Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio. Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Psic Daniela...
Psic Daniela Izzo
Psic Daniela Izzo, Psicólogo
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 2562
Experiencia:  Más de 26 años de experiencia en atención de niños, adolescentes y adultos.
60059042
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
Psic Daniela Izzo está en línea ahora

Hola Buenas noches, les planteo resumidamente mi situación:

Pregunta del cliente:

Hola Buenas noches, les planteo resumidamente mi situación:
Me case y tuve una hija que ahora tiene 25 años y me divorcié porque mi marido me agredió y lo denuncié, de esto hace unos 20 años. Al cabo de un año conocí a mi actual pareja, y tengo un hijo de 10 años de él. Mi sensación es como si viviese con un compañero de piso o un amigo, ya no hay relación entre nosotros de pareja pero no soy capaz de dejarlo... hace unos años me marché por lo insoportable que se hacía esta convivencia sin afecto ni comunicación y me sentí liberada, autosuficiente y me demostré que podía vivir sola, sin depender de nadie; pero al cabo de algunos meses volví. La causa ? por pena, por sentirme sola, por darle otra oportunidad y sobre todo por mi hijo, que estaba todos los días de un lado a otro y eso me dolía muchísimo y no quería que viviera lo mismo que mi hija mayor, me sentía culpable.
Después de intentarlo durante varios años, nada ha cambiado, solo la sensación de que ahora no tengo fuerzas de volver a tomar la decisión de aquella vez de marcharme.
Me siento prisionera en una casa que no es mía, en una convivencia que no me hace feliz, con una persona que no me da cariño y a quien yo ya tampoco le puedo dar nada porque ya no lo siento. El dice que al principio yo era cariñosa y apasionada y me acercaba a él y eso le encantaba y que por qué no sigo siendo como antes, que así nos iba bien y el siempre ha sido igual. Cuando yo le contesto que yo también necesito sentirme querida y que me demuestre afecto, contesta que a él le da corte acercarse a mí, que me quiere a su forma pero que no es capaz de demostrármelo con palabras o muestras de afecto, que eso es de peliculas...que me lo demuestra con hechos (como preocuparse por mis cosas, que no me pase nada malo, como si fuese mi padre pienso yo).
No sé qué hacer, bueno si lo sé pero siempre lo pospongo y no encuentro la forma ni el momento, ni como exponerselo ... Yo le he dicho que ya no estoy enamorada y él siempre dice que así están muchas parejas, que hay crisis en las relaciones y seguimos viviendo esta mentira, sin amor, sin sexo, sin nada, tenemos 50 años y llevamos una vida como si fueramos viejos, aburridisima, distanciados y sin complicidad, por no hacer nada, ni discutimos.
A él parece que no le importa esta situación, bueno aparentemente lo lleva bien, es de naturaleza conformista y fría, pero a mí me sobrepasa y me está hundiendo, creo que soy muy cobarde porque no me siento con fuerzas para cambiar todo y tengo miedo a tomar las riendas de mi vida.
Gracias XXXXX XXXXX Un saludo.
Enviada: hace 4 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Psic Daniela Izzo escribió hace 4 año.
Estimada consultante, estoy leyendo detenidamente su consulta y elaborando una respuesta para ud. Por favor, aguarde unos minutos para recibirla.
Cliente: escribió hace 4 año.


¿qué información necesita más?

Experto:  Psic Daniela Izzo escribió hace 4 año.
Estimada consultante, comprendo su malestar por lo que está sucediendo dentro de su relación de pareja.

Es muy claro que ud no se siente satisfecha con la relación, que no está colmando sus expectativas y el hastío y malestar están ganando terreno.

Ud expresa que una vez distanciada de su actual pareja, retornó con él pues no quería que su hijo viviera lo mismo que su hija mayor. Eso habla de sus buenos sentimientos como mamá, de su interés por que el chico se desarrollara con la estabilidad de su madre y padre juntos, pero sin embargo, eso le ha llevado a ud misma a una situación en la cual no se siente en absoluto querida, comprendida, en fin.

Ud ha dado prioridad a la estabilidad de su hijo, pero me permito señalarle que no necesariamente hubiese sido exclusivamente desfavorable para el desarrollo y crecimiento de su hijo el no vivir con los padres juntos.

Claro que habrían idas y cuentas como ud dice sucedió con su hija, pero bien podrían haber llegado a ciertos acuerdos, de manera de brindarle al chico una relación estable y afectuosa con cada uno de ud, así como el afecto que es lo fundamental para un hijo.

Ese mismo afecto, su hijo lo sigue necesitando hoy, así como una buena contención de parte de uds, el verles tranquilos, en paz, en vivir en un hogar donde haya armonía, libertad, en fin.

Sabe que en su relato, ud me transmite que no es feliz, que vive junto a su compañero, pero lleva un estilo de vida que no le agrada ni la disfruta.

Es cierto que en una pareja ambas personas son distintas, tienen educación,historias, puntos de vista, sentimientos, inquietudes diferentes, pero si el amor que los une es firme, esas diferencias pueden irse encarando y lograr una convivencia que contemple las expectativas de ambos.

No se trata de que prevalezca siempre el deseo y anhelo de uno de los dos, sino que se vaya alternando,y que en ese dinamismo se logren acuerdos recíprocos, donde ambos tiene que irse amoldando el uno al otro, aceptándose como son, perdonándose mutuamente y esforzándose por alcanzar esa relación fructífera y saludable que les haga felices a ambos, a pesar de las dificultades que siempre surgen en una relación.

Estimada señora, ud es una persona dinámica que en cierto momento de su vida tomó una iniciativa de distanciarse porque la relación no le conformaba.

Claro que dio prioridad a su hijo,quizás a su compañero; tal vez el vivir sola le angustió, le generó inseguridad y eso le llevó a volver. Pero la relación siguió sin cambios.

Y es entendible y diría esperable que pasado el tiempo, el malestar se fuera intensificando en ud, pues ud más allá que ha ido cambiando como toda persona a lo largo del tiempo, sigue teniendo otros principios referentes a una pareja que su esposo no comparte.

Claro que ud no tiene que sentirse culpable de lo que les pasa, porque la relación es producto de los dos, y es de ambos de donde tiene que partir la transformación.

Si ud no se siente feliz, se siente frustrada en sus expectativas, no se siente querida, comprendida por su compañero, tiene pleno derecho a exponerlo y luchar por mejorar su calidad de vida.

No tiene que conformarse a vivir en esa vida fría que ud dice.

Comience por quererse más a ud misma, valórese, acéptese y posiciónese con más confianza. Acepte que ud tiene derechos, pues no solamente es mamá, sino mujer, esposa, una persona con derechos.
El luchar por ser feliz como mujer, no pone en absoluto en tela de juicio su condición de mamá y aún si en algún caso ud y su pareja se separaran, su hijo no tendría por qué sufrir, ni se vería afectado el vínculo entre ud y el chico.Parta de esa premisa.

Mire a su compañero, analice internamente sus sentimientos hacia él, trate de despejar dudas en cuanto a lo que siente, lo que desea, y procure ver si ve posible una relación como a ud le satisface junto a él.

Tómese un tiempo para resaltar lo que vivieron juntos, lo bueno que compartieron, lo que han construido juntos y vea si de todo eso, ud saca en claro que aún anhela seguir junto a él, y ve viable una posibilidad de restaurar la relación.

Una vez que ud esté clara, entonces puede proponer a su compañero una charla, quizás café de por medio, fuera de casa, al menos hagan algo distinto, y allí charlen, hagan una especie de puesta a punto del tiempo que están juntos.

Allí ponga sobre la mesa lo que siente, lo que piensa, lo que desea, y de una forma respetuosa, muestre a su compañero que ud lo entiende, que quizás para él las cosas están bien así, pero no para ud.

Escúchelo, sea receptiva a él, y ponga en palabras cuáles son sus deseos, que sea más demostrativo, afectuoso, galante, que la busque en la intimidad, en fin.

Esté atenta a las inquietudes y preocupaciones de su compañero, y traten de ir contemplándose recíprocamente, viendo si ambos logran reconocer que es necesario introducir cambios.

Si lo acuerdan, entonces un muy buen recurso es iniciar una terapia de pareja; ud relata que la hicieron pero solamente su esposo asistió una vez. Como ud comprenderá, un tratamiento lleva tiempo, y eso va más allá de una sesión.Y si es una intervención de pareja, deben asistir los dos.
Plantéeselo a su compañero y vea si él está dispuesto a asumirlo.

Allí los dos podrá ir profundizando en los aspectos de la relación que están afectados, se verán als inquietudes de cada uno, y poco a poco podrán ir llevando a cabo esos cambios tan necesarios.

Pero no olvide que no es saludable agredirse, reclarmarse, contender, sino que tiene que haber afecto siempre y disposición del uno para con el otro.

Claro que no solamente de ud dependerá que la relación pueda tener una nueva oportunidad.

Haga lo que está a su alcance, hable con él una vez más y déle unos días a su esposo para que lo piense y vea si en verdad comparte sus inquietudes.

Juntos podrán encarar las cosas.

De lo contrario, estimada señora, ud tendrá que afirmarse mucho en ud misma, animarse a luchar por encarar las dificultades y poco a poco ir venciendo esos temores que la pueden paralizar y mantener en una relación otoñal que se va extinguiendo y la opaca a ud misma.

Piense en ud, y en su hijo.
Él la necesita bien, tranquila, animada, estable emocionalmente; recuerde que es ejemplo para él y sostén.

No se desaliente.
El miedo no le permitirá avanzar y le irá deteriorando emocionalmente.

No se culpabilice ni se condene.

Espero haber sido clara con ud.

Agradezco su valoración positiva si el asesoramiento le es útil. De ese modo el sitio recibe constancia y remunera mi trabajo.

Cualquier duda o comentario que ud necesite hacerme, estoy para ayudarla, en el momento que ud me lo solicite.

Reciba un saludo y mucho ánimo!
Cliente: escribió hace 4 año.


Perdone, pero en la terapia de pareja que solo asistió una vez, el psicologo me dijo que me separara, que mi relacion con el me quitaba energía, como usted bien explica otoñal que se extingue... ya di el paso pero cometí el error de volver. Mi situación ahora es de donde cojo fuerzas para irme ahora... no se como hacerlo. Gracias

Experto:  Psic Daniela Izzo escribió hace 4 año.
Muchas gracias XXXXX XXXXX confianza.

Siendo así, que ud ya ha determinado separarse de su compañero, lo central radica en apuntalar su autoestima valorarse a ud misma, tal como le explicaba anteriormente,afirmarse en lo que ud desea para su vida, su futuro.

Entiendo que la posibilidad se separarse le dé inseguridad, pues no solamente se abre un futuro incierto para ud, sino que es posible que ahora reviva la ocasión anterior en la que se separó, y luego de un tiempo, no se sintió firme como para seguir adelante y entre esa y otras vivencias, retornó con él.

Considero que de esa experiencia, lo que ud tendría que rescatar, es que pudo vivir sin él, pudo sustentarse, y durante un tiempo disfrutó de su condición.Quiere decir que eso le devuelve a ud una imagen de sí misma de alguien que sí puede, que es capaz, y si lo fue en aquél momento, por qué no habría de serlo ahora?

Piense además que ud lo hará por ud, por lograr una mejor caliadd de vida, y por su hijo.

Así como le expliqué anteriormente, véalo como uan nueva forma de vida que será de ayuda para su hijo también, porque la verá mejor a ud, en otras condiciones y no en ese hastío actual.

Ud es una persona joven, y tiene que animarse.

Claro que el futuro, siempre es incierto, pero no se deje vencer por el miedo, por la inseguridad.

Afírmese en lo que ud quiere para su vida, asegúrese de ser ese el paso que desea y necesita dar, y propóngase un plazo para ir tomando decisiones.

Una vez que ud esté decidida, entonces proponga a su esposo una charla solas y plantéele la decisión que tomó; charle tranquila, de buena manera, sin necesidad de reprocharle cosas, ni contender.

Evite que el hijo esté delante; eso sería desfavorecedor para él.

Hable con su esposo sobre lo referente al chico, con quién quedará, quién se hará cargo de cada cosa, y de lo necesario que es que él mantenga el vínculo con los dos.

Una vez que vayan poniéndose de acuerdo uds, como padres, entonces charlen con él, explicando que uds se separarán pero que los motivos no lo involucran a él. El chico necesita estar tranquilo sabiendo que en absoluto es responsable de la separación de los padres, pues siempre hay un componente fantaseoso al respecto.

VAyan dando tiempo; no son decisiones que deban tomarse de modo precipitado.

Propónganse cierto tiempo, el que uds coincidan, como para ir haciendo las gestiones pertinentes, por ejemplo de vivienda, economía y demás.

Y no descuiden de estar cerca del chico, evitando hablarle el uno del otro, recuerde que el niño les ama a los dos, y sería ansiógeno para él que sus padres le hablaran mal el uno del otro.

Eviten hacerlo.

Dediquen tiempo a estar con él, anímenlo y apóyenlo en sus estudios, en sus demás actividades y procuren tranquilizarle, determinando además una rutina horaria, en cuanto a días en que visitará a uno, horarios, en fin.

Poco a poco, en tanto ud vaya dando pasos, se irá sintiendo más animada, más segura en ud misma;irá viendo que efectivamente puede lograr lo que desea, en este caso, separarse de su pareja y vivir en forma independiente.

Espero haber sido de ayuda para ud.
Agradezco su valoración positiva.
Cualquier comentario, ud sabe que estoy a su disposiciòn, en el momento que ud lo necesite.
Un saludo y mucha fortaleza para ud!
Psic Daniela Izzo y otros otros especialistas en Psicología están preparados para ayudarle