Cómo funciona JustAnswer:
  • Preguntar a un Experto
    Los expertos tienen muchos conocimientos valiosos y están dispuestos a ayudar en cualquier pregunta. Credenciales confirmadas por una empresa de verificación perteneciente a Fortune 500.
  • Obtener una respuesta profesional
    Por correo electrónico, mensaje de texto o notificación mientras espera en su sitio. Haga preguntas de seguimiento si lo necesita.
  • Garantía de satisfacción plena
    Garantizamos tu satisfacción.
Formule su propia pregunta a Abg. Eduardo...
Abg. Eduardo L.M.
Abg. Eduardo L.M., Licenciatura
Categoría: Legal
Clientes satisfechos: 2242
Experiencia:  Experto en derecho y leyes Españolas relacionadas con cualquier rama del derecho. Formo parte del Ilustre Colegio de Aboado de A Coruña, número: 4541.
55429999
Escriba su pregunta sobre Legal aquí...
Abg. Eduardo L.M. está en línea ahora

Hola. Les comento un trabajo que tengo que hacer. Habla de

Esta respuesta ha recibido una valoración:

Hola. Les comento un trabajo que tengo que hacer. Habla de un chico que odia a otro por dos razones: una porque es moro y otro porque tiene muy buena relación con su novia y tiene miedo de que un día se enamore de el. Por ello, un día le espera debajo de casa con un amigo y después de un largo rato, coge la navaja que le ha dado su amigo y le ataca produciéndole daños graves. El amigo ante loe hechos, llama al 112 y va a la polícia a contar lo sucedido. El lesionado muere a los dos días. Quiero saber que tipo de delito es y necesito dos sentencias y dos doctrinas al respecto

Buenas tardes,

Leo su pregunta y le respondo. No se desconecte, por favor.

Abg. Eduardo L.M. y otros otros especialistas en Legal están preparados para ayudarle
Cliente: escribió hace 1 mes.
Se me ha olvidado preguntar que que es el amigo que le da la navaja. Si cómplice o colaborador necesario

Respecto al caso que me comenta, procedo a ir dándole mi opinión, progresivamente le pasaré sentencias adaptadas al caso:

1º. Respecto al autor material que da el navajazo y causa muerte. Comete como autor un delito de asesinato del artículo 139.1.1ª del Código Penal. No se aprecia la agravante del artículo 22.4ª sobre los motivos racistas toda vez que existen un móvil descrito de celos o similar, que impide afirmar que el delito se haya cometido por cuestiones racistas.

Se podría discutir la existencia de alevosía, dependiendo del tamaño del arma homicida, de la concurrencias de personas en el lugar, etc.

2º. Respecto al amigo. Se estima que participa como cómplice en un delito de asesinato del artículo 139.1.1ª del Código Penal. Se estima que el hecho de facilitar la navaja no es un elemento difícil de conseguir, por lo que no se estima cooperador necesario. Concurren a su favor la atenuante de reparación del daño causado y de confesión, respectivamente apartados 5º y 4º, del artículo 20 del Código Penal.

SOBRE LA EXISTENCIA DE ALEVOSÍA EN DELITOS COMETIDO CON ARMA BLANCA:

SENTENCIA Nº 1083/2005 DE TS, SALA 2ª, DE LO PENAL, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2005

El dato esencial que habría de servir para afirmar que hubo alevosía, radica en la forma en que se inició esa agresión, si fue realmente sorpresivo o no el ataque con la navaja, y tal dato no puede deducirse de la situación de las heridas. Circunstancia que no aparece acreditado a través de esa pericial de los médicos forenses. No hubo prueba de los hechos que habrían de constituir la alevosía. En primera instancia se condena al acusado como autor responsable del delito de asesinato, con las concurrencias de atenuante de arrepentimiento espontáneo y leve trastorno mental transitorio, con costas. Se desestima el recurso de apelación interpuesta por el acusado, con costas. Se declara haber lugar a la casación , por estimación de su motivo relativo a vulneración de su derecho a la presunción de inocencia, con referencia a la circunstancia de alevosía, y se anula la sentencia recurrida. Costas de oficio.

SOBRE LA EXISTENCIA DE COMPLICIDAD:

SENTENCIA Nº 604/2017 DE TS, SALA 2ª, DE LO PENAL, 5 DE SEPTIEMBRE DE 2017

ANÁLISIS VLEX: ASESINATO. ALEVOSÍA. PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. El dolo del cómplice radica en la conciencia y voluntad de coadyuvar a la ejecución del hecho punible. Para que exista complicidad han de concurrir dos elementos: uno objetivo, consistente en la realización de unos actos relacionados con los ejecutados por el autor del hecho delictivo, que reúnan los caracteres ya expuestos, de mera accesoriedad o periféricos; y otro subjetivo, consistente en el necesarioconocimiento del propósito criminal. Se desestima la casación.

SOBRE LOS DISTINTOS TIPOS DE ALEVOSÍA (DOCTRINA) EN SUPUESTOS DE ARMA BLANCA:

  • Autor

    Gallego Sánchez, Gemma, Magistrada

I. Cuestión a analizar

Dice el art. 22,1 CP EDL 1995/16398 que hay alevosía “cuando el culpable comete cualquiera de los delitos contra las personas empleando medios, modos y formas que tiendan directa o especialmente a asegurarla, sin el riesgo que para su persona pudiera proceder de la defensa por parte del ofendido”.

Junto a esta definición legal de la circunstancia agravante, su propia naturaleza -que ofrece esencialmente un carácter objetivo, pero incorpora un especial elemento subjetivo- ha determinado que la jurisprudencia, mediante sus pronunciamientos a lo largo del tiempo, haya venido elaborando tres diferentes modalidades de alevosía que, en efecto, intensifican decisivamente el contenido de lo injusto de la acción y, paralelamente, el juicio de reproche en que se concreta la culpabilidad del autor.

Tal distinción, no legal, pero que se ha perfilado claramente mediante las respuestas de los Tribunales, contempla la alevosía proditoria o a traición; el acometimiento sorpresivo, y el aprovechamiento de situaciones de desvalimiento.

A continuación se exponen, algunos de los ejemplos más relevantes de tales pronunciamientos.

II. Jurisprudencia aplicable

1. STS Sala 2ª, de 22 marzo 2005, núm. 357/2005, rec. 355/2004. Pte.: Berdugo y Gómez de la Torre, Juan Ramón EDJ 2005/40659

“… como señalábamos en la STS 1890/2001 de 19 octubre EDJ 2001/54026, el núcleo de la alevosía se encuentra en el aniquilamiento de las posibilidades de defensa; o bien en el aprovechamiento de una situación de indefensión, cuyos orígenes son indiferentes (STS 178/2001 de 13 febrero EDJ 2001/3059)… distinguiendo entre las distintas modalidades ejecutivas de naturaleza alevosa:

a) alevosía proditoria, equivalente a la traición y que incluye la asechanza, insidia, emboscada o celada, situaciones en que el sujeto agresor se oculta y cae sobre la víctima en momento y lugar que aquélla no espera.

b) alevosía súbita o inopinada , llamada también “sorpresiva”, en la que el sujeto activo, aun a la vista o en presencia de la víctima, no descubre sus intenciones y aprovechando la confianza de aquélla actúa de forma imprevista, fulgurante y repentina. En estos casos, es precisamente el carácter sorpresivo de la agresión lo que suprime la posibilidad de defensa, pues quien no espera el ataque difícilmente puede prepararse contra él y reaccionar en consecuencia, al menos en la medida de lo posible.

c) alevosía de desvalimiento, en que el sujeto agente aprovecha una situación de absoluto desamparo de la víctima, como acontece en los casos de niños de corta edad, ancianos debilitados, enfermos graves o personas ebrias en fase letárgica o comatosa, dormidas o privadas de conocimiento”.

2. Supuestos de alevosía súbita

SAP Cádiz, sec. 4ª, de 7 junio 2004, núm. 95/2004, rec. 130/2002. Pte: Estrella Ruiz, Manuel EDJ 2004/127703

…valiéndose de una navaja, propinó las dos cuchilladas por la espalda a su amigo Javier, motivando así su intervención, y dicha persona, no es otra que Domingo, quien además insistimos, no negó el uso de la navaja, sino el motivo de su empleo, ya que afirma lo hizo en defensa propia, alegato cuya prueba le incumbe y del que no hay atisbo alguno de realidad, sino que por el contrario, fue una agresión alevosa, súbita, inesperada, por la espalda e impidiendo cualquier género de defensa posible, como lo demuestra no sólo la declaración de Arturo, sino la naturaleza de las lesiones y el hecho cierto de que como refleja el informe forense, no se aprecie ninguna lesión propia de la mecánica defensiva.

SAP Jaén, sec. 2ª, de 23 enero 2006, núm. 9/2006, rec. 6/2005. Pte.: Arias-Salgado Robsy, Elena EDJ 2006/66546

En el supuesto de autos, efectivamente la prueba ha acreditado que el ataque sobre Concepción, se produce tras haberse escondido en las cercanías del portal, de forma sorpresiva, y sin mediar palabra alguna de advertencia siquiera de su presencia. Es claro que procura y asegura así la producción del resultado y su propia seguridad.

La misma acusada reconoció que estuvo esperando, y que sin mediar palabra inició su acción. Y de otro lado, la testigo Raquel, refirió que salió de improviso del zaguán de la ferretería contigua al portal del domicilio dónde se dirigían iniciando inmediatamente su ataque.

3. Supuestos de alevosía de desvalimiento

SAP Zamora, de 25 febrero 2000, núm. 19/2000, rec. 11/2000. Pte.: Gómez Herrero, Longinos EDJ 2000/4594

….cuando aborda a su convecino Toribio, de 72 años de edad, mediante el lanzamiento de piedras, lo hace en la espesura de una arboleda, a distancia de lugar poblado, cuando ninguna persona se encuentra en aquel lugar, o en sus proximidades, dando a este término la relatividad que suponen las zonas agrícolas y forestales en relación a los núcleos de población más inmediatos y diseminados, lo hace porque la soledad e impenetrabilidad a la observación inmediata del lugar le permitía aprovecharse para debilitar la defensa de la persona mayor, quien, indudablemente, ante un ataque contundente, rápido e inminente, y utilizando un palo que se blande con extraordinaria fuerza, como lo prueban las huellas que se dejan sobre los árboles, no puede reaccionar y quedará a merced de la juventud y fortaleza del agresor, quien, indudablemente, ha elegido conscientemente la zona para sorprender al agredido, colocándole, por las circunstancias topográficas apuntadas en una situación de desvalimiento evidente

SAP Madrid, sec. 7ª, de 21 julio 2005, núm. 92/2005, rec. 8/2004. Pte.: Martel Rivero, Juan Francisco EDJ 2005/185754

…cuando el menor Felipe contaba con tan sólo 20 días de edad, en el domicilio familiar fue golpeado, con un objeto contundente no concretado o contra una superficie dura, por su progenitora María Dolores en diversas partes del cuerpo, ocasionando al menor varias fracturas craneales, hematoma subdural frontoparietal derecho, infartos cerebrales múltiples, hematomas subdurales parafalcianas, en fosa posterior, de predominio derecho, zonas de isquemias preinfarto, hemorragia subaracnoidea a múltiples niveles y fractura de fémur izquierdo. …En el caso enjuiciado, donde la víctima es un niño de apenas 20 días de vida, claramente se aprecia esta agravante por el aprovechamiento de una especial situación de desvalimiento por parte de la autora.

4. Supuestos de alevosía proditoria

SAP Alicante, sec. 1ª, de 15 marzo 2004, núm. 131/2004, rec. 21/2002. Pte.: Magro Servet, Vicente EDJ 2004/64434

…Gema declara que el acusado se le presentó por la espalda arrojándole y golpeándole con “algo así como un globo con líquido” y luego en la pierna…En algunas ocasiones (STS de 11 julio 1991 EDJ 1991/7683) se ha hecho mención a un principio de confianza, refiriéndose a situaciones en las que no hay razón para que la víctima deba esperar un ataque que pudiera precisar de la organización de alguna clase de defensa; lo cual, aunque está más relacionado con la modalidad llamada proditoria o de traición…

En el presente caso, evidentemente, cuando Gema abandonaba su lugar de trabajo lo último que se podía esperar es que, aunque hubiera tenido diferencias previas con el acusado, por lo que habían roto su relación, nunca pudo imaginarse que se presentara en el lugar de trabajo con un líquido corrosivo para arrojárselo por encima para causarle el daño que finalmente le produjo en su cuerpo.

SAP Valencia, sec. 2ª, de 13 septiembre 2005, núm. 475/2005, rec. 51/2005. Pte.: Turiel Sandin, Carlos EDJ 2005/288067

La alevosía llamada proditoria, aleve o traicionera, caracterizada porque el ataque a la vida o a la integridad se perpetra mediante celada, trampa, emboscada, a traición o por la espalda, y en ella se da la máxima ocultación de las intenciones y proyectos homicidas o lesivos, en cuanto el agresor se esconde a la vista de la víctima… De la aplicación de tal doctrina al caso de autos, resulta que se dan los elementos imprescindibles para la apreciación de la circunstancia agravante de alevosía: el normativo, por cuanto se está ante un delito contra las personas, en concreto uno de lesiones; el instrumental propio de la alevosía llamada proditoria, aleve o traicionera, pues el ataque a la víctima, que creía estar sola en la casa, fue súbito, imprevisible, sorpresivo, repentino, inesperado y por la espalda; y el culpabilístico, por cuanto el autor realiza conscientemente el ataque súbito, con aprovechamiento de la apariencia que ha creado de haberse marchado de la casa.

Cliente: escribió hace 1 mes.
Hola. Necesito mas información para el trabajo. La calificación jurídica del asesinato, saber si es con alevosía o no y doctrina al respecto

Como le indiqué:

Respecto al autor material que da el navajazo y causa muerte. Comete como autor un delito de asesinato con agravante de alevosía del artículo 139.1.1ª del Código Penal.

Respecto a la alevosía y sus distintos tipos, le facilito nuevamente la doctrina y jurisprudencia, por si no había podido visualizarla:

II. Jurisprudencia aplicable

1. STS Sala 2ª, de 22 marzo 2005, núm. 357/2005, rec. 355/2004. Pte.: Berdugo y Gómez de la Torre, Juan Ramón EDJ 2005/40659

“… como señalábamos en la STS 1890/2001 de 19 octubre EDJ 2001/54026, el núcleo de la alevosía se encuentra en el aniquilamiento de las posibilidades de defensa; o bien en el aprovechamiento de una situación de indefensión, cuyos orígenes son indiferentes (STS 178/2001 de 13 febrero EDJ 2001/3059)… distinguiendo entre las distintas modalidades ejecutivas de naturaleza alevosa:

a) alevosía proditoria, equivalente a la traición y que incluye la asechanza, insidia, emboscada o celada, situaciones en que el sujeto agresor se oculta y cae sobre la víctima en momento y lugar que aquélla no espera.

b) alevosía súbita o inopinada , llamada también “sorpresiva”, en la que el sujeto activo, aun a la vista o en presencia de la víctima, no descubre sus intenciones y aprovechando la confianza de aquélla actúa de forma imprevista, fulgurante y repentina. En estos casos, es precisamente el carácter sorpresivo de la agresión lo que suprime la posibilidad de defensa, pues quien no espera el ataque difícilmente puede prepararse contra él y reaccionar en consecuencia, al menos en la medida de lo posible.

c) alevosía de desvalimiento, en que el sujeto agente aprovecha una situación de absoluto desamparo de la víctima, como acontece en los casos de niños de corta edad, ancianos debilitados, enfermos graves o personas ebrias en fase letárgica o comatosa, dormidas o privadas de conocimiento”.

2. Supuestos de alevosía súbita

SAP Cádiz, sec. 4ª, de 7 junio 2004, núm. 95/2004, rec. 130/2002. Pte: Estrella Ruiz, Manuel EDJ 2004/127703

…valiéndose de una navaja, propinó las dos cuchilladas por la espalda a su amigo Javier, motivando así su intervención, y dicha persona, no es otra que Domingo, quien además insistimos, no negó el uso de la navaja, sino el motivo de su empleo, ya que afirma lo hizo en defensa propia, alegato cuya prueba le incumbe y del que no hay atisbo alguno de realidad, sino que por el contrario, fue una agresión alevosa, súbita, inesperada, por la espalda e impidiendo cualquier género de defensa posible, como lo demuestra no sólo la declaración de Arturo, sino la naturaleza de las lesiones y el hecho cierto de que como refleja el informe forense, no se aprecie ninguna lesión propia de la mecánica defensiva.

SAP Jaén, sec. 2ª, de 23 enero 2006, núm. 9/2006, rec. 6/2005. Pte.: Arias-Salgado Robsy, Elena EDJ 2006/66546

En el supuesto de autos, efectivamente la prueba ha acreditado que el ataque sobre Concepción, se produce tras haberse escondido en las cercanías del portal, de forma sorpresiva, y sin mediar palabra alguna de advertencia siquiera de su presencia. Es claro que procura y asegura así la producción del resultado y su propia seguridad.

La misma acusada reconoció que estuvo esperando, y que sin mediar palabra inició su acción. Y de otro lado, la testigo Raquel, refirió que salió de improviso del zaguán de la ferretería contigua al portal del domicilio dónde se dirigían iniciando inmediatamente su ataque.

3. Supuestos de alevosía de desvalimiento

SAP Zamora, de 25 febrero 2000, núm. 19/2000, rec. 11/2000. Pte.: Gómez Herrero, Longinos EDJ 2000/4594

….cuando aborda a su convecino Toribio, de 72 años de edad, mediante el lanzamiento de piedras, lo hace en la espesura de una arboleda, a distancia de lugar poblado, cuando ninguna persona se encuentra en aquel lugar, o en sus proximidades, dando a este término la relatividad que suponen las zonas agrícolas y forestales en relación a los núcleos de población más inmediatos y diseminados, lo hace porque la soledad e impenetrabilidad a la observación inmediata del lugar le permitía aprovecharse para debilitar la defensa de la persona mayor, quien, indudablemente, ante un ataque contundente, rápido e inminente, y utilizando un palo que se blande con extraordinaria fuerza, como lo prueban las huellas que se dejan sobre los árboles, no puede reaccionar y quedará a merced de la juventud y fortaleza del agresor, quien, indudablemente, ha elegido conscientemente la zona para sorprender al agredido, colocándole, por las circunstancias topográficas apuntadas en una situación de desvalimiento evidente

SAP Madrid, sec. 7ª, de 21 julio 2005, núm. 92/2005, rec. 8/2004. Pte.: Martel Rivero, Juan Francisco EDJ 2005/185754

…cuando el menor Felipe contaba con tan sólo 20 días de edad, en el domicilio familiar fue golpeado, con un objeto contundente no concretado o contra una superficie dura, por su progenitora María Dolores en diversas partes del cuerpo, ocasionando al menor varias fracturas craneales, hematoma subdural frontoparietal derecho, infartos cerebrales múltiples, hematomas subdurales parafalcianas, en fosa posterior, de predominio derecho, zonas de isquemias preinfarto, hemorragia subaracnoidea a múltiples niveles y fractura de fémur izquierdo. …En el caso enjuiciado, donde la víctima es un niño de apenas 20 días de vida, claramente se aprecia esta agravante por el aprovechamiento de una especial situación de desvalimiento por parte de la autora.

4. Supuestos de alevosía proditoria

SAP Alicante, sec. 1ª, de 15 marzo 2004, núm. 131/2004, rec. 21/2002. Pte.: Magro Servet, Vicente EDJ 2004/64434

…Gema declara que el acusado se le presentó por la espalda arrojándole y golpeándole con “algo así como un globo con líquido” y luego en la pierna…En algunas ocasiones (STS de 11 julio 1991 EDJ 1991/7683) se ha hecho mención a un principio de confianza, refiriéndose a situaciones en las que no hay razón para que la víctima deba esperar un ataque que pudiera precisar de la organización de alguna clase de defensa; lo cual, aunque está más relacionado con la modalidad llamada proditoria o de traición…

En el presente caso, evidentemente, cuando Gema abandonaba su lugar de trabajo lo último que se podía esperar es que, aunque hubiera tenido diferencias previas con el acusado, por lo que habían roto su relación, nunca pudo imaginarse que se presentara en el lugar de trabajo con un líquido corrosivo para arrojárselo por encima para causarle el daño que finalmente le produjo en su cuerpo.

SAP Valencia, sec. 2ª, de 13 septiembre 2005, núm. 475/2005, rec. 51/2005. Pte.: Turiel Sandin, Carlos EDJ 2005/288067

La alevosía llamada proditoria, aleve o traicionera, caracterizada porque el ataque a la vida o a la integridad se perpetra mediante celada, trampa, emboscada, a traición o por la espalda, y en ella se da la máxima ocultación de las intenciones y proyectos homicidas o lesivos, en cuanto el agresor se esconde a la vista de la víctima… De la aplicación de tal doctrina al caso de autos, resulta que se dan los elementos imprescindibles para la apreciación de la circunstancia agravante de alevosía: el normativo, por cuanto se está ante un delito contra las personas, en concreto uno de lesiones; el instrumental propio de la alevosía llamada proditoria, aleve o traicionera, pues el ataque a la víctima, que creía estar sola en la casa, fue súbito, imprevisible, sorpresivo, repentino, inesperado y por la espalda; y el culpabilístico, por cuanto el autor realiza conscientemente el ataque súbito, con aprovechamiento de la apariencia que ha creado de haberse marchado de la casa.

Respecto a la doctrina, ALTES MARTÍ, en la alevosía predominan elementos de índole objetiva, característico del modus operandi revelador de un plus de antijuridicidad, pero aflorando a la vez un suficiente índice de culpabilidad, un elemento intencional o teleológico, en suma, que el proceder delictivo se desarolle en unas condiciones especiales favorecedoras del propósito criminal.

Puede decirse que la alevosía consta, según VIVES ANTON, de hasta cuatro requisitos: a) Normativo, pues sólo puede aplicarse a los delitos cometidos contra las personas, b) objetivo, que radica en el modus operandi, y se refiere al empleo de medios, modos o formas en la ejecución,, tendentes a asegurarles, eliminando cualquier posible defensa de la víctima; c) Subjetivo, pues el agente ha de haber buscado intencionadamente, o al menos haberse aprovechado conscientemente, de perseguir eliminar toda resistencia del ofendido; y d) teleológico, pues ha de comprobaser si, en realidad, en el caso concreto, se produjo efectivamente una situación de total indefensión.

Quedo a su entera disposición,

Cliente: escribió hace 1 mes.
Hola. No me di cuenta de que el que fallece es un menor por lo que habría que aplicar el artículo 140.1 no? En este caso, y con el agravante de la alevosía, cual será exactamente la condena. Y en el caso del cómplice, con esos dos atenuantes, cual será exactamente la condena

Sí, si la víctima es menor de 16 años de edad, se aplicaría un delito de asesinato del artículo 140.1 con la prisión permanente revisable.

Para el cómplice, la pena inferior en grado, según el artículo 63CP. Además, habría que bajar otro grado (o dos a juicio del tribunal) por las dos tentativas, artículo 66 CP. La pena inferior en grado a la prisión permanente revisable es 20 a 30 años, según el artícuo 70.4CP.

Por tanto, a decisión del juez podemos bajar un total de 2 grado o de 3 grados. Si bajamos dos grados la pena del cómplice con dos atenuantes sería de 5 a 10 años menos un día. Si bajamos tres grados la pena del cómplice con dos atenuantes, sería de 2 años y 6 meses a cinco años menos un día.

Quedo a su disposición,

Cliente: escribió hace 1 mes.
Y entonces en el delito de asesinato no se aplica el agravante de la alevosía? Osea que no tengo que poner nada de jurisprudencia ni doctrina de alevosía? Me podrías mandar una sentencia y una doctrina sobre este delito con prisión permanente revisable?
No. El delito de asesinato se califica como tal precisamente porque conlleva alevosía. Ya va incluida en la pena. De hecho, si no hay alevosía en este caso, sería homicidio, y no asesinato.
El tema es si concurre o no la alevosía, porque en el caso que me comenta es dudoso. Puede ver la sentencias que le comenté al respecto.
Legal | Hace 23 hora(s)Hola. Les comento un trabajo que tengo que hacer. Habla de un chico que odia a otro por dos razones: una porque es moro y otro porque tiene muy buena relación con su novia y tiene miedo de que un día se enamore de el. Por ello, un día le espera debajo de casa con un amigo y después de un largo rato, coge la navaja que le ha dado su amigo y le ataca produciéndole daños graves. El amigo ante loe hechos, llama al 112 y va a la polícia a contar lo sucedido. El lesionado muere a los dos días. Quiero saber que tipo de delito es y necesito dos sentencias y dos doctrinas al respectoBuenas tardes,Leo su pregunta y le respondo. No se desconecte, por favor.Cliente
Se me ha olvidado preguntar que que es el amigo que le da la navaja. Si cómplice o colaborador necesario
Información de contacto del cliente: +34600900096
Oferta aceptada: Phone Call
¡El cliente ha valorado positivamente su respuesta!
Información de contacto del cliente: +34600900096
Respecto al caso que me comenta, procedo a ir dándole mi opinión, progresivamente le pasaré sentencias adaptadas al caso:1º. Respecto al autor material que da el navajazo y causa muerte. Comete como autor un delito de asesinato del artículo 139.1.1ª del Código Penal. No se aprecia la agravante del artículo 22.4ª sobre los motivos racistas toda vez que existen un móvil descrito de celos o similar, que impide afirmar que el delito se haya cometido por cuestiones racistas.Se podría discutir la existencia de alevosía, dependiendo del tamaño del arma homicida, de la concurrencias de personas en el lugar, etc.2º. Respecto al amigo. Se estima que participa como cómplice en un delito de asesinato del artículo 139.1.1ª del Código Penal. Se estima que el hecho de facilitar la navaja no es un elemento difícil de conseguir, por lo que no se estima cooperador necesario. Concurren a su favor la atenuante de reparación del daño causado y de confesión, respectivamente apartados 5º y 4º, del artículo 20 del Código Penal.SOBRE LA EXISTENCIA DE ALEVOSÍA EN DELITOS COMETIDO CON ARMA BLANCA:SENTENCIA Nº 1083/2005 DE TS, SALA 2ª, DE LO PENAL, 28 DE SEPTIEMBRE DE 2005El dato esencial que habría de servir para afirmar que hubo alevosía, radica en la forma en que se inició esa agresión, si fue realmente sorpresivo o no el ataque con la navaja, y tal dato no puede deducirse de la situación de las heridas. Circunstancia que no aparece acreditado a través de esa pericial de los médicos forenses. No hubo prueba de los hechos que habrían de constituir la alevosía. En primera instancia se condena al acusado como autor responsable del delito de asesinato, con las concurrencias de atenuante de arrepentimiento espontáneo y leve trastorno mental transitorio, con costas. Se desestima el recurso de apelación interpuesta por el acusado, con costas. Se declara haber lugar a la casación , por estimación de su motivo relativo a vulneración de su derecho a la presunción de inocencia, con referencia a la circunstancia de alevosía, y se anula la sentencia recurrida. Costas de oficio.SOBRE LA EXISTENCIA DE COMPLICIDAD:SENTENCIA Nº 604/2017 DE TS, SALA 2ª, DE LO PENAL, 5 DE SEPTIEMBRE DE 2017ANÁLISIS VLEX: ASESINATO. ALEVOSÍA. PRESUNCIÓN DE INOCENCIA. El dolo del cómplice radica en la conciencia y voluntad de coadyuvar a la ejecución del hecho punible. Para que exista complicidad han de concurrir dos elementos: uno objetivo, consistente en la realización de unos actos relacionados con los ejecutados por el autor del hecho delictivo, que reúnan los caracteres ya expuestos, de mera accesoriedad o periféricos; y otro subjetivo, consistente en el necesarioconocimiento del propósito criminal. Se desestima la casación.SOBRE LOS DISTINTOS TIPOS DE ALEVOSÍA (DOCTRINA) EN SUPUESTOS DE ARMA BLANCA:AutorGallego Sánchez, Gemma, MagistradaI. Cuestión a analizarDice el art. 22,1 CP EDL 1995/16398 que hay alevosía “cuando el culpable comete cualquiera de los delitos contra las personas empleando medios, modos y formas que tiendan directa o especialmente a asegurarla, sin el riesgo que para su persona pudiera proceder de la defensa por parte del ofendido”.Junto a esta definición legal de la circunstancia agravante, su propia naturaleza -que ofrece esencialmente un carácter objetivo, pero incorpora un especial elemento subjetivo- ha determinado que la jurisprudencia, mediante sus pronunciamientos a lo largo del tiempo, haya venido elaborando tres diferentes modalidades de alevosía que, en efecto, intensifican decisivamente el contenido de lo injusto de la acción y, paralelamente, el juicio de reproche en que se concreta la culpabilidad del autor.Tal distinción, no legal, pero que se ha perfilado claramente mediante las respuestas de los Tribunales, contempla la alevosía proditoria o a traición; el acometimiento sorpresivo, y el aprovechamiento de situaciones de desvalimiento.A continuación se exponen, algunos de los ejemplos más relevantes de tales pronunciamientos.II. Jurisprudencia aplicable1. STS Sala 2ª, de 22 marzo 2005, núm. 357/2005, rec. 355/2004. Pte.: Berdugo y Gómez de la Torre, Juan Ramón EDJ 2005/40659“… como señalábamos en la STS 1890/2001 de 19 octubre EDJ 2001/54026, el núcleo de la alevosía se encuentra en el aniquilamiento de las posibilidades de defensa; o bien en el aprovechamiento de una situación de indefensión, cuyos orígenes son indiferentes (STS 178/2001 de 13 febrero EDJ 2001/3059)… distinguiendo entre las distintas modalidades ejecutivas de naturaleza alevosa:a) alevosía proditoria, equivalente a la traición y que incluye la asechanza, insidia, emboscada o celada, situaciones en que el sujeto agresor se oculta y cae sobre la víctima en momento y lugar que aquélla no espera.b) alevosía súbita o inopinada , llamada también “sorpresiva”, en la que el sujeto activo, aun a la vista o en presencia de la víctima, no descubre sus intenciones y aprovechando la confianza de aquélla actúa de forma imprevista, fulgurante y repentina. En estos casos, es precisamente el carácter sorpresivo de la agresión lo que suprime la posibilidad de defensa, pues quien no espera el ataque difícilmente puede prepararse contra él y reaccionar en consecuencia, al menos en la medida de lo posible.c) alevosía de desvalimiento, en que el sujeto agente aprovecha una situación de absoluto desamparo de la víctima, como acontece en los casos de niños de corta edad, ancianos debilitados, enfermos graves o personas ebrias en fase letárgica o comatosa, dormidas o privadas de conocimiento”.2. Supuestos de alevosía súbitaSAP Cádiz, sec. 4ª, de 7 junio 2004, núm. 95/2004, rec. 130/2002. Pte: Estrella Ruiz, Manuel EDJ 2004/127703…valiéndose de una navaja, propinó las dos cuchilladas por la espalda a su amigo Javier, motivando así su intervención, y dicha persona, no es otra que Domingo, quien además insistimos, no negó el uso de la navaja, sino el motivo de su empleo, ya que afirma lo hizo en defensa propia, alegato cuya prueba le incumbe y del que no hay atisbo alguno de realidad, sino que por el contrario, fue una agresión alevosa, súbita, inesperada, por la espalda e impidiendo cualquier género de defensa posible, como lo demuestra no sólo la declaración de Arturo, sino la naturaleza de las lesiones y el hecho cierto de que como refleja el informe forense, no se aprecie ninguna lesión propia de la mecánica defensiva.SAP Jaén, sec. 2ª, de 23 enero 2006, núm. 9/2006, rec. 6/2005. Pte.: Arias-Salgado Robsy, Elena EDJ 2006/66546En el supuesto de autos, efectivamente la prueba ha acreditado que el ataque sobre Concepción, se produce tras haberse escondido en las cercanías del portal, de forma sorpresiva, y sin mediar palabra alguna de advertencia siquiera de su presencia. Es claro que procura y asegura así la producción del resultado y su propia seguridad.La misma acusada reconoció que estuvo esperando, y que sin mediar palabra inició su acción. Y de otro lado, la testigo Raquel, refirió que salió de improviso del zaguán de la ferretería contigua al portal del domicilio dónde se dirigían iniciando inmediatamente su ataque.3. Supuestos de alevosía de desvalimientoSAP Zamora, de 25 febrero 2000, núm. 19/2000, rec. 11/2000. Pte.: Gómez Herrero, Longinos EDJ 2000/4594….cuando aborda a su convecino Toribio, de 72 años de edad, mediante el lanzamiento de piedras, lo hace en la espesura de una arboleda, a distancia de lugar poblado, cuando ninguna persona se encuentra en aquel lugar, o en sus proximidades, dando a este término la relatividad que suponen las zonas agrícolas y forestales en relación a los núcleos de población más inmediatos y diseminados, lo hace porque la soledad e impenetrabilidad a la observación inmediata del lugar le permitía aprovecharse para debilitar la defensa de la persona mayor, quien, indudablemente, ante un ataque contundente, rápido e inminente, y utilizando un palo que se blande con extraordinaria fuerza, como lo prueban las huellas que se dejan sobre los árboles, no puede reaccionar y quedará a merced de la juventud y fortaleza del agresor, quien, indudablemente, ha elegido conscientemente la zona para sorprender al agredido, colocándole, por las circunstancias topográficas apuntadas en una situación de desvalimiento evidenteSAP Madrid, sec. 7ª, de 21 julio 2005, núm. 92/2005, rec. 8/2004. Pte.: Martel Rivero, Juan Francisco EDJ 2005/185754…cuando el menor Felipe contaba con tan sólo 20 días de edad, en el domicilio familiar fue golpeado, con un objeto contundente no concretado o contra una superficie dura, por su progenitora María Dolores en diversas partes del cuerpo, ocasionando al menor varias fracturas craneales, hematoma subdural frontoparietal derecho, infartos cerebrales múltiples, hematomas subdurales parafalcianas, en fosa posterior, de predominio derecho, zonas de isquemias preinfarto, hemorragia subaracnoidea a múltiples niveles y fractura de fémur izquierdo. …En el caso enjuiciado, donde la víctima es un niño de apenas 20 días de vida, claramente se aprecia esta agravante por el aprovechamiento de una especial situación de desvalimiento por parte de la autora.4. Supuestos de alevosía proditoriaSAP Alicante, sec. 1ª, de 15 marzo 2004, núm. 131/2004, rec. 21/2002. Pte.: Magro Servet, Vicente EDJ 2004/64434…Gema declara que el acusado se le presentó por la espalda arrojándole y golpeándole con “algo así como un globo con líquido” y luego en la pierna…En algunas ocasiones (STS de 11 julio 1991 EDJ 1991/7683) se ha hecho mención a un principio de confianza, refiriéndose a situaciones en las que no hay razón para que la víctima deba esperar un ataque que pudiera precisar de la organización de alguna clase de defensa; lo cual, aunque está más relacionado con la modalidad llamada proditoria o de traición…En el presente caso, evidentemente, cuando Gema abandonaba su lugar de trabajo lo último que se podía esperar es que, aunque hubiera tenido diferencias previas con el acusado, por lo que habían roto su relación, nunca pudo imaginarse que se presentara en el lugar de trabajo con un líquido corrosivo para arrojárselo por encima para causarle el daño que finalmente le produjo en su cuerpo.SAP Valencia, sec. 2ª, de 13 septiembre 2005, núm. 475/2005, rec. 51/2005. Pte.: Turiel Sandin, Carlos EDJ 2005/288067La alevosía llamada proditoria, aleve o traicionera, caracterizada porque el ataque a la vida o a la integridad se perpetra mediante celada, trampa, emboscada, a traición o por la espalda, y en ella se da la máxima ocultación de las intenciones y proyectos homicidas o lesivos, en cuanto el agresor se esconde a la vista de la víctima… De la aplicación de tal doctrina al caso de autos, resulta que se dan los elementos imprescindibles para la apreciación de la circunstancia agravante de alevosía: el normativo, por cuanto se está ante un delito contra las personas, en concreto uno de lesiones; el instrumental propio de la alevosía llamada proditoria, aleve o traicionera, pues el ataque a la víctima, que creía estar sola en la casa, fue súbito, imprevisible, sorpresivo, repentino, inesperado y por la espalda; y el culpabilístico, por cuanto el autor realiza conscientemente el ataque súbito, con aprovechamiento de la apariencia que ha creado de haberse marchado de la casa.Cliente
Hola. Necesito mas información para el trabajo. La calificación jurídica del asesinato, saber si es con alevosía o no y doctrina al respecto
Como le indiqué:Respecto al autor material que da el navajazo y causa muerte. Comete como autor un delito de asesinato con agravante de alevosía del artículo 139.1.1ª del Código Penal.Respecto a la alevosía y sus distintos tipos, le facilito nuevamente la doctrina y jurisprudencia, por si no había podido visualizarla:II. Jurisprudencia aplicable1. STS Sala 2ª, de 22 marzo 2005, núm. 357/2005, rec. 355/2004. Pte.: Berdugo y Gómez de la Torre, Juan Ramón EDJ 2005/40659“… como señalábamos en la STS 1890/2001 de 19 octubre EDJ 2001/54026, el núcleo de la alevosía se encuentra en el aniquilamiento de las posibilidades de defensa; o bien en el aprovechamiento de una situación de indefensión, cuyos orígenes son indiferentes (STS 178/2001 de 13 febrero EDJ 2001/3059)… distinguiendo entre las distintas modalidades ejecutivas de naturaleza alevosa:a) alevosía proditoria, equivalente a la traición y que incluye la asechanza, insidia, emboscada o celada, situaciones en que el sujeto agresor se oculta y cae sobre la víctima en momento y lugar que aquélla no espera.b) alevosía súbita o inopinada , llamada también “sorpresiva”, en la que el sujeto activo, aun a la vista o en presencia de la víctima, no descubre sus intenciones y aprovechando la confianza de aquélla actúa de forma imprevista, fulgurante y repentina. En estos casos, es precisamente el carácter sorpresivo de la agresión lo que suprime la posibilidad de defensa, pues quien no espera el ataque difícilmente puede prepararse contra él y reaccionar en consecuencia, al menos en la medida de lo posible.c) alevosía de desvalimiento, en que el sujeto agente aprovecha una situación de absoluto desamparo de la víctima, como acontece en los casos de niños de corta edad, ancianos debilitados, enfermos graves o personas ebrias en fase letárgica o comatosa, dormidas o privadas de conocimiento”.2. Supuestos de alevosía súbitaSAP Cádiz, sec. 4ª, de 7 junio 2004, núm. 95/2004, rec. 130/2002. Pte: Estrella Ruiz, Manuel EDJ 2004/127703…valiéndose de una navaja, propinó las dos cuchilladas por la espalda a su amigo Javier, motivando así su intervención, y dicha persona, no es otra que Domingo, quien además insistimos, no negó el uso de la navaja, sino el motivo de su empleo, ya que afirma lo hizo en defensa propia, alegato cuya prueba le incumbe y del que no hay atisbo alguno de realidad, sino que por el contrario, fue una agresión alevosa, súbita, inesperada, por la espalda e impidiendo cualquier género de defensa posible, como lo demuestra no sólo la declaración de Arturo, sino la naturaleza de las lesiones y el hecho cierto de que como refleja el informe forense, no se aprecie ninguna lesión propia de la mecánica defensiva.SAP Jaén, sec. 2ª, de 23 enero 2006, núm. 9/2006, rec. 6/2005. Pte.: Arias-Salgado Robsy, Elena EDJ 2006/66546En el supuesto de autos, efectivamente la prueba ha acreditado que el ataque sobre Concepción, se produce tras haberse escondido en las cercanías del portal, de forma sorpresiva, y sin mediar palabra alguna de advertencia siquiera de su presencia. Es claro que procura y asegura así la producción del resultado y su propia seguridad.La misma acusada reconoció que estuvo esperando, y que sin mediar palabra inició su acción. Y de otro lado, la testigo Raquel, refirió que salió de improviso del zaguán de la ferretería contigua al portal del domicilio dónde se dirigían iniciando inmediatamente su ataque.3. Supuestos de alevosía de desvalimientoSAP Zamora, de 25 febrero 2000, núm. 19/2000, rec. 11/2000. Pte.: Gómez Herrero, Longinos EDJ 2000/4594….cuando aborda a su convecino Toribio, de 72 años de edad, mediante el lanzamiento de piedras, lo hace en la espesura de una arboleda, a distancia de lugar poblado, cuando ninguna persona se encuentra en aquel lugar, o en sus proximidades, dando a este término la relatividad que suponen las zonas agrícolas y forestales en relación a los núcleos de población más inmediatos y diseminados, lo hace porque la soledad e impenetrabilidad a la observación inmediata del lugar le permitía aprovecharse para debilitar la defensa de la persona mayor, quien, indudablemente, ante un ataque contundente, rápido e inminente, y utilizando un palo que se blande con extraordinaria fuerza, como lo prueban las huellas que se dejan sobre los árboles, no puede reaccionar y quedará a merced de la juventud y fortaleza del agresor, quien, indudablemente, ha elegido conscientemente la zona para sorprender al agredido, colocándole, por las circunstancias topográficas apuntadas en una situación de desvalimiento evidenteSAP Madrid, sec. 7ª, de 21 julio 2005, núm. 92/2005, rec. 8/2004. Pte.: Martel Rivero, Juan Francisco EDJ 2005/185754…cuando el menor Felipe contaba con tan sólo 20 días de edad, en el domicilio familiar fue golpeado, con un objeto contundente no concretado o contra una superficie dura, por su progenitora María Dolores en diversas partes del cuerpo, ocasionando al menor varias fracturas craneales, hematoma subdural frontoparietal derecho, infartos cerebrales múltiples, hematomas subdurales parafalcianas, en fosa posterior, de predominio derecho, zonas de isquemias preinfarto, hemorragia subaracnoidea a múltiples niveles y fractura de fémur izquierdo. …En el caso enjuiciado, donde la víctima es un niño de apenas 20 días de vida, claramente se aprecia esta agravante por el aprovechamiento de una especial situación de desvalimiento por parte de la autora.4. Supuestos de alevosía proditoriaSAP Alicante, sec. 1ª, de 15 marzo 2004, núm. 131/2004, rec. 21/2002. Pte.: Magro Servet, Vicente EDJ 2004/64434…Gema declara que el acusado se le presentó por la espalda arrojándole y golpeándole con “algo así como un globo con líquido” y luego en la pierna…En algunas ocasiones (STS de 11 julio 1991 EDJ 1991/7683) se ha hecho mención a un principio de confianza, refiriéndose a situaciones en las que no hay razón para que la víctima deba esperar un ataque que pudiera precisar de la organización de alguna clase de defensa; lo cual, aunque está más relacionado con la modalidad llamada proditoria o de traición…En el presente caso, evidentemente, cuando Gema abandonaba su lugar de trabajo lo último que se podía esperar es que, aunque hubiera tenido diferencias previas con el acusado, por lo que habían roto su relación, nunca pudo imaginarse que se presentara en el lugar de trabajo con un líquido corrosivo para arrojárselo por encima para causarle el daño que finalmente le produjo en su cuerpo.SAP Valencia, sec. 2ª, de 13 septiembre 2005, núm. 475/2005, rec. 51/2005. Pte.: Turiel Sandin, Carlos EDJ 2005/288067La alevosía llamada proditoria, aleve o traicionera, caracterizada porque el ataque a la vida o a la integridad se perpetra mediante celada, trampa, emboscada, a traición o por la espalda, y en ella se da la máxima ocultación de las intenciones y proyectos homicidas o lesivos, en cuanto el agresor se esconde a la vista de la víctima… De la aplicación de tal doctrina al caso de autos, resulta que se dan los elementos imprescindibles para la apreciación de la circunstancia agravante de alevosía: el normativo, por cuanto se está ante un delito contra las personas, en concreto uno de lesiones; el instrumental propio de la alevosía llamada proditoria, aleve o traicionera, pues el ataque a la víctima, que creía estar sola en la casa, fue súbito, imprevisible, sorpresivo, repentino, inesperado y por la espalda; y el culpabilístico, por cuanto el autor realiza conscientemente el ataque súbito, con aprovechamiento de la apariencia que ha creado de haberse marchado de la casa.Respecto a la doctrina, ALTES MARTÍ, en la alevosía predominan elementos de índole objetiva, característico del modus operandi revelador de un plus de antijuridicidad, pero aflorando a la vez un suficiente índice de culpabilidad, un elemento intencional o teleológico, en suma, que el proceder delictivo se desarolle en unas condiciones especiales favorecedoras del propósito criminal.Puede decirse que la alevosía consta, según VIVES ANTON, de hasta cuatro requisitos: a) Normativo, pues sólo puede aplicarse a los delitos cometidos contra las personas, b) objetivo, que radica en el modus operandi, y se refiere al empleo de medios, modos o formas en la ejecución,, tendentes a asegurarles, eliminando cualquier posible defensa de la víctima; c) Subjetivo, pues el agente ha de haber buscado intencionadamente, o al menos haberse aprovechado conscientemente, de perseguir eliminar toda resistencia del ofendido; y d) teleológico, pues ha de comprobaser si, en realidad, en el caso concreto, se produjo efectivamente una situación de total indefensión.Quedo a su entera disposición
Cliente: escribió hace 27 días.
Hola.Tengo un nuevo caso de penal.Se lo explico y le digo que necesito. Calificación jurídica del delito/delitos, pena concreta que le caerá y sobre todo doctrina y jurisprudencia.Gracias.El 3 de febrero Isabel, el inmigrante de Guinea, en respuesta a la invitación de Amaia, llegó desde su país nata al aeropuerto de Sondika con el fin de trabajar como criada. Amaia le envió el dinero para pagar el viaje. Sin embargo, cuando al llegar y ponerse en contacto con ella, Amaia le dijo que el puesto que estaba pensado para ella estaba tomado y únicamente le ofreció el trabajo de limpiadora de un club que gestiona en Galdakao. Como le ofreció también una habitación donde dormir, Isabel aceptó la oferta. Nada mas llegar, Amaia y PAtxi, los dueñor del club, le pidieron la documentación y le hicieron saber que hasta saldar la deuda que había contraído con Amaia, solo le iban a ofrecer cama y comida.Cuando llevaba una semana limpiando el club, Amaia le aclaró que además de limpiar, tenía que ser “agradable” con sus clientes. Isabel, aunque se había dado cuenta de las características del club, como conocía la forma de ser violenta de Patxi, le dijo que aceptaba la oferta pero que en cuanto pudiera, iba a cambiar de trabajo. Sin embargo, Amaia y Patxi le encontraron en las escaleras y después de darle una buena paliza, y con la amenaza de volver a golpearle, Patxi obligó a Isabel a mantener relaciones sexuales. Isabel no se atrevió a ir a la policía. Amaia y Patxi le amenazaron con y expulsarle al extranjero por trabajar sin permiso.Así las cosas, y para poder saldar cuanto antes la deuda de dinero con Amaia, Isabel tuvo que aceptar abordar la prostitución en el club. Sin embargo, a los tres días, por negarse a estar con dos clientes a la vez, y ante la actitud amenazante de Patxi, intentó escaparse de la venta de su habitación, pero después de caer por debajo de cinco metros, se rompió la pierna izquierda. Unos paseantes que andaban por ahí que le encontraron en el suelo, le llevaron a curar. En el centro hospitalario, al final, pudo denunciar ante sus médicos de situación.
Estimada cliente, ¿para cuándo lo necesitaría?
Cliente: escribió hace 27 días.
Hola. Para hoy a la tarde. Gracias

Buenas, es preciso que para ello aperture una nueva pregunta, dado que se trata de una nueva consulta.

Saludos,

Cliente: escribió hace 27 días.
Perdona por molestarte pero te ha llegado mi nueva pregunta?

No, no sé si un compañero le ha respondido. Saludos,

Cliente: escribió hace 27 días.
No me ha respondifo nadie ¿como mando la nueva preginta?

https://www.justanswer.es/

Entre en Justanswer, en la página oficial, y remita la pregunta a mi nombre. Tendría que enviársela a la noche, ya tarde, entiendo que es para entregar mañana.

Saludos,

También le dejo mi perfil oficial por si quisiera formularla desde el mismo.

https://www.justanswer.es/legal-es/expert-eduardolorenzo/