Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio. Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Psic Daniela...
Psic Daniela Izzo
Psic Daniela Izzo, Psicólogo
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 2562
Experiencia:  Más de 26 años de experiencia en atención de niños, adolescentes y adultos.
60059042
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
Psic Daniela Izzo está en línea ahora

hola, somos un matrimonio joven de 30 y 28 años de edad, tenemos

Pregunta del cliente:

hola, somos un matrimonio joven de 30 y 28 años de edad, tenemos un hijo de tres, mi marido y yo ultimamente no estamos muy bien, problemas familiares, economicos, pero lo peor es k cuando intento desahogarme con mi marido, solo nos lleva a un camino, pelearnos y echarnos cosas en cara, cada cosa k yo digo me la revate o se piensa k lo digo con maldad, o con segundas y no es asi, lo malo es k nos queremos muchisimo, gracias.
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Psic Daniela Izzo escribió hace 5 año.
Estimada consultante, entiendo su preocupación por lo que les está sucediendo.

En primer lugar debo señalarle que en un matrimonio los conflictos siempre van a surgir, puesto que se trata de dos personas que tienen puntos de vista, historias, experiencias, expectativas, modos de reaccionar y deseos diferentes entre otros.

Lógicamente que si están unidos es porque han logrado sobreponerse a esas diferencias, y porque el amor entre los dos es lo suficientemente sólido como para permanecer juntos a pesar de las diferencias.

Claro que para ello tiene que haber una apertura a aceptar la manera de ser, de sentir y de pensar de cada uno, al igual que una gran disposición de corazón a hacer todo lo posible por mantener una relación en armonía.

Otro de los pilaras que sustentan en matrimonio es la confianza recíproca, el respeto al otro,y la disposición a aceptar también los propios errores, y a perdonar las heridas que uno puede recibir.

Y además, tenga en cuenta que la relación atraviesa por distintos momentos, algunos donde hay mejor comunicación, más bienestar, y otros donde pueden estar más sensibilizados por diferentes situaciones y eso repercute en la calidad de la relación.

Sabe que en su relato, ud me describe una relación donde hay amor, pero están pasando por un período de dificultades, de problemas económicos, y eso seguramente esté llevando a que se incremente la intolerancia entre uds, e inevitablemente discuten.

Quedan claras discrepancias entre uds, puesto que si se echan en cara algunas cosas, es porque de pronto hay diferencias y/o conflictos que no se han resuelto, y quedan pendientes, que a menor o mayor plazo, salen a relucir y perturban una buena comunicación entre los dos.

Estimada señora, si uds se quieren, tenga confianza que las cosas se pueden encaminar.

Lo mejor será que ud busque un momento en el que se sienta tranquila, y que su esposo también lo esté y le proponga una salida juntos, y solos, sin el niño, para poder tomar un café o dar una vuelta por un sitio que les agrade y conversar en profundidad

Allí ud puede preguntar a su esposo cómo se siente él en la relación, qué cosas le agradan y cuáles no, qué desearía cambiar,qué preocupaciones tienen y ud por su parte, explicar su punto de vista.

Tiene que ser muy sinceros, estar dispuestos a escucharse el uno al otro, evitando enojarse y recriminarse, y aún con moderación ir transmitiendo cada uno cuáles son esas cosas que no se resolvieron, eso que les hirió, y ahora se echan en cara.

Siempre hay que buscar que esas cosas se puedan dialogar, evitando colocarse en posición de juez o de quien tiene la razón.

De hecho, en las dificultades del matrimonio, siempre hay parte de responsabilidad de cada uno de los dos, pues se trata de un vínculo dinámico donde cada uno aporta de su parte.

Por tanto, sin inculparse el uno al otro, vayan tratando de asumir entre los dos lo que les está pasando, por ejemplo a nivel económico, vean alternativas para hacer mejoras en ese aspecto, qué es lo que cada uno puede hacer y en qué medida pueden llevarse a cabo esas estrategias.

Tiene que hacer algunos cambios, puesto que por lo que ud relata, no están bien ni conformes ninguno de los dos.
de manera que si continúan así, la relación se irá deteriorando, y uds merecen darse una oportunidad.

Ud dice que no se siente comprendida por su esposo, y aún que es malinterpretada por él; ese aspecto hágaselo saber, sea clara con él, explíquele sus intenciones.

Y como última sugerencia, debo decirle que se proponga un tiempo con su esposo como para estar más cerca, más juntos, tratando de hacer cada uno algún movimiento para mejorar las cosas.

Durante ese tiempo, traten de salir más, de compartir más tiempo solos como pareja, y también otras ocasiones con el niño, pero disfruten y disfrútense dentro de las posibilidades que tienen.

Si pasado u tiempo ud no viera absolutamente ninguna mejora, entonces proponga a su esposo acudir a una terapia de pareja, para que juntos, con la guía del terapeuta, puedan ir viendo qué aspectos siguen lesionados de la relación y qué otras estrategias específicas que se adecuen alas necesidades de uds tiene como para mejorar la calidad de la relación y que ambos se sientan bien, gratificados el uno con el otro, y puedan dar el sostén emocional que el niño necesite de parte de uds.

No se desaliente; piense en lo que ud necesita, lo que siente y luego, busque esa charla con su esposo como para hacer esa puesta a punto de la relación y entre los dos, vayan tomando decisiones.

Espero haber sido clara con ud.
Cualquier duda, estoy para ayudarle.
Psic Daniela Izzo y otros otros especialistas en Psicología están preparados para ayudarle
Cliente: escribió hace 5 año.
GRACIAS POR LA CONTESTACION, LA VERDAD ES QUE ME VA A VENIR BIEN Y INTENTAREMOS LLEVARLO A CABO, LO MALO ES QUE AQUI HAY MUCHOS NUDOS K DESATAR, ESA OPORTUNIDAD DE TOMAR UN CAFE Y HABLAR LO K SENTIMOS EL UNO DEL OTRO YA LO HEMOS HECHO EN VARIAS OCASIONES, YO LE EXPONGO LO K ME PASA Y ME DICE K VALE K MUY BIEN, Y ENTONCES YA ME DICE TODO LO K LE PASA A EL, A MI NO ME PARECE JUSTO LO K ME DICE Y DISCUSION ACALORADA, A VECES INCLUSO DELANTE DELANTE DEL NIÑO, MI HIJO TIENE TRES AÑOS Y ES UN POCO AGRESIVO, (EN CASA NO HAY AGRESIVIDAD) PERO PUEDE K DE ESCUCHARNOS DISCUTIR SEA ASI? A VECES LAS PELEAS VIENEN MAS POR CULPA DE LA FAMILIA K DE NOSOTROS MISMOS Y ESO ME FASTIDIA AUN MAS, YO DETESTO A SU HERMANO, Y EL DETESTA A LA MIA, ESTOS DOS ESTABAN CASADOS Y AHORA ESTAN DIVORCIOS, SU HERMANO ES UNA PERSONA K INFLUYE MUCHO EN MI MARIDO (k es su hermano) SIEMPRE HABLA MAL DE MI FAMILIA, YO ME ACABO ENTERANDO, Y CLARO EN ESOS MOMENTOS ARDO EN COLERA, ME DESAHOGO CON MI MARIDO, ESPERANDO ENCONTRAR CONSUELO, Y SOLO ESCUCHO K SOY UNA EXAGERADA, Y A SACAR PORQUERIA DE MI FAMILIA QUE EN ESE MOMENTO NO VIENE A CUENTO, DISCUTIMOS YO TENGO MUCHO GENIO PERO AL MISMO TIEMPO SOY MUY SENSIBLE, ES BASTANTE CONTRADICTORIO, DESPUES DE DISCUTIR VIENDO K NO LLEGAMOS A NINGUN SITIO, LLORO DESCONSOLODAMENTE, Y ME FRUSTRO, ME FRUSTRO MUCHO CUANDO VEO K EL ME ESTA VIENDO LLORAR, Y SE QUEDA PERO IGUAL, ALOMAJOR PASA UNOS DIAS, Y LE DIGO K PORQUE ES ASI CON MIGO, SOLO SABE DECIR COSAS DE MI FAMILIA, QUE NO VIENEN A CUENTO, Y LUEGO TENGO AL CUÑADO K LE ENCANTARIA K ESTUVIERAMOS DIVORCIADOS, ESTO ES TU ME DICES Y YO TE DIGO MAS, Y A VER QUIEN HACE MAS DAÑO A QUIEN, EN UN PAR DE VECES LE E PROPUESTO DIVORCIARNOS, SOLO LO DECIA PARA QUE REACCIONARA, YO NO ME QUIERO DIVORCIAR, SU RESPUESTA, PUES VALE, SU FRIALDAD ME HACE MUCHO DAÑO, EL ME DICE K ME QUIERE Y SE K ES VERDAD, PERO TIENE UNA MANERA EXTRAÑA DE DEMOSTRARLO, ( y se lo e dicho) YO Y MI MARIDO SOMOS AUTONOMOS TENEMOS UNA PEQUEÑA EMPRESA DE LIMPIEZA, QUIERAS O NO LLEVAMOS MAS ESTRES DE LO NORMAL, Y SOMOS MUY SUFRIDOS, MI MARIDO ME DICE K NO LE GUSTA K TOQUE SU MOVIL, ESO ME LO DICE SIMPLEMENTE PARA QUE NO VEA LOS SMS QUE LE ENVIAN, COMO SU MUJER QUE SOY, TENGO DERECHO A SABER O NO SABER LO K DICEN DE MI Y MI FAMILIA, AUNQUE ME HAGA DAÑO? YO NI MCHO MENOS SOY PERFECTA, LA VERDAD ES K SOY 0 CARIÑOSA, EL SI K LO ES, AHORA YA NO TANTO, POR NO DECIR NADA, ES EVIDENTE PORQUE, TENGO GENIO, PERO ES K TENGO K TENERLO, EL ES MUY CABEZON, EL TIENE SU OPINION Y ESA ES SU VERDAD, ALOMEJOR YO LE DIGO UNA COSA, NO ME HACE CASO, POR EJEMPLO SU PADRE LE DICE LO MISMO, UNA IDEA MARAVILLOSA, SE LO DIGO, LE DIGO, CARIÑO ANTES YO TE E DICHO LO MISMO, VALE, PUES POR ESO, SOY MALA, QUIERO SER EL CENTRO DE ATENCION, YO LO SE TODO, ME PONGO DE MALAS CARAS, PORQUE CREO K ES NORMAL PONERME ASI, LLEVO UN MINUTO, Y YA ME DICE QUE SI VOY A ESTAR ASI TODO EL DIA, QUE SOY UNICA EN HACER SENTIR MAL A LA GENTE, Y QUE YA ME VALE, YO ME QUEDO ENCIMA DE TRISTE, CON CULPABILIDAD SIN HABER HECHO NADA, ALOMEJOR TE E ATABALADO UN POCO CON TODO LO K TE E PUESTO, LA VERDAD ES K ME E DESAHOGADO, Y AUN PODRIA PONER MAS COSAS, YO NO DIGO K TODA LA CULPA SEA SUYA, YO TAMBIEN LA TENDRE, PERO SI TE SOY SINCERA, QUITANDO K NO SOY CARIÑOSA, NO SE VER MIS DEFECTOS, Y CON EL TEMA DE LOS HERMANOS, HEMOS ESTADO UNOS MESES SIN HABLARNOS CON CADA UNO, PERO SON NUESTROS HERMANOS, NO PODEMOS ESTAR TODA LA VIDA SIN HABLARNOS? GRACIAS, OTRA VEZ.
Experto:  Psic Daniela Izzo escribió hace 5 año.
Muchas gracias por su valoración favorable sobre mi atención, y por su confianza al compartir todo esto que tanto le preocupa.

Es muy bueno que ud se haya sentido bien escribiéndome lo que le pasa, que logre aliviarse y que las orientaciones le sean de ayuda.

En primer término debo señalarle que aunque el niño no sea agresivo, el clima de tensión que seguramente se vive dentro de casa, le debe estar generando ansiedad, inquietud y posiblemente puede desencadenar conductas agresivas. Es cierto que buena parte es normal, pero hay que evitar que el niño se vea perjudicado, por lo cual, tengan presente que uds pueden ayudarle mucho, por ejemplo evitando discutir delante de él. Cuando tengan que hacerlo, busquen un momento donde él no esté, o háganlo fuera de casa. sé que no siempre es posible esperar, pero plantéense este punto junto a su esposo, en pro del bienestar y desarrollo psicoafectivo del niño.
Él los ama a los dos y los necesita, pues uds son el sostén emocional de él, y necesita que le den estabilidad.

Con respecto a las diferencias con las familias de uds, es lógico que hay diferencias y discrepancias, pero lo central es que entre uds exista unión y que se propongan no permitir que por incidencias de terceros, sean hermanos, padres, en fin, la relación y su propia familia se desestabilice.

Cada uno de uds tiene su propia manera de ser, de reaccionar y de sentir, y lo fundamental es que a pesar de las discrepancias, no se pierdan el respeto.

Indudablemente hay muchas cosas que uds tiene que profundizar paulatinamente, y eso pueden hacerlo dentro del marco de una psicoterapia de parejas, por lo cual, tenga en cuenta esa sugerencia, y vaya manejando esa posibilidad con su esposo.

Con respecto a su pregunta de sus derechos a ver o no el celular de su esposo, permítame decirle que en la relación de pareja, no pueden perderse la confianza y la credibilidad entre los dos.

Lógicamente son una pareja, pero recuerde que aunque compartan buena parte de sus vidas, es posible y aún necesario que cada uno mantenga sus propios espacios, y una forma de hacerlo es por ejemplo respetándose el celular, los mensajes, el correo, y aún un tiempo para leer en privado, charlar con un amigo, mirar un poco de TV, escuchar su música preferida, en fin.

Esto es un derecho de cada uno de uds, y en la medida de las posibilidades de cada uno, sería bueno que lo pudieran hacer, sin temores, ni inseguridades.

Si uds se quieren y se respetan, es mucho más sencillo que logren ir comprendiéndose más el uno al otro y asimismo vencer esas barrera que por momento les distancian.

Espero haber sido de ayuda para ud.
Cualquier duda o comentario que ud necesite realizarme, estoy para asesorarle en el momento que ud me lo solicite, y en todo cuanto esté a mi alcance.

Reciba un cordial saludo.
Cliente: escribió hace 5 año.

Hola soy el marido de Raquel. En primer lugar quiero decirle que quiero mucho a mi mujer. No como el primer día, mas, estamos mas compenetrados que nunca, con una sola mirada sabemos que pensamos el uno y el otro, por algo llevamos ya 6 años juntos y nos conocemos desde que teniamos 14 y 16 respectivamente. ¿Cual es la cuasa de nuestros problemas?, a mi modo ver claro; en dos palabras, "La Familia". Como ya sabe nuestros hermanos estaban casados antes de que nosotros empezaramos nuestra relación, con lo que han pasado muchas cosas y hay rencores pasados que siguen hay, además a día de hoy cada vez que se discuten (tienen una hija en común por lo que hay "poca" pero hay relación) siempre nos meten.


Esto crea conflictos muy graves entre los dos, porque además somos muy cabezones y no damos la razón facilmente.


Además como también sabe, somos autonomos y llevamos una vida muy estresante, clientes, trabajadores, coche a todas horas, llamadas,


añadese el niño, que lo quiero con toda mi alma pero añade en algunas ocasiones estres.


Este estres acumulado sumado a que además trabajamos juntos las 24 horas del días (nunca nos separamos) crea fricciones, que acompañadas a las acciones de nuestros hermanos hacen que todo explote.


No le voy a engañar, guardo mucho rencor a la mayoria de su familia, y es algo que por desgracia no puedo evitar, porque aunque en ocasiones e mirado para otro lado o e echo pelillos a la mar siempre han ocurrido cosas que lo ha florecido todo otra vez. En resumidas cuentas, creo, a mi modo de ver, que no es tanto el problema en nosotros si no en lo que los demas nos implican a nosotros.


Nosotros nos queremos. Creame que es así, adoramos a nuestro hijo, si es verdad que ella no NADA cariñosa, 0, y eso para mi que si lo soy me algo frustrante en ocasiones, pero lo acepto, como ella acepta mi caracter que no es poco, mis arranques y mi mal humor (siempre propiciado por la vida que llevamos y no por ella).


A veces decimos de divorcionarnos, pero lo hacemos solamente para hacernos daño, y los dos sabemos, porque tenemos muy mala boca los dos cuando nos encendemos, pero en nuestro interior sabemos que tenemos a un peque ¡y queremos en un par de años y a por otro!


Si es verdad que hemos echo pactos para no hablar de familia, e incluso hemos estado unos meses sin hablarnos con nuestros hermanos, se que no es plan, de verdad me gustaria que fueramos una familia normal, creo que es mas que ellos (nuestras respectivas familias) nos dejen en paz y nosotros seremos mas felices.


El dinero va y viene, hay mejores y peores rachas, nosotros en nuestros peores momentos hemos sabido hacer piña, estamos unidos y no queremos, ahora creo, que hace falta que nos dejen vivir, y eso si, ser menos cabezones y recononer las cosas.


Yo, tengo mas defectos que mi mujer, bastantes mas, pero se cuales son y en medida de lo posible, trato de cambiarlos, el problemas que tiene ella, es que cuando hablamos, todo el eje del mal en nuestra relación soy YO, y cuando le pregunto que errores a podido cometer ella no sabe que decir, porque considera que soy yo el único culpable de nuestros males, es por este motivo que me enojo tanto y a veces le digo de divorciarnos, porque una pareja es de dos, y los dos debemos


poner de nuestra parte. Que no sea cariñosa lo acepto, cada uno es como es, que tenga muuuuucho genio también, que sea sensiblera hastas mas no poder también, ¡a fin de cuentas es mi mujer!, la quiero, como no voy a aceptarla como es, pero ver como (siempre a mi modo de ver claro) en cosas que claramente tengo la razón se niega a darmela, o le da igual, o como se enfada porque le contesto mal, pero porque ella primero me ha hablado peor y te dice: me estas hablando mal, y yo lo digo ¿y tu has visto como te has dirigido primero a mí?, si, se que hago mal, que ella primero me diga algo mal no implica que yo tenga que hacer lo mismo, porque ese es otro de nuestros principales problemas, la reciproquidad, tu me haces yo te hago, ¿tu no te sientas con mi hermana?, yo no me siento con el tuyo.


Al final los hermanos se arreglan porque tienen un hijo en común y los que dañamos seriamente nuestra relación somos nosotros.


Repito, quiero a mi mujer mas que cuando la conoci, es la mujer de mi vida y me ha dado en esta vida lo mejor que se puede dar, quiero arreglar esto, pero esto no es cosa solo de 1.


Siento la extensión y ojala pueda ayudarnos. Un saludo.

Experto:  Psic Daniela Izzo escribió hace 5 año.
Estimado consultante, agradezco mucho su confianza y es un gusto poder darle una orientación.

Tal como lo expresé anteriormente, es favorable el afecto que los une y la disposición de uds dos para buscar alternativas que favorezcan el curso de la relación.

Queda claro que ud han logrado madurar como matrimonio, pero asimismo es evidente que están sometidos a exigencias que es posible les generen cierto stress y les afecten a uds como matrimonio, tales como las presiones laborales, las demandas del niño y por cierto las dificultades del matrimonio de sus respectivos hermanos.

Con respecto a éste último punto, es fundamental que uds puedan proponerse discriminar lo que sin las responsabilidades de uds, pues en definitiva, aunque sean hermanos, conforman un matrimonio,una estructura cuya dinámica depende exclusivamente de ellos dos, de los intereses y aportes de cada uno de ellos.

Entiendo que por ser hermanos de uds, a uds les inquieten ciertas cosas y les preocupen, y que uds deseen ayudarles y hasta interceder en algunas instancias como para mejorar las cosas, pero sabe, estimado caballero, lo más saludable es que los conflictos matrimoniales los resuelva la pareja, y desde afuera, aunque uds pretendan ayudarles, solamente se ofrezcan como apoyo, sin ser partícipes activos de lo que les pasa,y sin sin llegar a permitir que su propio matrimonio se vea afectado por lo que sucede con ellos.

De ese modo, uds estarían dando espacio para que ellos asuman cada quien sus propias responsabilidades dentro de su familia, y uds, a su vez, estarían preservando la estabilidad y buena relación de uds como matrimonio, y aún de su propia familia.

Sé que los afectos de familia siempre hacen un poco de fuerza y uno quisiera a veces ir en defensa de uno u otro,y no está mal tener ese sentir, pero todo debe ser en su justa medida.

Y de acuerdo a lo que uds me relatan, queda claro que uds se involucran tanto con la situación de sus hermanos,que se ven afectados y dañados uds mismos.

Ud mismo reconoce que ellos logran resolver sus discrepancias y los que salen dañados son uds.

Fíjese que uds tienen sus propios desacuerdos, sus problemas,y en definitiva, uds no se los transmiten a otros familiares para que ellos se los resuelvan o se hagan cargo de decisiones que uds no pueden tomar. Uds funcionan como matrimonio, como unidad,se aman y entre uds se abocan a resolver sus propias dificultades.
De la misma manera tendría que funcionar la pareja de los hermanos de uds.

Ahora bien, si ellos ni logran hacerlo, eso no es responsabilidad de uds; considero que por la estabilidad y salud de su matrimonio, uds tiene que abocarse a su propio hogar y poco a poco ir tratando de desprenderse un poco de ellos. Eso no significa que corten relaciones ni que tengan una actitud egoísta, sino que uds bien pueden apoyarles, compartir algunos encuentros, charlar y demás, pero sin tomar partido en los problemas de ellos.

Con respecto a la niña, es lógico que uds la quieran ya demás es bueno que favorezcan encuentros con su propio nene, por ejemplo, invitándole a la casa un fin de semana, llevándolos juntos a un paseo, en fin.

Uds se aman y tiene que luchar por mejorar uds.

Así como le sugerí en mis respuestas anteriores, considero que les sería de mucha utilidad compartir más tiempo de recreación como pareja, por ejemplo salir un fin de semana, a un cine, a un teatro, cenar juntos, un espectáculo musical, en fin, lo que a uds les agrade y esté dentro de vuestras posibilidades, pero proponiéndose al menos por una horas ni atender llamadas ni charlar sobre trabajo, familia, en fin.

De ese modo, uds van a poder poner su propio matrimonio por delante, y se van a ir descomprimiendo afectivamente los dos.

Y por cierto, la alternativa de unas sesiones de terapia de apoyo como pareja, serían de mucha utilidad para uds.

Evalúen mis sugerencias, conversen y vayan poniendo en marcha, poco a poco, lo que uds consideren oportuno.

Desde acá, con mucho gusto yo les podré asesorar en lo que esté a mi alcance, y en el momento que uds me lo soliciten.
Pero no puedo ofrecerles tratamiento, sino orientación.

Sigan adelante, uds van a lograr esos cambios que necesitan para disfrutarse como familia, porque están dispuestos y se aman. Y esa es la base del matrimonio.

Espero haber sido clara con ud.
Estoy para ayudarles.
Agradezco mucho la confianza que han depositado en mi persona y quedo a las órdenes.

Reciban un cordial saludo.