Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a cabreraclaudio
cabreraclaudio
cabreraclaudio, Doctorado.
Categoría: Medicina
Clientes satisfechos: 4360
Experiencia:  Ldo. en Medicina por la Universidad Complutense de Madrid. Doctor en Medicina por la Universidad de Alcalá.
61846001
Escriba su pregunta sobre Medicina aquí...
cabreraclaudio está en línea ahora

tengo 43 años y tengo principio artrosis tiene solucion

Pregunta del cliente

tengo 43 años y tengo principio artrosis tiene solucion
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Medicina
Experto:  cabreraclaudio escribió hace 5 año.
Estimado cliente:

La artrosis (OsteoArtrosis) es una enfermedad degenerativa que se produce al alterarse las propiedades mecánicas del cartílago y del hueso subcondral y que, a su vez, es expresión de un grupo heterogéneo de patologías de etiología multifactorial, con manifestaciones biológicas, morfológicas y clínicas similares.

 

La OA es la enfermedad articular más frecuente y es la causa más importante de discapacidad entre las personas de edad.

 

Aunque las causas de OA no son completamente conocidas, se sabe que en el desarrollo de la enfermedad intervienen factores bioquímicos, biomecánicos, inmunológicos y de la respuesta inflamatoria. La teoría más generalizada defiende que se produce un desequilibrio entre el programa catabólico y el anabólico del condrocito, cuyo resultado final es una destrucción acelerada de la degradación de la matriz extracelular.

 

La OA puede estar asociada o ser causada por:

  • Factores genéticos.
  • Sexo femenino.
  • Edad (mayor edad).
  • Obesidad (IMC > 30).
  • Ocupación y actividad laboral.
  • Práctica de deporte profesional.
  • Alteraciones de la alineación.
  • Traumatismos o artritis previas (sépticas, sobre todo).
  • Trastornos del desarrollo o enfermedades congénitas: factores mecánicos y locales (diferente tamaño de las piernas, varo o valgo exagerado, síndrome de hipermovilidad, escoliosis), displasias óseas.
  • Menopausia.
  • Enfermedades por depósito de calcio.
  • Enfermedades metabólicas: hemocromatosis, ocronosis, enfermedad de Gaucher, hemoglobinopatía, Ehlers-Danlos.
  • Enfermedades endocrinas: diabetes mellitus, acromegalia, hipotiroidismo, hiperparatiroidismo.
  • Otras enfermedades óseas y articulares: necrosis avascular, artritis reumatoide, artritis gotosa, artritis séptica, enfermedad de Paget, osteoporosis, osteocondritis.
Sintomas:
  • Dolor de características mecánicas, en relación con el uso de la articulación. Puede ser intermitente y autolimitado en su inicio y más persistente conforme avanza la enfermedad. Cuando aparece durante el reposo y por la noche suele indicar enfermedad grave, aunque hay que descartar otros diagnósticos.
  • Rigidez: después de un período de inactividad. Es característica la rigidez matutina menor de 30 minutos.
  • Limitación de la función articular e inestabilidad.
  • Deformidad articular y aumento del tamaño articular.
  • Grados variables de inflamación local.
  • Incapacidad funcional, que ocasiona problemas de dificultad para la deambulación o realización de tareas de la vida diaria, que pueden generar trastornos ansiosos y depresivos.
Tratamiento

Los objetivos del tratamiento de la artrosis son: fomentar la educación sanitaria del paciente respecto a la artrosis y su tratamiento, aliviar el dolor, mantener o mejorar la función articular y retrasar la progresión del daño estructural de las distintas articulaciones. El tratamiento de esta enfermedad debe ser individualizado y multidisciplinar.

Las modalidades terapéuticas pueden clasificarse en tres grandes grupos: tratamiento no farmacológico, tratamiento farmacológico y tratamiento quirúrgico.

Tratamiento no farmacológico

En la artrosis de rodilla, cadera y mano el tratamiento no farmacológico constituye la piedra angular para su manejo y debe mantenerse siempre para el control de la enfermedad. Las medidas farmacológicas son más efectivas cuando se combinan con medidas no farmacológicas. El tratamiento de la artrosis debe individualizarse en función de los factores de riesgo de la misma, la sintomatología y discapacidad, los signos inflamatorios, localización y grado de lesión estructural, y de los deseos y expectativas del paciente.

 

La información al enfermo y a sus familiares acerca de la artrosis, autocuidados, ejercicios y nutrición mejora la relación médico paciente y algunos parámetros relacionados con la calidad de vida.

La educación pretende estimular la autoeficiencia y modificar el comportamiento. Su objetivo debe ser enseñar al paciente a vivir de acuerdo con sus limitaciones articulares, evitando sobrecargas, modificando posturas incorrectas y realizando actividades adecuadas.

El apoyo de los servicios sociales, la terapia ocupacional y las terapias físicas pueden resultar útiles en determinadas ocasiones.

El sobrepeso es un factor de riesgo de artrosis, por lo que es aconsejable intentar conseguir un peso apropiado.

 

Hay suficiente evidencia científica sobre la eficacia del ejercicio en el alivio del dolor, mejoría subjetiva global del paciente y mejoría de parámetros funcionales en los pacientes con OA. Aún no se ha determinado la pauta de ejercicio óptima, a pesar de lo cual se recomienda realizar ejercicio de forma regular o, al menos, 3 días por semana, durante no menos de 20 o 30 minutos en cada sesión. Se debe evitar la sobrecarga articular, eliminando fuertes y repetidos impactos sobre las articulaciones dañadas, a fin de preservarlas de un posible desgaste adicional por sobreuso. Debemos recomendar la práctica regular de ejercicio suave y adaptado a las diferentes condiciones del paciente, como una indicación más de su tratamiento.

 

El uso de dispositivos externos en pacientes con artrosis de rodilla está respaldado por una evidencia débil, excepto para los dispositivos de ortosis de la rodilla que reducen el dolor y mejoran la función. No hay evidencia que avale el uso de estos dispositivos en la artrosis de cadera.


Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico está orientado básicamente al control de síntomas. Actualmente no existe ningún fármaco al que se le haya reconocido de forma definitiva capacidad para frenar la enfermedad.

La mayor parte de los estudios que evalúan el tratamiento farmacológico de la artrosis se realizan en población seleccionada y homogénea, sobre todo con artrosis de rodilla y/o cadera, por lo que la evidencia obtenida puede no ser directamente aplicable a la totalidad de la población con artrosis, ya que se excluyen variables que pueden influir en el resultado.

  • Paracetamol

    La mayoría de las guías para el tratamiento de la OA recomiendan el paracetamol como fármaco de primera elección para el control del dolor y sólo el fracaso de este fármaco implica iniciar otra terapia. La indicación de paracetamol se basa en su eficacia, seguridad y en la relación coste-beneficio

    Debería usarse con precaución en: hepatopatías, tratamiento anticoagulante con cumarínicos (sigue siendo el fármaco de elección, aunque es necesario hacer un control más estricto del INR) y consumo excesivo de alcohol. Está indicado en pacientes con función renal alterada.


  • Opioides

    En pacientes con dolor crónico importante que no se controla con paracetamol o con AINEs o en los casos en que éstos estén contraindicados, una alternativa adecuada pueden ser los opiáceos menores como la codeína o el tramadol. Pueden utilizarse solos o en combinación con paracetamol y/o AINEs. También pueden ser útiles en pautas cortas en pacientes con exacerbaciones agudas para tratar el dolor. Muchos pacientes incumplen el tratamiento con opioides por sus efectos secundarios, motivo por el que no se recomienda su uso rutinario incluso en el dolor grave

  • Analgésicos y otros AINEs tópicos

    Puede ser útil la capsaicina tópica en pacientes con OA de rodilla con dolor leve-moderado, que no responden al paracetamol y/o que no quieren tomar medicación sistémica. Puede usarse en monoterapia o asociada a paracetamol. Su mayor beneficio se obtiene por el uso repetido a partir de tres a siete días de uso. Se recomienda aplicar 4 veces al día en la zona del dolor durante 6-8 semanas. Su mayor utilidad es en OA de manos y rodilla. Como efecto secundario destaca la sensación de calor y enrojecimiento local durante los primeros días de tratamiento, aunque existe cierta preocupación de que produzca insensibilidad no completamente reversible y, que su efecto sobre el sistema nervioso autónomo pueda aumentar el riesgo de úlceras cutáneas en pacientes diabéticos.

  • Los Antiinflamatorios tópicos son muy usados y bien tolerados. Son preparados seguros sin presentar efectos secundarios gastrointestinales, siendo las reacciones locales cutáneas su principal secundarismo


  • AINEs

    Los AINEs (antiinflmatorios no esteroideos ) son fármacos más efectivos que el paracetamol para el control del dolor en pacientes con artrosis. Pueden indicarse cuando el tratamiento con paracetamol o AINEs tópicos ha fracasado o es insuficiente

  • En general es conveniente iniciar el tratamiento con dosis bajas en caso de dolor leve o moderado y sólo utilizar dosis máximas cuando han fracasado las anteriores, o en caso de dolor grave, o en presencia de signos inflamatorios. Como norma, se evitará la asociación de AINEs, se usará la menor dosis posible y durante el menor tiempo posible.Respecto a la elección del AINE a utilizar, no existen diferencias significativas en cuanto a la eficacia de uno u otro, pero puede haber variaciones en las respuestas individuales. La elección debe ser individualizada según las patologías concomitantes que padezca el enfermo, la medicación concomitante que esté recibiendo, el riesgo cardiovascular y los factores de riesgo de sufrir un evento gastrointestinal alto grave.

    • Al elegir un AINE también debemos tener en cuenta características del propio fármaco, por ejemplo, el uso de indometacina debe evitarse por su efecto condrolesivo.

    Los AINEs tienen más probabilidad de producir eventos gastrointestinales que el paracetamol. Esta toxicidad gastrointestinal es dosis dependiente y mayor en los AINEs tradicionales que en los AINEs inhibidores selectivos de la isoenzima 2 de la ciclooxigenasa (COX-2) (celecoxib)que, por otro lado, tienen una eficacia similar a los AINEs tradicionales. En las situaciones en las que debemos iniciar tratamiento con AINEs y el paciente tiene riesgo alto de desarrollar eventos graves gastrointestinales, el fármaco seleccionado debe ser un COX-2 o un AINE clásico asociado a un agente gastroprotector: omeprazol, misoprostol o antihistamínicos H2.


  • Glucocorticoides intraarticulares

    Hay evidencia de que los glucocorticoides intraarticulares son eficaces en el alivio del dolor y de la función articular, pero sus beneficios son a corto plazo. La evidencia de predictores de respuesta está poco clara y se precisan más estudios para resolver esta cuestión. No se ha demostrado que dañen el cartílago articular. Podrían ser útiles en pacientes con dolor moderado-grave, con exacerbación del dolor y/o signos de derrame articular, y cuando no responden a tratamiento analgésico o antiinflamatorio pudiendo administrarse en monoterapia o asociados a estos tratamientos.

  • Sulfato de glucosamina, condroitín sulfato y diacereína: Agrupados como SYSADOA (Symptomatic Slow Aching Drugs for Osteoarthritis), es decir, fármacos que tienen en común su acción lenta sobre los síntomas de la artrosis. En algunos países están clasificados como suplementos nutricionales y no como fármacos de prescripción. Son ampliamente autoadministrados y seguros, con pocos efectos secundarios, sobre todo gastrointestinales, y generalmente reversibles. Tienen una eficacia escasamente avalada y no se recomienda su uso sistemático.

Preguntas relacionadas con Medicina