Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio. Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Psic Daniela...
Psic Daniela Izzo
Psic Daniela Izzo, Psicólogo
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 2546
Experiencia:  Más de 26 años de experiencia en atención de niños, adolescentes y adultos.
60059042
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
Psic Daniela Izzo está en línea ahora

Mi pregunta es relacionada con la educación de mis hijos tienen

Pregunta del cliente:

Mi pregunta es relacionada con la educación de mis hijos tienen 5 y 7 años y son muy activos, creo que su papa y yo los tenemos muy confundidos porque no nos ponemos de acuerdo con la educación que les brindamos... Yo tengo el problema que no se establecer limites, soy muy blanda a la hora de tener que ser energica y ponerles un hasta aqui en ciertas situaciones, y eso provoca que los niños se porten mal y el papa reaccione muy fuerte con ellos... El es de hablarles fuerte y de incluso cuando no le obedecen darles un pellizcon o jalon de cabello... Esto a mi me incomoda mucho y en constante estamos de pleito. Por favor ayudenos con alternativas de educación y establecimiento de limites para nuestros hijos, que ya nos tienen bien tomada la medida... Su papa me dice cuando tu me demuestres un metodo que a ti te funciona yo dejare de seguir el mio que a mi si me funciona. :S
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Psic Daniela Izzo escribió hace 5 año.
Estimada consultante, entiendo la situación que ud plantea.

En primer lugar debo decirle que los niños, para poder desarrollar todas sus potencialidades y madurar desde todo punto de vista, necesitan que se les marquen pautas claras, precisas, que se les den los fundamentos de cada medida que uds toman, y luego, que se mantengan a medida que transcurre el tiempo.

Ud hace referencia a algunas medidas que ud toma, las cuales son adecuadas, pero el eje radica en que ud no las mantiene a medida que pasa el tiempo. De modo que como primera medida, manténgase en la posición que toma ante ellos, explicando qué es lo que permite y qué no, por qué, y retribuya cada paso que los niños den, sea con una recompensa como un abrazo, un paseo, hacerles la comida preferida, concederles un poco más de TV, lo que ud disponga. Pero asimismo, cuando en algo no respondan los chicos, puede dar alguna sanción.

Con respecto a esto, desde mis años de experiencia como psicóloga infantil puedo decirle que las sanciones que se basan en castigos y maltratos físicos, no redundan en beneficio para los niños, ni para la relación de ellos con sus padres.

El agredir física o psicológicamente a un niño le va hiriendo en sus emociones, le transmite un modelo de resolución de problemas que no es fructífero, atenta contra la autoestima del niño, y va dañando sensible y progresivamente la calidad de la relación con el agresor.

El niño se va sintiendo no amado, incapaz de merecer afecto, un trato respetuoso,se va sintiendo desplazado y rechazado, y en el caso de que asuma lo que se le pretende enseñar, lo hace no por comprensión sino por intimidación dada la imposición a través de la figura de autoridad, quien tiene más poder que él y por consiguiente, frente al quien él se va inhibiendo en su desarrollo en forma global.

Por cierto, hay que tener en cuenta que todo niño tiene tendencia a transgredir normas y límites, pretende siempre hacer su voluntad pues se rige por el principio de placer, y el no poder hacer su voluntad, le enoja, le frustra y puede llevarle a reacciones agresivas, buena parte de las cuales son absolutamente esperables en todo niño.

Pero ésto no significa que el niño tenga malos sentimientos, o que tenga un desajuste de conducta severo o que no vaya a evolucionar sanamente.

Por otra parte,en virtud de que los padres son los primeros modelos-ejemplos que el niño tiene, de ambos se nutre para crecer. Por ese motivo, tanto el padre como la madre son figuras claves en el desarrollo del niño,se apoya en ellos para crecer y son quienes le dan la estabilidad y sostén que necesita para seguir adelante e instertarse en el mundo que le rodea de un modo adecuado pudiendo establecer relaciones interpersonales de buena calidad. Por lo cual, es imprescindible que entre ambos existan acuerdos delante del niño, y fundamentalmente en lo que respecto a a la educación de ellos.

Lógicamente los padres pueden discrepar, pero es necesario que al niño se le transmita un único mensaje,y no que uno avale algo que el otro no permite; en ese caso, el niño no sabría a quién escuchar, y eso le va generando mucha inestabilidad.

De este modo, entendiendo que ud y su esposo puedan discrepar, y cada uno de uds tener su fundamento en cuanto al modo de conducirse delante de los niños,procuren dialogar sobre ellos, en forma privada, sin los niños presentes y delante de ellos transmitan un mensaje unificado, un acuerdo.
No les ayuda en absoluto el hecho de que se contradigan o discutan delante de ellos.

Es importante que a los niños se les conceda tiempo para hacer ejercicio, algún deporte, algo que les ayude a canalizar un tanto esa energía que ellos tienen y que les distienda.

De hecho eso también contribuye al proceso de socialización de ellos, estimulando relaciones con sus pares gratificantes, y lo que no es menos importante, ayudando a la incorporación de límites y normas de convivencia social.

Traten de establecer horarios claros y definidos en casa para las distintas tareas: deberes de la escuela, baño, almuerzo, merienda,cena, para irse a dormir, para jugar, en fin.

Asignen además alguna responsabilidad por ejemplo ordenar su cuarto, sus juguetes, poner el uniforme en su sitio al llegar del colegio, dar de comer a la mascota, es decir, algo que esté al alcance de ellos.

Eso ayudará a que incorporen una normativa, que puedan asumir una responsabilidad y favorecerá que se sientan útiles e importantes dentro del hogar.

Sean demostrativos del afecto con ellos; los niños necesitan mucho cariño, siempre.

Si uds están molestos por algo con ellos, eviten comentarios del tipo: no te quiero más.

Tengan presente que los niños son pequeños, y que están en pleno proceso de madurez psicoafectiva.

Valoren sus logros, sus buenas calificaciones, ayúdenles en las tareas cuando tienen dificultades, estimúlenles mucho en eso, compartan con ellos también distracciones y tiempo libre.

No se desaliente; es bastante claro que la discrepancia entre su esposo y ud, está teniendo repercusiones en los niños; pero es algo que absolutamente se puede mejorar.

Charle con su esposo, busquen acuerdos, y propónganse respetarse entre uds, escuchándose cada uno las razones que tienen para tomar tal actitud con los niños, y tomen decisiones juntos.

Espero haber sido clara con ud.
Cualquier duda o comentario, estoy para ayudarle.
Reciba un saludo.
Cliente: escribió hace 5 año.

Agradezco mucho su información sin embargo, mi problema es como lograr mantenerme firme en lo que creo que es bueno para ellos, esta información que usted me da ya me la han dicho, pero, no me mantengo, como hacer para romper con ese esquema que yo traigo y que no entiendo porque me cuesta tanto trabajo darle seguimiento a los limites que pongo.


Por otro lado, no se si me pudiera dar alternativas concretas para trabajar con la obediencia, que es el mayor problema que tengo con ellos.

Experto:  Psic Daniela Izzo escribió hace 5 año.
Estimada consultante, es fundamental que ud se posicione ante los niños con confianza en ud misma, con seguridad en lo que ud desea para ellos y convencida de que las pautas que les va a transmitir son las correctas.

Evite actitudes dubitativas, y procure transmitirles las cosas con palabras simples, que ellos puedan comprender,y procurando no elevar el tono de voz, y aún cuando ellos le desobedecen.

Su firmeza es muy importante, pero no quiere decir que sea que ser agresiva en ningún momento.

Piense que todo lo que ud está haciendo es por el bienestar de sus hijos, que ellos lo necesitan, más allá de que tiendan a transgredir.

Aleje de su mente pensamientos como que ud está errando con sus hijos, o que ud no es capaz de dar una buena educación a ellos, o aún que le van a cuestionar su obrar como madre.

Entiendo que de pronto las divergencias con su esposo pueden llevarla a una posición de inseguridad en ud misma, por lo cual le reitero, confíe en ud, en que está dando los pasos correctos.

Con respecto a la obediencia, tal como le expresé anteriormente, es fundamental que a los niños le queden claras las cosas incialmente, por ejemplo que no deben pegar. Si ellos lo hacen, ud puede decirles que se entristece por ello, y que para hacer amigos hay que ser respetuosos, no pegar, y si reiteran eso, ud no podrá dejarlos ir a la clase de Jazz, por ejemplo.

Y cuando llegue el momento, si ud ve que ellos no tuvieron en consideración lo que les explicó, entonces perderán la clase, diciéndoles claramente por qué.

Asimismo incentiva la obediencia dándoles un abrazo,celebrando cuando obedecen, cuando son respetuosos a lo que se les indicó, y ocasionalmente ud puede premiar con alguna salida, un poco de TV, o lo que está a su alcance.

La clave está en que todo ud lo explique, que lo dialogue con ellos y que se mantenga firme, sin temores ni desestabilizarse ud.

Cuando ellos vean su seguridad, y a medida que esto se mantenga a medida que pase el tiempo, van a ir logrando aceptar las normas, las pautas y poco a poco su comportamiento podrá ir modificándose.

Puede ud además pedir apoyo en la escuela, a las respectivas maestras, para que desde el lugar de ellas, también colaboren en este aspecto del desarrollo de los niños.

Ud deje claro a sus hijos que en casa, los que mandan son mamá y papá y hay que obedecerles, en tanto en la escuela, deben respeto a la maestra.

Tiene que ir dando tiempo.

Considero fundamental que charle con su esposo sobre todo esto, quizás hágalo fuera de casa, salgan a dar una vuelta, tomar un café y dialoguen sobre los niños y entre los dos evalúen qué es lo que acuerdan hacer.

Le reitero, es necesario ir dando tiempo a los niños, y no desestimen compartir un tiempo de recreación o juego con ellos. Es fundamental que los niños les vean disfrutar con ellos.

Si eventualmente las cosas se mantuvieran sin ningún cambio, entonces le sugiero recurra junto a su esposos a una entrevista presencial con un psicólogo infantil, para ir planteando detalles de la dinámica intrafamiliar y desde allí, el colega pueda hacer otro tipo de intervención, revisando además características de personalidad de uds como padres, experiencias, historias de cada uno para que uds mismos puedan comprenderse interiormente y determinar qué cambios hay que hacer en cuanto a la forma de encarar a los niños.

Espero que mi orientación le sea de ayuda.
Si ud está conforme con mi atención, agradezco pueda dar una valoración positiva, de modo que el sitio reciba constancia de ello y recompense mi trabajo.

Estoy a su disposición, en el momento que ud lo necesite.
Reciba un saludo y mucha confianza.
Psic Daniela Izzo y otros otros especialistas en Psicología están preparados para ayudarle