Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio. Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Carmen Garcí...
Carmen García Olid
Carmen García Olid, Psicóloga. Sexóloga. Psicóloga Forense
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 2356
Experiencia:  Psicóloga general sanitaria con acreditación oficial.Infantil y adultos.RRHH. 27 años de experiencia. Perteneciente al Colegio Oficial de Psicólogos
62077994
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
Carmen García Olid está en línea ahora

Tengo un niño de 5 años y me hacer perder la paciencia. Cualquier

Pregunta del cliente:

Tengo un niño de 5 años y me hacer perder la paciencia. Cualquier cosa és más importante o le seduce más que lo que yo le digo que haga. El desañuno se hace eterno, al igual que la hora de quitarse el pijama y vestirse. Ya le puedes ir diciendo va!, venga!, come! Vistete!, tantas veces como quieras, da igual que le castigues sin tele hasta que lo haga, da igual todo...
A veces quan el castigo se hace realidad se molesta, però a veces lo tiene tan asumido, porque sabe que yo los cumplo todos, que parece que le de igual...
Habo con él y me dice que no sabe porque lo hace, y despues dice que no lo hara más, pero si lo hace.
También he notado ultimamente, que es cuando se ha agravado el tema, que le cuesta levantarse por la noche a hacer pipi y cuando lo hace ya se le ha escapado un poco. Dice que le da mandra!
Què hago??? Hacia mucho que no se hacia pipi!

Gracias XXXXX XXXXX la respuesta

Montse
Enviada: hace 4 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 4 año.
Estimada Montse

Para poder ayudarla mejor, necesito, por favor, me conteste a estas preguntas

- ¿Ha habido algún cambio importante recientemente que pueda afectar a su hijo como enfermedades, algún nacimiento, separación, discusiones, cambio de profesor/a o de centro escolar....?

- ¿Cómo actúan otras personas que están con el niño como su padre o abuelos o cuidadores...?

- ¿En el colegio le han dicho si han notado algún cambio en su conducta?

Muchas gracias.
Cliente: escribió hace 4 año.

No ha habido ningun cambio importante y sigue con la misma clase y la misma maestra.


Tal vez estamos un poco más nerviosos..


Su padre pierde más la maciencia que yo y a veces le grita... los abuelos lo miman más y le pasan más las cosas, però incluso mi madre que és la abuela que lo tiene más y lo llevaba mejor, nota que està más revelde o más "pasota"...


En el cole no me ha comentado nada, solo me dijo a primcipios de curso que se distrae con todo, que le tienes que repetir mucho las cosas para que las hoga, y que tiene que estar pendiente de todo y de todos...

Experto:  Carmen García Olid escribió hace 4 año.
Le agradezco mucho sus explicaciones.

Comprendo su desesperación. Realmente resulta muy difícil manejar diariamente situaciones como las que describe, y es normal que la paciencia se agote.

Los niños pasan por fases de "desafío" porque intentan salirse con la suya y olvidarse de obligaciones y normas. Los padres y educadores tienen la sensación de que se les "reta" de algún modo para perder la paciencia. Simplemente el niño está tratando de averiguar hasta dónde puede llegar y si puede salirse con la suya.

La labor de los adultos es ponerles límites. Por lo que ud explica, está claro que lo hace, pero, si le parece, le daré algunas pautas, especialmente para que ud no se encuentre tan alterada. Cuanto más se altere ud y más nerviosa se ponga, además de perjudicar su salud, no conseguirá respuesta por parte del niño.

Es muy importante que ud le explique al niño lo que espera de su comportamiento. Esto debe hacerlo en un momento en el que ud no esté alterada, para que simplemente se trate de una conversación y el niño pueda escucharla. Pueden hacer un gráfico en una cartulina y ponerla donde el niño pueda verla. Es preciso que el niño se levante con tiempo suficiente para hacer lo que debe hacer (seguro que también lo hace ya). Para ello, los horarios son muy importantes. Todos los niños necesitan horarios para saber en cada momento qué toca hacer. En esa cartulina, explíquele que debe vestirse él sólo y que tiene 5 minutos para hacerlo. También debe tomar el desayuno. Para ello, debe disponer de unos 20 minutos. Cuando el desayuno esté listo, póngalo en la mesa y dígale "recuerda que tienes 20 minutos", pero no lo haga enfadada, sino de forma cordial. No vuelva a repetirle que desayune, ni se enfade ni lo regañe. Con mucha frecuencia los niños desean ser el centro de atención y, aunque parezca paradójico, lo consiguen cuando se los regaña. Se trata de atención negativa, pero atención a fin de cuentas. De este modo, ellos controlan la situación e incluso, controlan a los adultos, porque cuando su hijo se lo propone, consigue que ud se enfade o se ponga nerviosa. Fíjese que, en cierto modo, es "él quien manda".

Pasado el tiempo del desayuno, retírelo (no se preocupe si no comió. No le pasará nada y él habrá aprendido que no logrará nada por ese camino) Si él protesta, le dice lo más tranquilamente posible que pasó el tiempo del desayuno y que ya toca ir al cole.

Muy importante es que no reciba ningún tipo de atención cuando su comportamiento no sea el adecuado. Simplemente dígale que no va a prestarle atención hasta que no haga lo que tiene que hacer. Incluso, si a ud le resulta difícil, vaya a otra habitación,pero debe hacer un esfuerzo por no enfadarse y que él vea que no la controla a ud. Sin embargo, cuando cumpla con lo que debe, es muy importante alabarlo, celebrarlo de algún modo (besos, aplausos, alegría...) De este modo el niño aprende que cuando se porta bien, él es el centro de atención y consigue mucho más que cuando se porta mal. Más que castigo, es mejor el premio por buena conducta.

En su cartulina deben contemplarse también actividades como "ir al parque" "jugar en casa con algo" "ver TV"... y los tiempos que le corresponden. Este tipo de "privilegios" los tendrá si hace lo que debe hacer, de forma que, por ejemplo, si hoy se fue sin desayunar porque no quiso hacerlo, no tendrá esta tarde su tiempo de TV. No hay que gritar ni discutir ni insistir. Simplemente cuando a la tarde diga que verá TV, se le explique, con la cartulina delante, que puesto que no hizo lo que debía hacer, no tiene su tiempo de TV. Tampoco "negocie" ni discuta esto. Se mantiene firme y nada más.

Este mismo criterio debe seguirlo cualquier adulto que esté a su cuidado. Si ud dijo que no tenía TV porque no desayunó, ningún otro adulto podrá ponerle la TV.

Respecto al pipí, es frecuente que niños que habían controlado esto, en situaciones de estrés vuelva a aparecer. Su hijo está manifestando estrés. Lo mejor es que no le regañe cuando se produzca, pero que cuando le pase vaya al baño, se lave y la ayude a ud a cambiar la cama. De este modo, él sabrá el proceso que conlleva. No se enfade con él. No lo hace a propósito. También es importante que no tome ningún líquido desde una hora y media antes de ir a dormir y que se levante a mitad de la noche para ir al baño. Esto es un poco molesto para ud porque la obliga a levantarse para despertarlo y acompañarlo al baño, pero verá como en unos días, habrá cogido hábito y lo hará. No obstante, si el problema persiste en dos semanas, le recomiendo que lo comente con su pediatra por si hubiera algún problema de índole médica.

Espero haber sido de ayuda. Por favor, consulte cuanto necesite ants de valorar mi respuesta. Estoy aquí para ayudarla. Un cordial saludo
Carmen García Olid y otros otros especialistas en Psicología están preparados para ayudarle