Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Carmen Garcí...
Carmen García Olid
Carmen García Olid, Psicóloga. Sexóloga. Psicóloga Forense
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 2288
Experiencia:  Psicóloga general sanitaria con acreditación oficial.Infantil y adultos.RRHH. 27 años de experiencia. Perteneciente al Colegio Oficial de Psicólogos
62077994
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
Carmen García Olid está en línea ahora

Estaba esta mañana tranquilamente tomando cafe en el bar de

Pregunta del cliente:

Estaba esta mañana tranquilamente tomando cafe en el bar de costumbre y ha venido un conocido que se ha sentado conmigo. Nos hemos puesto a hablar y . he empezado a sudar (¡y esto que habia aire acondicionado!)... imagino que al sentir que el notaba mi sudor este ha ido aumentado y ha crecido. Me he sentido ridiculo.

Me siento bien en mis areas de la vida. No tengo problemas. Tengo 51 años, con pareja y soy feliz. En el pasado tome medicamentos para ansiedad y depresión pero ahora hace tiempo que no tomo.

Desafortunadamente estos episodios de sudor son muy frecuentes. Y es lo que me atosiga un poco. He caido en circulos viciosos. Necesito que me ayude.
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 5 año.

Estimado consultante

 

Lo que le ha ocurrido es un episodio de ansiedad.

 

La ansiedad es una respuesta a un estímulo que puede ser real (por ejemplo, un ladrón me atraca) o imaginaria (por ejemplo, pienso que si estoy fuera de mi casa me puedo marear o desmayarme o darme un ataque al corazón). Por lo tanto, existe lo que se llama ansiedad anticipatoria, es decir, uno desarrolla una respuesta de ansiedad porque anticipa lo que cree que podría ocurrir (pero que no ha ocurrido). Esta ansiedad se manifiesta en una dificultad respiratoria, sensación de mareo y de pérdida del control, taquicardia, molestias gastrointestinales, sequedad de boca, manos frías, sudoración....

 

Para controlar la ansiedad tendríamos que romper esa cadena de pensamientos que la desarrollan. Si usted analiza los pensamientos que tiene antes de esa ansiedad, verá que son negativos y no basados en la realidad ("seguro que me sale mal", "voy a ponerme enfermo/a"...). Yo le animo a que los apunte para que analice que son ideas negativas que ud tiene sobre lo que cree que puede ocurrir. Se trata, a continuación, de modificarlas por otras ideas más reales y positivas ("que otras veces me haya salido mal no quiere decir que ahora me salga mal", "hoy seguro que todo sale bien y estaré estupendamente").

 

A veces las ideas aparecen "de golpe" y parece que no podemos hacer nada por quitarlas de la cabeza. En ese momento hay que recordar que nosotros mandamos y somos quienes controlamos nuestro pensamiento. No podemos dejar que el pensamiento nos controle a nosotros. Entonces nos diremos a nosotros mismos "basta" y a continuación empezaremos a imaginar qué haríamos con un millón de dólares, o contaremos desde 500 a 0, o recordaremos los nombres de personas que empiezan por vocal....(No se pueden pensar dos cosas a la vez y no podemos consentir que ideas absurdas nos provoquen ansiedad).

 

Por último, algo que suele ocurrir con los ataques de ansiedad es que se pierde el ritmo de la respiración, acelerándose, lo que provoca una hiperventilación que podría marearnos. Por ello es importante controlar la respiración. Lo mejor es tomar aire profundamente "hinchando la tripa". A continuación, lo soltamos suavemente soplando por la boca, mientras contamos hasta 5. Hay que repetir esto 4-5 veces. De este modo evitamos esa sensación de falta de aire o de mareo.

 

Otras medidas como evitar el alcohol, el tabaco, el café o té y hacer deporte regularmente, ayudan bastante en el control de la ansiedad.

 

En el episodio que refiere, la situación social de hablar con ese conocido, le ha producido un síntoma (sudoración) que ha disparado su ansiedad por el pensamiento que le comentaba (se va a dar cuenta) lo que incrementa su ansiedad haciendo que sude más, entrando en un círculo vicioso. Además de las técnicas que le he comentado, le recomiendo que si vuelve a ocurrirle, lo enfrente, es decir, diga abiertamente "qué calor me ha entrado de repente". Cuando vivimos un episodio que no podemos controlar y que nos provoca ansiedad, tratar de ocultarlo no soluciona el problema, sino que lo aumenta. Por ello, ponerlo de manifiesto abiertamente, supone restarle ansiedad. Es algo parecido a llevar la camisa manchada y no poder cambiarnos. Para evitar estar nerviosos porque todo el mundo nos mira, lo mejor es decir, abiertamente "me he manchado la camisa y no puedo cambiármela"

 

Si aún con estas medidas no mejorase, le recomiendo que acuda a un psicólogo para que le ayude con ejercicios para poder controlar la ansiedad anticipatoria e ir detectando y modificando las conductas y pensamientos que le desencadenan ansiedad. Le recomiendo que pruebe con un psicólogo cognitivo conductual, porque estas terapias suelen dar resultados más a corto plazo.

 

Espero haberle ayudado. Siga consultando si lo necesita, por favor. Estoy para ayudar. Un cordial saludo

Carmen García Olid y otros otros especialistas en Psicología están preparados para ayudarle

Preguntas relacionadas con Psicología