Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio. Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a psicocentro
psicocentro
psicocentro, Psicólogo
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 339
Experiencia:  Psicólogo Clínico, Sexólogo y Terapeuta de Pareja desde 1991.
65322320
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
psicocentro está en línea ahora

tengo 40 y estoy muy confundida en mi matrimonio no se que

Pregunta del cliente

tengo 40 y estoy muy confundida en mi matrimonio no se que hacer aveces me quiero separar y a veces no lo hago por los chicos no se que hacer
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Psic Daniela Izzo escribió hace 5 año.
Estimada consultante, entiendo que su matrimonio debe haber llegado a un estado en el que no le satisface, quizás ud tenga dudas en cuanto a sus sentimientos hacia su esposo, no se sienta feliz y se cuestione la continuidad del mismo.

Mire, entiendo que como padre uno tiene responsabilidades con los hijos, debe ser un sostén para ellos, y que muchas veces uno tiene que posponer los deseos y necesidades propias dándole prioridad a las necesidades de ellos, pero todo tiene un límite.
Los hijos deben tener todo el amor y cuidados de los padres pero no significa que llegado un momento en que la convivencia y la vida matrimonial deje se ser satisfactoria para la pareja, deban mantenerse unidos solamente por el compromiso de los hijos.

Los hijos necesitan tener su lugar dentro de la vida familiar, desde el cual reciben amor, cariño, comprensión, apoyo, donde son felices y pueden tener un clima de armonía y estabilidad que les es imprenscincible para crecer sanos y desarrollar todas sus potencialidades al maximo.

El saberse responsables de que los padres se mantienen unidos aún cuando son desdichados, es un peso muy duro con el que ellos no merecen cargar nunca.

Permítame decirle que ud tiene que separar lo que ud siente respecto a su pareja, de lo que siente hacia sus hijos.

Dentro de la pareja, siempre existirán discrepancias, puntos de vista diferentes, expectativas distintas, porque se trata de dos personas; pero si los une el afecto, y ambos están dispuestos a comprenderse, respetarse, escucharse, ser sinceros, perdonarse los errores y actitudes hirientes, y aceptar las diferencias entre ambos, se pueden abordar los conflictos, y se logra una convivencia saludable.

Cuando la relación está afectada, como quizás pueda ser su caso, es necesario una toma de consciencia de lo que está pasando, asumir cada uno sus responsabilidades y ver cuán dispuestos están a emprender un proceso de restauración de la relación.

Pero, antes de dar inicio a ese proceso, lo central es despejar dudas en cuanto a los sentimientos.
Debo decirle que ud tendría que proponerse reflexionar, analizarse a sí misma y ver realmente qué es lo que ud sienta hacia su esposo.
Analízar cómo se siente ud con su esposo, si se siente querida, comprendida, respetada, si logra concretar junto a él todas o la mayor parte de sus expectativas y deseos, si él colma sus necesidades afectivas y si ud está dispuesta a seguir con él, pues cree o ve posible lograr un estado de plenitud junto a él.

Mire, siempre van a quedar algunas necesidades sin satisfacer, en el área que sea, porque no existen dos personas exactamente iguales, y más allá de que se amen, algo quedará pendiente.

Es necesario estar dispuesto a tolerar esas pequeñas frustraciones a que uno se enfrenta en el matrimonio.

Propóngase entonces unos días para analizar su relación y sus sentimientos. Puede serle útil anotar sus vivencias, lo que ud piensa y siente al respecto. Luego vaya evaluando qué cosas ud desaría cambiar de la relación, y qué es lo que se podría concretar de todo eso.

No sé si ud ha hablado con su esposo acerca de sus dudas, pero el diálogo no puede faltar; la comunicación tiene que incentivarse en la relación.

Sería muy útil que si ud no logra despejarse interiormente, acuda a unas entrevistas personales con un psicólgo, como para que la pueda ir ayudando paso a paso, a descubrir sus sentimientos y expectativas y luego de hacer una evaluación de su matrimonio, de la historia de uds juntos, entonces ud pueda ir tomando una posición más firme al respecto, llegando luego a una instancia en la que pueda dialogar y sincerarse con su esposo, a los efectos de tomar una determinación.

Le sugiero que, tal como le señalé anteriormente, no involucre a los chicos en su decisión. Ud tiene que decidir en base a lo que ud siente y desea como pareja, puesto que si ya no logra un estado de bienestar con su pareja, de hecho, es muy posible que su estado anímico no sea propicio como para tener una buena relación tanto con su esposo, con los chicos, y todo eso, altere su estabilidad emocional, y la de todos en el hogar.

Cuando la relación de los padres no está en buenas condiciones, los chicos van captando el malestar y el no saber certeramente qué es lo que sucede, genera muchas fantasías en ellos, incertidumbres y aún puede repercutir desafavorablemente en su crecimiento y desempeño integral.

No se desanime; ud tiene pleno derecho a estar en una relación en la que se sienta querida, respetada, y donde pueda ir viendo colmadas sus expectativas como mujer, como persona, en fin.

Dése ese tiempo para ud, pues lo necesita y con certeza, le va a ser de mucha ayuda.

Si uds en algún momento llegaran a separarse, los hijos no tiene por qué verse perjudicados; será cuestión de ir manejando adecuadamente las cosas con ellos, para que sean dañados afectivamente lo menos posible, y se adapten a la nueva realidad de la familia.

Pero antes de pensar en una separación, permítame sugerirle la posibilidad de evaluar lo que ud verdaderamente necesita y siente, sin tomar decisiones precipitadas.

Espero haber sido clara con ud.
Cualquier duda,estoy para ayudrle.

Experto:  psicocentro escribió hace 5 año.
Hola y gracias por utilizar nuestro servicio!

Aunque desconozco los motivos por los que, en ocasiones, desea separarse, si le diré que los "chicos" no solo no deben ser una razón para no hacerlo sino una razón para hacerlo.

Me explico. Lo que se valora en una intervención psicoterapéutica de pareja es si la pareja es viable o no independientemente de que se tengan o no hijos.

Extinguir la relación afectiva entre los progenitores no implica extinguir el rol de padres. Son cosas que aunque durante mucho años se han considerado indisolubles, hoy en día los modelos de familia han evolucionado y se consideran tan aptos unos como otros.

Si la relación de pareja no es viable, lo correcto es separarse precisamente (pero no solo) por el bien de los hijos.

Con todo, una terapia de pareja puede ser muy positiva. Le animo a consultar presencialmente con un terapeuta de pareja ya que muchas parejas "rotas", en realidad, encierran problemas fácilmente resolubles en ese contexto.

A tiempo de separarse, siempre se está.

Espero haberle ayudado, si es así, sea tan amable de pulsar ACEPTAR.

Reciba un cordial saludo.