Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Carmen Garcí...
Carmen García Olid
Carmen García Olid, Psicóloga. Sexóloga. Psicóloga Forense
Categoría: Psicología
Clientes satisfechos: 2340
Experiencia:  Psicóloga general sanitaria con acreditación oficial.Infantil y adultos.RRHH. 27 años de experiencia. Perteneciente al Colegio Oficial de Psicólogos
62077994
Escriba su pregunta sobre Psicología aquí...
Carmen García Olid está en línea ahora

buenas noches , me da verguenza y ni siquiera se como preguntarles........

Pregunta del cliente:

buenas noches , me da verguenza y ni siquiera se como preguntarles........ tengo un niño de casi 8años de edad,tiene un caracter muy dificil, quiere hacer lo que el quiere, me contesta muy majadero, o nose si yo soy la del problema, no tengo paciencia exploto con mi hijo, incluso lo he golpado, por favor diganme ¡¡¡¡¡¡¡que debo hacer¡¡¡¡¡¡¡, como debo compotarme con el,
Enviada: hace 3 año.
Categoría: Psicología
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 3 año.
Buenas noches

Soy Carmen G. Olid, licenciada en psicología y estoy encantada de atender su consulta. Lamento la demora en la respuesta, pero estaba desconectada cuando Ud consultó.

Le ruego tenga la amabilidad de esperar unos minutos mientras redacto su respuesta. Muchas gracias
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 3 año.

Gracias por la espera.


Comprendo cómo se siente y, ante todo, no se agobie ni sienta vergüenza alguna por nada. Ud es una madre preocupada y es una persona que, como es normal, se desespera ante el mal comportamiento de su hijo.


La educación de los niños no es fácil. Normalmente no hay un manual de instrucciones para seguir. Sin embargo hay una serie de recomendaciones muy útiles que deben tenerse en cuenta. Siempre, lógicamente, partimos de la base de que el niño no tiene ningún problema médico.

La mayoría de las veces los niños se comportan mal porque consiguen atraer la atención de los adultos. Resulta paradójico pero aunque sea para regañarles, están recibiendo atención de los adultos cuando se portan mal. De algún modo, el niño sabe que está dominando la situación puesto que consigue, con su mala conducta, alterarla a ud, dominarla.


Se trata de que evitemos prestar atención a la mala conducta y se premie la buena. Cuando el niño empieza a portarse mal (lloros, gritos, tirar cosas, contestar mal, tirarse al suelo….) hay que decirle que hasta que no se calme, no le prestaremos atención (sólo hay que decírselo una vez). Si es preciso, le dejamos sólo mientras dure esa actitud, dedicándonos a otras cosas. Aunque aumenten los gritos o la mala conducta, hay que armarse de paciencia y no prestar atención.


Cuando se calme, entonces hablaremos con él. Le explicaremos que ese tipo de comportamiento no vamos a tolerarlo. Hay que elaborar una relación de conductas que queremos que el niño haga (estudiar, ayudar en casa…) dejándole también lugar para su tiempo de ocio y juegos (ver TV, jugar con los amigos o con sus juegos….) De este modo el niño sabrá qué tiene que hacer y cuándo es el tiempo de cada cosa. Se le puede decir que hasta que no cumpla con lo que ha de hacer, no podrá tener sus privilegios (por ej., hasta que no acabe su tiempo de estudio, no podrá ver la TV).

En esta técnica es imprescindible que todos los adultos que estén con el niño, la sigan. Es decir, si no hay que prestarle atención, no podrá hacerlo nadie (ni abuelos ni padres ni resto de adultos). También es fundamental que se premie la buena conducta. Es decir, cuando el niño se porte bien y cumpla con lo que debe hacer, hay que decirle que lo ha hecho muy bien, que estamos muy contentos con su comportamiento, abrazarlo, besarlo…. De este modo el niño aprenderá que cuando el comportamiento es correcto, es cuando consigue la atención de los mayores y lo normal es que tienda a incrementar esa conducta.

Si con esta técnica no conseguimos resultados (aplicándola rigurosamente durante dos o tres semanas), entonces sería conveniente acudir a un psicólogo infantil que evalúe al niño y nos dé las pautas a seguir, por si hubiese algún otro problema asociado.

Es preciso tener un poco de paciencia porque no surte efecto de forma inmediata. Es un entrenamiento. Ante todo, tener presente que nunca hay que golpearlo porque no sólo no solucionará el problema, sino que será aún peor y, además, aumentará el sentimiento de culpa en ud.

Poner límites es fundamental en la educación de un niño y eso cuesta porque se resisten. Ellos quieren salirse con la suya y que nadie les diga que no. Pero no hacerlo implicará que el problema aumente y lleguen a convertirse en niños tiranos capaces, incluso, de agredir a los padres. Por eso, hay que mantenerse firmes y actuar, pero evitar que ellos vean que nos dominan mostrándoles desesperación. Por eso no hay que repetirles las cosas más de una vez y a continuación, esperar a que actúen como se les ha pedido.


Espero haber sido de ayuda para ud. Por favor, no se quede con dudas y consulte cuanto necesite antes de valorar mi respuesta. Estoy aquí para ayudarla en cuanto me sea posible. Reciba un cordial saludo

Experto:  Carmen García Olid escribió hace 3 año.
Estimada consultante

Recuerde qué estoy a su disposición para cualquier duda. Mi intención es ayudarla en cuanto me sea posible. Una vez resueltas sus dudas, le agradeceré tenga la.amabilidad de marcar una de las.caras.sonrientes, pues es el único modo en que el.sitio remunera mi trabajo con parte de lo que id ya pagó cuando hizo su consulta. Muchas gracias. Reciba un afectuoso saludo
Cliente: escribió hace 3 año.

buenas noches, le agradezco por su respuesta, me ayuda de sobremanera, mi duda es que tal vez el comportamiento de miijo se deba a que en estos momentos se esta dando y tomando en cuenta que recien tiene una hermana mi hija tiene 15 meses. como debe ser mi comportamiento con mi hijo cuando esta mi hija presente

Experto:  Carmen García Olid escribió hace 3 año.
Buenas noches

Muchas gracias por permitirme ayudar.

Sin duda alguna, el nacimiento de un hermano es un motivo de alteración en los niños, especialmente cuando ellos son los mayores. Durante un tiempo, él ha sido "el rey de la casa", y todas las atenciones eran sólo para él. Tener una hermana ha hecho que esa atención se reparta. Además, un bebé demanda mucha atención y cuidados y pueden despertarse los celos en los hermanos más mayores, que intentan reclamar la atención de los padres con comportamientos agresivos, frecuentemente.

Lo mejor que puede hacer es dedicarle siempre un tiempo a él solo (aunque sea media hora al día), para hacer actividades (jugar, dibujar, tareas escolares...) o pedirle que le ayude con pequeñas tareas domésticas. Es importante resaltar que ud está muy orgullosa de él, que él ya es un chico mayor, que ya no le da tantos problemas como la niña pequeña, que puede hablar con él y contarle cosas... De esta forma, él verá que tiene unos privilegios por ser mayor, porque tal vez él sólo vea que los privilegios los tiene su hermana (le dan de comer, la toman en brazos, tal vez se queda en casa mientras él va al colegio...) Por eso, ud le ayudaría encomendándole pequeñas tareas y compartiendo tiempo con él para que vea que no ha quedado relegado por su hermana.

Cuando están los tres juntos, es bueno involucrarlo a él en actividades que tengan que ver con la niña. Por ejemplo, pedirle que la enseñe cosas porque él ya es mayor, que la ayude con pequeñas tareas o actividades... y siempre resaltar que ud está muy orgullosa de él y que lo quiere muchísimo para que él se sienta importante y querido y vea que no ha perdido su lugar. Cuando él se comporte mal, una vez pase el berrinche inicial, lo mejor es que hable con él y que le diga "con lo bueno que tú eres, no sé por qué te has puesto así".La mayoría de los niños tienen la percepción de que cuando se portan mal, son malos, y por lo tanto, los padres ya no los querrán. Por eso hay que explicarles siempre que ellos no son malos, sino que se portan mal en ocasiones, y que aunque nos enfademos por su conducta, el cariño permanece intacto y siempre los querremos.

Pero, como le decía, es bueno que intente buscar siempre un tiempo para él solo. Incluso, por ejemplo, alguna vez salir sólo con él para hacer alguna actividad que su hermanita pequeña no puede (ir al cine, por ejemplo) y hacerle notar que esa actividad él si puede hacerla con ud porque "es mayor" para que aprenda las ventajas de su posición.

No dude en seguir preguntando cuanto necesite. Estoy a su disposición. Muchas gracias.
Carmen García Olid y otros otros especialistas en Psicología están preparados para ayudarle