBES DE CAMPO Y BARRIOS CERRADOS - ASOCIACIONES Y FUNDACIONES -SOCIEDAD ANÓNIMA - IGJ - SOCIEDADES CIVILES Y COMERCIALESTítulo: “San Isidro Golf Club”. Comentario a la resolución IGJ del 26 de enero de 2005Autor: Biagosch, Facundo A.Fecha B.O.: 1-feb-2005Cita: MJ-DOC-2665-AR | MJD2665Producto: MJSumario: I. Instituto jurídico de la asociación bajo forma de sociedad. Posturas e interpretacionesdoctrinarias. – II. Situación del instituto de la asociación bajo forma de sociedad en el Proyecto de Leyde Asociaciones Civiles. – III. Análisis “exegético-finalista” de la resolución dictada por la IGJ en lasactuaciones “San Isidro Golf Club” el 26 de enero de 2005.""Se ha planteado en este expediente administrativo uno de los tantos matices de la problemática en tornoal instituto de la asociación bajo forma de sociedad, establecido en el ordenamiento jurídico argentinoen el "asistemático" art. 3º de la ley 19.550 [ED, 42-943 y EDLA, 1984-269]. La "fuerteasistematicidad" que presenta esta norma (en los términos seguidos y muy bien analizados por el Dr.Enrique Manuel Butty en el fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la CapitalFederal, sala B, en autos "Arce, Hugo c. Los Lagartos Country Club s/nulidad asamblearia"), hamerecido un adecuado -y conforme a derecho- análisis dentro de los "considerandos" y elcorrespondiente pronunciamiento en la parte resolutiva por parte de la Inspección General de Justiciaen la resolución administrativa que se comenta en el presente trabajo.Previo al análisis exegético y finalista de esta resolución del organismo administrativo, analizaremoslas distintas posiciones doctrinarias en torno al instituto jurídico de la asociación bajo forma desociedad, cómo ha sido tratado el tema en el "Proyecto de Ley de Asociaciones Civiles", con mediasanción legal y seguidamente el análisis de la resolución dictada por la Inspección General de Justiciael 26 de enero de 2005 en la actuaciones Nº C-1.727.092 correspondiente a la asociación civil "SanIsidro Golf Club".IInstituto jurídico de la asociación bajo forma de sociedad. Posturas e interpretaciones doctrinariasAnte todo, para comenzar a analizar este instituto, y como "punto de partida" de dicho análisis,debemos considerar que en nuestro derecho privado se seguía el principio de la comercialidad por elobjeto que a partir de 1972 dejó de aplicarse en este tema. Dicho principio era el que sentaba el viejoCódigo de Comercio que fue modificado y reemplazado en la Ley de Sociedades Comerciales 19.550por el principio de la comercialidad por la forma, en una de las innovaciones más trascendentes quetrajo aparejado el art.3º de la ley 19.550 en el derecho argentino con el instituto jurídico de laasociación bajo forma de sociedad.Dicho instituto jurídico que instituyera la ley 19.550 en el año 1972 -además de haber quedado yadesestimado por la doctrina mayoritaria y la jurisprudencia argentinas(1)-, quedaría modificado eimplícitamente derogado por otra ley de carácter general, posterior -luego de más de treinta años- conla sanción definitiva del "Proyecto de Ley de Asociaciones Civiles"(2), con lo cual -de alguna manerapodríamos decir- recobraría vigencia en nuestro derecho privado el principio de la "comercialidad porel objeto", según analizaremos en este punto.Dentro de los fundamentos tenidos en cuenta para ello, resulta necesario reiterar -tal como indicara elactual Inspector General de Justicia en su momento- que -innovando el Código de Comercio quedeterminaba la comercialidad de las sociedades por su objeto con independencia de la forma adoptada,con excepción de las sociedades anónimas que eran siempre comerciales sea cual fuere su objeto (art.282, párr. 1º y art. 8º, inc. 6º de este cuerpo legal)-, la ley 19.550 se ha inclinado en sentido inverso,constituyendo la forma societaria de acuerdo al régimen por ella previsto, la que determinará sucomercialidad(3).Dentro de las "observaciones críticas" que sobre esta figura se han manifestado, hemos dicho conanterioridad que la asociación bajo forma de sociedad es caracterizada por la doctrina -en su condiciónde "fuente mediata" del derecho, tal como enseñara el gran maestro Dr.Guillermo Borda-, como un"negocio parasocietario", toda vez que se utiliza el modelo societario adoptándose uno de los tiposprevistos en la ley 19.550 posibilitando de tal manera la aplicación de las normas propias de ese cuerponormativo.También nos hemos manifestado reiteradamente en contra de este artículo de la ley(4), no sólo por la"fuerte asistematicidad"(5) que padece, sino además porque consideramos que existe una insalvableinaplicabilidad de la estructura del régimen societario a la asociación civil dado que -si partimos de laenunciación de los elementos específicos de las sociedades comerciales que surgen del art. 1º de la ley19.550, que están constituidos según Nissen(6) (a quien seguimos en este tema), por: 1) Pluralidad desocios; 2) Tipicidad; 3) Forma organizada; 4) Aportación; 5) Fin económico; 6) Participación en losbeneficios; 8) Soporte de las pérdidas-, se verá que estos requisitos esenciales "tipificantes" no estaránen su totalidad presentes en la figura jurídica de la asociación civil(7).Ello surge -en primer lugar- por las esenciales diferenciaciones entre una y otra, que -para comprenderacabadamente la resolución de la Inspección General de Justicia que comentamos en el presente- bienvale la pena reiterar o dejar bien aclaradas.Puede apreciarse con claridad que -en términos generales- el vocablo asociación suele ser identificadocon toda clase de agrupación de individuos creada para perseguir un fin común. Bien podemos afirmarque cuando nos referimos a la asociación, se trata del género que comprende a distintas especies a lasque los diversos ordenamientos jurídicos habrán de legislar en forma independiente. Así, lasasociaciones civiles (reguladas en el derecho argentino por los arts. 30 a 50 del cód. civil, algunasresoluciones administrativas como la Res.[G] IGPJ 6/80 [ED, 1980-890], las Resoluciones [G] IGJ6/04 y 7/04 [EDLA, 2004-A-468] y finalmente por la "Ley de Asociaciones Civiles", cuando setermine su iter sancionatorio al darse cumplimiento con el capítulo quinto "De la formación y sanciónde las leyes", art. 77 y sigs., CN), así las sociedades comerciales, las sociedades cooperativas ymutuales según las distintas legislaciones y etapas históricas. Partiendo, entonces, de esta relacióngénero-especie es interesante resaltar que en un sentido amplio los conceptos de asociación y sociedadson entendidos como la reunión de personas que han acordado dirigir sus esfuerzos hacia un mismorumbo. En cuanto al origen -la quimera que constituye "el hombre solo" para Leroy Beaulieu-(8), asícomo también su consecuente necesidad de agruparse, las asociaciones y sociedades son absolutamenteasimilables; pero, en lo que respecta a los objetivos perseguidos a través de ellas, son esencialmentediferentes.Como bien señala Garrigues, la sociedad a su vez, es una especie dentro del concepto más amplio deasociación.Asociación es toda unión voluntaria duradera y organizada de personas que ponen en común susfuerzas para conseguir un fin determinado. Esa definición -por su parte señala- podría servir tambiénpara la sociedad. Pero -agrega- ésta se distingue por una nota específica: la de tener un fin económicodestacado(9).Acaso sutil en apariencia, pero determinante en su consideración más elemental, la diferenciación entreambas viene dada por las distintas necesidades humanas que el hombre se ha propuesto satisfacer através de las mismas. por ello es que con toda razón enseña Francesco Ferrara: "La vida colectiva nopuede tomar más que dos formas, la sociedad y la asociación"(10).La asociación es esencialmente diferente a la sociedad comercial en cuanto a su objeto.Así, porejemplo, interpretaba Ascarelli que la sociedad existe cuando el fin común (lucro) es obtenido a travésde acciones con terceros expresándose su resultado en sumas de dinero que serán divididas entre lossocios(11). Como consecuencia de esta posición, este autor reconoce tres clases de entidades: 1) lasociedad, 2) la asociación comercial que tiene por objeto el lucro, pero mediante la eliminación deintermediarios y la negociación con sus asociados y 3) la asociación civil que se propone otros finesque el lucro. Distingue para ello entre el lucro de la sociedad que luego se reparte entre loscomponentes, y lucro individual del asociado que se produce en las cooperativas, sin haberprimordialmente lucro social sino ahorro del participante en cada acto que realiza. Cita en su apoyo aparte de la doctrina francesa y alemana: Planiol, Ripert, Mazeaud; Ifiller, Ilieiland, Muller-Ehrzbach yotros.Esta ya clásica interpretación de un importante referente de la doctrina italiana, en la actualidadencuentra ciertas coincidencias con una importante y esclarecedora corriente doctrinaria española queclaramente distingue las nociones de lucro objetivo y lucro subjetivo. En tal sentido se ha señalado queen la sociedad se persigue un fin de ganancia individual y consecuentemente, la participación de lossocios en los beneficios debe producirse sobre la base de recíprocas proporciones preestablecidas, en laasociación no(12). La asociación en principio no puede obtener lucro, pero ello no significa que nopueda contar con ingresos, pues, a este respecto debe distinguirse entre lucro objetivo y lucro subjetivo:en la asociación no debe existir lucro, pero sólo cuando se entiende el lucro en sentido de lucrosubjetivo, es decir, el lucro de los socios.El lucro social, o lucro objetivo, sin distribución del mismoentre los asociados, no desnaturaliza la esencia de la asociación(13).En cambio en el instituto de la asociación bajo forma de sociedad, según Halperín, será consideradasociedad y sometida a todas las reglas legales de ésta, incluso la quiebra(14), aunque el fin sea de purabeneficencia: el art. 3º de la ley de sociedades les aplica el régimen de las sociedades mercantilescualquiera sea el tipo adoptado. La ley de sociedades, para el autor, es lógica consigo misma porqueadoptó el criterio de la comercialidad por la forma (art. 1º)(15).Esta línea de razonamiento es coherente con lo señalado en la exposición de motivos de la ley 19.550cuando se refiere al art. 1º de la ley y señala que "la Comisión estimó prudente hacerse eco de lascríticas que en el derecho italiano se hicieron a la fórmula "actividad económica" en mérito a que ésta,si bien implica actividad patrimonial, no significa necesari amente la finalidad de lucro".Sería ello atendible en el caso de aquellas sociedades constituidas para la administración oconservación de bienes o para la investigación científica.Pero, posibilitar la asociación bajo forma de sociedad, implica sostener -como lo hace el Dr. Nissenqueuna sociedad pueda carecer de "hacienda mercantil" (haciendo suyas las palabras del prof. EnriqueButty) o, lo que es lo mismo, carecer de la actividad mercantil, a la que alude el art. 1º de la ley, cuandoestablece como requisito esencial para la constitución de la sociedad comercial, que la misma sededique a la producción o intercambio de bienes o servicios.Compartimos la calificación de "asistemática" que merece al Dr. Butty el art. 3º y destacamos quedicha asistematicidad se traduce forzosamente en la práctica en la inaplicabilidad de los elementos yrequisitos esenciales a que hace referencia el art. 1º de la ley de sociedades.No existe en lasasociaciones civiles la obligación de efectuar aportes, no existe la producción o intercambio de bienes oservicios, ni la participación en los beneficios -entendidos éstos en términos económicos, por ladoctrina mayoritaria- ni la obligación de soportar las pérdidas, a la que no está obligado el socio de unaasociación civil. No se dan estos elementos en las asociaciones civiles, porque esencialmente se trata depersonas jurídicas disímiles en sus orígenes, antecedentes y naturaleza(16).También hemos hecho referencia en nuestro libro(17) a algunas posiciones doctrinarias yjurisprudenciales en torno a este debatido en su momento por nuestra doctrina, pero ya superado -ydesestimado- tema. Como ya hemos destacado Halperín justificaba la norma del art. 3º, partiendo delrazonamiento según el cual no debía entenderse el concepto de "beneficio" o "utilidad" exclusivamentedesde el punto de vista o de análisis del concepto de lucro, fundamentaba este razonamiento en aquellosejemplos de participación en el resultado de una investigación o la obtención de una utilidad de ordenasociativo. A partir de este razonamiento quedó normativamente instaurado un nuevo criterio que sepuso de manifiesto indudable en la modificación de la fórmula consagrada en el Código de Comercioque -como ya se ha señalado- era el de la "comercialidad por el objeto".Además de lo señalado precedentemente, corresponde agregar también que según Halperin laexistencia de las sociedades no necesariamente implica ganancias a repartirse. Ejemplo de ello seríanlos casos de la participación del resultado obtenido en una sociedad que tiene por objeto lainvestigación científica. Sin embargo, posteriormente una importante corriente doctrinaria destacacomo motivo principal de la figura prevista en el art.3º de la ley de sociedades comerciales, unasituación de hecho ya existente al tiempo de vigencia del Código de Comercio.Previo a la sanción en 1972 de la ley 19.550, las distintas posiciones doctrinarias con relación a estetema, eran sostenidas, desde diferentes puntos de vista, por muy destacados juristas. Malagarriga yZabala Rodríguez consideraban que cuando la finalidad de la entidad fuera filantrópica, la misma debíaregirse por la normativa relacionada al tipo de sociedad de que se trate, mientras que Satanowsky encambio entendía que se las debía considerar asociaciones(18).Otros autores posteriores a los mencionados, como Zaldívar, Manóvil, Ragazzi y Rovira -entre otroshanhecho referencia a aquellos casos en los cuales entes asociativos sin finalidad de lucro niespeculativos adoptaron la estructura societaria para asegurar a los asociados su cuota de liquidación enel patrimonio social en caso de disolución(19).Más recientemente Nissen ha señalado que el art. 3º de la ley 19.550 admite la constitución deasociaciones bajo forma de sociedades, habiendo ello sido justificado por los legisladores de 1972 conel solo argumento de receptar en el cuerpo normativo societario, algunas situaciones anormales que sehabían presentado durante la vigencia del Código de Comercio, en donde algunas asociacionesadoptaron la estructura de la sociedad anónima aunque el lucro fuera ajeno a su finalidad.Estos casos citados fueron "Hindú Club", "Tortugas Country Club" y "Club Atlético Atlanta". Se tratóde situaciones anómalas de orden práctico, posibilitar que -en caso de disolverse la entidad- supatrimonio pasase a manos de los accionistas y por otra parte entregar al inversionista un título que leasegure parte en la liquidación(20).Además de estas interpretaciones doctrinarias, que en sí mismas pueden coadyuvar -según nuestrocriterio- a "desestimarle" cualquier virtud iusfilosófica a este instituto jurídico que -no obstante lapostura del maestro Isaac Halperín- no compartimos, hemos también señalado anteriormente quetampoco es menor la "asistematicidad" del art.3º de la ley 19.550 porque la asociación bajo forma desociedad implica un "negocio indirecto", que está dado y se manifiesta -simplemente-, por el derechoque asistirá a sus socios de percibir el remanente del patrimonio representado por cada cuotaliquidatoria, en caso de liquidación, de acuerdo a su participación, a diferencia de la asociación civilque, en caso de disolverse y liquidarse dicho remanente se destinará a otra entidad de bien común,exenta de gravámenes en el orden nacional, provincial y municipal, con personería jurídica ydomiciliada en la república(21).Respecto a la noción de "negocio indirecto", hemos sostenido con anterioridad(22) que autores comoMessineo se han planteado el interrogante de cómo distinguir el "negocio indirecto" del llamado"negocio fiduciario". Nuestra opinión no participa de la idea de asimilar necesariamente ambas figuras.Negocio indirecto es aquel que se efectúa utilizando una figura lícita para facilitar la obtención de unresultado, que esencialmente es propio de otra figura jurídica. No se trata de un acto necesariamentesimulado, sino que -tal como señala Mosset Iturraspe- las partes concretan real y efectivamente unnegocio jurídico, pero además de querer el fin que es típico y normal del negocio adoptado, persiguentambién la obtención de fines ulteriores, que son extraños a éste(23). Conceptualmente destacamosentonces, que el negocio indirecto en principio, puede ser lícito, salvo que a alguien perjudique o tengaun fin ilícito, que es lo que se da en el caso de la simulación ilícita. Pero para lograr ello, no siempre sedebe recurrir al "ardid" que implica incurrir en la simulación de un acto y de esa forma faltar a laverdad objetiva de los hechos dado que la ley en determinados supuestos expresamente admite laposibilidad de obtener fines ulteriores mediante la utilización de figuras distintas.Por lo tanto, siseguimos la caracterización que enseña Mosset Iturraspe, podría interpretarse que en el caso de laasociación bajo forma de sociedad -al estar expresamente prevista en la ley-, el fin típico y normal delnegocio adoptado y la consecución de ulteriores finalidades extrañas al negocio coexisten dentro de unmismo plano.Así conceptualizada la asociación bajo forma de sociedad, se identificaría con la teoría de la simulaciónlícita. Ello así dado que al estar expresamente contemplada en la ley, podría darse esta interpretacióncuando a nadie perjudique ni tenga un fin ilícito de acuerdo al art. 957 del cód. civil.Esta línea argumental e interpretativa ha sido seguida y también "utilizada" para defender derechos dealgunos socios y/o accionistas como se presenta en el caso comentado, y -en otros- los derechos dealgunas de las partes.Tal como enseñara el maestro Borda, la simulación -en sí misma- no es buena ni mala, sino quedependerá de los fines perseguidos y resultados alcanzados, es decir los efectos que produzca.No obstante ello, también enseña aquel destacado autor -en cuyas ideas fue inspirada la ley 17.711 [ED,26-961]-, que no es exacto señalar que las partes no deseen los efectos normales del acto simulado(24).Por ello es entonces, que también explica que la simulación -en principio- no es buena ni mala sino quedependerá de los efectos buscados con ella y esa situación es la que ha diferenciado el Dr.VélezSársfield al consagrar los institutos jurídicos de la simulación lícita y la simulación ilícita en el CódigoCivil.Pero ello no implica asignarle una categoría autónoma "valiosa" en nuestro ordenamiento jurídico a lallamada "simulación lícita", menos aún si tenemos en cuenta que simular algo significa ocultar larealidad concreta de las cosas para "disfrazarla" de otra ajena a la realidad objetiva subyacente deaquella misma cosa.Similar interpretación es la que surge de la definición que nos da Josserand, cuando destaca que lasimulación consiste, en esconder al público la realidad, la naturaleza, los participantes, el beneficiario olas modalidades de la operación realizada: aliud simulator, aliud agitur(25).Por ello es que la incorporación de la llamada "simulación lícita", no está consagrada legislativamentecomo categoría autónoma valiosa en el art. 957 del cód. civil, sino, corresponde aclarar, que la ley-simplemente- las reconoce como existentes en las relaciones jurídicas de los hombres porque -talcomo enseña Borda- la simulación ocupa un lugar importante en la vida humana; puede ser un recursode autodefensa, y de escalamiento. Se simula carácter, coraje, virtud, conocimiento, talento, éxitos; sedisimulan defectos, odios, fracasos, lo que se complementa y relaciona con lo que tiene dicho Ferraracuando afirma que "muchos hombres son verdaderos artistas en la escena de la vida"(26).Aclarado este análisis de la simulación, no debe dejarse de considerar -previo a toda fundamentaciónque se intente efectuar sobre la base de la licitud del instituto de la "simulación lícita"- que lasimulación -en principio- es considerada por la ley y la doctrina como un vicio del acto jurídico que dalugar a la acción de simulación que una parte de nuest ra doctrina entiende que es una acción de nulidadcon fundamento en los arts. 1044 y 1045 del cód.civil(27).En lo que hace a la temática de la simulación al utilizarse a tal efecto la estructura societaria, además,estamos en presencia de un negocio parasocietario que, si bien puede no perjudicar a nadie, puede notener un fin esencialmente ilícito, pero implica -aun estando previsto legalmente- un fin extrasocietarioque la propia ley de sociedades en su art. 54, prohíbe y sanciona(28) queda con ello claramentedemostrada la "fuerte asistematicidad que sufre el art. 3° de la ley 19.550.IISituación del instituto de la asociaciónbajo forma de sociedad en el "Proyectode Ley de Asociaciones Civiles"Por todo lo señalado en el punto anterior es que para la elaboración del Proyecto de Ley deAsociaciones Civiles, hemos respetado y seguido las importantes opiniones que desde hace bastantetiempo la mayor parte de muy calificada doctrina societaria de nuestro país, viene sosteniendo yproclamando luego de haber quedado ya absolutamente superado este instituto, que es la necesidad dedar por superado, modificar o -incluso- derogar(29) este artículo de la ley 19.550.Además de ello -tal como analizaremos en este punto- bien podemos decir que la Ley de AsociacionesCiviles, modificará implícitamente(30) el art.3º de la ley 19.550 ya que establece y sanciona otroinstituto jurídico -sin hacer prevalecer la finalidad de obtener la cuota liquidatoria, ni la inversión aaccionista alguno- que es el de la "asociación civil con forma propia".Por otra parte no hemos dejado de considerar al momento de la elaboración del Proyecto de Ley deAsociaciones Civiles, cuáles han sido los bienes jurídicos en juego que la ley 19.550 entendióimportante tutelar y cuáles son -según nuestro criterio y el de la Cámara Alta del Congreso de laNación- los que la ley de asociaciones civiles debe tutelar y proteger jurídicamente en este caso.Tal como señalamos más arriba, autores de la importancia de Zaldívar, Manóvil, Ragazzi y Rovira-entre otros- han hecho referencia en su momento a aquellos casos en los cuales entes asociativos sinfinalidad de lucro ni especulativos adoptaron la estructura societaria para asegurar a los asociados sucuota de liquidación en el patrimonio social en caso de disolución(31).Más recientemente, otros -no menos- importantes autores -dentro de los cuales cabe destacar por latrascendencia que ha tenido la interpretación del actual Inspector General de Justicia- han señalado queel art. 3º de la ley 19.550 admite la constitución de asociaciones bajo forma de sociedades, habiendoello sido justificado por los legisladores de 1972 con el solo argumento de receptar en el cuerponormativo societario, algunas situaciones anormales que se habían presentado durante la vigencia delCódigo de Comercio, en donde algunas asociaciones adoptaron la estructura de la sociedad anónimaaunque el lucro fuera ajeno a su finalidad.Estos casos citados -ya hemos señalado más arriba- fueron"Hindú Club", "Tortugas Country Club" y "Club Atlético Atlanta". Se trató de situaciones anómalas deorden práctico, posibilitar que -en caso de disolverse la entidad- su patrimonio pasase a manos de losaccionistas y por otra parte entregar al inversionista un título que le asegure parte en la liquidación(32).A partir de determinar la coincidencia y veracidad de lo señalado por Zaldívar, Manóvil, Rovira,Ragazzi y otros -de un lado- y Nissen y Acquarone -de otro- estaríamos en presencia de una patologíade importancia menor o de simples casos patológicos de cuestiones absolutamente particulares a losque la ley dictada en 1972 entendió que se debía tutelar.Absolutamente diferentes han sido los intereses que el Honorable Senado de la Nación Argentinaentendió que el Estado argentino debía resguardar con la sanción del art. 4º "forma propia" de la Ley deAsociaciones Civiles. No se trató de proteger algunos intereses particulares dirigidos solamente aasegurarles la cuota liquidatoria o permitirles recuperar la inversión de capital actualizada a la fecha desu reintegro a algunos inversionistas, como ocurrió con el legislador en 1972.Además de ésta, otra importante diferencia que no debemos desconocer ni ocultar de la sanción de laLey de Sociedades Comerciales y la aprobación y media sanción de la Ley de Asociaciones Civiles estádada porque esta última fue efectuada por la Cámara de Senadores, es decir por una de las autoridadesde la Nación, de acuerdo a lo establecido en la segunda parte de la Constitución de la NaciónArgentina.Dentro de este contexto de pleno Estado de Derecho de las instituciones republicanas de gobierno, esnatural que el Estado argentino tuviera en cuenta la necesidad de tutelar superiores intereses generalesque hacen al bien común de los argentinos y no a intereses particulares, como sucedió con el art. 3º dela ley 19.550.Ello a partir de entender de aplicación aquella posición iusfilosófica que indica que elEstado sólo puede actuar válidamente en el estado de derecho, dentro del ámbito del bien común ydonde él aparezca comprometido(33).Además de ello, queremos dejar aclarado que por tratarse el Proyecto de Ley de Asociaciones Civilesde una regulación normativa integral de todos los aspectos intrínsecos y extrínsecos propios de lasasociaciones civiles, entendimos en su momento y ratificamos ahora que la "forma propia" de lasasociaciones civiles debía ser expresamente legislada, tal como lo hace el art. 4º proyectado.Así también corresponde dejar aclarado que la técnica legislativa adoptada que no previó laincorporación dentro de los 108 artículos del Proyecto a Ley de Asociaciones Civiles de una normaespecial que expresamente estableciera la derogación del art. 3º de la ley 19.550, se debe a que durantela elaboración y aprobación en el Senado del proyecto (años 2001 al 2003 respectivamente), también seencontraba en proceso de elaboración el anteproyecto de ley de modificación de la ley de sociedadescomerciales, encargado en su momento a una comisión de destacados juristas designada por elMinisterio de Justicia y Derechos Humanos.Se aplicó también, por ello, un análisis de oportunidad, mérito y conveniencia para discernir yfinalmente concluir sobre la utilización de esta técnica legislativa.Ello, sumado a la aplicación del principio según el cual ley posterior deroga ley anterior que hace a laesencia, sistematización y funcionalidad de todo ordenamiento jurídico positivo, tornaron innecesariolegislar de otra forma este tema.Pero además de las ya indicadas "superación y desestimación" de esta figura por parte de la doctrinaargentina actual, la modificación y/o derogación del principio establecido en el art. 3º de la ley 19.550sería una consecuencia de lo establecido clara y precisamente en el art. 4º del proyecto de Ley deAsociaciones Civiles con su aprobación y promulgación legal definitiva.Ello así, dado que el art. 4ºproyectado en la ley de asociaciones civiles, parcialmente aprobada por el Senado de la Nación,establece lo siguiente:"Artículo 4º - Forma propia: las asociaciones civiles se constituirán conforme a lo establecido en estaley. No pueden adoptar la forma de otra persona jurídica de carácter privado para su constitución".IIIAnálisis "exegético-finalista" de laresolución dictada por la IGJ en las actuaciones "San Isidro Golf Club"el 26 de enero de 2005Como aclaración previa queremos dejar dicho que en la misma línea de razonamiento que hemosseguido en los puntos anteriores, no podemos manifestar otra cosa más que compartir el criterioseguido dentro de los "considerandos" y estar de acuerdo con la parte resolutiva de esta resoluciónadministrativa, la que -además- refleja una identidad, continuidad y coherencia de pensamiento delactual Inspector General de Justicia con lo que siempre sostuvo y manifestó desde la Cátedra, en suslibros y en distintos ámbitos académicos sobre el art. 3º de la ley 19.550.En cuanto al análisis específico y comentario del procedimiento seguido para el dictado de este actoadministrativo de alcance particular, el mismo ha dado cumplimiento con los requisitos específicosestablecidos en el art. 7º de la Ley de Procedimientos Administrativos 19.549 [ED, 42-917].Del análisis exegético de los distintos considerandos, en primer lugar resulta acertado el criteriomanifestado por la Dra. Graciela Junqueira, según el consid. 2º de la resolución en cuanto a que"entendió aplicable al caso lo dispuesto por la ley 19.550, por cuanto si bien la requirente es unaasociación civil que adoptó la forma de una sociedad comercial, a ésta le resulta aplicable dichanormativa, requiriendo en consecuencia aquella funcionaria una serie de documentos y datos quefueron detallados a fs. 130 de las actuaciones.En segundo lugar, también resultan conducentes las providencias simples del Dr.Enrique Skiarski en elsentido de acumular -sin agregar-, el expediente de estatutos de la entidad "San Isidro Golf ClubSociedad Anónima", requerir un dictamen y el balance de transformación dado que la transformaciónafecta derechos económicos de los accionistas a la distribución del remanente consagrado en el vigenteart. 21 del estatuto.", lo que fue reiterado por este Inspector el 4 de marzo de 2004, como tambiéncorrespondía reiterar las vistas con pedidos de aclaraciones que fueron satisfechos por el escribanoactuante M. D., cuando también informó al organismo de fiscalización y control, ilustrando el derechoa voto de las acciones en la asamblea del 20 de noviembre de 2003, según surge del mismoconsiderando de la resolución comentada. El acta de dicha asamblea fue protocolizada por escritura 68del 18 de febrero de 2004, del protocolo del escribano J. J. B. en la cual se ratificaron decisionesasamblearias adoptadas con anterioridad y en las cuales se había resuelto la transformación de dichasociedad anónima en una asociación civil.Surge del consid. 6º que la Inspectora Graciela Junqueria insistió en la necesidad de aclarar por partedel escribano dictaminante ciertas diferencias entre el capital social inscripto y las acciones conderecho a voto, para lo cual giró el expediente al Dpto. Contable del organismo a fin de que se expidaen lo que respecta a la afectación de los derechos económicos de los accionistas, con lo cual el Dr.Octavio Vita entendió que quedaba subsanada la observación en torno al capital social y al quorum dela asamblea del 20 de noviembre de 2003.El escribano M. D., finalmente sostuvo que se habían dado cumplimiento a todos los pasos requeridospor la ley 19.550 dado que se habían efectuado las publicaciones de convocatoria a asamblea para tratarla transformación de la entidad y aquellas referidas al tenor de la resolución adoptada.Asimismo y apedido del organismo de control se celebraron dos nuevas asambleas con sus respectivas publicacioneslo que aseguró mayor difusión de los temas que serían tratados en ellas. Aclaró este "depositario de lafe pública" que ningún accionista hizo ejercicio del derecho de receso, ni fue notificada a la sociedadninguna acción de impugnación contra las decisiones sociales vinculadas con la transformación de laentidad en asociación civil a pesar de haber transcurrido desde la última asamblea que ratificó dichatransformación un lapso temporal que determinó el vencimiento del plazo establecido en el art. 251 dela ley 19.550. También es del caso considerar que finalmente, tal como surge del mismo considerando,fue acompañada de la presentación anteriormente indicada una certificación contable de la que surgeque la entidad no ha distribuido dividendos ni ha asignado honorarios a los integrantes del Directorio.Resulta interesante señalar de la situación planteada en el expediente y en la resolución posteriormenteadoptada que bien puede ser analizada como un precedente en este tema, fundamentalmente porqueanaliza, además de las situaciones jurídicas y de los hechos planteados en el caso, la temática de losderechos económicos de los accionistas asignándoles implícitamente la característica de un verdadero"derecho en expectativa", al señalar que ".Finalmente, y en cuanto a los derechos económicos de losaccionistas, supuestamente afectados por la transformación de la entidad, conforme a lo dictaminadopor los Inspectores Skiarski y Junqueira, el escribano ‘dictaminante' entendió que ‘no había derecho delos accionistas que pueda verse afectado' lo cual mereció una nueva observación, en este caso del Dpto.Contable referido a la afectación de los derechos económicos de los accionistas por motivo de latransformación con relación a la distribución del remanente, lo que motivó un extenso escrito delprofesional dictaminante en el que señala que el San Isidro Golf Club siempre funcionó como unaasociación civil bajo forma de sociedad, conforme al art.3º de la ley 19.550 y el ejemplo de ello loconstituye la restricción de las acciones, la imposibilidad de distribuir utilidades y fundamentalmente lacircunstancia de que jamás en 90 años de vida la sociedad distribuyó dividendos entre sus socios ninunca ha remunerado a sus administradores".Dentro de los considerandos, resulta absolutamente compartida nuestra opinión en cuanto al pto. 8º queindica que "el suscripto comparte plenamente las conclusiones expuestas por la sala B de la CámaraNacional de Apelaciones en lo Comercial, en el caso "Arce, Hugo c. Los Lagartos Sociedad Anónimasobre nulidad de asamblea", lo cual -en sí mismo- remarca la importancia de este fallo y dentro delmismo, la relevancia del voto del Dr. Enrique Butty, por todos los temas por él tratados, como el de la"fuerte asistematicidad" y al indicar que "resulta conceptualmente incompatible con el campodelimitativo que para la materia societaria mercantil determina el art. 1º del ordenamiento legalsocietario, también manifiesta su opinión en el sentido de que no obstante ello la ley que regula esta"asistemática" -pero lícita- figura jurídica es la del ámbito societario y no otra la que las comprende,por lo que quedan abarcadas las asociaciones bajo forma de sociedad, como en este caso planteado, porlos distintos institutos establecidos para las Sociedades Anónimas en la ley 19.550.En concordancia con esta idea, ubicamos el criterio seguido por la Dra. Junqueira cuando señala que".de manera tal que se admitirá la pretensión de la sociedad anónima requirente, pues no se trata de otracosa que readquirir aquélla su verdadera identidad y naturaleza, que no es otra que la asociacióncivil.La mejor prueba de ello es -(paradójicamente según nuestro criterio)- que ese mismo fue uno delos argumentos expresados por el profesional dictaminante, cuando claramente señala que la mejorprueba de ello la encontramos en el hecho de que la entidad nunca ha distribuido utilidades entre sussocios y jamás ha remunerado a sus administradores, lo cual constituye dos notas típicas quecaracterizan a las entidades previstas en los arts. 30 al 50 del cód. civil.".Atento, entonces, a lo que siempre hemos entendido y hemos analizado dentro del pto. 1º de estecomentario sobre toda esta temática, siguiendo las enseñanzas del Dr. Enrique Butty, no tenemos dudasen cuanto a que el régimen aplicable a las entidades constituidas bajo el modelo del art. 3º de la ley19.550 es -precisamente- esta misma ley, tal como lo indican sus antecedentes, finalidad buscada consu utilización (de allí la aplicación de la teoría del negocio indirecto y de la simulación lícita, como seseñala anteriormente en el pto. 1º), y los casos ya existentes antes de la sanción de la ley de sociedadescomerciales en 1972 (como los del Club Atlético Atlanta, Tortugas Country Club e Hindú Club) quepermitieron y posibilitaron -desde entonces en la República Argentina- que algunas asociaciones civilesse constituyeran bajo la forma de sociedad comercial, solamente para que a ellas pueda aplicárseles yquedar comprendidas por el régimen societario y tener derecho -entre otros- a percibir dividendos y lacuota liquidatoria en caso de disolución y liquidación.El hecho de que en la práctica el San Isidro GolfClub no repartiera dividendos estaría dentro del ámbito interno de la toma de decisiones de la entidad,pero no constituye un argumento que importe fundamentación jurídica ni hermenéutica suficiente comopara sostener que no se le aplica ni -por lo tanto- desestimar la aplicación de la ley 19.550.Atento además, a que se ha respetado en sus partes pertinentes aplicables la ley de SociedadesComerciales, la ley de Procedimientos Administrativos y demás disposiciones normativas por parte delorganismo en todo el trámite previo al dictado de este acto administrativo de alcance particular, queaprobó la transformación del San Isidro Golf Club S.A. en asociación civil y, que en la faz interna de lamisma, fue aprobada tal decisión por una asamblea de accionistas conforme corresponde a todaSociedad Anónima, compartimos in totum la resolución dictada por la Inspección General de Justicia el26 de enero de 2005 en el expediente nº C-1.727.092 correspondiente a la asociación civil "San IsidroGolf Club".(1) Así pueden ser analizadas las posiciones de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil de laCapital Federal, citadas por Nissen, Ricardo y Acquarone, María, en Necesidad de derogar el art. 3º dela ley 19.550 en cuanto legisla las asociaciones bajo forma de sociedad, ponencia presentada al VICongreso Argentino de Derecho Societario y II Congreso Iberoamericano de Derecho y de la Empresa,publicada en "Derecho Societario Argentino e Iberoamericano", Buenos Aires, Ad-Hoc, 1995, t. I, pág.447 y sigs., y la posición de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal,sala B, en autos "Arce, Hugo c. Los Lagartos Country Club s/nulidad asamblearia", en el que se destacael voto del Dr. Enrique Butty.(2) Este proyecto de ley, si bien se presenta en la historia parlamentaria como el primer antecedente de"Proyecto de Ley de Asociaciones Civiles", con media sanción del H.Senado de la Nación, se encuentratodavía a estudio de la Cámara de Diputados para su aprobación definitiva.(3) Ver Nissen, Ricardo A., Ley de Sociedades Comerciales, comentada, anotada y concordada, BuenosAires, Ábaco, 1992, t. I, pág. 30 y sigs.(4) Puede verse al respecto Biagosch, Facundo Alberto, en: Asociaciones Civiles, Buenos Aires,Ad-Hoc, 2000, caps. VI "La Asociación bajo forma de Sociedad" (Primera Parte) y, cap. VIII, "LaAsociación bajo forma de Sociedad" (Segunda Parte), págs. 211/246.(5) Esta calificación surge del muy esclarecedor y ya clásico voto del Dr. Enrique Butty en el fallo de laCámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial de la Capital Federal, sala B, en autos caratulados"Arce, Hugo c. Los Lagartos Country Club s/nulidad asamblearia".(6) Ver Nissen, Ricardo A., en Ley de Sociedades Comerciales Comentada, Buenos Aires, Ábaco,1982, t. I, pág. 29 y sigs.(7) Puede verse la fundamentación de ello en Biagosch, Facundo A., en Asociaciones., cit., págs.227/239.(8) Puede verse la cita de esta frase en Páez, Juan L., El Derecho de las Asociaciones, con prólogo delDr. Rafael Bielsa, Buenos Aires, Guillermo Kraft Ltda. Editores, 1940, "Introducción", pág. 19 (citaefectuada en Biagosch, Facundo, Asociaciones., cit., pág. 31).(9) Ver Garrigues, Joaquín, Curso de derecho mercantil, reimpresión de la 7ª ed., Bogotá, Temís, 1987,t. II, pág. l5.(10) Ver Ferrara, Francesco, Teoria delle pessonae giuridiche, Biblioteca della Scienze Giuridiche eSociale, 1915, pág. 496. Cita de Páez, Juan L., El Derecho., cit., pág. 37.(11) Ver Ascarelli, citado por Alegría, Héctor, en Cuadernos de legislación ordenada nº 5, SociedadesAnónimas, Buenos Aires, Forum, 1971, pág. 2 y sigs. (cita anteriormente efectuada en Biagosch,Facundo A., Asociaciones. ., cit., pág. 224).(12) Ver Sánchez de Frutos, en La asociación. Su régimen jurídico en el derecho español, en RevistaCrítica de Derecho Inmobiliario, Nº 446-447, pág.886 (cita efectuada en López Nieto y Mallo,Francisco, La ordenación legal de las asociaciones, 2ª ed., Madrid, Dykinson, 1995, pág. 41).(13) Ver López Nieto y Mallo, Francisco, en cita anterior, pág. 47.(14) Esta afirmación de aquel ilustre jurista, bien podríamos decir que "parcialmente" ha perdidovigencia en el derecho argentino. Ello así, y sólo como excepción, básicamente porque en nuestroordenamiento positivo actual existen casos de excepciones a la aplicación a ciertas asociaciones civilesdel régimen "falimentario" argentino consagrado por la Ley de Concursos y Quiebras 24.522 [EDLA,1995-896]. Claro ejemplo de ello es la ley 25.284 [EDLA, 2000-B-50] sancionada en el año 2000 queinstituyó en nuestro derecho el llamado "Régimen Especial de Administración de las entidadesdeportivas con dificultades económicas. Fideicomiso de administración con control judicial". Esta leytiende a preservar la continuidad de aquellos clubes de fútbol con quiebras decretadas y a evitar laliquidación de los clubes de fútbol por las importantes consecuencias y repercusión social que ellostienen. (Ver Biagosch, Facundo A., en: El Proceso Liquidatorio en los clubes de fútbol. Necesidad deun replanteo legislativo, Ponencia presentada al IV Congreso Nacional de Derecho Concursal y IICongreso Iberoamericano de la Insolvencia, Córdoba, FESPRESA, 2000, t. I, págs. 603/620).(15) Halperín, Isaac, Curso de Derecho Comercial, 3ª ed. actualizada, Parte General, Sociedades engeneral, Buenos Aires, Depalma, 1981, vol. I, pág. 291 y sigs.(16) Ver Biagosch, Facundo A., Sociedad de un solo socio. Empresario individual de responsabilidadlimitada, en "Derecho Societario Argentino e Iberoamericano", Buenos Aires, Ad-Hoc, 1995, t. I, págs.721/730; Anuario de Derecho de la Universidad Austral 2, Buenos Aires, Abeledo-Perrot, 1996, págs.103/114.(17) Así puede verse el tratamiento del tema en Biagosch, Facundo A., Asociaciones., cit.,págs.211/246.(18) Ver Stratta, Alicia, Las asociaciones bajo forma de sociedad, LL, 1980-D-1037.(19) Ver Zaldívar, Manóvil, Ragazzi, Rovira, Cuadernos de Derecho Societario, Buenos Aires,Abeledo-Perrot, 1973, pág. 74.(20) Ver Nissen, Ricardo A. y Aquarone, María en: Necesidad de., cit., pág. 447 y sigs.(21) Ello surge -en principio- de la aplicación del art. 50 del cód. civil y del art. 31 del "Estatuto Tipopara Asociaciones Civiles", incorporado como Anexo 9 de la Res. (G) IGPJ 6/80, elaborado en sumomento por el organismo, que fuera actualizado posteriormente por el actual Jefe del Dpto.Asociaciones Civiles y Fundaciones, Dr. Luis María Calcagno.(22) Ver Biagosch, Facundo A., en Asociaciones., cit., pág. 217.(23) Mosset Iturraspe, Jorge, en Negocios simulados, fraudulentos y fiduciarios, pág. 149.(24) Borda, Guillermo A., en Tratado de Derecho Civil, Parte general, Buenos Aires, Perrot, 1980, t. II,pág. 359.(25) Josserand, L., Los móviles en los actos jurídicos de derecho privado. Teleología jurídica, trad. porlos Lics. Eligio Sánchez Larios y Cajica, José M., Jr., Puebla, México, 1946, pág. 207 y sigs. (citadopor Biagosch, Facundo A., en Asociaciones., cit., pág. 211.(26) Ferrara, Francesco, La simulación de los negocios jurídicos (citado por Borda, Guillermo A.,Tratado., cit., pág. 350).(27) Borda, Guillermo A., Tratado., cit., págs. 358.(28) Ver Biagosch, Facundo A., en Asociaciones bajo forma de sociedad. Caracterización comonegocio parasocietario, en Negocios Societarios. Libro en Homenaje a Max Mauricio Sandler, NorbertoBenseñor y Victoria Masri (dirs.), Buenos Aires, Ad-Hoc, 1998, págs. 95/102.(29) Así lo ha proclamado el Dr. Nissen en su ponencia citada anteriormente junto a la escribanaAcquarone (ver nota a pie de pág. nº 20).(30) Si bien por una cuestión de técnica legislativa no se agregó en la parte correspondiente comoartículo especial del Proyecto que se derogaba el art. 3º de la ley 19.550, esta modificación implícitasurge de la aplicación del principio de "ley posterior deroga ley anterior".(31) Ver Zaldívar, Manóvil, Ragazzi, Rovira, Cuadernos., cit., pág. 74.(32) Ver Nissen, Ricardo A. y Aquarone, María en: Necesidad de., cit., pág. 447 y sigs.(33) Véase Santiago, Alfonso (h.), en Bien Común y Derecho Constitucional, Buenos Aires, Ábaco,2002, pág. 35 (citado anteriormente en Biagosch, Facundo A., en Organizaciones no Gubernamentales,Buenos Aires, Ad-Hoc, 2004, pág. 32.
Cliente: escribió hace 4 año.
ya valore el 13 de junio
Experto:  D Sanchez de Sepola escribió hace 4 año.
estimado disculpe las molestias, justo se implemento un nuevo sistema,usted valoro a la anterior colega, pero despreocúpese y gracias!!! Mucha suerte! Saludos
Si desea valorarme, es muy importante para mi, de todas maneras gracias!

JustAnswer en los medios:

 
 
 
Sitios web de consulta médica: Si tiene una pregunta urgente puede intentar obtener una respuesta de sitios que afirman disponer de distintos especialistas listos para proporcionar respuestas rápidas... Justanswer.com.
JustAnswer.com...ha visto como desde octubre se ha disparado el número de consultas legales de nuestros lectores sobre despidos, desempleo e indemnizaciones por cese.
Los sitios web como justanswer.com/legal
...no dejan nada al azar.
El tráfico en JustAnswer ha aumentado un 14 por ciento...y hemos recibido 400.000 visitas en 30 días...las preguntas relacionadas con el estrés, la presión alta, la bebida y los dolores cardíacos han aumentado un 33 por ciento.
Tory Johnson, colaboradora de GMA sobre temas relacionados con el lugar de trabajo, habla sobre el "teletrabajo", como JustAnswer, en el que expertos verificados responden a las preguntas de las personas.
Le diré que... las pruebas que hay que superar para llegar a ser un experto son muy rigurosas.
 
 
 

Opiniones de nuestros clientes:

 
 
 
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Muchísimas gracias, me fue de mucha ayuda su respuesta. Alberto Alvarado Bogota, Colombia
  • Me fue de gran ayuda. Captó inmediantemente mi problema y me ayudó a saber qué puedo hacer para solucionar mi problema. Ana Toribio Santa fe, Argentina
  • Los felicito por su respuesta tan profesional y por las cuatro Jurisprudencias que me envió, las que incluiremos como pruebas. Fernando Monterrey Nuevo León, México
  • Estoy muy satisfecho con la pronta respuesta que me han dado. Muchas gracias Guillermo Buenos Aires, Argentina
  • Excelentes sus comentarios. Definitivamente tiene razón.¡Gracias! María Fermín. Puerto Plata, Rep. Dom.
  • El tiempo de respuesta es excepcional, de menos de 6 minutos. La pregunta se respondió con profesionalidad y con un alto grado de compasión. Inés Santander
  • Quedé muy satisfecho con la rapidez y la calidad de los consejos que recibí. Me gustaría añadir que puse en práctica los consejos y que funcionaron la primera vez y siguen haciéndolo. Luis Málaga
 
 
 

Conozca a los expertos:

 
 
 
  • pcarruego

    pcarruego

    Abogada

    Clientes satisfechos:

    163
    Derecho
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/PC/pcarruego/2011-10-13_134953_pato3.2.64x64.jpg Avatar de pcarruego

    pcarruego

    Abogada

    Clientes satisfechos:

    163
    Derecho
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/HU/huracan29/2013-7-18_153346_20130718120300.64x64.jpg Avatar de huracan29

    huracan29

    Doctorado

    Clientes satisfechos:

    2417
    Abogada especialista en los fueros civil, comercial, laboral y previsional
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/XI/ximena2011/2011-4-17_11178_P2030640.64x64.JPG Avatar de Mariana Gonzalez

    Mariana Gonzalez

    Asesoramiento Integral

    Clientes satisfechos:

    588
    ABOGADA
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/DA/DAVIDBERTOLASI/2012-5-9_143457_barb.64x64.jpg Avatar de DAVID_ABOGADO

    DAVID_ABOGADO

    Abogado de Argentina

    Clientes satisfechos:

    535
    Abogado en el ejercicio de la profesión.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/LA/lautiyenzo11/2012-2-3_225338_16642416539501426321053414430314276267938775n.64x64.jpg Avatar de lautiyenzo11

    lautiyenzo11

    Doctorado

    Clientes satisfechos:

    1936
    Abogada,especialista en derecho del trabajo, civil, comercial y de la Seguridad Social.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/AV/avilacamps/2013-9-6_203122_yo2.64x64.jpg Avatar de Pablo Avila Camps

    Pablo Avila Camps

    Abogado de Argentina

    Clientes satisfechos:

    650
    Abogado con 20 años de experiencia en materias laborales, previsionales, civiles y comerciales. Gran experiencia en resolución de conflictos por la vía conciliatoria.
  • http://ww2.justanswer.com/uploads/DA/daniluchis/2016-3-10_15171_o.64x64.jpg Avatar de D Sanchez de Sepola

    D Sanchez de Sepola

    Abogada Especializada

    Clientes satisfechos:

    576
    Fideicomisos, Negocios Inmobiliarios, Tributario, Derecho Internacional, Ingeniería legal, Sociedades, Empresas.-
 
 
 

Preguntas relacionadas con Ley de Argentina