Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Jesús
Jesús
Jesús, Técnico Informático
Categoría: Mac
Clientes satisfechos: 1702
Experiencia:  Experto en Software, Hardware y Redes.
56140755
Escriba su pregunta sobre Mac aquí...
Jesús está en línea ahora

Trabajo en un Mac OS X version 10.8.3 Corel I7 3,4 Ghz, en

Pregunta del cliente:

Trabajo en un Mac OS X version 10.8.3 Corel I7 3,4 Ghz, en la tienda Mac de Ibague (Tolima,Colombia) me recomendaron cambiar el disco duro para mejorar la velocidad, lo cual no veo, ademas quedo con un ruido permanente, que me recomiendan?.
Enviada: hace 4 año.
Categoría: Mac
Experto:  Jesús escribió hace 4 año.

Hola amigo, gracias XXXXX XXXXX en Just Answer.

 

Soy Jesús y voy a tratar de ayudarte.

En primer lugar, lamento que hayas tenido que esperar.

 

Normalmente, la velocidad de los Macs no aumentan cuando se cambia un disco duro, a no ser que el disco duro viejo estubiera roto o averiado.

 

El sonido permanente que se ha quedado es posible que sea debido a "pelusa" o suciedad en el fun de tu mac (ventilador)

 

Para aumentar la velocidad de tu máquina, te recomiendo incrementar la memoria RAM de la misma.

 

 

Antes de nada, hablemos de los materiales y el entorno de trabajo. No necesitamos un laboratorio de montaje de Foxconn pero si una superficie plana estable y limpia. Intentaremos, en la medida de lo posible, que la superficie no sea metálica ni resbaladiza, con algún recipiente para dejar los tornillos de la placa trasera. En cuanto a las herramientas y los materiales, es decir, las memorias RAM que deseemos cambiar, deberán estar en todo momento cerca de nuestro entorno de trabajo, para realizar toda la ejecución lo más rápido posible y no exponer el interior de nuestro Macbook Pro de forma innecesario. Necesitaremos:

  • Destornillador Phillips #00 (estrella)
  • Paño seco
  • Lanceta de plástico antiestático (o Spudger)
  • Memoria Ram (dependiendo de modelo, ver más abajo)

En cuanto a este último, la memoria RAM, es necesario saber qué tipo de memoria corresponde según el modelo de portátil que tengamos. Para ello, hay varias formas de saberlo: podemos ir a la barra de menús, pulsar en el icono de la manzana y elegir la pestaña Acerca de este Mac. En el apartado memoria veremos el tipo de memoria RAM (DDR y MHz) que necesitaremos. Otra forma de averiguarlo es descargar de forma gratuita de la Mac App Store la aplicación MacTracker. Aquí podremos ver toda la información de todos los productos de Apple lanzados hasta la fecha, así como las características de los componentes.

Para buscar los materiales, vamos a intentar ir hacia el bajo coste. Eso sí, no por ello apostando por materiales pésimos de dudosa calidad. Lo mejor es darse una vuelta por Amazon para encontrar las mejores ofertas en cuanto a Memoria RAM.

 

 

Paso a paso

 

Cambiar la memoria RAM de un Macbook Pro es una de las tareas más fáciles que podemos realizar. Si quitamos el panel trasero veremos a simple vista las ranuras, pero será necesario llevar a cabo una serie de pasos previos para no poner en peligro la integridad de uno de nuestros bienes más preciados:

  • Debemos retirar los tornillos de la parte trasera de nuestro Macbook Pro. Poco a poco y con el destornillados de estrella del modelo antes mencionado, iremos quitándolos y dejando en un recipiente. Recordad que no todos los tornillos son iguales, ya que algunos son más largos que otros para sujetar otros componentes de la placa. Es importante recordar la ubicación de cada uno. En cuanto al destornillador, utilizar únicamente el recomendado, ya que si utilizamos alguno de otro tipo, podremos estropear los cabezales de los tornillos y metiéndonos en un grave problema.

  • Una vez tengamos los tornillos fuera, la tapa se soltará por si sola. La sujetamos y extraemos poco a poco comprobando que no queda ningún tornillo en la tapa. Está bien si podemos pasarle un trapo seco por dentro de la tapa para retirar el polvo que suele acumularse debido a la acción del ventilador.

  • Ahora estaremos viendo el interior de nuestro Macbook Pro. Es una visión asombrosa de como todos los componentes están debidamente ajustados para que todo funcione. ¡NO TOQUES NADA! Suena a advertencia infantil pero si tocamos o rozamos cualquier componente de la placa ponemos en peligro la integridad de nuestro portátil, ya que antes debemos desconectar el cable que une la batería al resto del ordenador. Se encuentra a la derecha de la zona donde están los puertos de la memoria RAM. Para desconectarlo, necesitaremos una lanceta de plástico antiestático (no se puede realizar con los dedos). La colocaremos en uno de los extremos de del conector de corriente e iremos realizando muy poco a poco un movimiento de palanca. Un poco por la derecha, otro poco por la izquierda, así hasta que se desconecte completamente y podamos lanzar hacia atrás el macho para separarlo de la hembra. Así, la placa base y el resto de elementos dejarán de tener suministro eléctrico y no habrá problemas en cuanto a electricidad estática residual.

  • Con los dos dedos en las sujeciones negras a los extremos de las ranuras de memoria RAM deberemos pulsar hacia fuera para soltarlas. Notaremos como se desbloquean las sujeciones y deberemos tirar hacia afuera/arriba de ellas. La de abajo suele ser la que más cuesta.

  • Una vez tengamos las memorias fuera, tendremos que colocar las nuevas con el mismo proceso. La primera, la de abajo, es la que más suele costar. Notaremos que están bien cuando escuchemos un leve click que muestra como las sujeciones negras se han ajustado a la perfección.

  • Colocamos de nuevo el conector de la batería a la placa base y cerramos la parte trasera de nuestro Macbook Pro con todos los tornillos en su orden.

Para comprobar que todo está en orden, tendremos que volver a encender nuestro ordenador. Seguramente tarde un poco más de lo habitual pero no os preocupéis, está reconociendo la nueva memoria RAM. Una vez esté encendido, tendremos que ir de nuevo al icono de la manzana en la barra de menús y pulsar en Acerca de este Mac. Allí podremos observar si todo está correcto la nueva capacidad de la memoria RAM de nuestro portátil

 

 

 

Estoy en línea para ayudarte.

Saludos.

Jesús y otros otros especialistas en Mac están preparados para ayudarle