Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio.
    Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Carmen Garcí...
Carmen García Olid
Carmen García Olid, Psicólogo
Categoría: Sexología
Clientes satisfechos: 2288
Experiencia:  Psicóloga general sanitaria con acreditación oficial. Sexóloga. Terapia de pareja. 27 años de experiencia.
62077994
Escriba su pregunta sobre Sexología aquí...
Carmen García Olid está en línea ahora

Hola, tengo 54 años. he desarrollado técnicas para controlar

Pregunta del cliente:

Hola,
tengo 54 años. he desarrollado técnicas para controlar la eyaculación. Por lo general son efectivas. Diría el 90%. Respiración, pausar, regular velocidad. Mi pareja alcanza prácticamente siempre el orgasmo. La última ocasión me pidió que fuera más fuerte. Yo me sentí presionado e inseguro y no pude aguantar tanto. ¿Qué me sugieren para aumentar la velocidad y fuerza sin perder el control eyaculatorio?
Enviada: hace 5 año.
Categoría: Sexología
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 5 año.

Estimado consultante

 

Lo mejor que puede hacer para el control de la eyaculación, es practicar los ejercicios que encontrará en el enlace

 

www.ejercicioskegel.com

 

Practicándolos diariamente, conseguirá un mayor control eyaculatorio, de forma que pueda aumentar la fuerza y la velocidad.

 

Estos ejercicios serán efectivos y podrá practicarlos, siempre y cuando no exista ningún tipo de problema físico y su revisión urológica habitual sea normal.

 

En cualquier caso, recuerde que la presión y la ansiedad son incompatibles con una respuesta sexual satisfactoria. Si ud se siente presionado por su pareja, puede tener situaciones de eyaculación precoz o disfunción eréctil.

 

Espero haberle ayudado. Si es así, por favor, pulse aceptar para que este sitio me pague por mi trabajo. Podrá seguir consultando si lo necesita. No se quede con dudas, por favor. Estoy para ayudarle. Un cordial saludo

Cliente: escribió hace 5 año.
Gracias XXXXX XXXXX respuesta. De hecho, diario llevo a cabo los ejercicios indicados para fortalecer el músculo PC. Creo que el problema en esta ocasión fue más psicológico. A veces, no siempre, desconfío de mi capacidad para controlar la excitación con el sexo duro y rápido. Casi en cualquier ocasión las combino sin problema. En esta ocasión mi nivel de excitación era tan alto desde el inicio que me costo trabajo. Por lo que creo que el problema principal fue regular la excitación y manejar la presión que sentí por complacerla. Supongo que pude haberle comunicado que prefería irme más despacio un rato más, pero la adoro tanto que siempre quiero complacerla en todo. ¿Hago mal?
Experto:  Carmen García Olid escribió hace 5 año.

Muchas gracias XXXXX XXXXX información adicional.

 

Evidentemente no hace ud mal en querer complacerla en todo. Dice mucho de ud como caballero. Sin embargo, en el sexo (como en el resto de facetas de la vida) la sinceridad es fundamental. No pasa nada por decirle a su pareja que en un momento dado prefiere ir más despacio o más rápido, o más suave o más fuerte....El sexo no tiene por qué ser siempre igual. Uno no se encuentra siempre en forma y a veces hay más cansancio, más excitación... Muchas veces el origen de las disfunciones sexuales está en creer que uno tiene que estar siempre en el mismo nivel. Eso no es real. Seguro que si a su pareja le dice en un momento determinado que necesita ir más despacio, ella lo comprenderá y le agradecerá la sinceridad.

 

Le felicito si está practicando los ejercicios. Le ayudarán muchísimo a mantenerse en forma.

 

Sigo a su disposición si necesita seguir consultando. Un saludo

Cliente: escribió hace 5 año.

Gracias XXXXX XXXXX respuesta. Es muy útil. Creo que los hombres de mi generación hicimos bien en dejar las pautas de nuestros padres que muchas veces no se preocupaban por la satisfacción de las mujeres, pero, por otro lado, cargamos con nuestros mitos, como ser totalmente efectivos y complacientes, y eso también nos ha hecho daño. ¿Cómo liberarnos de esos mitos?

 

Experto:  Carmen García Olid escribió hace 5 año.

Me parece muy interesante su reflexión. Por un lado, existía la costumbre de no tener en cuenta a las mujeres. Este mito era compartido en gran parte por las propias mujeres, que consideraban que el sexo era casi exclusivamente para tener hijos y para disfrute de los hombres. Después, se pasó a la creencia de que el hombre siempre tenía que estar "a la altura" y se volvió al tópico del hombre siempre dispuesto, que nunca tiene un problema de erección o de eyaculación o de bajo deseo. Todas esas creencias hacen mucho daño a hombres y mujeres. Un hombre, al igual que una mujer, es una persona y está sujeta a situaciones y estados de ánimo. No siempre se está bien, como le decía antes. Un hombre no es un robot. Su sensibilidad le lleva a estar pendiente de la satisfacción de su pareja. Eso es maravilloso, pero no olvide que el sexo es, fundamentalmente, una forma de expresión, de comunicación y, por lo tanto, hay que asumir momentos mejores y momentos peores.

 

Creo que ud está en muy buena línea para liberarse de esos mitos, porque el primer paso es cuestionárselos.

 

Dado que es ud una persona culta y reflexiva, le recomiendo la lectura de "El informe Hite" de S. Hite, existe uno sobre sexualidad masculina y otro sobre sexualidad femenina. Ambos libros son muy interesantes y tratan todo lo que tiene que ver con el sexo, incluyendo los mitos y tópicos de los que habla.

 

Si mis respuestas le ayudan, le agradeceré pulse aceptar. Sigo a su disposición para cualquier consulta. Un cordial saludo

Carmen García Olid y otros otros especialistas en Sexología están preparados para ayudarle

Preguntas relacionadas con Sexología