Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Carmen Garcí...
Carmen García Olid
Carmen García Olid, Psicóloga. Sexóloga. Psicóloga Forense
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 2337
Experiencia:  Psicóloga general sanitaria con acreditación oficial.Infantil y adultos.RRHH. 27 años de experiencia. Perteneciente al Colegio Oficial de Psicólogos
62077994
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
Carmen García Olid está en línea ahora

Durante más de 10 años he estado cuidando a mi madre y por

Pregunta del cliente:

Durante más de 10 años he estado cuidando a mi madre y por motivos de salud (fisica y mental) la he internado en un centro de mayores en contra de su voluntad (ella tiene un determinado grado de demencia que no ha sido diagnosticado). La cuestión es que yo tengo la sensación de no haber hecho lo correcto y no soy capaz de disfrutar y aprovechar todo el tiempo que ahora tengo libre. ¿Qué puedo hacer?
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 5 año.
Estimado consultante

Le agradezco tenga la amabilidad de aguardar unos minutos mientras redacto la respuesta. Muchas gracia
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 5 año.

Disculpe la demora, pero quería analizar bien su consulta para darle la mejor respuesta posible.

 

Comprendo cómo se siente al verse obligado a internar a su madre en un centro. Desgraciadamente, el tiempo pasa para todos y al final (esperemos) llegaremos a ser muy mayores y no siempre podremos ser debidamente atendidos por nuestros familiares. El mero hecho de que esté ud planteándose esto, indica que es un hombre sensible que quiere a su madre y que desea que esté lo mejor atendida posible. Su madre, por lo que cuenta, al tener un grado de demencia necesita una atención y cuidados permanentes y, además, de forma profesional. Cuando uno debe cuidar de un bebé, las limitaciones son menores. Al menos, el bebé, durante un tiempo, no se moverá del sitio donde esté y no podrá ser un peligro para él mismo. Además, con el tiempo, un niño se va haciendo más independiente y requiere menos atención constante. Sin embargo, cuando somos adultos, el problema que aparece es, por un lado, la movilidad. Su madre puede moverse libremente y, al no encontrarse bien, podría incluso marcharse de casa y perderse o hacerse daño. Por otro lado, ayudarla con sus tareas habituales de aseo es difícil puesto que se trata de una mujer adulta y ese tipo de ayuda la prestan mucho mejor los profesionales que están acostumbrados a hacerlo. Es decir, lo que es meramente el cuidado del día al día, por mucho que ud quiera, no podrá hacerlo como lo harán los profesionales que ahora la atienden.

 

Sin embargo hay algo que ud sí puede hacer y mejor que nadie, que es seguir dándole amor, compañía, conversación... Ud seguro que visitará a su madre y estará al tanto de su situación. Por ello no debe sentirse culpable. Ud no está abandonando a su madre en absoluto. Simplemente está procurándole la mejor atención profesional posible, para que ella esté bien y, además, para que ud también pueda tener tiempo para hacer otras cosas. Sin duda ud también tiene otras obligaciones, otras personas que le necesitan y su necesidad de tiempo libre y de ocio.

 

De momento se siente mal y es normal porque es ud un buen hijo, sensible y lamenta tener que dejar de cuidar a su madre. Debe darse un poco de tiempo. Si ud dejó de vivir con su madre hace años, cuando se independizó, seguro que ella también lo pasó mal al principio porque lo echaría de menos. Pues del mismo modo que no dejamos de querer a nuestros padres por irnos de casa y vivir de forma independiente, ahora tampoco deja ud de quererla por haberla trasladado a un centro de mayores.

 

Dentro de unas semanas ella estará habituada a su nuevo entorno y ud también. Tenga paciencia y verá como en un poco tiempo se sentirá mejor. Ud ha tomado la mejor decisión posible no sólo para ud, sino también para ella.

 

Cuando se ha atendido a una persona enferma durante tanto tiempo, aparece el llamado síndrome del cuidador. Durante 10 años su vida tuvo como principal objetivo el cuidado de su madre. Se acostumbró a no pensar más que en ella, en sus necesidades, sus rutinas...olvidándose de ud mismo. Ahora su vida parece que está vacía porque, de repente, todo el tiempo que tenía dedicado a ella, le parece vacío y no sabe cómo llenarlo. Es un poco como lo que le ocurre a una persona acostumbrada a trabajar muchas horas durante años y que de repente se jubila y ya no tiene que trabajar. Aparece una situación en la que la persona está como desubicada, sin saber qué hacer. De golpe lo que le daba sentido a su vida, es como si despareciera. Hay que tener paciencia y volver a ocupar el tiempo. Programe sus actividades diarias y semanalmente. Póngase un horario para cada cosa y tenga siempre actividades programadas (salir con los amigos, ir al cine, al teatro, hacer ejercicio, apuntarse a algún curso, hacer visitas culturales....) Verá como cuando establezca una nueva rutina, se sentirá mucho mejor. Dentro de esa rutina, incluya también, por supuesto, las visitas a su madre.

 

Si ve que pasadas unas 3 o 4 semanas sigue encontrándose mal, acuda a su médico y consúlteselo. La seguridad social le remitirá a grupos de apoyo que existen para personas que han estado largo tiempo cuidando de otras.

 

Espero haber sido de ayuda. Por favor, siga consultando cuanto necesite antes de valorar mi respuesta. Estoy para ayudarle. Un cordial saludo

Carmen García Olid y otros otros especialistas en Psicología están preparados para ayudarle