Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Carmen Garcí...
Carmen García Olid
Carmen García Olid, Psicóloga. Sexóloga. Psicóloga Forense
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 2337
Experiencia:  Psicóloga general sanitaria con acreditación oficial.Infantil y adultos.RRHH. 27 años de experiencia. Perteneciente al Colegio Oficial de Psicólogos
62077994
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
Carmen García Olid está en línea ahora

Cómo puedo aumentar mi deseo sexual y sentir placer o gusto

Pregunta del cliente:

Cómo puedo aumentar mi deseo sexual y sentir placer o gusto cuando me tocan el pene, ya que no siento nada y poco deseo sexual
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 5 año.
Estimado consultante

 

El deseo sexual hipoactivo es un trastorno que afecta a muchas personas y que tiene diferentes causas.

 

Causas psicológicas: problemas de pareja (de comunicación, conflictos...), desinterés hacia el erotismo en general (no hay motivación quizá por motivos religiosos o morales), disfunción sexual previa en la pareja o en la persona que sufre deseo sexual hipoactivo (disfunción eréctil, eyaculación, anorgasmia, dispareunia...), depresión, ansiedad, problemas con la autoimagen corporal...

 

Causas físicas: alteraciones hormonales (hipotiroidismo, déficit o alteración hormonal....), medicaciones como alprazolam, fluoxetina, proxetina... , diabetes, hipertensión, cardiopatías, insuficiencia renal...

 

Cada persona (mujer u hombre) vive ese problema de modo distinto: Tristeza, frustración, problemas con la pareja, culpabilidad, baja autoestima, evitación de sexo, cansancio, etc.

 

Hay diversos grados de disfunción del deseo sexual. Desde no tener nunca deseo sexual; personas que están atravesando una crisis temporal; personas que ya no sienten deseo por sus parejas; y personas que después de una relación sienten dificultad en determinadas situaciones o con determinadas personas.

 

Por lo tanto, la primera recomendación es una revisión médica para ver si existe alguna patología que lo justifique.

 

Lo mejor es que, una vez descartados los problemas físicos, se acuda en pareja a un terapeuta sexual. El objetivo inicial de la terapia es diseñar una estrategia específica para aplicar el aprendizaje y las técnicas adaptadas a cada persona según sus necesidades, características personales, gravedad, dificultades y ritmo de aprendizaje.

 

Una vez hecho el diagnóstico y la evaluación inicial, se empieza a enseñar la técnica. Normalmente se siguen técnicas cognitivas y conductuales.

 

En relación a las técnicas cognitivas, se enseñan nociones básicas pero necesarias sobre el deseo, el erotismo, la sensualidad, la comunicación, la expresión y sobre nuestra respuesta sexual en conjunto.

 

Sobre las técnicas conductuales, se enseñan técnicas prácticas para hacer ejercicios que posibiliten el deseo y el erotismo. Por ej, la utilización de estímulos adecuados y necesarios (psíquicos y físicos, manipulación, actitud, ambiente, etc.); ejercicios de sensibilización, control de la percepción, control de las reacciones,...

 

Todos estos ejercicios están pautados y orientados por la terapeuta durante las sesiones de consulta. Los ejercicios prácticos se realizan en la intimidad, en solitario o con la pareja sexual.

 

Cada persona experimenta el aprendizaje a distinto ritmo y por eso la duración de la terapia es diferente en cada caso.

 

En general, es muy importante no culpabilizar o hacer sentir mal a la pareja. Normalmente se trata de un problema que no tiene que ver con el hecho de que la pareja no nos atraiga o no haya amor. Fomentar las relaciones sexuales dando mucho mayor énfasis a las caricias, besos, a las sensaciones placenteras que producen que a la penetración o el orgasmo como fin, suele ayudar en estos casos.

 

Espero haberle ayudado. Si es así, por favor, le agradezco pulse aceptar. Siga consultando si lo necesita. Estoy para ayudarle. Un cordial saludo

 

Carmen García Olid y otros otros especialistas en Psicología están preparados para ayudarle