Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio. Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Carmen Garcí...
Carmen García Olid
Carmen García Olid, Psicóloga. Sexóloga. Psicóloga Forense
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 2358
Experiencia:  Psicóloga general sanitaria con acreditación oficial.Infantil y adultos.RRHH. 27 años de experiencia. Perteneciente al Colegio Oficial de Psicólogos
62077994
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
Carmen García Olid está en línea ahora

Hola. Mi pregunta os parecerá una tontería, pero estoy sufriendo

Pregunta del cliente:

Hola. Mi pregunta os parecerá una tontería, pero estoy sufriendo mucho por un gato. Resulta que era un gato joven, callejero y muy mimoso. Seguía a todo el mundo que pasaba por delante de él, esperando sus caricias y que le diesen algo de comer. Me apiadé de él y me encariñé mucho, hasta el punto de considerarlo casi "mío". Pero éso pasaba delante de donde trabajo (un polígono industrial) y no me dejaron meterlo dentro y, como yo salía muy tarde, él ya no estaba. Y así un día tras otro. Hasta que un día se lo llevó una trabajadora. Lo que más me dolió era no reaccionar cuando se lo llevó. Lo ví y me quedé helada por la tensión. No supe reaccionar. Me quedé bloqueada. Y siento que éso no me lo perdonaré nunca. Yo no me esperaba que se lo llevasen después de tres semanas. Y no reaccioné cuando se lo llevó. De éso hace casi dos meses y el dolor no se me quita (la trab? Estoy enloqueciendo de dolor porque adoraba a ése gato y me duele no haber reaccionado. Me duele mucho. Ayuda, por favor.
Enviada: hace 4 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 4 año.
Estimada consultante, buenos días

Soy Carmen G. Olid, licenciada en psicología por la Universidad Complutense de Madrid y estoy encantada de ayudarle con su consulta.

Le ruego sea tan amable de esperar unos minutos mientras redacto su respuesta. Muchas gracias
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 4 año.
Gracias XXXXX XXXXX espera

Comprendo su dolor y no me parece una tontería en absoluto. Es perfectamente comprensible. Ud se encariñó con el gato y, como dice, consideraba que era suyo. Sus expectativas se han roto, porque ud, de algún modo, pensaba que el gatito siempre estaría ahí para ud y esas expectativas se truncaron cuando comprendió que no sería así.

En mi opinión, tiene varias opciones. Por un lado, siempre puede hablar con esa trabajadora que se lo llevó y preguntarle si ella podría dejárselo a ud. Tal vez lo acogió porque no quería que siguiera abandonado y si ud le propone dárselo, acceda. Pero podría ocurrir que no sea así porque ella también le tenga cariño.

La otra opción es que ud misma consiga adoptar o comprar otro gato. Nunca supliría al primero, pero tal vez ud necesite de la compañía de esa mascota en este momento de su vida.

Por último, la tercera opción, es pensar que el gatito estará perfectamente cuidado con esa trabajadora que lo acogió y que, al final, es lo que cuenta.

Mientras tanto, mientra toma la decisión de qué hacer, lo mejor es que escriba en un papel las ventajas e inconvenientes de cada opción para decidirse. Sólo debe dedicarle una hora al día a esa decisión y el resto del tiempo evite pensar en el gato porque le hace sufrir. No pueden pensarse dos cosas a la vez y ud deberá controlar su pensamiento pensando, por ejemplo, en nombres de países o de ciudades. De este modo, el pensamiento que le hace daño no estará en su mente. Cuando le aparezca el dolor al pasar por el sitio donde el gatito estaba, modifique sus pensamientos tristes y negativos por los positivos como "ahora está muy bien cuidado" "ya no está abandonado" "si lo hubiera acogido, yo estaría muy mal con el tiempo cuando hubiera muerto"...

Si ve que en dos o tres semanas no mejora, le recomiendo una visita con un psicólogo de forma presencial, porque tal vez exista alguna depresión de fondo en ud que le impida mejorar.

Espero haber sido de ayuda. Por favor, no se quede con dudas y consulte cuanto necesite antes de valorar mi respuesta. Estoy aquí para ayudarla en cuanto me sea posible. Reciba un cordial saludo y ojalá mejore pronto
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 4 año.
Buenas tardes

Le recuerdo que estoy a su disposición para cualquier aclaración. Mi intención es ayudarla en todo lo que me sea posible. Una vez satisfecha con la respuesta, le agraderé sea tan amable de valorarla, pues es él único modo en que el sitio remunera mi trabajo. Muchas gracias.
Cliente: escribió hace 4 año.

Buenas noches, Carmen, y perdona mi tardanza en contestar, pues estaba en el trabajo y allí no podía responder. Tengo la desgracia de ser la persona que más ha tratado con ése gato tan sociable, y de encontrarmelo justo en la puerta donde presto mis servicios (control de accesos), por lo que no puedo dejar de pensar en él. Para la empresa le resulta imposible cambiarme de servicio (de sitio).Lo que más me duele no es tanto que se lo haya llevado, sinó que me quedé tan helada que no reaccioné y, por lo tanto es lo que más me cuesta de digerir, que no reaccionara . Si no lo hubiera visto, me hubiera dolido, pero "ojos que no ven, corazón que no siente". Pero éso tampoco me sirve de consuelo.


Se ve que ésa mujer se fue de vacaciones con el gato y, aunque intenté ponerme en contacto con ella a toda costa, ella me contó que se lo había dado a un vecino del pueblo y que él no no quería devolverlo. El dolor de no haberlo evitado (por sentirme bloqueada en ese momento) me consume. Me mata por dentro. Ya no sé qué hacer. Y ya no puedo más porque las imágenes vienen a mi mente, sin querer (imposible pensar constantemente en otra cosa o haer otras actividades todo el rato).


Saludos.

Experto:  Carmen García Olid escribió hace 4 año.

Buenos días

 

Le ruego me disculpe, pero anoche no estaba en línea cuando entró su respuesta. Ahora ya me queda más claro. Se quedó paralizada porque no estaba preparada para eso, no estaba en sus expectativas. Ahora se culpa y hace mal, porque se está culpando por no haber previsto lo que podía ocurrir y eso es pedirse a sí misma ser perfecta.

 

Todos reaccionamos mal en algunos momentos. Es lo normal. Simplemente hay que aprender de los errores para crecer e intentar que no vuelva a ocurrir. El pasado no puede cambiarse y no podemos permitir que nos amargue el presente y nos fastidie el futuro. Por eso, estimada señora, debe aceptar que quedó paralizada porque la sorprendió y asumirlo. Está siendo Ud demasiado exigente consigo misma y es aUd a quien más debe querer porque vivirá con Ud misma toda su vida. Así que sea comprensiva y cada vez que le aparezcan esos pensamientos que tanto le duelen, ponga en práctica la técnica distractora que le comenté (pensar en otra cosa).

 

Tal vez, lo que le ocurre es que tenga Ud un problema de baja autoestima, por lo que debería analizarlo y, si es así, pedir cita con un psicólogo de forma presencial. Yo le recomendaría en ese caso, uno que trabaje con un modelo cognitivo conductual. En www.cop.es están las direcciones de todos los colegios de psicólogos de nuestro país. Sólo deberá localizar el de su provincia.

 

Sigo a su disposición. Un afectuoso saludo

Carmen García Olid y otros otros especialistas en Psicología están preparados para ayudarle